Chistes Argentinos

Tema en 'Humor' iniciado por GetUp, 1 Sep 2008.

  1. Get

    GetUp
    Expand Collapse
    Recluta

    Mensajes:
    13
    Me Gusta recibidos:
    0
    Un hombre y una mujer (argentina) que no se conocían coinciden en el mismo
    compartimiento de coche-cama de un tren.

    A pesar de la obvia incomodidad que provoca la situación, y de las protestas
    de la mujer ante el guarda del tren, quien le explica que la formación va
    llena y no hay otro compartimento libre, ambos ocupan su respectiva cucheta:
    El hombre la litera de arriba.
    La mujer, la inferior.
    A media noche, el hombre despierta a la mujer y le dice:
    - Lamento molestarte, pero tengo un frío tremendo. ¿Podrías alcanzarme una
    de las mantas que están apiladas al lado de la puerta?.
    La mujer se asoma sugestiva entre las cortinas de la cucheta, y guiñándole
    un ojo, le dice:
    - Tengo una idea mejor... hagamos de cuenta, sólo por esta noche, que
    estamos casados...
    El hombre sin poder creer su buena suerte, exclama entusiasmado:
    - Pero claro...!, mi vida..., claro...!
    Entonces.... ¿por qué no bajás a buscártela vos..., pedazo de
    pelotudo...???!!!



    Estaban en un tren una anciana, una hermosa mujer, un argentino y un chileno.
    En eso el tren pasa por un túnel y ZACATE!, se escucha una tremenda cachetada, al termino del túnel el chileno tenia el cachete rojo y super hinchado.
    En ese momento cada uno piensa:

    La anciana: "Este chileno se quiso pasar de vivo e intento meterle la mano por debajo de la falda a la señorita, ella no se dejó y lo estampó..."
    La chica piensa: "Chileno asqueroso, me quiso meter la mano para tocarme mis zonas íntimas, pero se las tocó a la vieja y ésta lo reventó"
    El chileno piensa: "Este porteño de maldito... le metió la mano a la chica, ella creyó que fui yo y me rompió la cara"
    Y el argentino piensa: "A ver cuando viene otro túnel para pegarle otra cachetada a este chileno..."
    ajajaajaj


    un argentino le dice al otro.
    me compré un reloj y el otro le dice:
    -¿qué marca?.
    -y...!!! la hora.

    Un cubano, un venezolano y un argentino se encontraban discutiendo acerca de sus esposas: El Cubano pide la palabra y dice: “Mi esposa si que es tonta, resulta que se compró un Mercedes y ni siquiera sabe manejar” El venezolano pide su turno y dice: “Eso no es nada, la mía acaba de comprar un Renoir y un libro de arte, y ni siquiera sabe leer. El argentino muy seguro de sí pidió la palabra y exclamó: “La más tonta de las esposas es la mía. Pues resulta que acaba de irse unos días de vacaciones y se ha llevado como 50 preservativos, y ...Ni siquiera, tiene pijaa!...”


    Va un argentino conduciendo por EE.UU y enciende la radio, cuando justo
    estaban dando las noticias, y escucha:
    - Atención, atención, se le comunica a los automovilistas que hay un loco manejando en sentido contrario al transito! Tengan cuidado.
    El argentino dice:
    - Como que uno ? miles!!



    Un argentino que le ha prometido a su novia un viaje en avioneta como regalo de cumpleaños esta negociando con el piloto:
    - ¿Cuanto me cobra por dar un paseo de una hora?
    - 2.000 pesos.

    - Uf, eso es mucha pasta. ¿Y si solo es media hora?
    - Por media hora, 1.000 mil.
    - Joder, mil, ¿no tiene nada mas barato?
    - Pues mire, podemos hacer un trato. Si usted se sube a la avioneta y es capaz de estar completamente callado durante todo el vuelo, no le cobro un peso.
    - Eso esta hecho.
    Alla se suben los tres y el piloto venga a hacer malabarismos, rizos,caidas en picado, el avion boca arriba, boca abajo... y el argentino,
    mudo.
    Por fin se cansa el piloto y aterriza:
    - Oiga, me tiene usted asombrado. Mire que hice cosas peligrosas con la avioneta y ¡usted no pronuncio ni una palabra!
    - Si quiere que le diga la verdad, estuve a punto de gritar cuando se
    cayo mi novia...


    En un barco andaban varias personas, cuando de repente aquel se estrella con un iceberg, y el capitán de aquel les alerta a los pasajeros:
    -Señores pasajeros, les queremos decir que nos estamos hundiendo; pero no se alarmen, con tres de ustedes que den su vida y se tiren al mar el barco y sus pasajeros se salvarán. ¿Quién se ofrece?

    En esos precisos instantes se ofrece un estadounidense y grita a los cuatro vientos:

    -Yo doy mi vida por los americanos- y se tira al mar.

    -Yo también me arriesgo por mis compatriotas, ¡Heir Sincler- Grito un alemán y se tiró al mar.

    El barco se estaba hundiendo, y todos miraron al último que podía tirarse: un chileno; y con toda determinación grita a los cuatro vientos:

    -Yo tambien doy mi vida por mi país.

    Y dió un codazo a un argentino y lo tiró al mar


    Feoos riann xD!
     

Compartir esta página