Chistes verdes y sarpados

Tema en 'Humor' iniciado por HiTsUgAy4, 4 Jul 2009.

  1. HiT

    HiTsUgAy4
    Expand Collapse
    Mayor
    Usuario destacado

    Mensajes:
    908
    Me Gusta recibidos:
    0
    CREDITOS A LA BIABA

    DIGANME SUS CHISTE Y LO S AGREGO!






    1. Tengo la medibacha negra...

      Hacia 5 años que esta mujer había perdido a su marido y todavía seguía de luto como si fuese ayer. Su hija le pidió que por favor saliera con alguien para que se distrajera. De modo que la hija le presenta un tipo. Inmediatamente después de conocerse se cayeron muy bien y después de 6 meses el tipo la invita a pasarse el fin de semana con él.
      Llega el Sábado se van a un lugar romántico. El tipo la lleva a pasear y la atiende muy bien. Ella queda encantada pero resulta que cuando llega la noche se van al hotel. Ahí el empieza a acariciarla y a quitarle la ropa.
      Ella le dice:
      - Dejame ponerme cómoda - y se va al baño. Cuando sale, viene toda desnuda excepto por una medibacha negra.

      El le pregunta por qué no se desnudó completamente.
      Ella contesta: - Mis pechos podés acariciar y mi cuerpo explorar, pero aquí abajo no, estoy de luto.

      El tipo pensó que a lo mejor era todo muy prematuro y decidió esperar un día más.
      Al día siguiente pasa lo mismo y el tipo al ver que ya se le estaba acabando el fin de semana, le dice:
      - Me voy a poner cómodo.
      Cuando sale del baño, el tipo sale todo excitado con un preservativo negro.
      Ella le pregunta con curiosidad:
      - Y ese condón negro?
      A lo que él le contesta:
      - Es que esta noche quiero acompañarte en sentimiento, te voy a dar el pésame!


    2. La buena compra

      Jaimito fue con su padre al campo a una venta de caballos. Él veía como su padre iba de caballo en caballo, acariciándoles la cabeza, el lomo y las piernas.
      Jaimito le pregunta con curiosidad para qué hacía todo eso con cada uno.
      - Es porque quiero ver cuál es el mejor de todos - responde el padre.
      - Entonces deberíamos volver pronto a casa - dice Jaimito.
      - ¿Por qué?
      - Porque entonces el cartero debe estar queriendo comprar a mamá!

    3. 40 años!

      Berta, toda compungida, llegó a la prisión a visitar a su marido, quien acababa de ser sentenciado a 40 años. Apenas entra en la celda de su esposo lo abraza y exclama, con lágrimas en los ojos:
      - ¡Ay, Tito! ¡40 años, Tito!
      - Bueno, mi amor, ¡qué se va a hacer!
      - ¡Ay, Tito! Hablé con el jefe de la prisión.
      - ¿Y, qué te dijo?
      - Me dijo que por cada vez que lo hiciera con él te iba a rebajar un año de cárcel.
      - ¿¡Quéeee!? ¡Pero qué desgraciado ese cabrón abusador! ¿Y qué le contestaste?
      - ¡Ay, Tito! ¡PARA ESTE LUNES TE LIBERAN!

    4. Señora cuidadosa

      - Tengo que tener mucho cuidado y no quedarme embarazada.
      - ¿Pero cómo?... si tu marido se hizo una vasectomía!
      - Por eso mismo, por eso mismo!!!

    5. Ejemplos

      En clase:
      - Jaimito, dame un ejemplo de alguien que sea muy valiente.
      - Mi papá, señorita...
      - ¿Por qué?
      - Porque es bombero, y en cuanto suena la sirena sale a salvar vidas arriesgando la suya.
      - Muy bien. ¿Y un ejemplo de cobarde?
      - Mi tío, señorita...
      - ¿Por qué?
      - Porque cuando mi papá sale a apagar incendios, él se mete en la cama con mi mamá, y los dos se quedan temblando varias horas ahí adentro....

    6. Organizando el burdel

      Obsesionada con la idea de complacer a todo tipo de clientes con mujeres de las mejores, una madama emprendedora estableció un burdel de tres pisos. Tenía ex-secretarias, seleccionadas por su eficiencia, en el primer piso; ex-modelos, seleccionadas por su belleza, en el segundo; y ex-maestras, seleccionadas por su inteligencia, en el tercero. Con el paso del tiempo la madama notó que casi todos los clientes iban al tercer piso. Cuando se decidió a preguntar, los clientes habituales le dieron la respuesta al acertijo.
      - Bueno, -dijo un caballero,- usted sabe como son las maestras de escuela: te lo hacen repetir hasta que te sale bien.

    7. La muerte del abuelo

      Fallece el abuelo a los 95 años. El nieto va a darle el pésame a su Abuela de 90 y encuentra a la anciana llorando; la abraza y la consuela.
      Un rato después, cuando la nota más calmada, el nieto aprovecha y le pregunta:
      - Abuelita, ¿cómo murió el abuelo?...
      - Fue haciendo el amor, le confiesa la mujer.
      El muchacho le replica que las personas de 90 años o más no deberían tener sexo porque es muy peligroso. Pero la abuela le aclara:
      - Lo hacíamos solamente los domingos, desde hace cinco años, con mucha calma, al compás de las campanadas de la iglesia; "ding" para meterlo y "dong" para sacarlo...
      - Y que falló abuela, - le pregunta el nieto....
      - ¡¡¡AY MIJO!!!.... ¡¡¡PASÓ EL HELADERO!!!

    8. Si es Bayer es bueno!!!

      Un hombre va a casa de una amiga para echarse una canita al aire.
      A la hora de los bifes, el pene no le responde, así que, un poco preocupado, le dice a la amiga que lo espere un momento. Va al baño y en la oscuridad busca en el botiquín algo que le ayude a solucionar el problema.
      Encuentra una pequeña cajita con pomada, se la unta y, ¡oh maravilla!, le devuelve al instante su vigor juvenil. El tipo vuelve a la cama y le hace el amor a su amiga, quien queda extasiada ante tal vigor. Una vez terminado todo, al hombre le entra la curiosidad de saber qué se había puesto. Se levanta, va al baño, enciende la luz y busca la pomadita.
      Después de un buen rato la amiga entra al baño y lo encuentra desmayado en el suelo, con una cajita en la mano en la que se lee: "Pomada Bayer para callos. Se endurece, se seca, se pudre y se cae. Si es BAYER, ¡¡es bueno!!"

    9. Coma

      Una mujer está en coma. Así ha estado por varios meses. Un día las enfermeras le están dando un baño de esponja. Una le lava sus partes 'privadas' y notó una pequeña respuesta en el monitor. Lo intentaron de nuevo y notaron un movimiento en buena medida en el monitor.
      Fueron a ver al esposo y le explicaron lo que pasaba y le dijeron:
      - Sabemos que suena descabellado, pero quizá un poco de sexo oral haga el milagro y la saque de su coma.
      El esposo estaba escéptico, pero le aseguraron que cerrarían la puerta para darle privacidad. El esposo finalmente accedió y fue al cuarto de su esposa.
      Después de unos minutos el monitor comenzó a mostrar una línea plana. No daba señales de pulso ni de latidos.
      Las enfermeras corrieron al cuarto alarmadas.
      - ¿Qué pasó? - gritaron asustadas.
      El esposo dijo:
      - Hice lo que me pidieron... aunque no estoy seguro... ¡creo que se ahogó!

    10. La flor

      Un viejo ricachón conoció a una joven muy linda pero con muy poca cultura. (En otras palabras, muuy tonta.) Luego de poca conversación y muchos tragos pasaron una noche apasionada de máximo placer y al día siguiente el ricachón le dijo a la humilde muchacha:
      - Bebota, estoy muy agradecido con vos, pedime lo que sea que yo te lo doy.
      Ella dijo:
      - Dame una flor.
      El ricachón se conmueve y piensa: "¡Qué ternura!, ¡Cuánta humildad!", y le pregunta a la muchacha:
      - ¿Sólo eso? ¿Cuál querés? ¿Una rosa, un clavel?
      La muchacha le contesta:
      - Noooo!!!!! Quiero una FLOR Explorer 4x4 del 2006!

    11. El padre

      Cacho estaba esperando en la cola de un supermercado, y ahí, por el fondo ve que una rubia, pulposa, divina, lo mira, le hecha una sonrisita y lo saluda. Cacho se queda pensando... ¿me estará saludando a mi? ¿De dónde carajo es esta belleza? Como la ve familiar le pregunta:
      - ¿Perdón, nos conocemos?
      - Seguro - le contesta -, ¡si sos el padre de uno de mis chicos!...
      Cacho empieza a volverse loco, a esta altura de su vida estaba casado, con tres hijos, que venga una desconocida a decirle esto... balde de agua fría...
      De repente, se le aparece el recuerdo de la única noche que le fue infiel a su mujer. Resignado y un poco confundido le dice:
      - No te puedo creer, vos sos aquella tipa que hizo el streap tease en la despedida de solteros que me hicieron los muchachos hace unos años... te subí a la mesa de billar y te di por todos lados (bajo la atenta mirada de todos mis amigos) mientras tu compañera me envaselinaba y me metía el puño por atrás, ¡¡que noche que pasamos, dios mío!!
      A lo cual ella contesta:
      - Hmmm... no... soy la Profesora de Inglés de tu hijo.

    12. Ojo con lo que pedís

      Un negro se encontró la lámpara de Aladino y le pidió al genio:
      - Quiero ser blanco y estar pegado a una blanca todo el día.
      Y el genio lo convirtió en una toallita femenina....

    13. La cena de despedida

      El párroco se estaba retirando después de 25 años a cargo de la parroquia y los feligreses decidieron ofrecerle una cena de despedida en su honor.

      Se escogió a un destacado político local, miembro de la parroquia, para dar un pequeño discurso durante la cena. Pero se retrasó y el sacerdote decidió entonces decir unas breves palabras mientras esperaban al político.
      - Obtuve mi primera impresión sobre esta parroquia en la primera confesión que debí escuchar. Pensé que había sido destinado a un lugar terrible. La primera persona que entró a mi confesionario me dijo que había robado un televisor y que, al ser detenido por la policía, casi había matado al oficial. Había robado dinero a sus padres, sustraído mercancía de su sitio de trabajo, había tenido un romance con la esposa de su jefe y tomaba estupefacientes. Yo estaba anonadado... Pero a medida que pasaban los días, me di cuenta que la gente de esta parroquia no era nada así y que ciertamente había venido a una comunidad llena de gente buena y amable...

      Justo cuando el sacerdote terminaba sus palabras, el político entró al salón, disculpándose por la tardanza. Inmediatamente comenzó su presentación y el discurso en honor del párroco saliente.
      - Nunca olvidaré el primer día que el Padre llegó a nuestra parroquia, - dijo el político. - De hecho, tuve el honor de ser el primero en confesarme con él...

      MORALEJA: NUNCA LLEGUES TARDE...

    14. La magia de la Naturaleza

      Hay una tribu en Africa donde un misionero hace su labor. Un día a la mujer del jefe de la tribu le nace un hijo blanco como un coco. El jefe de la tribu se preocupa y manda a buscar al misionero blanco:
      - Yo ser negro, mi mujer negra, mis guerreros todos ser negros. Aquí único blanco ser tú... Tu ser culpable de yo tener este hijo blanco...
      El misionero trata de explicarse:
      - Gran jefe, no se preocupe, eso no tiene importancia, así es la naturaleza... Mire a ese rebaño de ovejas que hay ahí, todas son blancas menos una que es negra....
      El jefe de la tribu piensa un minuto y le dice al misionero:
      - Okey... Yo no decir a nadie tú ser padre de mi niño blanco, si tú no dices a nadie quien ser responsable de oveja negra...

    15. Amor casero

      - Aló..... ¿Hola, mi reina?
      - ¿Cómo estás, mi amor? ¿Bien?
      - Sí, muy bien.
      - Qué bueno. Decime ¿los chicos están bien?
      - No te preocupes, ellos están bien.
      - Perfecto. ¿Ya comieron?...
      - Si querido, almorzaron muy bien.
      - ¿Sí?... ¡Qué bueno! Decime, preciosa ¿qué hiciste para la cena de hoy?
      - Ravioles.
      - Uyyyy ¡Ravioles!... Mi plato preferido. Te adoro, y decime, ¿todo tranquilo por casa?....
      - Todo bien, te espero para darte todo lo que te gusta, te espero con la comida caliente.
      - Ah, muuy bien. Oime, ¿me prometés que esta noche te ponés ese baby doll negro con transparencia?...
      - Como tú me ordenes.
      - ¿Sí?... Gracias cuchi, por eso te quiero tanto... En un ratito te veo....
      - Bueno, chau mi amor.
      - Bueno bebé, ahora... pasame con mi señora,...........

    16. Controlando los cuernos

      - Doctor, doctor, ¿los cuernos salen en serio?
      - No, hombre, no. Eso es una forma de decir.
      - ¡Ah! ¡menos mal! Creí que tenía falta de calcio.

