Alto

Tema en 'Libros y cómics' iniciado por SoulOfHell, 29 Nov 2008.

  1. Sou

    SoulOfHell
    Expand Collapse
    Sargento

    Mensajes:
    303
    Me Gusta recibidos:
    0
    [FONT=Verdana,Arial,Helvetica]Alto
    [/FONT]
    [FONT=Verdana,Arial,Helvetica][SIZE=-1]
    [/SIZE][/FONT]

    [FONT=Verdana,Arial,Helvetica][SIZE=-1]Seis días. Casi una semana, y aún no habían devuelto las cintas al club de video. El monto final del alquiler sería exorbitante, pensaba Ico, pero sería imposible recogerlas para llevarlas al club si Lisa no había visto alguna. Así que habló con una vecina para que entretuviera a Lisa afuera, se armó con el viejo bolso de cuero y fue guardando las cintas en sus estuches. Después de entregarlas sería más fácil explicarle.[/SIZE][/FONT]
    [FONT=Verdana,Arial,Helvetica][SIZE=-1]La última cinta se resistía a entrar en el estuche. Cuando por fin Ico lograba hacer que uno de los lados entrara, el otro quedaba asomado por el borde de la caja. Finalmente decidió llevársela en la mano, pero debía ser hábil para que Lisa no lo descubriera.[/SIZE][/FONT]
    [FONT=Verdana,Arial,Helvetica][SIZE=-1]Cuando iba a salir su cabeza se encontró dolorosamente con el dintel de la puerta. Se detuvo a pensarlo unos instantes. Él no era tan alto. Unos minutos más tarde, le fue imposible salir, pues era tan grande que si pasaba una de sus piernas por la puerta él mismo se convertía en su obstáculo.[/SIZE][/FONT]
    [FONT=Verdana,Arial,Helvetica][SIZE=-1]Después de unas horas el ritmo de crecimiento se hizo feroz. Lisa lloraba y pedía explicaciones. Los vecinos estaban alarmados porque la casa empezaba a agrietarse y de Ico, cuyas mandíbulas estaban aprisionadas entre el cuarto y el baño, sólo sabían por el ruido acompasado y lento de su respiración y por un único ojo que se asomaba por la ventana.[/SIZE][/FONT]
    [FONT=Verdana,Arial,Helvetica][SIZE=-1]Ico estaba muriendo por la presión de los materiales sobre su cuerpo, que se hacía cada segundo mayor. Se esperaba que la casa cediera y él pudiera salir libre sin mayor esfuerzo, pero antes de que eso ocurriera Ico exhaló su último suspiro. Eran las tres de la tarde. Tres horas después, hubo gran confusión pues la estructura de la casa explotó, lanzando escombros hacia todos lados y dejando el magullado cadáver de Ico a la intemperie.[/SIZE][/FONT]
    [FONT=Verdana,Arial,Helvetica][SIZE=-1]El cuerpo inerte de Ico siguió creciendo durante tres días. Cuando al fin se detuvo, las autoridades desalojaron el estado porque era más barato dejar que Ico se pudriera que darle cristiana sepultura. Le dieron una miserable pensión a Lisa y cobraron una fortuna a la prensa internacional para tomar fotografías del inmenso muerto.[/SIZE][/FONT]
    [FONT=Verdana,Arial,Helvetica][SIZE=-1]Años más tarde, cuando ya el cuerpo había sido la delicia de la más gigantesca multitud de gusanos, y quedaban sobre la región sólo los jirones de la piel de Ico, se percataron de la gigantesca cinta de video que ocupaba el lugar de la laguna.[/SIZE][/FONT]
     

Compartir esta página