5 Cuentos Escalofriantes De Hoy

Tema en 'Casos Paranormales' iniciado por Snake Man, 7 Dic 2007.

  1. Sna

    Snake Man
    Expand Collapse
    Subteniente

    Mensajes:
    563
    Me Gusta recibidos:
    0
    la misteriosa muerte de Miranda

    Creí haber escuchado un ruido proveniente del sótano y baje a ver que era. Sentí un escalofrío y fui a cerrar una de las ventanas, que por cierto me sorprendí al verla abierta. Luego baje y seguí trabajando en el proyecto que tendría que entregar mañana.
    Después de un rato volví a escuchar un ruido, pero no subí ya que pense que eran ratas. Era ya tarde y me recosté sobre la cama de mi habitación. Cerré los ojos, pero me sobresalte al escuchar nuevamente esos ruidos y pense en que mañana llamaría a un fulminador.
    Sonó el despertador y me desperté, era temprano y me levante a desayunar para poder ir a la universidad. después de desayunar entre a la sala y me di cuenta que ya se me había hecho demasiado tarde, agarre mi trabajo y un abrigo y corrí hacia la parada del autobús.
    Por poco lo pierdo pense mientras me sentaba en un banco al lado de un anciano.
    Al llegar entré a la universidad en donde se encontraban Marcos y Miranda. Vienen a comer a casa, el sábado por la tarde, mi familia se ira a la casa de mis tío y voy a estar sola dijo Miranda.
    Claro, dijimos, teníamos mucho interés en conocer su casa ya que siempre decía que parecía un palacio.
    Día Sábado. Por fin dije al llegar a la casa de Miranda, quedaba bastante lejos, en un barrio muy silencioso y vacío. La casa parecía antigua, le faltaba pintura y algunos otros arreglos, me acerque a la puerta y toque el timbre. Miranda y Marcos salieron a recibirme.
    - hola vivian, por fin llegas...
    - es que tuve que llamar a un fulminador y por eso me retrase...
    - Bueno pasa, que hace bastante frío.
    La casa de Miranda era demasiado grande, pero vieja. Había grandes pasillos en los que había muchas habitaciones frías y oscuras que estaban desocupadas.
    Al entrar por un pasillo, un escalofrío me recorrió todo el cuerpo, y tuve la sensación de que algo extraño había detrás de esa puerta marrón, un poco mas oscura que las demás. Me quede intrigada ya que Miranda nos prohibió entrar allí.
    Ya se había hecho tarde cuando terminamos de comer, pero llovía demasiado y no podíamos salir de la casa, entonces Miranda nos ofreció quedarnos a dormir allí. Como no quedaba otra, aceptamos. Miranda nos acomodo en habitaciones separadas pero continuas en el segundo piso. Era casi media noche pero como no estabamos cansados decidimos jugar a algún juego para entretenernos. Después de pensar un buen rato a que podíamos jugar, Marcos sugirió que podríamos contar cuentos de terror, ya que era una noche perfecta.
    Miranda fue la primera en contar uno, pero antes de que lo terminara me quede profundamente dormida, y cuando desperté estaba sola en el sofá. Me levante y fui a la habitación de Miranda y vi que dormía. Iba camino a mi habitación cuando pase otra ves por ese cuarto que tenia una puerta marrón y que era mas oscura que las demás. Otra ves un escalofrío recorría mi cuerpo pero dejando de lado el miedo que tenia decidí entrar, junte valor y estaba por abrir la puerta cuando apareció Miranda y me prohibió la entrada, y me dijo que nunca entrara y que no la desobedeciera.
    Dije buenas noches y me fui un poco asustada y con bastante intriga.
    A la mañana siguiente desperté y llovía demasiado y pense que pasaríamos otro día allí.
    Baje por las escaleras viendo los cuadros que colgaban de la pared, parecían estar contando una historia ya que todos se relacionaban.
    Al llegar a la cocina Miranda estaba preparando un gran desayuno, y decidí ayudarla, ninguna de las dos hablamos sobre lo ocurrido la noche anterior.
    Luego de un rato bajo Marcos y nos pusimos a desayunar.
    _llueve demasiado y no podrán salir de aquí, entonces pense en que podrían quedarse y el martes ir juntos a la universidad?
    _ claro dije con mucho entusiasmo ya que pense en entrar al cuarto prohibido.
    Estabamos tratando de pasar la tarde que se hacia interminable, ya que no sabíamos que hacer cuando se escucho el sonido de mi teléfono celular.
    Me sorprendí mucho al saber que era mi madre, porque que no estaba en casa, sino en California cuidando a mi abuela que estaba muy enferma.
    Mi madre me avisaba que mi abuela había empeorado demasiado y que necesitaba hablar conmigo antes de que muriera.
    Como no paraba de llover pense en quedarme a pasar la noche allí y a la mañana temprano tomar el primer vuelo hasta California.
    Esa noche no podía dormir me levante varias veces para observar desde la ventana el oscuro paisaje que se podía ver, y pensaba que era lo que mi abuela necesitaba decirme.
    Me había quedado dormida, pero una terrible pesadilla hizo que me sobresaltara, y me dieron ganas de ir a tomar algo fresco. Al pasar por el pasillo vi la puerta marrón de la habitación prohibida y no pude dejar de pensar en que era mi ultima noche en la casa y que era la ultima posibilidad de averiguar que había allí dentro y porque Miranda nos tenía prohibida la entrada.
    Al entrar estaba todo oscuro, prendí la luz y pude ver que en el fondo de la habitación había una puerta, me acerque y me di cuenta que estaba cerrada con llave. Al ver que no podía abrirla volví a la cama con mucha mas intriga.
    A la mañana siguiente, me levante temprano me despedí de mis amigos y fui al aeropuerto donde tome el avión hasta California.
    Al llegar llovía demasiado, mi madre estaba esperándome. Se veía algo cansada y desarreglada, cosa que no era común de mamá ya que le gustaba verse bien.
    Ella me contó la situación de mi abuela, era alarmante, el doctor no le daba mas de una semana de vida, mi madre hacia varios días no dormía y después de la muerte de mi padre era la primera que la veía llorar.
    Luego pedí que me llevara a ver a la abuela, necesitaba verla. El viaje hasta la casa fue largo y lleno de lagrimas que caían de mis ojos y de los de mi madre.
    Al llegar, nos vino a recibir Nicolás el mayordomo de mi abuela, pude ver que en su rostro caían lagrimas, al verlo corrimos a la habitación pero ya era tarde, mi abuela había muerto.
    Después de ese día me sentí muy mal al no haber podido llegar a tiempo, ya que sabia que mi abuela me necesitaba y quería decirme algo que presentía que era importante.
    A la semana siguiente volví a casa, sola porque mi madre no quiso volver, sentía necesidad de quedarse un tiempo mas en California para poder superar lo sucedido.
    Al llegar a casa me sentía cansada por el largo viaje y me recosté en mi habitación, pero un sueño en el cual mi abuela me necesitaba hizo que me despertara asustada. Esto se repitió las dos semanas siguientes. La noche del 21 de julio, fue la peor ya que sentía voces que me pedían ayuda y tuve que levantarme, me quede toda la noche sentada sobre el sofá llorando. Al día siguiente les conté a mis amigos, Miranda que siempre daba la impresión de ser rara, me dijo que tenia la solución. Que valláramos el viernes a su casa para solucionar mi problema.
    El viernes fuimos a la casa de Miranda como lo habíamos planeado, eran casi las 20:00, pero Miranda dijo que era temprano, y sugirió que valláramos a comer.
    Se habían hecho las 24:00, es hora dijo Miranda y con una vela subimos por las escaleras.
    Nos dirigimos a la puerta prohibida y entramos, luego entramos por la puerta que estaba allí. Marcos quiso decir algo, pero Miranda pidió silencio y dijo que nos ubicáramos cada uno en una punta del triángulo que estaba dibujado sobre el piso.
    Brujería dijo Marcos asustado. Miranda volvió a pedir silencio.
    Esto te ayudara a comunicarte con tu abuela, para sacarte la culpa que sientes por no poder llegar a tiempo, y así dejaras de tener esas terribles pesadillas. Miranda dijo que esperemos en silencio, entro por una puerta del ropero y empezó a gritar fuertemente
    Vallasen, corran, huyan, no se queden aquí, los atrapara, alejensen. Estabamos asustados y no sabíamos que hacer, obedecimos las ordenes y empezamos a correr hasta salir de la casa, pero al bajar por las escalera tropecé y caí no podía caminar, había sufrido varios golpes, pero con ayuda de marcos logramos salir y desde afuera vimos que Miranda corría por toda la casa y gritaba muy fuerte.
    Luego no se lo que paso porque me desvanecí y desperté al día siguiente en la casa de Marcos, estaba un poco confundida y lastimada, por eso tarde varios días en recuperarme.
    Cuando me recupere de los golpes que había tenido llame a Miranda pero no contestaba, como estabamos de vacaciones pense en que podría haber viajado.
    Yo me fui a pasar unos días con mi madre, para que no se sintiera sola.
    Al volver a casa tenia un mensaje en el contestador de Claudia, la madre de Miranda, que necesitaba hablar con nosotros. Al llegar nos enteramos de lo ocurrido, Miranda había fallecido.
    Claudia estaba desesperada, nos pregunto que había sucedido, yo no sabia que decir, me sentía culpable y no pude hablar, la garganta se me había secado y solo tenia ganas de llorar.
    Marcos respondió sus preguntas contando lo que había sucedido la ultima noche que estuvimos con Miranda.