    17. Suerte

      Había un tipo que era muy optimista, a todo le encontraba el lado bueno. Un día un amigo le dice:
      - ¿Qué crees? Ayer llegó Cacho a su casa y encontró a su mujer con un hombre, sacó su pistola, los mató a los dos y luego se suicidó.
      - ¡Qué bueno! - contesta el otro.
      - ¿¡Cómo que qué bueno!? Eso es una tragedia.
      - Pues sí, pero si hubiera llegado un día antes, el muerto hubiera sido yo.

    18. El enanito verde

      Un tipo va al Psicólogo y éste le pregunta:
      - ¿Cuál es su problema?
      - Lo mío es serio, Licenciado: Ultimamente cuando me acuesto, me tapo, y antes de apagar la luz se me aparece delante de mi cara, parado sobre la frazada, en mi pecho, un enanito verde, que me mira fijo y me pregunta: "¿Hiciste pis?" Y yo ahí nomás.... me meo en la cama !!!
      El Psicólogo está anotando, y le dice:
      - Bueno mire, va a tener que iniciar un tratamiento psicológico freudiano. Sin dudas debe haber una fijación en su niñez en el tiempo que a usted le enseñaron a controlar sus esfínteres. Hay, parece un problema con la figura paterna.... bla... bla... bla...
      Le hizo el verso de siempre que hacemos los Psicólogos...
      Pasan varias sesiones y el Psicólogo vuelve a preguntarle al tipo como andaba.
      - Igual, Doctor, me acuesto, aparece el enanito verde, me mira fijo y me pregunta "¿Hiciste pis?" y yo no puedo dejar de mearme en la cama...
      Entonces el Locólogo le dice:
      - Umm..... vamos a cambiar a una terapia más directa. Mire, esta noche cuando se acueste y se le aparezca el enanito, usted mírelo también fijamente a los ojos y con voz firme y convencida respóndale: "¡Si, ya hice pis!!"... Va a ver como se soluciona el problema. Venga mañana y me cuenta.
      Al otro día viene el tipo y el Psicólogo le pregunta:
      - ¿Y, cómo anduvo?
      - todo mal, Doctor, un desastre!!!!
      - ¿Hizo lo que le dije?
      - Sí, -dice el tipo-, me acosté, me tapé y apareció el enanito verde y me preguntó: "¿Hiciste pis?" Yo, hice lo que usted me había dicho, lo miré fijamente y con valentía le dije: "Sí, ya hice pis!" Y el enanito me miró fijo y me preguntó: "¿Y caca?"

    19. Pedido de divorcio

      Una mujer asiste ante el Juez y le manifiesta su intención de divorciarse de su esposo.
      El juez le pregunta:
      - ¿Cuál es la principal causa que motiva su pedido?
      - Compatibilidad de caracteres, señor juez.
      - ¿Cómo "compatibilidad" de caracteres?, querrá decir "incompatibilidad" de caracteres...?
      - No señor juez, dije y sostengo que la causa es "compatibilidad de caracteres".
      - No puede ser señora, nadie se divorcia porque sea compatible con su esposo.
      - ¿Ah no?, fíjese: A mi me gusta pasear... y a mi marido también. Me gusta el cine... y a él también. A mí me gusta salir a comer pizza los sábados... y a él, lo mismo. Me atraen mucho los hombres... y a él también!!!!!

    20. El tic nervioso

      Un hombre que tiene un tic nervioso que le hace guiñar un ojo, trabaja como vendedor en una agencia de viajes.
      - Según su Currículum, veo que usted está más que calificado para este trabajo -dice el reclutador de personal- pero, desgraciadamente no podemos contratar a un vendedor que esté constantemente guiñándole el ojo a los clientes.
      - Pero espere -dice el hombre-. Si me tomo dos aspirinas dejo de guiñar el ojo.
      - Muéstreme, -dice el reclutador.
      Entonces el hombre se mete la mano en el bolsillo del pantalón y saca una cantidad enorme de condones de todas formas y colores, finalmente encuentra un par de aspirinas y al ratito de tomarlas deja de guiñar el ojo.
      - Es excelente que haya dejado de guiñar el ojo -dice el reclutador-, pero no podemos tener vendedores que sean unos mujeriegos.
      - ¿Qué quiere decir? -pregunta el hombre- yo estoy felizmente casado.
      - ¿Y como explica todos esos condones? -dice el reclutador.
      - Ah, eso. -dice el hombre.- ¿nunca fue a una farmacia y pidió aspirinas guiñando el ojo?

    21. La sueca

      Una sueca muy linda que termina sus vacaciones en el Caribe, se sube al avión, se sienta al lado de otra mujer y exclama:
      - ¡Uf, al fin juntas!
      Le dice la otra:
      - Pero, oiga, por quién me toma?
      - Disculpe, - contesta la sueca, - pero le hablo a mis piernas...

    22. Señora desconsolada

      Cuando fui a almorzar hoy, observé esta señora como de unos 75 a 80 años, sentada en un banco del parque y llorando desconsoladamente.

      Me le acerqué y le pregunté qué le pasaba. Entre lágrimas me contestó:
      - En casa tengo un marido de 22 años. Me hace el amor todas las mañanas. Se levanta y me hace un desayuno con panqueques, huevos revueltos, fruta fresca y café recién molido.
      - Bueno.. ¿Y entonces por qué está llorando?
      Me sigue comentando ella:
      - Me hace sopa para el almuerzo, y mis galletas favoritas. Después me hace el amor a media tarde...
      Extrañado, le insisto:
      - Eso está muy bien, ¿pero por qué está llorando?
      Volvió ella a la carga:
      - Y para la cena me hace comidas gourmet, con vino y todo, y encima mi postre favorito. Y cuando terminamos de comer, me hace el amor hasta la madrugada. ¡Todas las noches!
      - ¿Pero qué tiene eso de malo, señora, por qué eso la hace llorar?
      Y la señora, en llanto incontenible, me dice:
      - ¡ES QUE NO ME ACUERDO DONDE VIVO!

    23. Empacho de huevo

      Una nena que vive en el campo le dice a la madre que le dolía la panza, a lo que la madre le responde:
      - Bueno agarrá el caballo y andá al pueblo y el primer hombre que veas de blanco es el doctor.
      La nena llega al pueblo después de haber estado sobre el caballo unos cuantos kilómetros y ve a un hombre de blanco en una peluquería y se mete pensando que era el doctor...
      El peluquero se aprovecha y tirando todo del escritorio se la voltea. Termina todo y la nena le pregunta que tenía, y el peluquero le contesta:
      - Nada, nada, empacho de huevo.
      La nena vuelve a su casa y le cuenta a la madre que le diagnosticaron empacho de huevo y se va a su cuarto a jugar.
      La madre se queda pensando y al rato va para el cuarto y le pregunta de nuevo:
      - Qué dijo que tenías, nena?
      - Empacho de huevo, - y se levanta la pollera y le dice: - mirá, todavía me chorrea la clara.

    24. Todo tiene un precio

      Una chica bellísima va caminando por la calle, cuando se le acerca un tipo y le dice:
      - ¿Te acostarías conmigo por un millón de dólares?
      - ¡¿Por un millón de dólares!? Bueno... este... me toma por sorpresa... Pero ¡sí, sí! Me acostaría con usted por un millón de dólares; tendríamos que acordar cómo, dónde, cuándo...
      - Pará, pará. Ahora te pregunto: ¿te acostarías conmigo por catorce pesos?
      - ¡Pero vos estás loco! ¡Qué te pasa! ¿Catorce pesos? ¿Quién te creés que sos? ¿Por qué clase de mujer me tomaste?
      - Mirá: qué clase de mujer sos ya quedó establecido con la primera pregunta; ahora estamos regateando el precio...

    25. Invento para el baño

      Se encuentran dos amigos en un semáforo, uno estaba apoyado sobre su pierna sujetándose para no caerse de la bicicleta. Cuando lo ve su amigo que estaba tambien esperando el semáforo no lo podia creer, baja la ventanilla de su flamante Mercedez Benz:
      - Hey Jorge! como andas tanto tiempo, hace como 20 años que no te veo. Pará loco, vamos a tomarnos un cafecito.
      Así que se estacionan Jorge con su humilde bicicleta, y su amigo que evidentemente le había ido muy bien.
      - Decime Jorge, que es de tu vida, contate algo.
      - Bueno mira, como ves estoy acá, nada nuevo, luchando con la economía, pero decime a vos si aparentemente te va de maravillas, contame como hiciste tanta guita, porque veo que tenés pilcha de primera, un espectacular coche, como hiciste?, un Rolex en la muñeca, contame un poco.
      - Bueno, te cuento, total a esta altura no es ningún secreto, sabés que fabriqué una maquinita para los baños públicos. ¿que cómo es eso? Fijate, cuando vos entrás a los baños públicos, ponés una monedita de 0,50 centavos y entonces sale una manito del aparato que te baja la braqueta, te saca la pija, meás, te la sacude, la vuelve a poner adentro, y te cierra la bragueta. Y con eso puse esas máquinas por todo lados y me llené de guita. Ahora no necesito trabajar más.
      - Y decime, no te queda una maquinita de esas para darme?
      - Bueno, sí tengo, pero pasa que ya no es novedad.
      - Dale no importa, dame una que quiero probar.
      - Bueno, con una sola no puedo perder y para eso somos amigos.

      Pasan un años, se da la misma situación, se encuentran otra vez los dos amigos en un estacionamiento de un lujoso hotel. Con gran sorpresa el amigo ve que Jorge se baja de una limousina a todo lujo, y no pudiendo con la curiosidad y asombrado por el gran cambio de este, se aproxima a Jorge y le pregunta:
      - Pero Jorge como hiciste para que ocurra este gran cambio?
      - Bueno, ¿te acordás la maquinita que me regalaste?, la perfeccioné. Ahora es lo mismo que la tuya pero mejor.
      - ¿Como es eso?
      - Te acordás que tu maquinita te bajaba la bragueta, te sacaba la pija, meabas, te la sacudía y te la guardaba nuevamente?
      - Sí.
      - Bue, yo hice lo mismo, solo que cuando terminás de mear, la mía te la sacude, y cuando la está por poner adentro de la bragueta nuevamente, sale otra mano que te agarra los huevos, y de dice: SI NO PONES $1, TE ARRANCO LOS HUEVOS.

    26. Gatito

      La maestra está dando clase y, al subir el brazo para escribir en la pizarra, una de las pequeñas alumnas advierte que tiene pelos en la axila, y le pregunta:
      - Maestra, ¿qué es eso que usted tiene debajo del brazo?
      - Esto es un gatito, mi amor. Cuando seas grande vas a tener gatitos por aquí y gatitos por allá.
      Meses después la niñita fue a pasar una semana en casa de su abuela. Un día al bañarse notó que tenía pelos en la entrepierna, y empezó a gritar:
      - ¡Abuela, abuela! Mirá, ¡tengo un gatito!
      La abuela respondió:
      - Ah, mirá, ¡yo también tengo un gatito!
      Y alzándose el vestido le enseñó su "gatito" a la niñita, quien al verlo bien exclamó:
      - Pero abuela ¡ese gatito tiene la lengua fuera...
      Y la abuelita respondió:
      - Y sí m'ija, ¡no sabes los palos que recibió este gato!

    27. Cuento de hadas

      Había una vez un príncipe que acostumbraba caminar por el bosque. En uno de sus paseos matutinos, cuando pasaba cerca de un estanque, escuchó una tierna pero lastimera voz que le pedía un beso.
      El príncipe, extrañado y con un poco de aprehensión se acercó mas al estanque, para descubrir con sorpresa que quien le hablaba era ni mas ni menos que una rana... la más fea de todas ellas; con los ojos muy saltones. La rana le pidió nuevamente al príncipe que le diera un beso. El batracio le explicó al soberano que había sido víctima de un encantamiento y que por ello había quedado convertida en tan repugnante animal. También le dijo (la rana) que era una hermosa doncella de un reino allende al mar y que ella estaba segura que su liberador sería recompensado con grandeza.
      El príncipe, haciendo tripas corazón y aún no muy convencido se acercó y plantó un besito sobre las verrugas... Al instante comenzó una extraña transformación,... tras una fuerte explosión y en medio de una fuerte nubosidad el príncipe comenzó a distinguir una figura femenina. Al disiparse la nube se dio cuenta que era la mujer más bella que hubiera conocido. Despertando toda su voluptuosidad e instintos, el príncipe comenzó a aproximarse a la desnuda mujer, ante lo cual la misma le dijo que se detuviera, que el efecto del encantamiento aún no se había disipado del todo pero el príncipe fue incapaz de contenerse y la poseyó... La princesa tenía razón... el príncipe quedó encantado.

    28. Vestidito nuevo

      Cierta ocasión, una chica pasa por una tienda de ropa y decide entrar.
      Le pregunta entonces al vendedor que le muestre un vestido bien escotado. El vendedor le muestra un modelo rojo, ella se va al vestidor, se lo prueba y al rato sale para mirarse al espejo.
      Entonces pregunta la chica:
      - Señor, será que este vestido me queda muy escotado?
      Y el vendedor responde:
      - A ver, ¿usted tiene pelos en el pecho?
      - No.
      - Ah, entonces sí, le queda muy escotado!

