Buque de EEUU al rescate de un capitán secuestrado por piratas somalíes

Tema en 'Foro Libre' iniciado por DarkProsXD, 9 Abr 2009.

  1. Dar

    DarkProsXD
    Expand Collapse
    Teniente Coronel
    Usuario destacado

    Mensajes:
    1.435
    Me Gusta recibidos:
    0
    [​IMG]






    Un navío de guerra estadounidense se encontraba el jueves en aguas del océano Indico donde los piratas somalíes siguen en poder del capitán de un buque mercante con pabellón norteamericano que habían logrado capturar brevemente el miércoles.
    El ataque al "Maersk Alabama" fue el último de una semana durante la cual seis barcos extranjeros fueron secuestrados por piratas fuertemente armados.
    El "USS Bainbridge", un destructor lanzamisiles, llegó al lugar la noche del miércoles, afirmó a la AFP un alto funcionario de defensa norteamericano que pidió el anonimato, sin indicar si se había planeado alguna acción.
    El incidente comenzó el miércoles de mañana, cuando fue capturada esta embarcación de una compañía danesa que transportaba ayuda alimentaria para refugiados africanos.
    Los 20 tripulantes norteamericanos desarmados lucharon contra los cuatro piratas y al cabo de unas horas recuperaron el control de su nave, de acuerdo con el segundo de a bordo, Ken Quinn.
    En una llamada realizada desde un teléfono celular al canal de televisión norteamericano CNN, Quinn dijo que la tripulación había liberado a uno de los piratas, tras tenerlo atado durante 12 horas. Sin embargo, los piratas se negaban a entregar al capitán Richard Phillips.
    "En estos momentos, quieren un rescate por nuestro capitán y nosotros estamos tratando de recuperarlo", declaró Quinn a CNN, afirmando que necesitaban ayuda militar desesperadamente.
    "El está en el bote salvavidas del barco", dijo, explicando que los cuatro piratas se habían llevado ese bote del "Maersk Alabama" y que Phillips estaba en contacto con su tripulación a través de la radio del barco.
    El principal oficial del navío, Shane Murphy, dijo a su padre que los tripulantes usaron "la fuerza bruta" para dominar a los piratas, armados con rifles de asalto AK-47, según ABC News.
    Este ataque fue el último de una serie en esa región vital para el comercio marítimo mundial, donde un creciente número de osados piratas en esquifes se atreven a secuestrar cualquier embarcación, desde pequeños yates hasta gigantescos supertanqueros.
    "Estas aguas están infestadas de piratas que secuestran barcos todos los días", escribió Murphy en su página Facebook recientemente. "Me parece que mi hora llegará en cualquier momento", agregó.
    Poco antes, la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, había manifestado su preocupación.
    "Creo que el mundo debe unirse para poner fin al azote de la piratería", declaró Clinton a los periodistas, después de que la Casa Blanca indicara que "seguía muy de cerca" la situación de ese barco.
    El buque secuestrado es operado desde la gran base mercante y naval de Norfolk por el armador danés Maersk Line Ltd, una división del Grupo A.P. Moller-Maersk de Dinamarca.
    Maersk Line confirmó que los piratas ya no estaban a bordo, pero que todavía tenían en su poder a un miembro de la tripulación.
    En la zona operan entre 12 y 16 buques extranjeros para tratar de evitar actos de piratería.
    Entre ellos hay navíos de una fuerza antipiratería de Estados Unidos, una fuerza de la OTAN, una misión de la Unión Europea, así como barcos de China, India, Malasia, Rusia y Japón.
    El "Maersk Alabama" debía atracar en el puerto keniano de Mombasa el 16 de abril para entregar más de 5.000 toneladas de alimentos del Programa Alimentario Mundial de la ONU.

    Fuente msn.com
     

Compartir esta página