    Salimos de allí, y ninguno dijo nada hasta llegar a mi casa. Allí nos despedimos y quedamos en que al día siguientes iríamos al cementerio.
    Entre a casa y me recosté sobre el sillón, en ese momento recordé que en el sótano había un albún de fotos que no veía hace mucho.
    Al abrirlo vi todas las fotos familiares que guardaba ese pequeño albún, al llegar a la ultima dibuje una agradable sonrisa al ver a mis abuelos y a mi festejando mi primer año. Era el primer año y el ultimo ya que mi abuelo murió a los pocos días.
    A la mañana siguiente marcos y yo fuimos a ver a Miranda, no podía creer que mi amiga este en un ataúd y enterrada.
    Cuando volví a mi casa mi madre estaba allí, le conté lo de Miranda pero no se sorprendió, solo dijo que había una cosa muy importante que debía contarme y que luego podría entender lo que había pasado con mi amiga.
    No entendía muy bien lo que mi madre trataba de decirme pero preste mucha atención.
    - Cuando mi abuela murió no pude entender su causa, no estaba enferma ni loca. Pero la encontramos colgada de una soga en su habitación.
    Por largos meses tuve pesadillas en la que ella me pedía ayuda. Fui a distintos médicos, psicólogos y psiquiatras pero nadie sabia que era lo que causaban esas pesadillas.
    Una noche mi abuelo me contó el gran secreto. Mi abuela era bruja, e invocaba a los espíritus para que la gente se comunicara con los del mas allá. Pero había algo que impedía eso, algo que decía que no debía hacerlo, algo que mataba a las personas que acudían a esos recursos.
    Unos días antes de que mi abuela falleciera una joven vino a pedir ayuda, necesitaba saber si su hermana estaba bien en donde se encontraba, si había alcanzado la paz. La joven era fuerte y logro huir de la muerte, entonces esta vino por mi abuela. Esto es lo que tu abuela quería contarte, yo no estaba de acuerdo pero ahora creo que es el momento adecuado.
    En ese momento entendí lo que había pasado con Miranda y que yo era la culpable.
    Le conté a marcos y no me creía, pensaba que me había vuelto loca. No sabia como hacer para sacarme la culpa, me encerré varios días en mi cuarto, no quería ni comer ni hablar con nadie.
    Una tarde se me ocurrió una idea para tratar de averiguar algo mas sobre lo de mi bis abuela.
    Fui a buscar a marcos y le pedí que me acompañara a la biblioteca publica a buscar algún libro que hablara de eso.
    Casi vencida por la angustia de no encontrar nada, vi un libro negro y viejo, se llamaba “HECHISOS DE AMOR”. Me puse a leerlo no con muchas esperanzas, se hacia tarde y la biblioteca estaba por cerrar, entonces pense en llevarme el libro y leerlo con tranquilidad.
    Cuando llegue e casa leí durante varias horas y encontré lo que buscaba, la prueba que necesitaba para demostrarle a Marcos que lo que decía era cierto:
    -cuenta la leyenda que una vieja bruja evocaba a los “espíritus del amor”, que así llamaba a las personas que habían muerto y que sus seres queridos querían volver a ver.
    Durante varios años fue una gran ayuda para las personas que sentían culpa por muertes ajenas, pero luego todo se transformo en muerte, cada persona que consultaba a la bruja moría. Nadie hacia nada con la bruja porque todos temían.
    Hasta que un día una pequeña jovencita de tan solo 17 años se animo a visitar a la bruja para poder comunicarse con su hermana que había fallecido hacia muy poco tiempo. La bruja accedió a su pedido.
    La pequeña salió muy conforme, pocos días después el periódico y los noticieros dijeron que la pequeña jovencita había sufrido un terrible accidente pero que estaba recuperándose y que esta ves la bruja no pudo cumplir su propósito.
    La bruja no tenia ningún propósito, solo ayudar a las personas, pero nadie le creía. Hasta que al día siguiente la encontraron muerta, tenia un cuchillo clavado en la espalda y una nota que decía “si la víctima no viene hacia mi, lo hará la bruja”. Durante muchos años se creyó en esta leyenda, hasta que Amanda Landa (vidente) demostró lo contrario, (aunque en verdad uno nunca sabe).-
    Marcos, al leer esto, se sintió, en parte, un poco culpable.
    Ahora que sabíamos todo esto, teníamos que averiguar porque le paso a Miranda y no a tantas otras brujas que evocan espíritus...
    Sabia que iba a ser difícil, pero teníamos que averiguarlo.
    Las clases se terminaban y los exámenes se aproximaban cada ves mas largos y difíciles de aprobarlos.
    Como no teníamos demasiado tiempo; decidimos dejar nuestra investigación para cuando terminaran los exámenes.
    (Cinco meses después). Contentos por haber terminado las clases, y con un poco de nostalgia por lo ocurrido ese año, pensamos en dejar atrás todo, y recordar solo a nuestra amiga.
    Pero todo fue mas difícil de lo que pense, el recuerdo de mi amiga no me dejaba olvidar lo sucedido y la culpa me hacia sentir cada ves peor.
    Después de tanto pensar, decidí ir a averiguar algo mas. Volví a buscar el libro, lo leí varias veces para ver que podía ser útil y por donde empezar mi investigación.
    Sin esperanzas de encontrar algo cerré el libro con un poco de tristeza y un poco de bronca, y allí pude ver el nombre de la escritora “Helena Claren”, y pense en que ella podía saber algo. Aunque olvide que era un libro demasiado viejo y tal ves esta persona ya estuviera muerta.
    Hable con Marcos y le explique todo con detalles, el se encargo d averiguar los datos de la escritora y fuimos hasta su casa.
    Al llegar una joven nos atendió y le contamos lo que buscábamos. Ella nos dio la noticia de que Helena había fallecido hacia ya varios años. Pero nos daría varios libros que Helena había escrito referidos al tema. Agradecimos y prometimos volver en unos días por los libros.
    Estabamos decepcionados pero igual pensábamos seguir con la investigación.
    Al cabo de unos días volvimos y una gran caja con casi veinte libros nos esperaba allí. Los repartimos y nos dimos un par de días para leerlos y buscar cualquier dato importante para nuestra investigación.
    Al revisar los libros que me habían quedado a mi, encontré uno que me pareció interesante, pero no hablaba de brujería sino de amor, que era algo que no me había sucedido nunca.
    Después de unos días nos juntamos con Marcos pero ninguno había encontrado nada que pudiera explicar lo que sucedió esa noche.
    Estabamos desanimados, nos quedamos un rato en silencio hasta que Marcos dijo: ¿y si no fue brujería?, ¿si fue algo que tiene una explicación lógica?.
    Estaba asustado pense, pero si no era así, si en verdad había una explicación lógica, y si en verdad estabamos imaginando todo, tal vez a Miranda le había sucedido algo que no tenia nada que ver con brujería.
    Al pasar un par de días, mi madre y yo viajamos a Roma, un hermoso lugar, allí recordé el libro que había leído, el que hablaba de ese sentimiento que nunca había tenido, el que hablaba de amor. Lo saque de mi bolso y empece a ojearlo de vuelta, hasta que mi madre me descubrió y me dijo que era lo mejor que me podía pasar, aunque todavía no me hubiera llegado. Tenia 18 años, no era tan importante, me sentía un poco chica, por eso no le di tanta importancia.
    Nos albergamos en un lujoso hotel, en una amplia habitación, en donde encontré un antiguo baúl, al abrirlo solo encontré viejos diarios, me dio curiosidad y empece a revisarlos. Allí encontré algo que era importante, tal ves allí estaba la respuesta que estabamos buscando, tal ves era el momento de saber que era lo que en verdad ocurrió con nuestra amiga.
    Era un articulo que hablaba de una serie de asesinatos a jóvenes estudiantes, al principio pense que podía ser una respuesta lógica, pero no estaba segura y además esto había ocurrido hacia ya un largo tiempo. Igualmente decidí guardarlo para mostrárselo a Marcos.
    Visite increíbles lugares, y pase hermosos momento junto a mi madre, pero era el momento de volver. Preparamos las maletas y un taxi nos esperaba en la puerta del hotel, que nos llevo directo al aeropuerto.
    Mi madre había ido por una gaseosa, yo vi a lo lejos un cartel en donde estaba una de mis bandas de música preferida, estaba acercándome cuando de repente me choque con un chico, era guapo, alto y rubio. Sus hermosos ojos azules resaltaban con el reflejo del sol.
    Disculpa, ¿Estas bien?, me dijo, yo todavía perpleja por esos hermosos ojos, me quede callada, no podía decir ni una sola palabra, estaba idiotizada.
    ¿Estas bien? Volvió a preguntar, respondí que si, y comenzamos a hablar, luego nos despedimos porque era hora de tomar mi vuelo.
    Después de un par de horas llegamos a casa, estaba cansada y decidí esperar unos días para hablar con Marcos. Pero no pudo ser, ya que al día siguiente Marcos estaba en casa, se veía preocupado y asustado.
    Mariana una de nuestras compañeras de la universidad había sufrido un grave accidente, pero estaba recuperándose.
    Esta había sido apuñalada, pero nadie sabia quien había sido. Ella estaba en su cuarto y se escucho un grito, cuando la vieron ya estaba desvanecida.
    Esto me hizo recordar los diarios que había encontrado en el hotel, se los mostré, los leyó y llegamos a la conclusión que no podía ser, ya que esto era demasiado viejo.
    Estuvimos un par de días investigando sobre el tema de los asesinatos, pero nada pudimos encontrar. Ahora era el turno de Marcos de irse de vacaciones.