    29. Embarazadas

      Un médico que fue a visitar la sala de maternidad de un hospital le preguntó a la primera embarazada que visitó:
      - ¿Cuándo espera dar a luz usted, señora?
      Y la mujer le contestó:
      - El 19 de Junio, doctor...
      Después que le preguntó a otras tres muchachas, recibió siempre la misma respuesta, para el 19 de Junio. El médico notó que la siguiente paciente estaba dormida y no queriendo molestarla, le preguntó a la muchacha que estaba acostada en la cama de al lado:
      - ¿Sabe usted cuándo dará a luz ella?
      La chica le dijo:
      - Ah, doctor, no tengo idea, ella no vino a la fiesta con nosotras...

    30. Buscando acompañantes

      Hace años me registré en un hotel durante un viaje de trabajo y al sentirme un poco solo y con una sensación de libertad que nunca había sentido, decidí llamar a una de esas "empresas de acompañantes", de esas que reparten información a la salida de los aeropuertos en algunos lugares.
      Entre los papeles que tenía, encontré a una que se llamaba "Verónica" y después de analizar con cuidado la fotografía, me decidí a llamarla.
      Levanté el teléfono con mis manos (que temblaban y sudaban por la expectativa) y marqué el número que indicaba.
      - Hola! - contestó una mujer con una voz muy sensual.
      - Hola! Veo que sabés dar masajes y la verdad es que necesito que vengas a mi habitación y me des uno muy bueno. No, en realidad lo que quiero es sexo! Tengo ganas de tener una larga sesión de sexo salvaje ¡pero ya! Estoy hablando en serio, que dure toda la noche y estoy dispuesto a participar en cualquier cosa... si eso tiene un nombre que puedas pronunciar ¡yo puedo hacerlo! Trae toda clase de implementos, accesorios y juguetes para que en ningún momento me aburra por no tener nada nuevo que hacerte y mantenerme despierto toda la noche... quiero que me ates, inmovilices y que me llenes el cuerpo con lo que quieras para después limpiármelo a besos, ¿qué te parece?
      - Suena fantástico señor, pero para hacer llamadas externas, primero marque 9.

    31. Secreto sexual

      - Cacho, me di cuenta que tenés mucho éxito con las mujeres, -dice un amigo a otro en el bar-. ¿Cómo hacés?
      - Cuando llego a casa de una de mis mujeres -explica el tipo-, grito como Tarzán. Eso las excita de tal manera que lo demás resulta fácil.
      El otro tipo va a su casa muy contento con la posesión de aquel gran secreto.
      Al entrar a oscuras en su dormitorio lanza el alarido de Tarzán y después de golpearse el pecho como el hombre mono hace un "salto del tigre bengalí" sobre la cama.
      - ¡Qué emoción! -exclama anhelante la señora en la oscuridad de la alcoba-. Que sea rapidito, Cacho, que ya debe estar por venir mi marido...

    32. Que no falte el Bombo!!!

      Un morocho entra a un bar. Pide el telefono. Se lo prestan:
      - Hola? Hablo con el quilombo? esta Noemí? si.... espero.
      - Gallego servime un café!!!
      - Marcha un cafecito bien cargado!!!!
      - Hola, sí, Noemí? que hacés? yo bien. Mira te llamo por que me gane veinte lucas en las carreras. Sí... bárbaro. Bueno, decile a la flaca María que se lave bien que voy para allá. Sí, como siempre, me preparás la habitación Nº 9, comprás tres botellas de vodka, no te olvides de la escupidera y del bombo. Bueno bárbaro. Estaré por allí a las 9, más o menos. Chau Noemí.
      - Cuánto le debo por el café, gallego?
      Un tipo que había escuchado toda la conversación del morochito, se animó:
      - Disculpe, no? va a pensar que soy un metido, pero estuve escuchando lo que hablaba sin querer.
      - Ah sí? y qué le llama la atención?
      - Bueno, en realidad algunas cosas no las entiendo.
      - Por ejemplo?
      - Y.... lo de la mina, lo de la habitación, lo del vodka lo entiendo. Pero lo de la escupidera y el bombo.... sobretodo lo del bombo, no lo entiendo.
      - Mire, se lo voy a explicar por que me cayó simpático.
      - Muchas gracias.
      - Yo voy a ese quilombo desde hace mucho. Cojo siempre con la misma mina. Apenas llego, me bajo tres vasos de vodka para festejar.
      - Entonces?
      - Le meto mano a la mina: allí me bajo otros dos vasos de vodka. Nos besamos, nos apretamos. Allí brindo por todos los amigos con seis vasitos más de vodka.
      - Entonces?
      - Entonces la hago poner en pelotas y para celebrar me chupo otros cuatro vasitos de vodka. A estas alturas la mina ya esta en pelotas y yo me baje dos botellas de vodka.
      - Entonces?
      - Entonces, cuando empiezo a chuparme la tercera botella, tengo un pedo tan monumental, que me da lo mismo coger, vomitar, cagar, o tocar el bombo!!!

    33. Mieleras

      Ana está de viaje de luna de miel en Pinamar y al levantarse a la mañana ve en el balcón del hotel de enfrente a su amiga Tita y le grita:
      - Titaaaa!!!! ¿que haces aca?!
      Tita le responde, también a los gritos:
      - Me caseeee!!!
      - Ayyyy, yo tambiénnnnn!!! - dice Ana.
      - Estoy de luna de mieeeel!!!
      - Yo tambiénnnnn!!!
      Y haciendo pantalla con las manos le grita:
      - LLA-MA-MEEE!!!
      - Yooo tambieeeeen!!!

    34. Acuerdo con señas

      Una pareja de sordos se casan.
      Durante la primera semana de matrimonio se dan cuenta que era imposible comunicarse en la cama cuando estaban con la luz apagada porque no podían ver las señas que le hacía su pareja.
      Después de varias noches de malentendidos, la esposa decide encontrar una solución.
      - Amor -dice ella, con señas- ¿Por qué no nos ponemos de acuerdo con señales simples? Por ejemplo, si en la noche querés sexo conmigo, tomás mi teta izquierda y la apretás 1 vez. Si no, tomás mi teta derecha y la aprietas 1. El esposo piensa que es una buena idea y decide las señales que ella debe dar:
      - De acuerdo... y si vos querés tener sexo conmigo agarrás mi pene y lo jalás 1 vez. Pero si NO querés tener sexo agarrás mi pene y lo jalás unas 50 veces.

    35. Drácula y Draculita

      Drácula le está explicando a Draculita como se hace el oficio de vampiro:
      - Mirá a este joven que se acerca.
      Drácula se le abalanza sobre el cuello del tipo y diestramente le chupa la sangre. Así Drácula repite la acción con otras dos personas y le dice a Draculita:
      - Mirá a ese medio borracho que está orinando pegado al poste. Esa es una víctima fácil. ¡Es todo tuyo!
      Ni corto ni perezoso Draculita se le tiró al pene del borrachito. Drácula enseguida le gritó:
      - ¿Qué hacés pedazo de bruto? ¡No es por ahí que se chupa la sangre!
      Y le contesta Draculita todo afeminado, quebrando la muñeca:
      - ¡¡¡Ayy sí, pero es que yo quiero probar con sorbete!!!

    36. La camella

      Un General de la Legión Extranjera decide hacer una visita de control a un campamento de legionarios emplazado en medio del desierto.
      Al rato de llegar, el Capitán del campamento le explica cómo está todo por allí y lo acompaña en una inspección.
      - Muy bien Capitán, vayamos a inspeccionar el fuerte, y luego búsqueme un alojamiento porque pienso quedarme unos dos meses.
      El Capitán lo acompaña y le va explicando durante la inspección:
      - Esta es la cocina, esa puerta es de la sala de reuniones, etc.
      - Muy bien, muy bien - va diciendo el general.
      - Y esta puerta es la sala de recreo...

      El General va abriendo y va comprobando todo, y siguen por el pasillo y observa que el Capitán se salta una de las puertas.
      - Sólo por curiosidad Capitán, esa puerta que nos hemos saltado ¿qué es?
      - Verá General... en esta puerta tenemos a la camella... como usted comprenderá, somos 150 legionarios... que nos pasamos meses enteros en completa soledad... y para mantener la moral de la tropa alta, me pareció bien permitirlo...
      - Está bien, Capitán, si eso mantiene la moral de la tropa alta...

      Pasa un mes, y el General comienza a sentir la abstinencia de sexo y decide ir al Capitán y confesárselo.
      - Mire... ya llevo un mes aquí... yo también soy un hombre... ¿podría hacer uso de la camella?
      - Por supuesto mi General, le comprendo perfectamente, aquí tiene la llave.

      El general se va donde la camella, y a los 20 minutos sale subiéndose la bragueta.
      El Capitán que lo ve le dice:
      - ¡¡Pero cómo mi General!! ¿¿¿Sólo 20 minutos???
      - ¿Cómo que sólo 20 minutos? ¿Pues cuánto tarda un soldado raso?
      - Hombre, no sé, pero el pueblo más cercano está a una hora, así que una hora para ir y otra para volver...

    37. Las historias del abuelo

      Estaban Tito, Andres y Javier aburridos por lo cual deciden ir donde el abuelo para que les cuente alguna historia. El abuelo (que estaba medio gagá) les pregunta:
      - ¿Les conté la historia de los leones africanos?
      Y los nietos ilusionados y al unísono:
      - Noooooo.... a ver dale abuelo dalee!!!! - estaban todo ilusionados.
      - Bueno..... estaba con mi compadre en el Africa de safari, ibamos avanzando lentamente por la selva cuando de repente nos encontramos rodeados de leones, con mi cumpa nos miramos y echamos a correr, me fui por un sendero y me pude dar cuenta que me venía siguiendo un león, por mayor esfuerzo que hiciera el maldito león me iba cortando los pasos - mientras los nietos escuchaban asombrados - luego empiezo a sentir el respirar del león, ya estaba cerca, entonces este pega un salto y me doy vuelta, cae encima mío!, con la mayor rapidez trato de afirmarle sus afiladas garras y para poder sacármelo de encima tuve que morder lo primero que tuviera encima, que era su oreja..... la boca la tenía llena de sangre y pelos.......
      De repente el abuelo es interrumpido por la mamá de los niños quien les pega el grito para almorzar:
      - Chicos a comer!!!!...
      - Pero mamá...
      - Nada de peros, vamos a la mesa......
      Ya en la mesa, y luego de haber almorzado, los niños le piden al abuelo que reanude la historia, y el abuelo pregunta:
      - ¿Cual historia?
      - Esa que tenías la boca llena de sangre y pelos...
      - .....ahhhhhh - dice el Abuelo - .....ENTONCES AGARRÉ A LA MINA, LA DI VUELTA Y ENTRÉ A DARLE POR EL CULO......

    38. Pendejo buchón

      - Mamá, mamá, recién vi a la mucama entrar a tu habitación con papá y cuando vi por la cerradura los vi a los dos desnudos en la cama acariciándose.
      - Ah, sí? bueno, no digas nada que en unos días es Navidad y se lo contamos a toda la familia.
      Llega la Navidad, se reúne toda la familia que eran como 500 personas, y la madre dice:
      - Atención todos, que mi hijo les quiere decir algo!!!
      Y el nene larga:
      - El otro día lo vi a papá con la mucama en la cama...
      El padre se agarraba la cabeza, se tapaba la cara y no sabía como esconderse.
      El nene sigue:
      - También vi que la mucama le chupaba el.... el.... el... ma, ¿cómo se llama eso que vos le chupás al jardinero???

    39. Las pastillas de San Pedro

      Un puto se muere y se va al cielo. Al llegar lo recibe San Pedro y le dice:
      - Querido hijo, para entrar al paraíso deberás responder a mi pregunta, para la cual seguramente no estás todavía preparado; por lo tanto, toma esta pastilla.

      Y le da un comprimido blanco del tamaño de un granito de alpiste...
      - Regresa a la tierra y tómala con un poco de agua, luego vuelve a mí.

      El maricón, estupefacto, lleva a cabo la orden y, después de algunos minutos, comienza a sentir un gran malestar intestinal; corre al baño, donde libera una terrible y maloliente diarrea por 10 minutos seguidos.
      Terminada la cagada, se reencuentra, blanco y demacrado de frente a San Pedro, que lo mira con ojo clínico, y le dice:
      - Aún no te encuentro listo.

      Le da una pastilla del tamaño de un maní y le pide hacer lo mismo de la vez anterior.
      Ésta vez el efecto de la pastilla es mortal, el puto caga ininterrumpidamente por 3 horas, y luego, extenuado, se encuentra delante del Santo.

      Después de un atento examen, San Pedro le dice:
      - Todavía no estás listo.

