causas por las que disminuye el acto sexual y otros

Tema en 'Sexualidad' iniciado por Slevingjk, 24 Sep 2008.

  1. Sle

    Slevingjk
    Expand Collapse
    Sargento
    Usuario destacado

    Mensajes:
    380
    Me Gusta recibidos:
    0
    La mayoría de las mujeres tiene enormes dificultades para llegar al orgasmo, algunas afirman que jamás pudieron obtenerlo con un compañero sexual y aún aquellas que lo logran dicen que esto no sucede en todos los contactos sexuales.
    Una mujer que no llega al orgasmo piensa que padece algún tipo de anomalía, que tiene una falla, para ocultarlo y que su pareja no sospeche de su “anormalidad,” finge tener orgasmos durante la penetración.
    Si es necesario finge orgasmos múltiples y luego sonríe como si estuviera felíz y satisfecha del placer que recibió, lo cual levanta hasta las nubes el ego de su pareja quien cree haber sido quien provocó esas explosiones de placer.

    Posiblemente muchos hombres quedarían atónitos si sus parejas les confesaran que jamás pudieron tener un orgasmo con ellos y que los impresionantes orgasmos, que creeron provocar, no fueron otra cosa que excelentes actuaciones.
    La mujer puede fingir el orgasmo por varias razones, la primera de ellas es evitar que el hombre sepa de su anorgasmia, el segundo motivo es que el hombre no se sienta disminuído por no proporcionar placer a su pareja, luego tenemos las que quieren que el hombre quede “contento” y se conforman con complacerlo a él.
    El no tener orgasmos o lograrlos ocasionalmente no es una anormalidad ni una falla, hay varias cosas que una mujer debe aprender para superar este problema.
    Lo primero es conocer que zonas de su cuerpo le brindan más placer y tener la suficiente confianza con su pareja para que sepa que puntos tocar y con cuanta intensidad, sin una comunicación abierta y fluída no hay forma de que el hombre sepa lo que una mujer quiere.
    Es importante saber que la mujer necesita un mayor tiempo para lograr la excitación y debe ser hablado sin pudores, si no hay excitación suficiente es muy difícil que se puedan producir orgasmos.
    Una vez realizada la penetración debe haber cierta sincronización de movimientos entre ambos, de pronto el hombre es muy brusco, muy rápido o demasiado suave y lento en los momentos inadecuados, si cada uno va para su lado el resultado no será bueno.
    Si este ritmo no se da en forma natural, también hay que hablarlo, la sexualidad en una pareja es asunto de dos personas y ambos deben disfrutar de la relación.
    Por último, la mujer debe aprender a relajarse y dejarse llevar por lo que siente, el sexo es el momento de mayor intimidad de una pareja y debe ser vivido plenamente, las preocupaciones y los problemas se resuelven en otro ámbito, no hay que llevarlos a la cama.
     
  2. Sle

    Slevingjk
    Expand Collapse
    Sargento
    Usuario destacado

    Mensajes:
    380
    Me Gusta recibidos:
    0
    Porque las mujeres no quieren tener sexo

    Que el sexo para las mujeres no es lo mismo que para los hombres no es ninguna novedad, y cuando se habla de la igualdad sexual en realidad no se toman en cuenta las notorias diferencias que existen entre ambos.
    Analizamos en el artículo llamado la sexualidad de los hombres la manera en que ellos viven el sexo debido a condiciones biológicas, sociales, culturales y psicológicas que les permiten disfrutar de su sexualidad sin ninguna clase de temores o problemas, lo mismo haremos aquí comparando esas mismas condiciones desde el lado de la mujer, para poder entender porqué las mujeres no quieren tener sexo.