    Me propuse dejar de pensar en todo lo referido e este tema hasta que Marcos regresara, casi no lo logro si no fuera por el nuevo vecino.
    Unos días después de que Marcos se fuera; la casa de la señora Marta, que estaba en venta, se vendió. No lo podía creer era una verdadera coincidencia, el nuevo vecino era el joven con el que me había chocado en el aeropuerto.
    No dude en ir a saludarlo, el se acordaba de mi, (eso creo) ya que apenas me acerque se acordó de mi nombre.
    Era realmente hermoso, estuvimos hablando unos minutos, hasta que mi madre me llamo para almorzar.
    No lo podía creer, estaba enamorada, por primera ves. Allí me di cuenta que mi madre tenia razón, era maravilloso, era algo difícil de explicar, pero muy hermoso.
    Al pasar los días nos hicimos grandes amigos, pero nada mas, porque no me animaba a decirle lo que sentía, igual estaba muy contenta.
    Pero toda la felicidad que tenia se termino el día que Marcos volvió de sus vacaciones.
    Le conté todo, y le presente a Leandro (que así se llamaba el nuevo vecino) pero todo empezó a marchar mal. Marcos estaba celoso, aunque solo éramos amigos el me trataba como su hermana menor y no aguantaba que me juntara con Leandro, entonces nos peleamos de modo que no volvimos a hablarnos.
    Ahora era mas difícil, sin Marcos nunca iba a poder averiguar nada sobre lo ocurrido con Miranda, y algo dentro mío me hacia sentir mal.
    No podía mas, y decidí contarle a mi madre. Esta me dio el consejo que andaba necesitando, pero que a la ves deseaba no tomar en cuenta.
    “sigue la voz de tu corazón”. Pero la voz de mi corazón me decía que le diga a Leandro lo que sentía por él, pero así nunca iba a volver a amigarme con Marcos.
    No podía entender estaba cada ves mas furiosa, la rabia que sentía por Marcos era mayor y las ganas de volver a ser su amiga era mucho mas pequeña.
    Pasadas ya unas semanas, estaba decidida iba a hablar con Leandro.
    El 15 de enero, día de mi cumpleaños Leandro vino a visitarme, allí iba a decirle todo lo que sentía pero una terrible noticia hizo que todo se viniera abajo.
    Marcos, mi amigo de casi toda la vida había sido atacado.
    Corrí al hospital en donde encontré a Nora su madre, estaba desesperada, pero comenzó a explicarme lo sucedido:
    - Marcos estaba en su habitación descansando, hasta que cuando entre estaba sobre la cama con una bala sobre su pecho.-
    No pudo seguir hablando se largo a llorar, yo no sabía que decir estaba muy angustiada.
    Volví a mi casa desesperanzada, debido a que Marcos no reaccionaba.
    Esa noche fue terrible pero al cabo de unos días todo había acabado, Marcos había reaccionado y se estaba recuperando de a poco.
    Hable con el pero todo fue en vano, todavía no podía aceptar que Leandro y yo solo éramos buenos amigos.
    Era una noche de mucho calor, me desperté sobresaltada por la terrible pesadilla que había tenido, luego me di cuenta que era 23 de febrero, se cumplían 7 meses de la muerte de Miranda, otra ves todo volvía en mi mente, todavía no había podido averiguar nada y no creía poder averiguar ni lo mas mínimo.
    Al día siguiente llame a Marcos, el no quiso atenderme pero me conforme solo con saber que ya estaba mucho mejor. Pero la alegría de esa buena noticia no me duro mucho.
    Mi madre que tenia que hacer unas compras me pidió que la acompañase, pero al salir de casa vi algo que me hizo correr hacia mi habitación y encerrarme por un buen rato.
    Era Leandro el primer amor de mi vida besándose con Lara, a la que siempre había odiado, que en realidad era un odio mutuo.
    Una gran decepción y depresión hizo que no saliera de casa por un par de días, pero una visita no esperada me levanto el animo e hizo que volviera a sonreír.
    Era el, mi amigo de toda la vida, mi queridisimo Marcos, me pedía perdón por sus absurdas escenas de celos, de las que ya nunca iba a volver a escuchar. Le conté todo y aunque lo negaba no podía ocultar lo contento que estaba.
    Pero decidimos dejar de hablar sobre ese tema que tan mal me hacia para poder ocuparnos intensamente en lo que en verdad nos preocupaba a ambos.
    Ahora no podíamos descartar la idea de la serie de asesinatos, la historia se estaba repitiendo, ¿pero podía llegar a ser, y por que después de tanto tiempo?, esas fueron preguntas de las que luego nos íbamos a ocupar de responder.
    Lo primero que hicimos fue pensar y tratar de relacionar el pasado con el presente.
    Según el articulo del diario, el 22 de septiembre de 1996 un grupo de estudiantes se fueron a Francia en un viaje de egresados. Al volver de allí, varios de los jóvenes fueron asesinados, el caso todavía sigue sin resolver y los pocos sobrevivientes se encerraron en sus casas, con un terrible miedo.
    Pasamos varias horas tratando de encontrar algo que nos pudiera servir. Marcos ya estaba casi dormido y por eso quedamos en que seguiríamos al día siguiente. Cuando Marcos se fue me di cuenta que había algo que era realmente asombroso y que podía ser una pista, aunque tal ves solo era una coincidencia.
    A la mañana siguiente fui a Internet y busque los nombres de todos los pasajeros que habían viajado, y todos los que habían fallecido.
    Tenia razón, y estaba segura de que era una pista. Las víctimas habían falleciendo de acuerdo con el orden alfabético de sus apellidos.
    No podía esperar mas y corrí hasta la casa de Marcos, le conté lo que había averiguado y al relacionarlo con los nombres de nuestros compañeros, seguían el mismo orden. Pero lo que nos faltaba averiguar era el porque y cuantos de nuestros compañeros estaban en esa supuesta lista de víctimas.
    Pero Marcos se veía preocupado, y me dijo:
    -¿y si no es asi?, si estamos imaginando y todo esto es una coincidencia. Tal ves tratamos de relacionar y de investigar con ese accidente de hace varios años, solo porque estamos desesperado por encontrar una respuesta a lo que le sucedió a nuestra amiga.
    Yo sabia que marcos tenia un poco de razón al decir que estabamos desesperados por hallar esa respuesta y que haríamos cualquier cosa por obtenerla. Pero sino empezábamos a investigar jamas la encontraríamos.
    - tienes razón, pero debemos seguir adelante con nuestras investigaciones.- le dije.
    El se quedo pensando un momento y luego dijo:
    - yo investigue un poco sobre ese accidente y esas víctimas, y por eso me di cuenta que no es lo que esta sucediendo.
    Esos asesinatos los causo un hombre de tan solo 35 años, en venganza hacia unos alumnos de ese curso que lo habían enviado a prisión unos años antes por robo.
    Ese joven asesino murió en la cárcel pocos días después.
    Y, la lista que has encontrado en Internet, estaba ubicada alfabéticamente, ya que esa información fue revelada varios meses después, y no se recordaba el orden de los asesinatos.
    Luego me retire de la casa de Marcos, un poco decepcionada.
    Al llegar a casa me sorprendí al ver a Claudia, estuvimos hablando un buen rato, pero no me atreví a contarle nuestras investigaciones ya que sabia que estabamos muy lejos de la verdad. Ella había venido a visitarme, y me confeso que se sentía sola, que no aguantaba estar en esa casa tan grande y recordar a cada momento a su querida hija.
    Yo no sabia que decir, me seguía sintiendo culpable y muy triste.
    Habían pasado varios días y no habíamos tenido tiempo de averiguar mas nada ya que se acercaba el campeonato de natación al que cada año competíamos y estabamos muy ocupados entrenando para poder ganar.
    Allí recordé que Miranda era muy buena nadadora, había ganado el primer premio durante cuatro años consecutivos, pero yo no me quedaba muy atrás ya que siempre sacaba el tercer premio, porque el segundo siempre lo ganaba Lara, desde ahí empieza nuestro mutuo odio.
    Faltaban dos semanas para el campeonato, y yo no estaba del todo preparada por eso me dedique solo a entrenar.
    Ese tiempo se me hizo demasiado corto, ya faltaba solo un día, estaba nerviosa y ansiosa, tenia que ganar ya que Lara también competía y esta vez el primer premio debía ser para mi.
    Día del campeonato. Era un hermoso día de verano, hacia bastante calor y el sol picaba demasiado. Fuimos temprano para poder practicar un rato, luego vino mi madre junto con Nora y Claudia.
    Era el turno de Marcos tenia competir con unos jóvenes de su edad y algunos un poco mas grandes. Cuando sonó la campana de salida, Marcos nado lo suficientemente rápido, que llego en primer lugar, estaba muy contenta y quería ir a felicitarlo, pero no pude ya que anunciaron mi nombre, ahora era mi turno. Estaba demasiado nerviosa y pensaba en que no podría ganar.
    Lara estaba a mi lado, eso hizo que me llenara de bronca y que me concentrara.
    Al sonar la campana salí lo mas rápido que pude y nade sin detenerme a mirar en que puesto iba, como lo hacia en cada competencia.
    Cuando llegue del otro lado de la pileta, me saque las antiparras y lo primero que hice fue respirar, ya que lo había hecho tan rápido que estaba demasiado agitada.
    Luego salí y vi que Marcos y mi madre venían a felicitarme, había ganado el primer premio, el premio que le pertenecía a mi querida amiga. Estaba muy contenta con ese premio ya que había logrado ganarle a mi gran enemiga.