      Y le da otra pastilla, ahora de la dimensión de una nuez.
      El efecto es terrible, espantoso, bestial... una megacagada de 12 horas con fisura anal y hemorroides múltiples.
      El maricón, ya convertido en una larva humana, vuelve delante del Santo hombre, que lo mira y aprueba con la cabeza:
      - Sí sí, ahora seguramente estás listo para mi pregunta: ¿Entendiste ahora para qué sirve el culo?

    40. Cuenta de Hotel

      Un hombre y su mujer estan viajando en auto desde Buenos aires hasta Rio de Janeiro. Luego de casi 24 hs en la ruta, estan muy cansados como para continuar, por lo tanto deciden parar para tomar un descanso. Ellos paran en un lindo hotel y toman un cuarto, solo planean dormir tal vez 4 hs y después seguir en camino.

      Cuando hacen el "check out" 4 hs después, el cajero les da una factura de $350. El hombre explota en demandas para saber por qué la carga es tan alta. El hombre le dice al cajero que aunque sea un lindo hotel, los cuartos no valían para nada $350.

      Cuando el cajero le dice que $350 es la paga estandar, el hombre insiste en hablar con el Gerente. El gerente aparece, escucha al hombre y luego le explica que este hotel tiene una Pileta Olímpica y un gran centro de conferencias, que estuvieron a disposición para que el hombre y su mujer puedan usar.
      - Pero... nosotros no los usamos - se quejaba el hombre.
      - Bueno, pero están allí, y los pudieron haber usado, - explica el Gerente.
      También empieza a explicarles que ellos pudieron haber visto uno de los shows por los cuales el hotel es famoso. "El mejor entretenimiento de toda la Argentina, actua aquí" - dice el Gerente.
      - Pero nosotros no fuimos a ninguno de esos Shows - se queja nuevamente el hombre.
      - Bueno, nosotros los tenemos, y usted los pudo haber visto.
      No importa que beneficio mencionaba el Gerente, el hombre se quejaba, "Pero, nosotros no lo usamos!".

      El gerente no deja sus argumentos, y eventualmente el hombre se rinde y acepta pagar.
      Escribe un cheque y se lo da al Gerente.
      El gerente sorprendido mira al cheque...
      - Pero señor, - dice el gerente, - este cheque es de solo $50.
      - Correcto, - dice el hombre. - Le cobré a usted $300 por dormir con mi mujer.
      - Pero si yo no hice tal cosa!
      - Bueno, mala suerte. Ella estaba aquí, y usted pudo tenerla...

    41. Solidario il cornutto!

      Un tipo recibe una llamada anónima avisándole que su mujer lo engaña todos los días en cuanto el se va a trabajar. Al día siguiente el tipo parte, pero se queda espiando desde la esquina. Al rato ve llegar a un galán buenmozo, atlético, aristocrático, ropa italiana última moda, el cual con un ramo de flores en la mano toca el timbre de su casa. Desde lejos ve que su mujer le abre y lo hace entrar. El marido corre, abre con su llave sin hacer ruido, entra sigilosamente y espía por la puerta entreabierta del dormitorio. El galán se saca la chaqueta, revelando unos hombros poderosos y armónicos. La mujer lo besa apasionadamente y se saca los zapatos. El marido no sabe qué hacer, qué decir ni cómo intervenir y sólo atina a seguir espiando. El otro se saca la camisa de seda natural y muestra un torso perfecto, un vientre duro y sin un gramo de grasa. La mujer se saca la falda y lo acaricia con locura. El tipo se saca los pantalones y sus piernas son virilmente perfectas. La mujer se saca la blusa y al soltarse el sostén, se le caen las tetas hasta el ombligo. El marido esconde la cara entre las manos y murmura: "¡**** madre, que vergüenza!"

    42. Cirugía

      Un tipo de 47 años muy preocupado por parecer joven; el día de su cumpleaños, decide hacerse un estiramiento de cara. Hecha la cirugía, el tipo sale muy contento de la clínica con su cara nueva. Se detiene en un puesto de diarios, compra uno y le pregunta al vendedor:
      - Óigame amigo, no lo tome a mal pero tengo una curiosidad, quisiera que me conteste una pregunta: ¿cuantos años cree que tengo?
      El diariero le dice:
      - Y, no sé.... unos 32.
      Contento de la vida, el tipo le dice:
      - En realidad tengo 47 años.
      Luego este buen señor entra a un Mc Donalds, pide una hamburguesa y le pregunta lo mismo al cajero. El cajero le dice:
      - Y, yo le calculo unos 29 años.
      El hombre, cada vez mas agrandado, le dice:
      - No, tengo 47.
      Luego toma el ómnibus para volver a su casa, y se sienta al lado de una anciana. Una vez más, el tipo hace la pregunta:
      - Discúlpeme, señora, ¿cuantos años piensa usted que tengo?
      La viejita lo mira pensativa con su cara llena de arrugas, y le contesta:
      - Mire, hijito, yo ya tengo 85 años y no veo bien. Sin embargo, cuando era joven yo tenía un método para adivinar la edad de los hombres. Les metía la mano en el calzoncillo y les decía la edad correcta.
      El hombre dudó un poco, pero viendo que no había nadie en el ómnibus pensó: "bueno, probemos, total...", y acto seguido le dice a la viejita que comience con su tarea. La viejita le mete la mano en el bulto, y le franelea los huevos al tipo. Al cabo de exactos diez minutos, la señora dice:
      - Usted tiene 47 años.
      El tipo, asombradísimo exclama:
      - Pero, que increíble! Dígame, ¿como lo hace?
      Y la anciana le contesta:
      - Fácil. Es que yo estaba detrás suyo en la cola del Mc Donalds.

    43. Prevención

      Aprovechando la ausencia de su esposa e hijos que pasan un fin de semana en la playa, Don Luis, se encuentra insistiéndole a la nueva y muy bonita sirvienta, aunque un poco bruta, que le abra la puerta de su dormitorio.
      - Vamos, María, abrí la puerta que no te va a pasar nada malo. ¡Sólo vamos a pasar un lindo rato juntitos!
      - No, siñor, ¡tese quieto y no moleste!
      - Mirá, María, si abrís te aumento el sueldo...
      - ¿Y, depué quí li dicimo a la patrona?
      - Nada, che, ella no tiene porque enterarse de nada.
      - Ta bueno, patrón, pero pase por dibajo di la puerta el cirtificado de lo análisi para saber que usted no tiene SIDA.

      Don Luis recuerda el chequeo médico que se acaba de practicar y le pasa hasta su acta de nacimiento, ante lo cual la sirvienta por fin cede y Don Luis se da el gustazo.
      Al rato ya calmado y disfrutando de un cigarrillo, le dice a María:

      - ¡Caramba, María, no sabés leer ni escribir, pero, que bien estás enterada de las cuestiones de salud!
      - Sí, pachoncito, yo seré inorante, muy inorante, réquete inorante, ¡pero esto del SIDA no me lo pegan dos veces!

    44. Viejito Patriota

      Un grupo de balseros cubanos se escapa rumbo a Miami. En la mitad del océano un viejito empieza a gritar que se siente mal, que va a morir y que para despedirse de su Cuba natal, quiere una bandera cubana.
      Todos se miran y no saben de donde sacar una bandera. De pronto, una de las chicas conmovida le dice:
      - Mire abuelo, bandera lo que se dice bandera no hay, pero yo tengo una tatuada en la nalga, si la quiere ver y despedirse, se la puedo mostrar...

      El viejo asiente, ella se baja los jeans y le muestra el tatuaje, el hombre emocionado comienza a besarle la nalga en el lugar del tatuaje diciendo:
      - ¡Adiós mi Cuba querida, adiós mi patria natal! - y así siguió besándole la nalga como 15 minutos... luego la mira y le dice:
      - ¿No te podrías dar vuelta?,..... me dieron ganas de despedirme de Fidel.

    45. La hijita le pregunta a su madre:
      - Má, ¿la nueva mucama se va ir al cielo?
      - No querida, ¿por qué?
      - Porque anoche, papá le decía que era un ángel.

    46. Distinto bouquet

      Juran los entendidos que ésta fue una situación real que ocurrió hace ya muchos años...
      Un hombre entra en el restaurante Ritz Carlton de París con su pareja y pide una botella de Mouton 1928. El camarero regresa con una garrafa de decantación llena de vino y sirve un poco en la copa para que el hombre lo pruebe. Este toma la copa, lo huele, lo prueba, posa la copa en la mesa y comenta un poco disgustado:
      - Esto no es Mouton 1928.
      El camarero le asegura que sí y rápidamente 20 personas que escuchan rodean la mesa de la pareja, incluyendo al maitre, al gerente del hotel y al chef, quienes intentan convencerlo inútilmente de que sí es el vino que el pidió.
      Finalmente a alguien se le ocurre preguntar que cómo sabe él que eso no es Mouton 1928. El hombre dice muy pausado y claro:
      - Mi nombre es Philippe de Rotschild y yo hice ese vino.
      Consternación general. Entonces el camarero da un paso al frente y admite que ésa es una garrafa de decantación de Clerc Milon 1928 y agrega:
      - No podía soportar la idea de consumir nuestra última garrafa de Mouton 1928. Pero, si no me equivoco, el señor también es dueño de dos viñedos Clerc Milon que quedan en la misma aldea de Mouton, hacen la vendimia a la misma altura, la misma poda, cosechan las mismas uvas al mismo tiempo, ponen el mosto en las mismas barricas, engarrafan el vino al mismo tiempo y usan huevos de las mismas gallinas para la refinación. Los vinos son iguales... apenas con una pequeñísima diferencia geográfica....
      Rotschild se acerca al camarero y le susurra al oído:
      - Cuando usted regrese a su casa esta noche, dígale a su mujer que se quite toda la ropa, métale un dedo por delante y otro por detrás y vea la diferencia de aroma y bouquet que puede existir por esa pequeñísima diferencia geográfica.

    47. El cuco

      Una mujer estaba desnuda en la cama acompañada del mejor amigo del marido.
      Mientras hacían el amor escuchan ruidos de llaves en la puerta de entrada y la mujer se da cuenta que es su marido el que estaba entrando. El amante de la mujer de un salto va a esconderse y cuando el marido entra en la habitación su mujer poniéndose una mano en el pecho simula un ataque al corazón.
      El hombre llama inmediatamente a la ambulancia para asistirla. Mientras esperaban, el hijo del matrimonio, un pequeñín de 3 años, le dice al padre:
      - Papá, cuco, cuco en placard.
      El padre no le presta atención y el niño insiste:
      - ¡¡¡Cuco, cuco en placard!!!
      El hombre impaciente esperando a la ambulancia sigue sin prestarle atención al niño.
      El nene, cada vez más atemorizado, le tira del saco y vuelve a decir gritando:
      - ¡¡¡PAPAAAA!!! ¡¡¡CUCO, CUCO!!! EN PLACARD!!!!

      Para calmarlo el padre lo lleva hasta el placard para demostrarle que no hay nadie. Cuando lo abre, se encuentra con su mejor amigo en pelotas. El padre del niño indignado por la sorpresa le dice al hombre desnudo:

      - ¡¡¡Vos sos un ************!!!, mi mujer con un ataque al corazón ¿y a vos sólo te interesa asustar al nene?

    48. Los monjes

      Un tipo estaba de viaje por la India y decide pedir alojamiento en un templo de monjes.
      Al visitante le asignaron una habitación que tenía tres ventanas:

      Por la primera, vio a todos los monjes desnudos con el pene apoyado sobre una gran mesa.
      Por la segunda, vio a una hermosa mujer desnuda acostada en una cama.
      Por la tercera, vio a un monje colgado de una soga, ahorcado.

      El hombre se quedó intrigado y le fue a preguntar a un monje sobre lo que vio.

      El monje le contestó:
      - En la primera ventana viste una ceremonia que hacemos todos los monjes y que consiste en colocarnos desnudos con el pene sobre una gran mesa, luego soltamos una mosca y en el pene donde esta se pose se encontrará el ganador para pasar la noche con la hermosa mujer que viste en la segunda ventana.
      - Y entonces, ¿quién era el ahorcado?
      - Ese era un ************ que ganaba siempre, hasta que descubrimos que se untaba el choto con miel.