    Comenzaremos por las condiciones biológicas, como ya dijimos el hombre tiene todos sus genitales externos, los ve, los toca, los conoce, ya que desde la infancia está familiarizado con ellos, las mujeres tienen la mayor parte de sus genitales internamente y para la mayoría son un absoluto misterio.
    La mujer puede sentir sensaciones, pero no ve como se producen a diferencia del hombre que observa sus erecciones y conoce los estímulos que las causan.
    Todas las mujeres saben que dentro de su vagina existe un tejido llamado himen que se desgarrará cuando se produzca la primer penetración, están enteradas de que esto puede causar dolor y algún tipo de sangrado y eso les causa mucho temor ya que ignora la magnitud de ese dolor o daño que sufrirá, lo cual no sucede con los hombres cuya integridad física nunca se verá alterada.
    Cuando los chicos se preguntan porque las mujeres no quieren tener sexo, siendo que ellos siempre están dispuestos para los encuentros sexuales, debe tener en cuenta que para las chicas la primera vez representa mucho más de lo que ellos se imaginan.
    No podemos dejar de mencionar la diferencia biológica más importante, las que quedan embarazadas son las mujeres, ellas son quienes durante 9 meses estarán gestando, únicamente ellas serán quienes sufrirán en el parto y ellas serán quienes se harán cargo de la crianza de ese niño.
    Hemos visto también como el sexo es incentivado en los hombres partiendo desde la familia, amigos y como la sociedad aprueba y alienta las experiencias sexuales desde la adolescencia.
    Lo opuesto sucede con las mujeres a quienes desde pequeñas se les dice que los genitales no se muestran, no se miran ni se tocan, deben estar tapados y ocultos.
    Los consejos de todas las abuelas y madres hacia las niñas siempre se centraron en que no permitieran que nadie toque sus genitales, que no dejen que ningún hombre se acerque demasiado, que no acepten dulces de desconocidos porque pueden tener intenciones de violarlas y muchas recomendaciones similares.
    El temor al sexo es inculcado desde la infancia y ni hablemos de lo que sucede dentro de las familias religiosas donde el sexo es un pecado, el hecho de sentir excitación debe ser reprimido antes que Dios envie un terrible castigo.
    La respuesta a porqué las mujeres no quieren tener sexo, es simple, porque aprendieron a reprimir los impulsos sexuales por miedo, miedo al sufrimiento físico, miedo al embarazo y miedo a estar haciendo algo malo que tarde o temprano tendrá un castigo.
    Pasemos a como mira la sociedad a una mujer que ejerce su sexualidad en igualdad con los hombres, seguramente será el único rasgo de su personalidad tenido en cuenta ya que automáticamente se borrará cualquier cualidad que posea y será considerada promiscua, una perdida, mujer fácil, una cualquiera y otra serie de calificativos despectivos que todos conocemos.
    Porqué las mujeres no quieren tener sexo y los hombres siempre quieren creo que está superficialmente explicado, se necesitaría un análisis más profundo y extenso, pero lo básico está expuesto.
     
  3. Sle

    Slevingjk
    Expand Collapse
    Sargento
    Usuario destacado

    Mensajes:
    380
    Me Gusta recibidos:
    0
    La falta de deseo sexual

    Causas y soluciones para la falta de deseo


    La falta de deseo sexual es una de las disfunciones sexuales más comunes, pero no es frecuente que las personas acudan a consultar a un profesional para solucionar el problema.
    Ante la falta de deseo, generalmente se piensa que ya pasará y que más adelante volverá, así van pasando los días, las semanas y los meses sin que la situación se revierta.
    El deseo es la base de las relaciones sexuales, es el primer impulso que luego conduce a la excitación y a que se realice el acto sexual en todos sus términos.

    Muchas veces oimos a personas que tienen problemas con la excitación cuando en realidad el verdadero problema se encuentra en la falta de deseo inicial ya que es difícil lograr la excitación si previamente no se siente deseo.
    Muchos pueden ser los factores para la falta de deseo sexual a continuación trataremos de analizar alguno de ellos y las soluciones correspondientes.


    Causas de la falta de deseo sexual

    * El estrés que se menciona como factor desencadenante de muchas enfermedades, es también una de las causas más comunes de problemas sexuales y entre ellos de la falta de deseo sexual.
    Una persona que trabaja demasiado, está inmersa en constantes preocupaciones por las cosas cotidianas no tendrá tiempo para ocuparse de su sexualidad.
    Si lleva a cabo una relación sexual, tal vez sea en forma rápida, porque el cansancio o las preocupaciones le impiden disfrutar del momento.
    Estas situaciones llevan a que las parejas vayan perdiendo el deseo y con él la frecuencia en el relacionamiento sexual.
    Es importante poder separar las obligaciones de la vida sexual y afectiva, para eso es necesario reconocer cuales son las cosas verdaderamente importantes y darles el tiempo y el lugar que les corresponde.