    Dos meses después. Ya había pasado un largo tiempo desde las competencias de natación, y era hora de ponernos a averiguar algo mas. Volvimos a juntar toda la información que teníamos, tanto de brujería como del sospechoso accidente de los jóvenes asesinados.
    Leímos la información mas de cuatro veces pero no se nos ocurría ninguna conclusión, es mas ni sabíamos si eso era algo en que realmente tendríamos que pensar.
    Estabamos despidiéndonos, ya que habíamos quedado en dejar todo para el día siguiente, cuando sonó el teléfono; era uno de nuestros profesores que quería avisarnos que había una reunión en dos horas.
    Al llegar estaban todos nuestros compañeros, y la reunión trataba sobre los recientes accidentes, era todo parte de un plan de venganza hacia nuestra universidad.
    Ya estaba descartada una de nuestras teorías y ahora solo nos quedaba la brujería.
    Estaba muy triste y desanimada, por que lo que en verdad pensaba era que la brujería no existía y que todo era parte de una especie de ilusión que me ayudara a tolerar la muerte de mi amiga.
    Este pensamiento me genero una gran confusión y pense en ir a hablar con una persona que me ayudara a entender y que me aconsejara sobre como seguir.
    Llegue a la iglesia y por suerte el padre Manuel estaba allí, me recibió y con pequeñas lagrimas que salían de mis ojos le empece a contar toda la historia, y le pedí que me dijera que era lo que tenia que hacer para poder recuperarme de todo este trauma.
    - Yo como un buen servidor del señor puedo aconsejarte y guiarte por el camino correcto, pero tu deberás tomar tus propias decisiones sobre lo que debes que hacer.
    Lo único que puedo decirte es que te tranquilices y así te darás cuenta de que la brujería no existe, es solo un pretexto para engañar a la gente.-
    Al salir de allí me sentía mal, ya que todo ese tiempo habíamos estado perdiendo el tiempo en cosas que no tenían sentido.
    Llegue a la casa de Marcos y le conté lo que había hablado con el padre Manuel.
    Marcos me confeso que el ya lo había pensado y hablado con su madre, y que no encontraba la oportunidad para decirme que no seguiría con nuestra investigación.
    Nos abrazamos muy fuerte por un momento, y luego quedamos en que mañana por la mañana iríamos al cementerio.
    Eran las diez cuando pase a buscar a Marcos, unos minutos después ya estabamos frente a la tumba de nuestra amiga,
    - hacía bastante que no veníamos a verte, Miranda- dijo Marcos
    y yo agregue:
    - no pensaras que nos hemos olvidado de ti, lo que pasa es que estuvimos muy ocupados tratando de averiguar cosas, pero
    te prometemos que a partir de ahora volveremos mas seguido.
    Marcos se había agachado para acomodar las flores, cuando vio una placa que decía:
    “Hija, te extrañaremos y amaremos por siempre, perdónanos. Mama y papa”
    nos quedamos pensando un momento y luego Marcos dijo:
    -“perdónanos” ¿por qué?
    - será por haberla dejado sola y no haberla llevado a la casa de su tío. Dije con un poco de duda.
    - no puede ser, no es la primera ves que Miranda se quedaba sola, y además sabían que nosotros estaríamos con ella.
    Comenzaba a llover y había refrescado demasiado, por lo tanto volvimos a casa.
    Hacia ya un poco mas de un mes que habían empezado las clases. Tenia que estudiar porque al día siguiente teníamos un examen, pero no podía concentrarme, lo que habíamos visto el día anterior en el cementerio no me dejaba estudiar.
    Entonces me propuse que mañana luego del examen iría a hablar con Claudia para que me dijera porque le pedía perdón a su hija.
    Y así fue. Al salir de la facultad fui a la casa de Claudia, aunque me costo un poco, termine tocando el timbre. Juan (que así se llamaba el padre de Miranda) vino a recibirme y me hizo pasar a la sala para ponerme cómoda. La casa se veía desmejorada, no estaba igual que antes parecía mucho mas antigua que cuando la vi por primera ves.
    Claudia no tardo mucho en recibirme, los dos se sentaron en el sillón y me escucharon con atención:
    - ¿por qué la placa que se encuentra sobre la tumba de Miranda, dice “perdón”?-
    ninguno contesto mi pregunta, sino que se miraron uno al otro y se quedaron callados por un momento hasta que Juan respondió:
    - buen... porque, porque por haberla dejado sola, por habernos marchado tantos días y por no habernos comunicado con ella para ver si necesitaba algo.-
    no podía ser eso cierto, Juan se veía demasiado nervioso y además parecía tartamudo.
    - pero no era la primera ves que ella quedaba sola, además sabían que Marcos y yo estaríamos con ella -.
    - Acaso esto es un interrogatorio, le escribimos perdón, porque nos sentimos culpable, era tan solo una muchachita, era mi única hija.- grito Claudia y se puso a llorar.
    - perdón - , dije y me retire.
    Llegue hasta la plaza y me senté en un banco, allí empece a recordar todo, todo era confuso: el ¿por qué del “perdón?”, los nervios de Juan, y las absurdas respuestas con las que contestaron mis preguntas.
    Fui a lo de Marcos y le conste lo que había pasado.
    - puede haber una probable explicación, aunque no se si sea correcta- dijo.
    - ¿qué dices?, ¿cuál podría ser esa explicación?
    - Tu sabes que Juan es un gran investigador y un muy buen científico, ¿verdad?-
    - Claro que si, respondí con certeza.
    - No se si te acuerda pero hace un tiempo mas o menos 11 o 12 años en las noticias se había hablado de un científico que había descubierto una formula para dar fuerzas inhumana a especies. ¿Me entiendes?-
    - Creo que sí-
    - Entonces sigo. Luego de unos mese los noticieros dijeron que esa formula había sido un éxito ya que había sido probada en un animal, y fue allí cuando en el jardín nos habían pedido que llevemos a nuestras mascotas para el día del animal, pero Miranda no lo pudo llevar ya que hacia unos pocos días su jamster, Jaly había desaparecido -.
    Un silencio se produjo durante un par de minutos hasta que yo dije:
    - ¿y tu piensas que ese científico que hablaban en las noticias era Juan y que Jaly con las fuerzas que adquirió, mato a Miranda, que por cierto ella no sabia que se encontraba escondido allí. Y por esa razón escribieron “PERDON” en la placa de la tumba?.-
    - eso creo... por eso Juan al no saber que contestarte se puso nervioso y comenzó a tartamudear. Y Claudia para cubrirlo comenzó a llorar con el fin de que te sintieras mal y te largaras de la casa y dejaras de hacer esas preguntas que todo aclararía.
    - Eso podía ser el fin de nuestra investigación, o el principio de una gran tontería que acabaría con la relación entre los padres de Miranda y nosotros.
    Por eso dejamos la cosas como estaban hasta poder probar que todo era cierto y que la muerte de nuestra amiga era culpa de un científico al cual le importaba mas sus experimentos que la vida de su familia.

