Celulares infieles

Tema en 'Foro Libre' iniciado por diegoviza13, 3 Abr 2008.

  1. die

    diegoviza13
    Expand Collapse
    Invitado

    Celulares infieles



    El escritor británico George Orwell imaginó el "Big Brother", pero no predijo los circuitos televisivos que controlan nuestras calles y rutas, las tarjetas de crédito que registran nuestros desplazamientos y otros sistemas de vigilancia del tecnocapitalismo.

    [​IMG]


    Ahora, ideal para cónyugues celosos y jefes suspicaces, la tecnología nos ofrece un dispositivo en los teléfonos celulares que permitirá rastrear con precisión dónde se encuentra una persona.

    El nuevo sistema, Sniff (Social Network Integrated Friend Finder), al que se accede por Facebook o celular, amenaza convertirse en una verdadera pesadilla para amantes que ya no podrán decir que están en una reunión en la oficina o cerca del banco, cuando en realidad se encuentran en un hotel o algún otro lugar de encuentros clandestinos.

    El servicio le promete a los usuarios un detallado mapa del lugar desde donde se hacen o reciben llamadas desde un teléfono móvil en cualquier momento
    Entre los temores que ha despertado este nuevo salto tecnológico es que termine con los restos de privacidad que existen en el lugar de trabajo donde, en muchos casos, los empleadores ya tienen acceso a los correos electronicos de sus trabajadores.

    Díme dónde estás y te diré quién eres
    Useful Networks, la companía estadounidense creadora de Sniff, ha prometido que sólo se rastrearán las llamadas de los consumidores que den su expresa autorización al respecto.

    Según la companía los usuarios podrán especificar a quien informar y sabrán si están expuestos a que alguien más los incluya en su lista de localización geográfica.


    "Proteger la privacidad es esencial. Nuestro sistema sólo debe utilizarse con gente en la que uno confía plenamente", dijo el director ejecutivo de la compañía, Brian Lewis, al diario británico "The Times".

    En cuanto a los empleados que están extendiendo su almuerzo con alguna excusa dudosa o tienen un encuentro entre sábanas, disfrazado de "reunión de negocios", Lewis no tiene objeciones.

    "Si los empleados saben que esto puede ocurrir, las reglas de juego son claras para todos", dijo.

    La técnica que usa el sistema Sniff es similar a la que emplea la policía para rastrear terroristas o combatir la delincuencia.
    Para muchos, sin embargo, extender estos métodos policiales a nuestra vida cotidiana es convertir a la vida social en un gran centro de espionaje.

     

Compartir esta página