    49. Qué mal genio!!!

      Iba un tipo manco caminando por la calle, cuando ve un extraño botellón en el piso, lo levanta, lo limpia, y al frotarlo, del botellón sale un genio, que dice:
      - Me has liberado, y por eso te concederé tres deseos, pero antes de que los pidas, debo aclararte que esos deseos son irreversibles, y que además no soy un genio común, sino que soy un genio muy ************, así que pedime ya los deseos o te cago a trompadas.
      El tipo sorprendido, no atinaba a decir nada, por lo que el genio insiste:
      - Dale boludo, pedí rápido, o te hago ****** de veras.
      - Bueno..... a ver...... soy manco, así que quisiera tener los dos brazos iguales.
      - ¡¡¡Concedido!!! - exclama el genio, y le quita la mano que le quedaba, dejándolo manco de ambos brazos.
      - Ahora ya tenés los dos brazos iguales, así que pedime los otros dos deseos.
      - Pero no, ************.... que me hiciste.... dejame como antes al menos.
      - No, te dije que los deseos eran irreversibles, en cuanto a lo de que me dijiste "************" te la voy a dejar pasar, porque es cierto..... pero pedime ya los otros dos deseos o te hago boleta.
      - Bueno.... ya que ahora quedé sin manos, al menos quiero tener la poronga que me llegue hasta el piso.
      - ¡¡¡Concedido!!! - exclama el genio, y acto seguido, le corta las dos piernas, de manera que efectivamentela su poronga le tocaba el piso.
      - ¡¡¡Noooooooooo..... que ************, que me hiciste!!! - grita el tipo desesperado.
      - Solo cumplí tu deseo, así que ahora pedí el último, o te hago de goma, ya me cansaste - dice el genio ************.
      El pobre tipo desesperado, piensa algo rápido, y dice:
      - Bueno, ya que no tengo manos, y tampoco piernas, al menos quiero ser rico.
      - ¡¡¡Concedido!!! - exclama el genio, y acto seguido se le pone atrás y lo empieza a culear, mientras le decía:
      - ¡¡¡Ay síii, qué rico estás, papito!!! ¡¡¡Rico, rico, rico!!!

    50. Muy caro

      Unos geólogos son asignados para inspeccionar unas minas monte adentro y se ubican en unas barracas de mala muerte. Solamente se ven mineros y más mineros por todas partes.
      Al cabo de 15 días, uno de los geólogos no aguanta más y le pregunta a uno de los vecinos:
      - Oiga compadre... ¿cómo hacen ustedes? ¿dónde consiguen las mujeres?
      El sudado minero le contesta:
      - Aquí no hay mujeres... Lo que hay es un chinito...
      Los geólogos, digustados, se marcharon sin contestarle siquiera. A los 30 días y en vista de la urgencia, uno de los geólogos le pregunta al sucio vecino:
      - Compadre, ¿cómo es el asunto del chinito?
      - Bueno, ingeniero, eso le sale unos quinientos billetes.
      - ¿¡Quinientos billetes por culearse un hombre!?
      - Es que ese dinero no es para el chinito, sino para los tipos que lo agarran, porque el chino no se deja...

    51. La pregunta del indiecito

      Un niñito indio le pregunta a su padre, el gran jefe y chamán de la tribu:
      - Papá, ¿por qué nosotros los indios tenemos todos largos nombres y en cambio los blancos los tienen más cortos?, Bill, Johnie, Tom, Jeff o Sam, por ejemplo?
      El padre responde:
      - Mira, hijo, nuestros nombres representan un símbolo y eso es poesía para nuestra cultura. No hacemos como los blancos que viven todos juntos y tienen nombres repetidos. Además, eso es parte de nuestra idiosincrasia que, a pesar de todo, aún sobrevive. Mira, por ejemplo, tu hermana se llama "Pequeña luna titilante sobre el lago" porque cuando ella llegó a este mundo era de noche y había una hermosa luna llena reflejada en el lago. Tienes también a tu hermano, "Gran caballo blanco de las praderas", porque fue pedido a los dioses a lomos de uno de esos caballos que recorren las praderas de estas tierras y son el símbolo de la capacidad de vivir y de la fuerza que tiene nuestro pueblo. Es todo muy simple y fácil de entender. ¿Tienes alguna otra pregunta mi "Pequeño condón defectuoso made in China"?

    52. Bomberos voluntariosos

      Un jefe de bomberos entra a una de las habitaciones de una casa en llamas durante un siniestro.
      Dentro de la habitación llena de humo ve a uno de sus bomberos haciéndole el amor a la dueña de casa.
      - ¿Qué demonios pasa aquí!..???? - pregunta el jefe furioso.
      El bombero responde:
      - Esta mujer sufre de una severa sofocación producto del humo.
      - ¿Y por qué no le das respiración boca a boca entonces... ??
      - Eso hice! o cómo cree que empezamos con esto??

    53. Demorado

      Jorge llega tarde al trabajo y su jefe le dice:
      - ¿Qué te pasó? ¿Por qué llegaste tarde?
      - ¡Porque voy a ser padre!
      - ¿¿Hoy?? - pregunta el jefe sorprendido.
      - ¡No! Dentro de 9 meses...

    54. El policía y el pibe

      Un policía estaba en una esquina cumpliendo su horario de vigilancia, cuando se le acerca un niño:
      - Por favor, señor policía, ¿podría decirme la hora?
      - Claro pibe, son las once menos veinte minutos, - responde el oficial.
      - ¡Buenísimo, cuando sean las once.... chupámela!!!! - responde el pibe y sale disparando.
      El agente, ofendido, comienza a perseguirlo a toda velocidad. Cuando llega a la siguiente esquina otro policía lo para y le pregunta que por qué tanto apuro. Entonces, el perseguidor le cuenta lo ocurrido.
      - ¿Y por qué te apurás tanto?, si todavía faltan veinte minutos.....

    55. Tierna abuelita

      Una chica, cuya profesión era la prostitución, no quería que su abuelita, con la que vivía, se enterara de ello. Un día, durante una orgía en un hotel, la policía hace una redada y arresta a todas las chicas, incluso a ella.
      Mientras está haciendo fila para ser fichada, la abuelita pasa por la estación de policía.
      - ¿Que haces aquí?- le pregunta la anciana.
      Ella, con el afán de que no se entere le dice:
      - Lo que pasa es que los policías están regalando naranjas, abue.
      - Que bien, yo también quiero una.
      Así que se forma en la fila, al final.
      Un agente de policía pasa chica por chica para tomar sus datos. Cuando llega con la abuela le pregunta:
      - Pero señora, ¿a su edad? ¿Todavía puede?
      - Si mi'jito, aunque ahora ya nomás me quito los dientes postizos, las pelo y las chupo hasta que quedan bien secas. Son riquísimas.

    56. En la peluquería

      Una niñita acompaña a su papá a la peluquería.
      Se pone cerquita del sillón del peluquero para ver bien, y empieza a comerse un chocolatín con forma de "sapito", mientras a su padre le cortan el pelo.

      Al cabo de un rato, el peluquero la ve tan cerca, le sonríe y le dice:
      - Tené cuidado, que se te va a llenar de pelos el "Sapito" !!!!
      - Sí, -le responde la nena,- y si viera como me están creciendo la tetas....

    57. En la selva

      A una guarnición del ejército antiguerrilla, en la selva, llega una bailarina de streaptease para alegrar a la tropa que hacía tres meses no veía a una mujer.
      La llevan a una pequeña tarima y apagan todas las luces menos las del escenario. Con cada prenda que se quita la bailarina se oye un fuerte aplauso de los soldados.
      Cuando llega a la parte culminante, ella se quita la última prenda pero solo se oye un silencio total.

      La mujer se queda sorprendida y les pregunta en voz alta:
      - ¿Qué pasa? ¿No les gustó?

      Entonces se oye la voz de un soldado:
      - Si señorita, claro que nos gustó, pero... entienda que es muy difícil aplaudir con una sola mano.

    58. Recién llegado a Miami, el inmigrante se hace de un carrito de helado y se dispone a enfrentarse a la vida. A los tres días se da cuenta que todo ha sido un fracaso y le comenta a su esposa:
      - Imposible... No me alcanza ni para un chicle...
      Le dice la esposa:
      - Dejame tratar a mí, verás como conmigo resulta...
      Al día siguiente sale la mujer con el carrito de helado. A la noche vuelve a la casa, repleta de dinero. El marido, sorprendido, le pregunta:
      - ¿¡Y todo ese dinero es del'lado!?
      Y ella le contesta:
      - ¡De'lado, de frente, de espalda, de todos lo'lados!

    59. Entra un tipo a la farmacia, que se encontraba llena de gente. El tipo en voz alta y fuerte dice "Me da un Condón?", a lo que el farmacéutico no hace caso.
      Luego el tipo repite el pedido, pero esta vez mucho más fuerte, "me da un condon???!!!!", y el farmacéutico enfurecido le dice:
      - Señor, por favor cuide su lengua!
      Y el tipo responde:
      - Bueno, entonces dame dos".

    60. Perros

      Estan tres campesinos discutiendo sobre sus respectivos perros.
      - Tengo un perro pastor alemán, es magnífico, no deja que se me desbanden las cabras, las tiene supercontroladas.
      - Yo tengo un San Bernardo, es buenísimo, cuando tengo sed, lo llamo y me trae varios barrilitos con varias bebidas para que elija.
      - Yo tengo un perro sin marca, es callejero, pero es mejor que todos, le muestro una perdíz, la huele y me trae otra. Le muestro un conejo, lo huele y me trae otro. El otro día le mostré la bombacha de mi mujer y me trajo los huevos del cartero...

    61. Inglés gastador

      Un inglés viene de visita a la Argentina, y en uno de sus paseos, toma un tren, y para poder contemplar bien el paisaje, se sienta del lado de la ventanilla.
      A su lado, del lado del pasillo se sienta un argentino, y cuando se da cuenta que su compañero de asiento es extranjero, decide jugarle una broma.
      Así las cosas, al llegar a la siguiente estación, que se llamaba "Las Gaviotas", el argentino se hace el que no conoce, y le pregunta al inglés:
      - Disculpe señor, ya que va usted del lado de la ventanilla, ¿Podría usted decirme en qué estación estamos?
      El inglés se asoma por la ventanilla del tren, y luego responde:
      - Yes mister, estamous en estacioun "Las Gavioutas".
      - ¡¡¡CHUPAME LAS PELOTAS!!! - le grita el argentino, cagándose de risa.
      El inglés, con su habitual flema, no se enoja, y responde:
      - Oh ... muy buenou chiste argentinou, cuando yo regresar, voy a hacer mismou chiste a otrou argentinou.
      Efectivamente, al regresar a la noche, por la misma vía de tren, pero en sentido contrario, el inglés se sienta esta vez del lado del pasillo, y permite que un argentino se siente del lado de la ventanilla.
      Al llegar a la misma estación "Las Gaviotas", el inglés pregunta:
      - Perdoun mister .... ¿Poudría usted decirme en qué estacioun estamous?
      - Estamos en estación "Las Gaviotas" - responde el argentino.
      Y dice el inglés:
      - Ouch ..... espere que no recuerdou el chiste, algou tenía que chuparle yo a usted.

    62. En una ruta del interior del país, iba un porteño en su BMW, como a 180 kilómetros por hora, cuando al ver un gaucho al costado de la ruta, decide parar para gastarlo un poco. Frena su auto justo al lado del gaucho, que estaba sentado a la vera del camino, y le pregunta:
      - Decime una cosa, gauchito... ¿Sos algo del "Gauchito Gil"? Jejeje.
      - No don, no soy nada.
      - Otra preguntita, gauchito.... ¿Adónde va esta ruta?
      - Mire don, yo creo que esta ruta no va a ninguna parte, porque hace como dos horas que estoy aquí sentado, y no se ha movido para nada.
      Entre sorprendido y enojado, el porteño responde:
      - Ahhh bueeeeeeno.... entonces decime una cosa, pashaso, sha que sos tan cancherito ¿Me podés decir cómo puedo hacer para ir a la concha de tu hermana?
      - Eso es fácil, don.... se sienta en la punta del choto de mi cuñado, y lo deja justito en la puerta.

    63. El Infierno existe

      Un día, en el futuro, George W. Bush se muere de un ataque al corazón e inmediatamente se va al infierno, donde el diablo lo está esperando.
      - Realmente no sé qué voy a hacer contigo, - le dice el diablo - estás en mi lista, pero no tengo lugar para tí y como has sido tan malo tienes que quedarte aquí, así que vamos a hacer lo siguiente: hay algunas personas aquí que no fueron tan malas como tú, así que tendré que dejar ir a alguien y tú te quedarás en su lugar. Es más, te voy a dar a escoger una de tres celdas.
      Bush, que de todas maneras no tenía otra opción, aceptó. Así que el diablo abrió la primer celda.
      Allí estaba Richard Nixon en una gran piscina. Todo lo que hacía era zambullirse en el agua y volver a salir. Ese era su destino en el infierno.
      - No, - pensó Bush - esto no me gusta, yo no soy buen nadador y no puedo hacer eso todo el día.
      El diablo abrió la segunda celda y ahí estaba Carod-Rovira. Todo el santo día picando con un martillo una montaña de piedras.
      - No, - pensó Bush - no puedo picar piedras todo el día pues tengo problemas con el hombro.
      El diablo abrió la tercer celda y he aquí a Hussein, cómodamente tirado en el suelo, con las manos detrás de la cabeza, las piernas abiertas y fumándose un largo puro cubano. Agachada sobre él se encontraba Mónica Lewinsky, haciendo lo que ella sabe hacer mejor...
      Bush miró la escena con incredulidad y gritó animadísimo:
      - ¡ Aquí me quiero quedar !
      Entonces el diablo sonrió maliciosamente...... y gritó:
      - ¡¡¡ Mónica, ya llegó tu remplazante !!!