    Cuatro meses después ya eran la vacaciones de invierno, Marcos me había invitado para ir con el y su madre a Francia, pero no acepte porque quería dedicarme a pintar la casa.
    Como todas las mañanas mi madre y yo íbamos de compras y al volver pasabamos por la iglesia para rezar una oración; ya que desde que padre había muerto, mi madre se había acercado a Dios y así logro salir de una gran depresión.
    Un día al llegar a casa me encontré con Leandro, lo salude con un simple “buen día” y seguí caminando. Pero al dar unos pocos pasos escuche:
    - Vivían, ¿por qué ya no me hablas?.-
    Mi madre siguió caminando hacía casa, pero yo retrocedí y le conteste:
    - lo que pasa es que he estado demasiada ocupada... y no he tenido tiempo de... visitar a los vecinos -.
    -¿estas segura que solo es eso?-
    - si, claro.. ¿qué mas podría ser?
    - pense que era por mi relación con Lara, y quería decirte que ya se termino. Nos hemos peleado -.
    - Oh, no nada de eso; me apena mucho que hayan terminado su relación, hacían buena pareja.-
    - Si, ella es muy linda y simpática, pero en fin... todo se termino y no hay nada de que hablar.
    - bueno, pues me voy porque mi madre me debe estará esperando para pintar mi cuarto nos vemos luego.-
    - si, eso espero. Adiós.
    Llegue a casa y le conté todo a mi madre, estaba re feliz, ahora podría conquistarlo. Pero solo quedaba un pequeño detalle: ¿Qué pensaría Marcos cuando llegase?
    Al otro día Leandro vino a buscarme para dar un paseo. Acepte y fuimos caminando de la mano hacia la plaza. Allí nos sentamos en un banco y comenzamos a hablar. Hasta que de repente me dio un beso.
    Había algo extraño, mi madre me había dicho que era algo hermoso pero no sentí nada. Al contrario lo separe de mi y le dije que no lo volviera a hacer. Me di media vuelta y me fui caminando a casa.
    Abrí la puerta y me fui a mi habitación, me recosté y recién ahí me di cuenta de lo que había hecho. Había rechazado a mi enamorado.
    Decidí no contarle a mi madre, me sentía una tonta por lo que había hecho.
    Luego de una semana Marcos volvió de sus vacaciones y al contarle lo de Leandro se puso un poco celoso pero no dijo nada, de seguro no quiso que nos volviéramos a pelear por una tontería como esa.
    Al pasar unos días de la llegada de Marcos, fuimos a lo de Claudia para tratar de sacarle alguna información. Ella nos abrió la puerta pero nos dijo que estaba demasiado ocupada y que no podría atendernos, que volviéramos otro día.
    Nos despedimos y fingimos irnos. Como la casa de Miranda estaba ubicada en un barrio donde todas las casas tienen un gran parque y están lo suficiente separadas como para no distinguir ni siquiera un árbol; aprovechamos para subir por una tubería que estaba ubicada por detrás de la casa y que daba a una habitación de la casa que casi siempre estaba vacía (eso nos decía Miranda, ya que esa habitación había pertenecido a su abuela en los últimos días de su vida, mientras agonizaba por su terrible enfermedad).
    Al entrar, solo había una cama con una mesita al lado y un terrible olor a humedad. Aunque también le faltaba pintura a las paredes y sabanas a la cama. Sin olvidarse de unas cortinas para tapar la gran ventana por la que entramos.
    -¿cómo podría alguien dormir aquí?; esto se ve bastante mal. ¿y si mejor salimos de aquí y volvemos otro día para hablar con Claudia?- dijo Marcos
    - No. no vamos a irnos ahora, ya entramos a la casa y no saldremos sin pruebas.
    - Pero... ¿y si nos descubren?
    - Basta Marcos. Si tienes miedo vete, pero no hagas ruido.
    - Yo no tengo miedo, pero...
    - Bueno si no tienes miedo vamos saliendo que por aquí no hay nadie.
    Salimos de esa habitación para ir a la que siempre me había intrigado, a la que habíamos entrado la noche que Miranda murió.
    Al llegar ante esa puerta, tome aire y entre, y luego entro Marcos. Miramos hacia todos lados y ubicamos esa puerta, esta ves estaba abierta. Entramos pero claro, ya no había nada allí, estaba completamente vacía y sin rastro alguno de que alguna ves hubiera estado escondido una especie de anima.
    Revisamos bien todo, tal ves hubiera alguna pequeña pista que nos pudiera servir.
    De repente escuchamos voces que se acercaban, serramos la puerta y nos quedamos escondidos allí. Luego de unos minutos Claudia y Juan entraron el la otra habitación, estaban gritando, discutiendo.
    Nos acercamos a la pared para poder escuchar mejor y pudimos entender lo que decían:
    - hay que librarse de esos niños, hacen demasiadas preguntas- decía Juan.
    - No pasara nada podemos engañarlo, no se darán cuenta, ya nadie se acuerda de lo que paso.-
    - Y si no es así, iría preso, me sacarían la licencia no puedo arriesgarme.-
    - No puedes hacerle daño, será peor. Nadie se acordara de lo que paso 12 años atrás, eran apenas unos niños -.
    - Esta bien, vamos a llamarlos mañana y vemos lo que quieren, pero si insisten con alguna pregunta que no podemos contestar... lo lamentare por ellos.
    Cuando se retiraron de la habitación, nosotros salimos lo mas rapido que pudimos. Corrimos rapidicimo hasta haber salido completamente de la vista de algunos de ellos.
    Nos detuvimos luego de correr 6 cuadras, nos tomamos un taxi y fuimos a mi casa.
    Allí sacamos la conclusión de que todo lo que habíamos pensado era cierto.
    Ahora ya teníamos la respuesta a todas nuestras preguntas, pero como íbamos a hacer para vengar la muerte de nuestra querida Miranda.
    El era su padre, iría preso por haber escondido ese animal sin el consentimiento del centro internacional de ciencias, y Claudia también iría presa por cubrir a su esposo.
    - no creo que Miranda quisiera que sus padres vallan presos -. Dije un poco desanimada porque al final habíamos llegado al final de nuestra investigación, y no podríamos sacarla a la luz.
    - estoy de acuerdo contigo, pero vamos a esperar antes de tomar alguna decisión. Según entendimos, ellos estaban hablando de nosotros, mañana nos llamaran, iremos y averiguaremos todo, caerán en nuestra trampa y se entregaran ellos solos. Luego de hacerlos sentir culpables, dejaremos que el remordimiento actúe sobre ellos -.
    La idea de Marcos era bastante buena, así nosotros no quedaríamos pegado en esa historia y no habríamos hecho algo de lo que después tal ves nos arrepentiríamos.
    Al día siguiente, Claudia me llamo y dijo que estaría desocupada y que le encantaría que valláramos a visitarla.
    Nuestro plan se ponía en marcha desde el momento en el que el timbre sonó. Claudia salió a recibirnos y nos hizo pasar a la sala. Allí Juan estaba sentado con una falsa sonrisa.
    Claudia nos sirvió un vaso de jugo y comenzamos a hablar.
    - Bueno, muchachos a que se debe su agradable visita -, dijo Juan con un tono medio irónico.
    Yo no podía hablar, mi mente se había puesto en blanco y no sabia que decir , por eso Marcos siguió la conversación.
    - es verdad que usted es un gran científico, y espero algún día poder copiarlo, y como nosotros estamos en esa carrera... Vinimos para que nos hablara sobre su larga carrera -.
    - Oh, claro como no, ¿y sobre que quieren que les cuente?, ¿sobre mis estudios acerca de cómo curar el cáncer?-.
    - No, eso es todo un gran acontecimiento y pienso que es un gran secreto que no debería revelar por ahora, hasta que sea probado y aceptado, nosotros, pues... queríamos que nos hablara sobre algo no tan... grande!, sino algo como transformaciones o cosas parecidas.
    - Que lastima, pero yo no soy el mas indicado para hablarles sobre esos temas ya que no los he experimentado nunca -.
    - Le dirigió una mirada seria a Claudia y ella dijo:
    - ¿Quieren mas jugo?-.
    - No gracias- dije. -¿cómo puede ser, señor Juan, que un gran científico como usted nunca haya experimentado transformaciones. Además hace un tiempo un caso de poderes sobrenaturales se había hablado en la tele, ¿o me equivoco?-.
    - Si claro, pero en esa época yo estaba trabajando en Europa y no fui parte de ese experimento -.