    * La mala relación en una pareja es otro de los factores que influyen en la pérdida del deseo.
    Las discusiones, peleas, falta de interés de uno hacia el otro,malos tratos o resentimientos diarios no contribuyen a incentivar el erotismo.
    Muchas personas se preocupan porque tienen falta de deseo sexual, pero no toman en cuenta que el sexo es sólo una parte en la vida de una pareja, si la relación cotidiana es mala el sexo no puede ser la excepción.
    Es necesario encontrar los problemas de fondo y tratar de resolverlos por medio de la comunicación.

    * El aburrimiento puede terminar con el deseo en una pareja si no se toma conciencia de que se está cayendo en la rutina, la falta de deseo sexual es uno de los primeros indicadores de este problema.
    Cuando las relaciones sexuales se llevan a cabo el mismo día de la semana, a la misma hora, en la misma situación y exactamente de la misma manera, no es muy difícil imaginarse que en un momento dado estará todo tan automatizado que no producirá ninguna motivación.
    Hay que buscar romper la rutina, introducir cambios constantemente para que la sexualidad no se torne aburrida, que el momento del encuentro sexual sea deseado y esperado en lugar de una obligación que cumplir.

    * La depresión es uno de los trastornos que llevan a la falta de deseo sexual y a una total apatía respecto al sexo.
    La persona deprimida se siente desganada y abatida lo cual no le permite sentir deseo o algun tipo de interés hacia el sexo.
    Cuando se está atravesando un cuadro depresivo es necesario recibir ayuda profesional ya que es muy difícil que estas situaciones se reviertan por si solas.

    * Si las relaciones sexuales no son satisfactorias o se padece alguna disfunción como la anorgasmia en la mujer o problemas de erección o de eyaculación en el hombre, aparecerá la falta de deseo sexual como forma de enmascarar el verdadero problema.
    Si el acto sexual resulta fallido poco a poco se van espaciando los intentos y bloqueando psicológicamente al deseo ya que siempre va a estar asociado al mal momento, la verguenza o la fustración.
    En estos casos también es imprescindible la consulta con un profesional para encontrar y solucionar las verdaderas causas del problema.

    * El paso del tiempo, la etapa de la menopausia en la mujer y la andropausia en el hombre provocan un descenso en los niveles hormonales y eso puede llevar a la falta de deseo sexual.
    Si se mantiene el cuerpo sano cuidando la alimentación y realizando algún tipo de ejercicio físico , la edad no es impedimento para una buena sexualidad.

    * La baja autoestima produce falta de deseo sexual, una persona que se siente disminuída, poco atractiva, no deseable o no muy exitosa en despertar interés sexual, va bloqueando el deseo en el convencimiento de que no tendrá una respuesta satisfactoria por parte de una pareja.
    La terapia psicológica es de gran ayuda para revertir los conceptos negativos que se tienen de si mismo, gracias a lo cual se obtienen mejoras no sólo a nivel sexual sino en todos los aspectos de la vida.

    * Algunas de las causas de la falta de deseo sexual de origen orgánico pueden ser los bajos niveles de testosterona, el hipotiridismo o el. aumento de prolactina.
    Estos problemas se resuelven consultando al médico y recibiendo la medicación adecuada.

    * Algunos medicamentos provocan falta de deseo sexual como los antidepresivos, betabloqueantes, algunos utilizados para la hipertensión, el colesterol, la próstata, los diuréticos, la cimetidina para trastornos gástricos, entre otros.
    En estos casos siempre se debe consultar con el médico y explicarle la situación a fin de saber si esos fármacos pueden ser cambiados por otros que no afecten la sexualidad.

    A continuación te ofrecemos un listado de artículos en los cuales vamos desarrollando el tema de la falta de deseo sexual y como buscarle soluciones.
     

Compartir esta página