    64. Una pareja esta haciendo el amor debajo de un pino, el hombre encima y la mujer debajo. De pronto la mujer mira a la copa del pino y ve a un niño mirando:
      - Pepe, Pepe!! ¡UN NIÑO, UN NIÑO!
      - Da igual María: lo que venga.

    65. La sutileza de la mujer

      Una mujer muy hermosa caminaba por la calle y un tipo la sigue diciéndole con insistencia:
      -¡¿Mamita, te acompaño?, dale mami ¿no querés conocerme? ¡vámonos juntos guachita!
      Entonces la muchacha le responde:
      - Mire, no se puede, usted y yo llevamos caminos distintos...
      - ¿Por qué? - dice el tipo.
      - Porque yo voy para el supermercado y usted se va a la concha de su madre.

    66. Contando ovejas

      Un campesino va al médico quejándose de insomnio crónico.
      - Doctor, no consigo pegar un ojo por las noches!
      - ¿Y no probó a contar ovejitas?
      - Sí, pero me caliento y me cuesta todavía más dormirme...

    67. El ginecólogo

      En una ciudad yanki muere un eminente cardiólogo y sus amigos y familiares deciden hacerle un grandioso y pomposo funeral.
      En medio de la iglesia y detrás del ataúd se encontraba un gigantesco corazón todo cubierto de flores.
      Terminado el servicio fúnebre y leída la eulogia, el corazón se abre en dos y el ataúd, al son de una hermosa música, se desliza suavemente dentro del corazón.
      Una vez adentro, las dos puertas se cierran y el ataúd desaparece de la vista de los presentes, encerrado para toda la eternidad en el hermoso corazón.
      En ese momento se oye la risa de uno de los amigos del difunto.
      Todo el mundo se da vuelta para mirarlo y el señor se disculpa diciendo:
      - Lo siento, disculpen... estaba pensando en mi propio funeral... yo soy ginecólogo...

    68. Acostada

      Un enamorado llama a casa de su novia y lo atiende al teléfono la hermana de ella.
      - Hola, ¿está tu hermana? Soy su novio...
      - No, está en la cama.
      - ¿Está en brazos de Morfeo?
      - Ni idea, no sé cómo se llama el tipo este con el que se acostó hoy.

    69. La mucamita

      Le dice la dueña de la casa a su mucama:
      - Mirá, te vas a tener que ir porque ya no tengo dinero con qué pagarte. A lo que la joven le contesta:
      - Vos me echás porque yo beso mejor que vos.
      - ¿Y quién te dijo eso?, - pregunta acalorada la dueña de la casa.
      - Me lo dijo su marido de usted, - responde la mucama.

      - Pues te me vas, con mucha más razón.
      - Vos me echás, porque yo tengo mejores piernas que vos.
      - ¿Y eso quién te lo dijo?
      - Me lo dijo su marido de usted.

      - Bueno mirá, ya me cansé de boludeces. Agarrá tus cosas y te me vas ya!
      - Y vos me echás porque yo hago el amor mejor que vos.
      - ¿Y eso también te lo dijo mi marido?
      - No, eso me lo dijo tu chofer.

    70. Ejecutivo ingenioso

      Un ejecutivo salió con su auto del garage de la oficina y vió a su bellísima secretaria en la parada del ómnibus. Llovía torrencialmente.. Detuvo su auto y le preguntó:
      - ¿Quiere que la lleve?
      - ¡Claro! - respondió ella - subiendo al auto.

      Cuando llegaron al edificio en el que ella vivía, él paro para que bajase y ella lo invitó a entrar.
      - ¿Quiere tomar un café, un whisky o alguna otra cosa?
      - Noooo, gracias, tengo que ir a casa...
      - Sí, pero Ud. fué tan amable conmigo.. suba un ratito, dele...
      Finalmente el ejecutivo cede al pedido de la chica. Cuando estaban allí, tomaron unos tragos, una cosa fue llevando a la otra y finalmente ocurrió lo que tenía que ocurrir... marcharon al dormitorio en un ataque de pasión.
      El encuentro fué formidable, tanto, que sin quererlo ambos quedaron agotados y se durmieron.

      De repente el ejecutivo se despierta, mira confuso a su alrededor, hasta que se da cuenta de la situación... desesperado, mira el reloj y ve que son las 5 de la madrugada. Angustiado, da un salto hasta el teléfono y llama a su casa......
      Siente que atienden y, sin dar tiempo a nada, grita:
      - ¡No paguen el rescate! ¡No paguen el rescate! ¡Ya conseguí fugarme!!!

    71. Tal vez llegue diez minutos tarde

      Jorge había conseguido trabajo en una empresa. Sus compañeros le dijeron que todos los sábados, a las 10:00 de la mañana, iban a jugar golf, y deseaban que los acompañara. Jorge les dijo:
      - De acuerdo, pero tal vez llegue diez minutos tarde.
      El sábado Jorge llegó a las 10:00 en punto, jugó con la izquierda y ganó.
      La semana siguiente Jorge les dijo que el sábado podría llegar 10 minutos tarde. Sin embargo, llegado ese día llegó a las 10 en punto, jugó con la derecha, y ganó.
      Sucedió lo mismo las siguientes semanas, con Jorge diciendo que podría atrasarse diez minutos, pero siempre llegaba a tiempo, jugando con la derecha o la izquierda, y siempre ganaba.
      Por fin sus compañeros estaban un poco cansados de esto y le preguntaron:
      - Mirá, Jorge, siempre decís que vas a atrasarte diez minutos, pero llegás a tiempo. ¿Qué es lo que pasa?
      - Bueno, -respondió Jorge, -soy supersticioso. Cuando me despierto los sábados en la mañana veo a mi mujer. Si duerme sobre el costado derecho, juego con la derecha, pero si duerme sobre el costado izquierdo, juego con la izquierda.
      Los demás siguen sin comprender y preguntan:
      - Pero ¿qué pasa si tu mujer duerme boca arriba?
      - Pues entonces... llego diez minutos tarde...

    72. Club nudista

      Manuel se hizo miembro de un campo de nudistas muy exclusivo. En su primer día se quitó la ropa y fue a dar vueltas por el campo. Una linda rubiecita apareció por ahí y él inmediatamente tuvo una erección. La chica notó su erección e inmediatamente se le acercó cimbreante y le dijo:
      - ¿Me ha llamado señor?
      - No, ¿por qué?
      - Usted debe ser nuevo por aquí, le voy a explicar. Aquí tenemos una regla, si le ocasiono una erección, quiere decir que usted me ha llamado.
      Entonces ella sonriente lo lleva a un jardín, se tira en una toalla, lo jala fuertemente hacia sí y se deja poseer por Manuel.

      Luego Manuel sigue explorando las facilidades del campo. Entra a un sauna, se sienta y se tira un pedo. Inmediatamente se le presenta un hombrón terriblemente corpulento y peludo con una erección como un bate de béisbol y le dice:
      - ¿Señor, me ha llamado?
      - No, ¿porqué?
      Entonces el hombrón le contesta:
      - Usted debe ser nuevo aquí. Tenemos una regla que dice que si te tirás un pedo, significa que me has llamado.
      Entonces el hombrón voltea a Manuel y lo posee como quiere.

      Luego, con mucha dificultad, Manuel se dirige a la oficina del Campo. Lo saluda una recepcionista desnuda y muy sonriente que le dice:
      - ¿Puedo ayudarlo?
      - Mire, le devuelvo su llave y su tarjeta y puede quedarse con los 500 dólares de cuota inicial.
      - Pero señor... usted sólo ha estado por aquí un par de horas... apenas ha visto un par de nuestras facilidades.
      - Escuche señorita, yo soy un hombre de 60 años... a duras penas tengo una erección al mes.... pero me tiro 15 pedos al día,... ¡No gracias!

    73. Estatua humana

      Una pareja de amantes estaban haciendo el amor en la cama.
      Cuando oyen entrar al marido saltan de la cama y ella lo calma:
      - No te preocupes, te voy a cubrir de talco y te quedás completamente quieto para pasar por una estatua.
      OK. Rápidamente lo cubre, quedando él todo de blanco.
      Entonces entra el marido en la habitación.
      - ¿Que tal, cariño?
      - Muy bien mi amor.
      - ¿Y esta estatua?
      - Ah, es que vi el otro día una igual en casa de los Pérez, me gustó y me compré una igual esta mañana.
      Sin más comentarios se acuestan los dos. A las 3 de la madrugada, el marido se levanta, se va a la cocina, toma un vaso de leche y unas galletas y vuelve a la habitación. Se acerca a la estatua y le dice al oído:
      Tomá campeón, que yo me pasé así 3 días en la casa de los Pérez y no me ofrecieron ni un vaso de agua...

    74. Chica suertuda

      Una piba, que trabajaba en un laburo de ******, y que vivía con su vieja, un día sale con un tipo y después de...... ESO..... el tipo le regala un tapado de piel. Como no puede justificar ante la madre el tapado, le dice:
      - Huy vieja, no sabés!! hoy sortearon en la oficina un tapado de piel y me lo gané yo.
      Y la vieja:
      - Qué suerte nena, qué suerte.

      Unos días más tarde, sale la piba con otro tipo y después de..... le regala un juego de living, y para justificar le dice a su madre:
      - Vieja, no lo vas a poder creer! el otro día estaba en la Estación esperando el tren y vino un tipo, un hinchabolas, insistía que le compre una rifa; tanto jodió que al final le compré y me vengo ahora a ganar este juego de living.
      Y la vieja:
      - ¡Pero nena, qué suerte que tenes!

      Unos días mas tarde, otro tipo..... otra buena encamada..... y le regala una heladera, y la piba para no quedar mal con la vieja le dice:
      - Ma, la verdad que esto es increíble, hicieron en la oficina una rifa desquite y gano yo otra vez! me gané esta heladera!!!
      La vieja la mira y le contesta:
      - ¡Ay nena, nena, por Dios qué suerte!

      Están un día las dos en el living y la piba se levanta y le dice a la vieja:
      - Mamá me voy a dar una ducha que después tengo que trabajar.
      Y la vieja le contesta:
      - Bueno nena, pero enjuagate bien el talonario, que nos hace falta un televisor como la gente.

    75. Blanca Nieves

      Un pequeñín se acerca a la madre con su fresca carita surcada por un signo de interrogación y duda.
      - Mami... ¿Blanca Nieves usa una peluca rubia, zapatos altos de tacón dorado, mucho maquillaje y lápiz de labios rojototote, y un vestido abierto por la pierna hasta la ingle?
      - Desde luego que no, hijito.
      - ¿Por qué, mami?
      - Porque Blanca Nieves es un personaje muy dulce de las caricaturas de Disney y se viste con sencilla ropa de campesina hasta que se casa con el Príncipe.
      - ¡¡Ya ves, papá, te lo dije!!, esa mujer que está escondida en el placard NO PUEDE SER Blanca Nieves.

    76. Los huevos rojos

      Estaban 3 tipos en el consultorio de un urólogo, esperando turno para su revisión, uno de ellos le pregunta al de al lado:
      - Ud qué tiene?
      - Tengo un huevo azul - le responde.
      - Y ud? - le pregunta el tipo a la persona del otro lado.
      - Tengo un huevo verde.
      - Y ud que tiene? - le preguntan los dos al primero.
      - Yo tengo los huevos rojos.
      - Los huevos rojos...? Que feo!

      Entretanto, llego el turno del tipo del huevo azul, entra y cinco minutos después, sale llorando....
      - Qué te pasó????
      - Tengo CANCER en el huevo!

      Los otros dos se preocupan mucho. Le toca al del huevo verde y, cinco minutos después... sale lorando también...
      - Qué te pasó????
      - Tengo SIFILIS en el huevo!!!!

      El del huevo rojo se moría de miedo, y le toca entrar. A los cinco minutos, sale matándose de risa.
      - Y vos qué tenías?
      - Lápiz labial!!!!!

    77. Matrimonio inglés

      La mujer le dice al marido:
      - James, nuestro hijo ha cumplido 16 años y creo que deberías hablarle de hombre a hombre y contarle que hace la vaquita y el toro, la abejita y el abejito, el perrito y la perrita, etc.
      - De acuerdo querida - responde él.

      A continuación va a buscar a su hijo y le dice:
      - John, siéntate y sírvete un whisky. Tú y yo vamos a tener una conversación de hombre a hombre.... ¿Te acuerdas John cómo el año pasado, cuando estábamos cabalgando cerca del río, nos encontramos a esas dos hermosas chicas desnudas bañándose y acabamos cogiéndolas? Pues bien, tu madre quiere que sepas que eso también lo hacen las vaquitas, los perritos, las abejitas...