    Hubo unos minutos de silencio hasta que Marcos recordó un pequeñisimo detalle que cambiaría la ridícula historia que Juan se había preparado.
    - ¿cómo puede ser que usted estuviera en Europa, si un día antes de que el experimento sea probado, usted estaba con todos nosotros festejando el cumpleaños de su hija? -.
    - Ya basta!, ¿qué es lo que insinúan?, díganme ¿qué es lo que creen saber?-
    - Sabemos todo, que usted probo su experimento con el jamster de su hija, que lo escondió en una puerta que esta dentro de una habitación del primer piso, y que esa bestia mato a Miranda -.
    Marcos había revelado todo. Sentía un poco de miedo, la mirada de Juan era rara y entre el gran silencio que había en la sala, presentía peligro.
    - bueno; Parece que los muchachos ya han sacado su propia conclusión y debo decirles que no se equivocan -.
    - Entonces si todo es verdad, usted debería entregarse a la policía `por ocultar algo tan “peligroso” como esa cosa a la que le ha dado los poderes -.
    Juan comenzó a reírse muy graciosamente, empezaba a asustarnos, nos miramos por un momento y luego dije:
    - bueno, eso igual queda a consideración suya. Nosotros nos vamos despidiendo porque ya esta oscureciendo -.
    - Oh no, como se van a ir, deberían quedarse un rato mas, o mejor dicho unos días mas -.
    - No gracias, pero no quiero preocupar a mi madre -.
    - Pues entonces que lastima porque ustedes no se irán. Si no que me acompañaran por aquí -.
    Juan tomo del brazo a Marcos y Claudia a mi, nos llevaron hacia una habitación del primer piso y nos encerraron allí.
    Estabamos atrapados; no había tuberías ni ventanas ni nada por donde pudiéramos escapar.
    Unos minutos después Marcos recordó que traía consigo su celular, pero no había señal. Ahora si que nos habíamos metido en un gran problema.
    -¡debemos vengar la muerte de nuestra amiga! ¡Vamos a hablar con Claudia, así le sacaremos información! Dijo Marcos con un tono burlón. Estas realmente loca. Mira donde estamos por tu culpa. ¿Y ahora que? ¿Miranda nuestra amiga nos va a ayudar a salir de aquí? -.
    - ya basta Marcos, tu quisiste venir yo no te obligue, ahora te la bancas -.
    - Oh si claro, la señorita dice que ahora la culpa es mía por haber querido acompañarla, ¡eres una loca! –
    La bronca se apodero de mí, me acerque a Marcos y le peque un fuerte cachetazo.
    Luego el silencio lleno la habitación por largas horas. Cada uno nos sentamos en una punta de la habitación y no nos dirigimos la palabra.
    Se escuchaban pasos que se acercaban cada ves mas a la habitación en donde estabamos nosotros, también se oían voces, gritos. Juan y Claudia estaban discutiendo.
    -¿qué es lo que vas a hacer? -.
    - Ya basta Claudia; vete a cocinar -.
    - No puedes hacerles daño, son apenas unos niños, debes dejarlos ir -.
    - ¿Quieres que vallamos presos?, ¿Qué me quiten mi licencia?, Debo hacer esto, por nosotros, por nuestra libertad y por el futuro que nos queda -.
    - ¿De que futuro hablas? ¿No te alcanza con la muerte de tu hija?, ¿Quieres sumarle otras dos? Yo no podré vivir así -.
    - Pues si no puedes vivir así, vete, pero yo no voy a arriesgar mi vida por dos gusanos metidos -.
    - Bueno, entonces yo me largo de aquí y no vuelvo mas -.
    - Vete, pero si llegas a entregarme a la policía, me vengare de ti, puedes asegurarlo -.
    Luego no se escucho nada, hasta que la manija de la puerta comenzó a abrirse, Juan entro a la habitación, en la mano traía una inyección.
    Sentí mucho miedo, mire a Marcos y se veía algo asustado pero trataba de disimularlo. Empezó a acercarse pero no dio mas que tres pasos y se fue, cerro con llave la puerta y sus pasos se escuchaban cada ves mas lejos.
    Un rato despues, mi reloj marcaban la 9:00 de la noche, Claudia entro a la habitación con dos platos de comida.
    - Claudia, dejanos ir , prometemos no decir nada a nadie, por favor -.
    Ella dejo los platos y se retiro, parecía asustada.
    Cuando terminamos de comer, yo me recosté y me quede dormida rápidamente.
    - Deprisa, vamos despierten; tienen que salir ahora es su única oportunidad, no pierdan tiempo -.
    Era Claudia había venido a sacarnos de allí. Salimos de la habitación lentamente y sin hacer ruido, bajamos por las escaleras y apenas salimos de la casa comenzamos a correr rápidamente sin mirar hacia atrás.
    Llegamos a casa y entramos, allí mi madre y Nora estaban reunidas preocupadas por nosotros, habían llamado a la policía, todos estaban buscándonos.
    Rápidamente le contamos todo a nuestras madre, sin detalles.
    - Debemos llevar a la policía -. Dije
    - Claudia corre peligro, si Juan se enterara la mataría -. Agrego Marcos.
    - ¿Y ustedes dos piensan que la policía va a creer esta absurda historia? -.
    - Pero mama... -.
    - ¿Tienen alguna prueba? -.
    - No,-. Dije – pero Claudia debe hablar, debe decir la verdad delante de la policía -.
    - Ya basta niños, llamare la policía y les diré que se termina la investigación, que ya han vuelto -.
    - Pero...
    - Pero nada Marcos, vamos camina, vámonos a casa. Ya hablaremos sobre esto -.
    - No, si ustedes no me creen, el problema n es mío. Pero yo voy a terminar con todo esto, voy a hacer que acá se sepa todo y se van a arrepentir por no creernos -.
    Marcos salió corriendo en dirección a la casa de Miranda, era peligroso y estaba cansada, pero tenia que ir tras el, yo lo había metido en esto, y ahora no podía dejarlo solo.
    Salí corriendo tras el y logre alcanzarlo, media hora después estabamos frente a la puerta de la casa. Tocamos timbre y luego de un rato Juan vino a recibirnos.
    - Pero ustedes, ¿cómo salieron?, pasen, vamos caminen, adentro -.
    - No, esta ves no entraremos. Vinimos para decirle que si no se entrega nosotros contaremos todo a la policía -.
    - Pero no sean absurdos, ¿Quién va a creerle a unos niños como ustedes? -.
    - Puedo asegurarle que tengo prueba -.
    - Jaja, ¿pruebas de que? ¿De que yo robe ese experimento?, ¿de que le di poderes a esa inmunda rata?, ¿De haberla escondido en mi casa? O ¿de haber secuestrado a dos jovencitos durante un par de horas?. Jaja. Si por alguna razón desean averiguar si su historia es verdadera vendrán a buscar pistas, pero puedo asegurarles que aquí no hay ninguna, ya he mudado todo a otro lado mas seguro y no ha quedado pista alguna.
    - Bueno, gracias señor Juan eso es todo lo que necesitaba -. Dijo Marcos. – Vamos yendo Vivían porque hace frío y estoy un poco cansado -.
    Yo no entendía nada pero asinti con la cabeza y pegamos media vuelta -.
    - Claudia, Claudia ven acá. Ustedes, detengansen no pueden irse -.
    Seguimos caminando y no nos detuvimos hasta estar lejos de allí.
    - ¿Qué es lo que hemos hecho? -. Dije, (verdaderamente estaba desconcertada).
    - Hemos hecho algo increíble, hemos conseguido la prueba -.
    - ¿qué prueba?
    Marcos saco de su bolsillo el celular, lo había grabado todo, Juan había confesado todo. Por fin lograríamos vengar la muerte de nuestra amiga.
    Cuatro meses después. Ya todo había pasado, Juan estaba preso y sin su licencia, ya no podría hacer mas experimentos y estaría un buen tiempo encerrado.
    Lo triste fue lo que paso con Claudia, esa misma noche que nos dejo en libertad, se suicido. La encontraron colgada de una soga en su habitación con una carta en el bolsillo de su delantal confesando toda la verdad. No había podido aguantar, era demasiado débil y no pudo soportar la culpa.
    Todo lo que había pasado me había hecho pensar sobre mi futura carrera, y decidí que la científica no seria la correcta.
    Durante esos cuatro meses había estado saliendo con Leandro y estaba bastante feliz. Marcos también había conseguido una linda joven, pero no muy simpática, o mejor dicho no muy simpática para mi, se trataba nada menos que de Lara, pero si Marcos era feliz...
    Igualmente todo se termino el día en que mamá decidió mudarse, tuve que dejar todo en ese querido pueblo, mi novio, mi amigo mi casa y todos los recuerdos que me habían servio para crecer con esperanzas.