    78. La lotería

      Un tipo quería comprar un boleto de lotería pero, estaba indeciso sobre qué números elegir, así que va a la casa de lotería y le pregunta a la chica:
      - Mire, quiero jugar a la Lotería, pero la verdad es que no sé cómo elegir un número, a lo mejor usted me puede ayudar.
      - ¡Claro, cómo no! - responde ella y a la vez le pregunta - ¿por ejemplo, dígame cuántas veces ha salido usted del país?
      - 4 veces.
      - Perfecto, ese es su primer número; ahora dígame ¿cuántos hijos tiene?
      - 2 hijos.
      - Bien, listo su segundo número. ¿Y cuántos libros ha leído este año?
      - 5 libros.
      La muchacha anota.
      - Cuénteme, ¿cuántas veces al mes le hace el amor a su mujer?
      - Oiga pero eso es muy personal, ¿no cree?
      - Bueno, ¿quiere o no ganar la Lotería?
      - Bueno, bueno,... 2 veces al mes.
      - OK y ahora que ya entramos en confianza, dígame: ¿cuántas veces en su vida se la pusieron por.... el culo?
      - Perdone señorita, pero sepa que..... ¡yo soy muy hombre!
      - Está bien, está bien, no se enoje, le dice ella: eso quiere decir que cero veces..... ya lo tengo, su número es el 4 2 5 2 0....
      Efectivamente el hombre compra la serie completa y al día siguiente lo primero que hace es mirar el diario y encuentra que el número ganador del premio gordo es el 4 2 5 2 2........, y piensa "¡LA MADRE QUE ME PARIO !!!!!! QUE PELOTUDO MENTIROSO!!!!!!!"

    79. El amor de su vida

      Un pastor de ovejas le cuenta a un amigo:
      - Ayer conocí al amor de mi vida. Mientras cuidaba las ovejas, la ví bajo un árbol y me acerqué. Fué amor a primera vista, y nos unimos ahí mismo.
      Hicimos el amor durante horas.
      - Suena maravilloso, -dice su amigo.
      - Pues sí, hasta que de pronto me percaté que nos observaba su madre de cerca.
      - ¡Uy no! ¿Y qué dijo?
      - Dijo: "¡Beeeee!"


    80. Entra el niño al baño y ve a su madre en la bañera...
      - Mamáaa, qué es eso que tenés ahí? que es?? - dice señalándole la chichi.
      - Hijo, es un enchufe, cuando seas mayor lo entenderás.
      - Jajaja, que quilombo de cables!!

    81. Demostrando habilidades

      Un hombre conoció a una muy hermosa dama y decidió casarse con ella en ese preciso instante. Ella dijo:
      - ¡Pero si no sabemos nada de nosotros!
      Él le contestó:
      - No hay problema, nos conoceremos sobre la marcha.
      Ella estuvo de acuerdo, se casaron, y se fueron de luna de miel a un lujoso "Resort".
      Una mañana, estaban ambos recostados junto a la piscina. Él se levantó, subió al trampolín de 10 metros y realizó una perfecta demostración de todos los estilos de clavados que existen.
      Luego regresó y volvió a recostarse junto a su flamante esposa.
      Ella dijo:
      - ¡Eso fue increíble!
      - Es que fui Campeón Olímpico de Clavados. Te dije que nos conoceríamos bien sobre la marcha.
      En eso, ella se levanta, entra a la piscina y comienza a nadar a lo largo, de ida y de regreso a impresionante velocidad.
      Después de treinta vueltas, salió y se recostó junto a su marido.
      Él dijo:
      - ¡Estoy asombrado! ¿Fuiste nadadora Olímpica de Resistencia?
      - No... era **** a domicilio en Venecia...

    82. Dos vecinas parlotean siempre cuando se encuentran en la terraza, generalmente tendiendo ropa recién lavada. Una de ellas está intrigada, pues cada vez que lava y va a tender su ropa, llueve. En cambio su vecina cada vez que lava y decide tender, hay un sol espléndido.
      Cansada de que le ocurra siempre lo mismo, la que tiene ese problema, le pregunta a su amiga como hace para saber si va o no a llover antes de lavar.
      Esta, confidencialmente, le explica:
      - Mirá, yo cuando nos despertamos por la mañana, le miro el bulto a mi marido: si está volcado a la izquierda, seguro llueve; en cambio si lo está a la derecha, tranquilamente lavo porque seguro sale el sol...
      La amiga la mira, asombrada, y le pregunta:
      - Y decime: ¿Si está paradita, al medio, que hacés..?
      Y le responde la vecina:
      - Mirá, yo no sé que harás vos, pero siendo así yo no lavo, no tiendo, no cocino ni un carajo...!!

    83. Niño Racista

      El rabino Samuel Rozemberg vivía en un pueblito del interior del país.
      Cuando tuvo que viajar a Capital Federal por asunto de negocios, pensó que sería el momento de tirar una cana al aire en un prostíbulo, y pasar la noche con una hermosa mujer. Ni bien bajó del tren en Retiro, subió a un taxi, y le dijo al taxista.
      - Usted debe conocer algún buen prostíbulo, lléveme ahí.
      - Sí señor - responde el taxista - conozco uno en el que trabaja una prostituta de raza negra, que es una barbaridad. Usted pida ser atendido por "La Mulatona", que no se va a arrepentir.
      Al llegar al prostíbulo, el rabino Samuel se baja del taxi, y va a hablar con el portero del local:
      - Hola, me recomendaron pasar la noche con "La Mulatona".
      - Imposible señor - responde el portero - Lamentablemente "La Mulatona" salió de viaje justo hoy, y recien regresa la semana próxima.
      - ¡¡¡No me diga!!! - se lamenta el rabino.
      - Pero no se haga problemas, señor, pase y pida ser atendido por Ingrid, que es una rubia sensacional, que nada tiene que envidiarle a "La Mulatona".
      Así lo hace el rabino Rozemberg, y efectivamente pasa una noche sensacional con Ingrid. Al día siguiente realiza las diligencias por las que había viajado, y regresa a su pueblo.
      Diez años más tarde, nuevamente debe viajar a Capital Federal, y en el viaje se entusiasma ante la idea de pasar otra noche sensacional con Ingrid.
      Al llegar a Retiro toma un taxi y va al prostíbulo. Para su sorpresa, aún trabajaba el mismo portero de la vez anterior, quien al verlo, se alegra mucho:
      - ¡¡¡Hola, don Samuel, que alegría verlo después de tanto tiempo!!!
      - ¿Cómo es que después de tanto tiempo se acuerda de mí? - le pregunta el rabino extrañado.
      - Ahhh ... lo que pasa es que usted dejó un recuerdo imborrable después de aquella noche que pasó con Ingrid.
      -¿Un recuerdo imborrable? .... No comprendo.
      - Sucede que Ingrid quedó embarazada aquella noche, así que usted es padre de un hermoso niño de 9 años.
      - ¡¡¡No puede ser!!! ¿Y dónde está ese niño ahora?
      - Ya se lo llamo - responde el portero.
      Dos minutos más tarde, vuelve con un niño rubio y pecoso.
      - Señor ... ¿Es verdad que usted es mi papá? - pregunta el niño.
      - Sí, mi amor, soy tu papá - responde emocionado el rabino.
      - ¿Y es cierto que usted es judío?
      - Si querido, soy judío.
      - ¿Y eso quiere decir que yo también soy judío?
      - Así es mi amor, si yo soy judío, vos que sos mi hijo también sos judío.
      - Pero es que yo no quiero ser judío - responde el niño, poniéndose colorado.
      - Bueno, aunque no quieras ser judío, nada se puede hacer al respecto.
      - Pero no quiero ser judío, y es más, odio a los judíos, los aborrezco, no los soporto - insiste el niño cada vez más colorado de bronca.
      - Bueno nene, lo lamento, pero sos judío, te guste o no - le dice el rabino, comenzando a perder la paciencia.
      - ¡¡¡NO QUIERO, NO QUIERO, NO QUIERO Y NO QUIERO!!! - grita histérico el nene.
      - ¡Escuchame una cosa, pendejo de ******!¡sos judío te guste o no! y agradecé que aquella noche no estaba "La Mulatona", que sino aparte de judío serías negro.

    84. Niño Precoz

      Un niño pequeño estaba fumando en una esquina. Pasa un señor mayor, y extrañado le pregunta:
      - ¿Tan chiquito y fumando? ¿Qué edad tenés?
      - Cinco años.
      - ¿Y desde cuándo fumás?
      - Fumo desde la primera vez que tuve relaciones sexuales.
      - ¿Y eso cuándo fué? - Pregunta el hombre espantado.
      - ¡¡¡Uhhh ... ni me acuerdo, porque esa noche estaba muy en pedo!!!

    85. Peligrosas polillas

      - Un hombre llega a su casa más temprano que de costumbre del trabajo. Después de saludar a su mujer va a colgar el saco en el placard y cuando abre la puerta ve adentro a un tipo totalmente desnudo. Sorprendido, le grita:
      - ¿Pero qué es esto? ¿qué esta haciendo usted en mi placard?
      El otro, rapidísimo, le contesta:
      - Estoy tomando parte de la Campaña Nacional para la Erradicación de las Polillas en Placares.
      - ¿Desnudo???
      - ¡¡Hijas de ****, ya me morfaron las pilchas!!!!

    86. Por favor sea discreto

      Indique con una leve
      sonrisa si alguna vez
      le han dado por el culo.

      Gracias.

    87. La nocturna

      Dos obreros de la construcción conversan durante el almuerzo:

      - ¿Sabés quién es Miguel de Cervantes?
      - Hmm no...
      - ¡Qué tonto eh! Deberías ir a la nocturna.

      Al día siguiente, el primero vuelve a preguntar:
      - ¿Sabés quién es Albert Einstein?
      - Hmm no...
      - ¡Qué tonto eh! Deberías ir a la nocturna.

      Otra vez, siguiente día, el mismo obrero pregunta:
      - ¿Sabés quién es Karl Marx?
      - Hmm no...
      - ¡Qué tonto eh! Deberías ir a la nocturna.

      Entonces el otro, ya harto, le dice:
      - Y vos? ¿sabés quién es Pedro Toro?
      - Hmmmmm no...
      - ¡Qué tonto eh! Es el tipo que se acuesta con tu mujer, mientras vas a la nocturna.

    88. La amante en la joyería

      Un tipo llegó, con una mujer lindísima a la joyería Tiffany y juntos escogieron una joya de 5000 dólares para ella.
      Al pagar la cuenta, el hombre sacó su chequera, el vendedor hizo cara de preocupación, pues era la primera vez en su vida que veía a este sujeto.
      El cliente que percibió su gesto, le dice:
      - Veo que estás pensando que el cheque puede no tener fondos, cierto?
      - Pues bien. Vamos a hacer lo siguiente, como hoy es viernes y el banco ya está cerrado. Quedate con el cheque y con la joya. El lunes, tan pronto hayas cambiado el cheque, mandas a entregar la joya a la casa de la señorita, OK?
      El vendedor se quedó tranquilo. El lunes, al intentar cobrar el cheque, efectivamente, NO TIENE FONDOS, entonces llamó al cliente, quien le respondió.....
      - Podés romper el cheque, ya me la cogí...!

    89. ¿Y el pájaro?

      Un cura aficionado a la ornitología tenía doce pájaros.

      Todos los días los soltaba para que volaran y éstos siempre regresaban a sus jaulas.

      Pero un día sólo regresaron once, así que el sacerdote, decidido, en la misa de 12 del domingo preguntó:

      - ¿Quién tiene un pájaro?
      Todos los hombres se levantaron.

      - No, no me expliqué bien. ¿Quién ha visto un pájaro?
      Todas las mujeres se levantaron.

      - ¡No, no! Lo que quiero decir es: ¿quién ha visto MI pájaro?
      Todas las monjas se levantaron.....

    90. ¿Cuanta gente hace el amor?

      Esto es una reunión de hombres y el moderador les pregunta:
      - ¿Cuántos hacen el amor al menos una vez al día?
      Y levantan la mano 56 personas. Luego pregunta:
      - ¿Y cuántos lo hacen 3 veces a la semana?
      Y levantan la mano 14 personas. Sigue preguntando:
      - ¿Cuántos de aquí lo hacen una vez al mes?
      Y levantan la mano 29. Y el moderador hace la última pregunta:
      - ¿Y quién hace el amor una vez al año?
      Y se oye desde el fondo:
      - Yo, yo, yo...
      - Y por qué tan contento - le dice el moderador.
      - Porque me toca hoy!

    91. El elefante y la hormiguita

      Un elefante llega al zoológico y después de que lo instalan en una jaula pasa las noches tristes hasta que conoce a una hormiguita que era muy cariñosa con todo el zoológico y se enamora. Los animales del zoológico le aconsejan terminar, que no pueden continuar, que su amor es imposible; pero el amor puede más y le pide matrimonio a la hormiguita; sus padres temerosos le conceden la mano pero le advierten de la noche de bodas. El día señalado se prepara la boda, todos los animales están reunidos. Los monos comentan que esto ya es una exageración para la hormiguita, que la diferencia de tamaños es enorme. Concluida la ceremonia empieza el baile, pasadas las 12 de la noche se retiran al lecho nupcial, los animales están fuera de la habitación esperando ver que sucede, y de pronto sale el elefante llorando con la hormiguita en su mano, su padre sale al frente y dice:
      - Yo sabía que en la noche de bodas cuando la penetrara la iba a matar!! Inconciente!!!!
      A lo que el elefante contesta:
      - Señor, entrar entró, ¡pero cuando eyaculé reventó!