    12 años después. Hoy, ya soy toda una mujer y una gran arqueóloga, todavía no he podido regresar a mi pueblo y jamas he vuelto a ver a Leandro, Lara y todos los vecinos a los que tanto extraño. Por suerte no puedo decir lo mismo de Marcos, a quien ahora tengo aquí a mi lado.
    Hace tres años nos hemos encontrado en Grecia, en un viaje de trabajos, ya que la casualidad hizo que los dos estudiáramos lo mismo y que nos encontráramos en ese viaje y jamas separarnos.
    Mañana volveremos a nuestro pueblo a visitar a Nora y a presentarles a Miranda nuestra bebe de tan solo 10 meses.
    Espero que todo este como antes para volver a recordar mi infancia, con un poco de nostalgia.

    Sobre tu tumba

    Hoy encuentro tus quebradizos roces en el silencio.
    Sentado al lado de tu desvalido cuerpo moribundo mi Gelian
    Tan sigilosa y tan hermosa reposas sobre mis brazos
    ¿Que se siente ser el icono de un llanto incesante?
    Trate de dibujar esa lágrima que caía de tus ojos
    De detener en el tiempo tu dolor y adormecerlo
    Es un sórdido retrato que cuenta regresiva las horas

    Gelian... mi esperanza.
    ¿Que es esto que estoy pensando y sintiendo?
    ¿Es tu silueta una impura metamorfosis angelical?
    No es suficiente la agonía, sino lo constante
    Fue escrito con sus cabellos y su purificada sangre
    Bajo una luna que acariciaba lo insípido de la fauna
    Que nació y creció con el aullido de sus bestias
    Capricho prematuro de servir tu cuerpo y tu sangre
    Son grandes tus deseos mi caprichosa doncella
    Hoy me dejas un frió epitafio entre mis pensamientos
    Y unas cuantas rosas que me recordaron tu inocencia
    Hoy yo te regalo a ti por siempre, mi amor entre la muerte
    Mi cuerpo moribundo y la sangre de mis muñecas
    Para hallarte sentada en tu trono suicida.
    Encontrarte y sentir el estremecer de tus besos
    Sintiendo el ardor de la muerte correr por nuestras vacías venas
    Hasta que la vida nos separe de nuevo


    Un juego nada mas

    La noche transcurre y parece no tener fin, una llamada de mi celular hace que vaya con un amigo a pasar el rato, no comprendía que es lo que pasaba, eran al tanto de las diez y media y me había salido de la ducha, era importante, un servidor público que trabajaba en aquella zona donde vivía mi amigo me dijo que si conocía a alguien que vivía en la casa roja, no, mi respuesta casi ignorante, mi amigo vive en la casa de enfrente, unos chicos de aquella casa, o mejor dicho, que fueron invitados ahí estaban peleando como si... querían jugar el videojuego que les atrae demasiado la atención. Observo fijamente aquella ventana casi vacía donde de un pequeño rincón salía el reflejo luminoso de la televisión, ahora es pura tranquilidad, demasiada:
    -Oye, que te parece si visitamos la casa de enfrente?
    -No sé, ¿por qué lo dices?
    -La tele se ve muy sola.
    Mirando por la ventana aquella casa que parecía como si hubiese algo sospechoso:
    -Tal vez, ¿por qué ese atuendo?
    Se me queda mirando mi ropa, venía puesto como si fuese al mar:
    -Me hiciste salir de la ducha.
    -Bueno, vamos a verlos.
    Tocando la puerta se nos apareció un niño que parecía el vicio de estar encerrado en su casa sin nada que hacer, nomas estar frente al televisor y jugar videojuegos, a punto de caer en media calle nos dejó pasar, las escaleras estaban muy desgastadas, la cocina y la sala estaban hechas un desastre, tenía que haber algo de acción y mucha furia.
    ¡CUAZ!
    De las escaleras salió rodando una masa de algo muy suave, al detenerlo se abre y...
    El niño que nos había abierto la puerta tenía abierto el estómago, con mas razón se sentía que había algo malo, en fin, entramos a la habitación donde se estaba la tele sin que alguien la vea, no había nadie, de repente se cierra la puerta, yo era el único que entré, mi amigo tocaba, golpeaba y pateaba la puerta mientras que yo en la habitación no sabía por donde salir, un chico que estaba en el baño de la habitación, pidió que jugara con él X juego, acepté.
    Me senté y empezamos, no me fue mal, icluso gané, y otra vez, no se que quería hacerme pero presentía que iba a ser algo malo, acabando con el por tercera vez se levantó y me dijo:
    -No lo haces mal, que tal si juegas tú mientras que yo te sujeto.
    -Sujetarme, ¿para que?
    -Para que se te haga mas complicado.
    -Bien.
    Me sujetó de las piernas y yo, acabando de jugar decidí irme, pero no podía, me sujetaba tan fuerte que no podía irme, intenté quitarmele pero era todo inuitil, se me agarró de un pie mientras agarraba el otro con la boca, pero al final me escapé:
    -¿Te hizo algo?
    -Pues todo empezó bien, pero después quería sujetarme y creo que se quería comer mi pie.
    Al estar en su casa, el de mi amigo tocaron a la puerta, era elservidor púlico:
    -¿Pasó algo ahí adentro?
    -Una persona muerta y un intento de sujetación (enseñándole mi pie con marcas de dientes).
    Llegó la policía y el propietario de la casa:
    -Señor, creo que uno de sus hijos hizo algo homicida con su hermano.
    -¿De qué estás hablando?
    -Pues es de usted la casa ¿no?
    -Sí, pero yo vivo solo, no tengo hijos.
    Una prueba recienté reveló que el niño que nos abrió la puerta y el "gamer" que me retó eran hermanos de aquel tipo, a ellos se les había prohibido jugar cualquier videojuego, ya que hace mas de un año uno de los amigos del que me retó tambíen le ocurrió lo mismo que a mí pero acabó sin intestinos por estrar celoso de su consecutiva victoria. Tenía buen control de su boca...

    La Mascota Asecina

    Una de las tragedias más tristes para los devotos católicos y sacerdotes de León, hace muchos lustros, fue sin dudas, cuando conocieron de la muerte fatídica de Fray Antonio de la Huerta, un religioso muy querido por Nicaragua en aquella época por sus obras sociales.
    Pero, ¿cómo perdió la vida? Pues, quizás solo en películas de terror se podría ver ese macabro suceso; pues quien le había quitó la vida al Fray, fue nada menos que su mascota: su adorable gato, a quien quería como a un hijo, incluso, lo llegaba a castigar cuando se portaba mal.
    Al conocerse la muerte del Fray Antonio de la Huerta, todo el pueblo estaba en shock, pues no salían de su asombro al conocerse que el hermoso gatito le había quitado la vida a su amado protector. ¡Un gato asesino! Exclamaban en el pueblo con asombro y escalofrío.
    El gato había derramado leche sobre la mesa y en la sala, mientras el sacerdote, enojado por la travesura de su mascota lo encerró durantes tres días, como castigo.
    Una vez terminado el castigo, el Fray, se decidió a sacarlo del encierro, pero según cuenta el padre Mario Campos, la mascota en un ataque de furia, le clavo las filosas garras en la yugular, provocándole la muerta casi al instante. Aquella escena era macabra.
    El sacerdote de Nandaime, Mario Campos, conocedor de algunos detalles cuenta al periódico HOY, que el padre Fray le deba una especial atención a su mascota. Pero un día el hermoso gatito hizo una travesura al derramar leche en toda la sala. Pero eso no fue nada agradable para el padre, lo agarro y lo encerrado por tres días en castigo por lo que había hecho.
    Padre Fray Antonio de la Huerta es recortado por las obras que realizó durante fue obispo de todo Nicaragua y Costa Rica. Fundó escuelas en diferentes partes de Nicaragua. Fundo la Universidad Real de la Inmaculada ubicada en León. Hizo la Capilla del Sagrario Corazón de la Catedral de León.
    El poeta Rubén Darío escribió en su poema intermeso Tropical unas estrofas dedicadas al padre.
    En la catedral de León esta un cuadro donde el padre Fray Antonio de la Huerta aparece con su mascota.

    El wapo k me enamoro

    Estamos en clase de Matemáticas cuando levanto la vista para verlo.Se llama Martín y es el chico más guapo de todo el colegio,es moreno con el pelo corto y con un simpático flequillo, tiene unos ojos azules que cada vez que los veo me pongo a temblar y siempre va vestido muy moderno.Hoy lleva una camisa azul que va a juego con sus ojos unos vaqueros muy simples y sus zapatillas deportivas.

    Levanto la vista un momento y la enfoco hacia su pupitre,en ese momento Martín también levante la vista y me coge mirándole...¡que corteeee! pensé, pero Martín es un gran chico y me dedica una sonrisa y un breve movimiento de cabeza hacia su lado derecho. Uffffffff, menos mal, que verguenza he pasado.

    Reboso de nerviosismo porque despues de la clase de Mates, tenemos la clase de Educación Física, Martín siempre se pone unas calzonas que dejan ver sus musculosas piernas, algo que vuelve locas a todas las chicas del colegio y por supuesto a mi. Pero no le digo nada, jamás se me ha pasado por la cabeza decirle que tiene unas piernas muy bonitas, no me atrevo porque puede dejar de hablarme porque se pensará que busco algo más que su amistad.

    Un día no podía más y le conté toda la historia a mi madre, ella me dijo que era normal que a esta edad (18 años) empezarán a aflorar mis verdaderos sentimientos, yo le dije que lo nuestro era imposible, y es que había muchas chicas en nuestra clase y en el colegio que estaba enamoradas de Martín. Mi madre me dijo que lo intentara, total era nuestro último año en el colegio y no nos íbamos a volver a ver nunca más así que no tenía nada que perder y si mucho que ganar.

    Quedaban pocos días para la despedida de COU,(actualmente 2º de Bachiller), cada uno iba a cojer por un camino diferente, algunos se quedarían en su ciudad natal, pero otros como como Martín o yo por ejemplo, teníamos por destino otras ciudades para realizar nuestros estudios universitarios,y con un poco de "suerte" no nos veríamos más.

    Quería que ese día fuera especial, y tanto que lo fue pero no sin antes meter yo la pata de tal manera que estuvo a punto de no ser tan especial.

    A falta de dos días para la Graduación y despues de finalizar el día de clase, me acerqué a Martín a la salida, estaba con sus tres amigos de siempre, hablando de fútbol y que chicas iban a caer esa mágica noche de la Graduación. No sé que se me pasó por la cabeza,pero cojí a Martín por la mano y lo aparte de sus amigos, todos se quedaron mirando, porque la verdad es que la forma en la que aparté a Martín no fue todo lo ortodoxa posible.

    ¿Que pasa?, me preguntó él sorprendido, a mi no me salían las palabras de la boca, en dos intentos emití dos ridiculos sonidos, que hasta Martín se río. Fue entonces cuando ante la atenta mirada de sus amigos y el desconcierto de Martín le dije estas palabras:

    "Martín ya se que lo que te voy a decir ahora te va a sonar muy raro y seguro que no te lo vas a esperar... pero ya no aguanto más, te quería decir que desde el principio de curso me gustas.... y.... no se que más..... solo saber que piensas". Al acabar mis palabras, sus amigos empezaron a reír de una forma ensordecedora... pero Martín era especial y los mandó callar y estos rápidamente dejaron de reír y es que aparte de ser el chico más guapo del colegio, era también un líder para todos.

    Martín me contestó sin ningún tipo de nervios pero si algo sorprendido, me dijo que lo sentía mucho, pero eramos muy diferentes en ese sentido y que lo nuestro en la vida podría ser, a renglón seguido se fue con sus amigos que empezaron a meterse con él y a mirar para atrás.... a mi... me miraban a mi,con caras estupefactas y riendose.

    Al día siguiente en clase, se expandió mi actuación por toda la clase, cuando entre en la misma, todo eran susurros y risitas;¡Joder!, ¿ tan grave es enamorarse de alguien?
    pensé en mi interior.

    Lo que si sabía es que tenía una verguenza grandísima, al día siguiente era la Graduación, la gran noche y yo era el hazmereir de la clase. Fue un día horroroso, no hablé con nadie y cuando salí de clase, llegué a mi casa llorando.Nuevamente se lo conté a mi madre y ella me dijo que había echo muy bien en expresarle mis sentimientos a ese chico y que había sido muy valiente, por lo menos había luchado, fue cuando me dijo una frase que nunca la olvidaré... "recuerda cariño mío:Si luchas puedes morir, sino luchas estas muerto". Y tan cierto que era, había muerto en mi lucha por confesarle a Martín lo que sentía por él, no se si morí con orgullo o no... pero morí.

    LLegó el día de la Graduación, pensaba que iba a ser horrible pero no fue así.En un momento de la noche, vi a Martín solo y pensativo y nuevamente armandome de valor, me dirijí a él para pedirle perdón, cual fue mi sorpresa que él no aceptó mi perdón y me dijo que no había nada que perdonar que era algo muy normal hoy en día. Sus amigos no paraban de mirarnos y se reían unos con otros de la embarazosa situación. Y otra vez se me cruzaron los cables, le pedí a Martín un favor que si me lo hacía le prometía que lo iba a dejar en paz y que no me iba a ver más en su vida, él accedió a escucharme, era tan bueeenooooo.....

    Le dije, "quiero un beso tuyo, solo uno, por favor... y te prometo que no me veras en toda la noche y tampoco más en tu vida", a Martín se le cambió la cara y enseguida comentó el estado de locura que yo había alcanzado en ese momento a la vez de un no rotundo. Fue cuando me di la vuelta mientras le decía que era de esperar su respuesta pero que por lo menos me iba feliz porque nuevamente había luchado... y otra vez había muerto....... y fue cuando sucedió. Martín me cojió del brazo derecho y me dijo, "venga te doy un beso, total llevo unas copas de más y no me importa hacerlo y si a ti te va hacer feliz....", yo no me lo creía, pensaba que estaba de coña con sus amigos, pero no fue así, "pero el beso que sea simple, rozamos los labios y punto....esa es mi oferta" me dijo en un tono desenfadado. En ese momento notaba que toda la sala de baile nos miraba, no se si asi era o no,pero no me importaba porque estaba apunto de besar al chico más guapo del colegio... de repente y sin darme cuenta nuestros labios estaban juntos, fue un beso que no duró ni dos segundos, pero a mi me daba igual esos ni dos segundos fueron los ni dos segundos mas bonitos de mi vida, una sensación de felicidad recorrió mi cuerpo, ¡había besado al chico más guapo del colegio, algo que ni las chicas más guapas habían conseguido y yo si!. Martín me miró y se fue mientras decía,"que te vaya bien, ya nos veremos" y desapareció.

    Yo empecé a bailar con mis amigas, todo era diferente, estaba feliz aún buscando a Martín por la sala de baile y no verlo......me daba igual, ¡porque lo había besado!, no me lo podía
    creer, parecía un sueño pero no lo era.
    Acabó la fiesta y llegué a mi casa, cuando desperté por la mañana,me quedé pensando y recreando cada momento de esa noche y por supuesto el beso,algo que jamás olvidaré. Por supuesto que se lo conté a mi madre, la cual se sintió muy orgullosa por mi valentía.

    Hoy en día han pasado ya 5 años desde aquel tan maravilloso día, he encontrado al chico ideal que me hará feliz durante toda la vida, se llama Roberto y es genial.

    Roberto y yo vivimos juntos y estamos muy enamorados, estamos teniendo complicaciones para poder casarnos.... pero todo se andará y al final lo conseguiremos.

    Hoy es el día de San Valentín y me dispongo a mandarle un ramo de flores a Roberto y una caja de bombones, asi que me dirijo a la floristería con la caja de bombones ya compradas y veo un ramo precioso de rosas amarillas, "este quiero" le digo al dependiente sonriendo, "¿desea mandarlo?", me pregunta el dependiente, "si,desearía mandarlo a la inmobiliaria de la calle Torre Número 26", "¿a alguien en especial?", me replica el dependiente, "si a Roberto Zalazar" le respondo yo, entonces el dependiente empezó a envolver el precioso ramo de rosas amarillas, "¿me dice su nombre por favor?" me pregunta el dependiente, "por supuesto, me llamo geroge.....gerorge avram ionut


    Recomendable Leerlos En La Noche
     
  2. Sna

    Snake Man
    Expand Collapse
    Subteniente

    Mensajes:
    563
    Me Gusta recibidos:
    0
    Bueno dentro de un rato pongo las historias de hoy
     
  3. Str

    StreeT
    Expand Collapse
    Cabo

    Mensajes:
    142
    Me Gusta recibidos:
    1
    regulares

    bueno yo lei todas tus historias bueno, mas la mas efectiva es la primera el resto no traen nada de suspenso, bueno hay algo que no me gusta de la primera... por que un jamster??? un jamter mutante :s que haria? darte un super mordisco XD o queria convertirlo en un pokemon una especie de ratata XD lo encuentro mas logico un perro o un lobo o si quieres algo nuevo un chimpance asesino XD eso si seria mortal, reedita la historia y en lugar de un jamster ponle algo mas factible...
    ahora con lo que respecta a la ultima historia que es eso: geroge.....gerorge avram ionut :s no lo entiendo o es hombre o_O si es asi entonces es la historia de un gay confeso que tiene de terrorifico eso ???
    bueno eso es todo voy a jugar en linea con el chibolo sin intestinos para ver que tan bueno es en en rakion talves tenga una cuenta O_O...
     
  4. Und

    Undertaker
    Expand Collapse
    Mayor
    Usuario destacado

    Mensajes:
    861
    Me Gusta recibidos:
    0
    »Blizzärd«

    Oye Sabes Que..Lo Que Haces Es Spam...Pudiste Editar Tu Post Para Poner Eso
    !!!!DEJA DE HAACERRR SPAAAAAAAAAAAAAAMMM¡¡¡¡
    Me Dan Ganas De Denunciarte Pero Me Da Flojera
    :XD:
     
  5. ~Secc

    ~Secc
    Expand Collapse
    Subteniente

    Mensajes:
    572
    Me Gusta recibidos:
    0
    asu mare men como consegiste la primera historia, estubo buenasa
    las otras no las lei por peresa
     
  6. Cao

    Caoz_
    Expand Collapse
    Teniente Coronel

    Mensajes:
    1.625
    Me Gusta recibidos:
    1
    Jojojo, me lei asta la mitad, es un milagro de leer eso yo!!... em bueno, moderadores.. borren el 2° reply de shaman. trankilamente, el sabe editar..!

    saludoz
     

Compartir esta página