    92. El genio de la botella

      Un hombre entra en un bar con una gran bobina de papel de lija sobre sus espaldas. La deja a un costado de una mesa, se sienta y pide un café. El mozo, con curiosidad, le pregunta:
      - Disculpe, señor, pero ¿para qué va a utilizar todo eso?
      El hombre, con cara de cansado, le responde:
      - No sé. Me la dio un genio que encontré en una botella.
      El mozo empieza a reírse.
      - ¿Un genio en una botella? ¿Y usted piensa que yo le voy a creer eso?
      El hombre extrae entonces una botella del bolsillo del saco y, entregándosela al mozo, le dice:
      - Haga la prueba usted mismo.
      Incrédulo, el mozo frota la botella y aparece el genio.
      - ¡Quiero un millón de pesos!, - exclama asombrado el mozo.
      El genio vuelve a esconderse en la botella, y de pronto el bar empieza a llenarse de quesos. Cientos, miles de quesos van apareciendo. El mozo se desespera:
      - ¿Pero qué me entendió este genio de ******? ¡Pesos le dije, no quesos!
      Y el hombre lo mira y le contesta:
      - ¿Vio? El genio cumple, pero es medio sordo. ¿O usted piensa que yo le pedí tener una enorme lija?

    93. El compás perdido

      Era un niño que perdió el compás, y como lloraba su profesora le dijo:
      Profesora: - Que te pasa Juan?
      Niño: - He perdido el compás.
      P: - Bueno, andá a tu casa, y cuando lo encuentres volvé rápido.
      N: - No, no, mi mamá va a matarme!
      P: - Pero por qué???
      N: - Sí, porque mi hermana vino sin la regla y la cagó a golpes.

    94. Ay doctor...

      - Doctor, tengo un problema con mis tetas.
      - Con sus tetas, señora?
      - Sí, cuando me las tocan se ponen duras, tóquemelas un poco!... ve cómo se me ponen de duras?
      - Si ya veo, ya veo...
      - ¿Será algo grave?
      - Grave no se, pero es muuuy contagioso.

    95. ¿Que tal tu marido?

      Dos amigas charlaban y le dice una a la otra:
      - Che, ¿tu marido que tal es en la cama?
      Y la otra le responde:
      - La verdad no se... porque unas me dicen que es buenísimo, otras que no tanto...

    96. Un amigo le dice a otro:
      - Che, tu mujer cuenta unos chistes que te cagás de risa, el otro día contó uno que casi me caigo de la cama!

    97. - ¡Che! ¡Me dijeron que tu mujer se acuesta con medio pueblo!
      - Pero que pavada! Si es un pueblo pequeño...

    98. Un hoyo adelante

      Un hombre estaba jugando golf, cuando de repente se sintió perdido. Ve delante de él una mujer y fue a su encuentro...
      - Podría ayudarme? ¡no se en que número de hoyo estoy!
      - Ud. está un hoyo detrás mío. Yo estoy en el 7, Ud. está en el 6.
      El hombre le agradeció y continuó jugando golf. Un par de horas más tarde, se sintió nuevamente perdido. Vió a la misma mujer y fue hacia ella con algo de vergüenza.
      - Perdón por molestarla, pero me perdí nuevamente. ¿Podría decirme en que hoyo estoy ahora?
      - Ud. está un hoyo detrás mío. Yo estoy en el 14, Ud. está en el 13.
      Nuevamente le agradeció el gesto y continuó jugando golf. Cuando finalizó, vio a la mujer en el bar del club.
      Fue hacia ella y le preguntó si podría invitarla a tomar un trago, en agradecimiento por haberlo ayudado.
      Ella aceptó y comenzaron a charlar animadamente hasta que él le preguntó que hacía ella para vivir...
      - Estoy en ventas.
      - No bromee ¿en serio? ¡¡yo también!! Que vende?, - le preguntó el hombre.
      Ella se sintió un tanto avergonzada de contarle, pero después que él le insistiera, se dispuso a contarle si le prometía no reírse.
      El prometió no hacerlo....
      - Vendo... ¡tampones!
      El inmediatamente soltó la carcajada y entonces ella enojada le dijo...
      - ¡¡Me prometió que no se reiría !!!
      - ¿Cómo no hacerlo?... es que yo... ja, ja, ja, ja...... yo vendo papel higiénico ¡¡Sigo estando un hoyo detrás suyo!!

    99. Rebelión en la granja

      Un granjero llama al veterinario para preguntar por qué sus puercas no salen preñadas y el veterinario le habla sobre la inseminación artificial.
      El hombre dentro de su ignorancia le sigue la corriente sin haber entendido una palabra y le responde que va a probar este medio. Además, pregunta cómo sabrá cuando las puercas están embarazadas y el veterinario le dice que él se dará cuenta porque las puercas se echan en el pasto.
      Pero el granjero decide que en vez de utilizar las manos para inseminar a las puercas es mejor utilizar el pene.
      Ese mismo día el hombre sube las puercas en el camión, las lleva al bosque y hace el amor con cada una de ellas y regresa a su casa. Al otro día se levanta y va a ver si alguna puerca está echada y las ve todas de pié... Sube de nuevo las puercas en el camión, las lleva al bosque y por seguridad hace el amor dos veces con cada una de ellas.
      Al otro día las puercas están de pié.
      Se va otra vez en el camión al bosque y hace el amor todo el día con ellas.
      En la mañana el hombre estaba tan cansado que no se podía levantar y le dice a la esposa que vea si alguna puerca está echada.
      La mujer regresa y le dice:
      - Ninguna está echada, todas están subidas en el camión y hay una que está tocando bocina...

    100. Una pareja de amantes. Él está casado, pero ella no lo sabe.
      Están haciéndolo como locos y ella puesta encima de él moviéndose excitadísima y a punto de alcanzar el orgasmo cuando él le dice:
      - Corazón, tengo algo que contarte.
      - Lo que quieras, pero no te detengas ahora...
      - Es que tengo otra - contesta él.
      Y ella contesta:
      - WOW!!!! dame con esa también bebéee!!! metémela toda por atrás!!!

    101. Exagerados

      Un amigo le comenta a otro:
      - Ayer le hice el amor a mi mujer tan bien, que el crucifijo de encima de la cama se puso a aplaudir.
      - Ja. Eso no es nada, cuando yo hago el amor con la mia, los apóstoles del cuadro de La Ultima Cena hacen la ola.

    102. Pasa un ciego por la puerta de una pescadería y escucha unos tacos venir... así que le dice un piropo a la mina:
      - Mi amor, debes ser hermosa, pero eso sí, cambiate la toallita.

    103. Peligros del campo

      Un hombre de la ciudad va a al campo a visitar a un amigo. Paseando por esas praderas sin fin le dice:
      - Esto sí que es vida, acá se respira aire puro, no existe el vértigo de la ciudad, mirá qué tranquilidad, acá no existe el peligro.
      - No te creas, -dice el del campo,- así como ves, por esta zona abunda un pajarraco muy peligroso que se llama picasesos.
      - ¡Che, no digas!, jamás oí hablar de eso!
      - Porque venís de la ciudad, pero acá es muy común.
      - ¿Y es muy peligroso?
      - Sí, ataca siempre por detrás, tiene unas garras enormes con las que se te para en los hombros y con el pico te agujerea el cráneo y te devora los sesos.
      - ¿Y qué hay que hacer en caso de que apareciera uno?
      - Correr, correr sin siquiera mirar para atrás, correr y tratar de proteger la cabeza metiendola en cualquier hueco, pozo, vizcachera o algo así.
      El hombre, a esta altura muy pálido de terror dice:
      - ¡Eso es terrible! Como yo no lo conozco te agradecería que me advirtieras de su presencia para evitar una desgracia...
      - Vos quedáte tranquilo que yo te aviso si aparece uno.
      Habrían caminado unos cien metros cuando el tipo del campo le dice al otro:
      - ¡Cuidado, un picasesos!!!!
      - ¿¿¿¡¡¡Dónde, dónde!!??? -dice el otro aterrorizado, mirando para todos lados.
      - Atrás, pero no mirés, corré, corré y cuidá la cabeza!!
      El tipo corre como una exhalación. El del campo le dice:
      - ¡Ahí, en ese pozo, escondé la cabeza!!
      El otro aterriza de panza y va a embocar la cabeza a una vizcachera. Cuando el amigo (no tan amigo) lo tiene en esa posición, totalmente indefenso, lo sodomiza traicioneramente. El otro, con la cabeza en el pozo grita:
      - ¡Picá, picá nomás ************, que hasta los sesos no vas a llegar!

    104. Una mujer soltera recibió una jugosa herencia: 50 millones de dólares.

      Decide inmediatamente dos cosas:

      1. Comprar un yate de súper lujo para viajar por todo el mundo.
      2. Contratar a un negro de 1.95 y 120 kg. como acompañante.

      Hace todos los preparativos e inicia el viaje.

      Por fin llega la ansiada primera noche, la mujer había comprado una buena dotación de condones; se baña, sale del baño enredada en su toalla, se pone cremas, perfumes, se acomoda en la cama mirando a su acompañante como queriéndoselo comer y le da un condón del tamaño súper grande...

      Sonriente el negro agarra el condón y se lo trata de acomodar en la cabeza a manera de gorra; entonces ella le dice con voz suave y seductora:
      - No bebé... Ahí no se pone.

      Entonces le dice el negrote con voz áspera:
      - Ya lo sé mamita... ¡¡¡Lo estoy aflojando..!!!

    105. Un niño le pregunta a su padre, mientra éste se bañaba:
      - Papá, que tenés ahi (señalando sus partes íntimas)
      A lo que el padre respondió:
      - Un pajarito hijo...
      - Ah y te lo estás culiando degenerado.

    106. Planeamiento estratégico

      Un niño de 13 años va por la calle arrastrando con una cuerda a una rana aplastada, llega a un prostíbulo y llama a la puerta. La matrona abre y el niño le dice: "Quiero hacer el amor con la chica más enferma que tenga" y le muestra un fajo de dólares. La vieja mira el dinero, lo acepta, y le recomienda a Marita.

      El chico sube la escalera arrastrando la rana aplastada.

      A los diez minutos baja arrastrando la rana, saluda a la matrona y al dirigirse hacia la salida, ésta le pregunta por qué eligió a la que estaba más enferma. El niño responde:

      - "Bueno, esta noche cuando llegue a casa, mis padres van a salir a cenar y me van a dejar con la niñera. Cuando se hayan ido lo voy a hacer con la niñera y ella se contagiará con la enfermedad que yo me acabo de agarrar. Cuando vuelvan mis padres, papá llevará a la niñera a su casa y en el camino lo hará con ella y también quedará contagiado. Cuando papá vuelva de llevar a la niñera, él y mamá se acostarán, lo harán y ella también se contagiará. Por la mañana cuando papá se vaya al trabajo, el cartero traerá el correo y se echará uno rapidito con mamá y también lo contagiará y ¡¡¡ESE!!! ¡ESE es el Hijueputa que quiero joder porque con la bicicleta me aplastó la ranita!!!"

    107. Esquiadoras

      Dos amigas rubias se van a hacer esquí a una estación de invierno.
      En el hall del hotel estaba colgado un cartel con las informaciones de todas las estaciones de esquí de la región:

      "Alpes d'Huez: veinte centímetros, dura."
      "Alpes Meribel: quince centímetros, blanda."

      En eso una de las rubias se acerca a la recepción y le pregunta al recepcionista:
      - Perdón, ¿me podría decir el número de la habitación del Señor Alpes d'Huez?

    108. Las sandalias mágicas

      Una pareja de recién casados va a pasar la luna de miel a Pakistán.
      Allí, mientras pasean por el mercado, oyen a un vendedor de sandalias que parece escapado de las Mil y una Noches.
      - ¡¡Bengan, baisanos, bengan a mi humilde diendita, que allí bodrán combrar algo fabuloso!!, - los incita.

      El joven matrimonio entra y allí el vendedor les muestra un par de sandalias a las que le atribuye un poder mágico.
      - Con ellas, bodrán hacer el amor salvajemente, como gamellos enfurecidos, - les dice.

      La mujer se tienta por el comentario del vendedor, pero el hombre, atlético y viril, dice que no las necesita.
      - Bruébalas, baisano, no te arrebentirás, - insiste el vendedor.

      Como su mujer está cada vez más interesada, el hombre termina por acceder.
      Y de repente... apenas se las ha calzado, una mirada feroz se dibuja en su rostro... una ansia incontenible... una furia que su esposa jamás había visto! Veloz como una fiera en celo, el joven marido aferra al vendedor paquistaní por las nalgas, le baja los pantalones y se arroja sobre él para violarlo.
      - ¡¡¡Bará, bará, bará, gabrón!!! - gritaba desesperado el vendedor con lágrimas en los ojos - ¡¡Te las busiste al rebés, hijo de buta, te las busiste al rebés!!!

    109. Un tipo baja del ascensor y se encuentra con el portero en el hall de entrada del edificio y le confiesa un secreto.
      - Manuel, como andas??.. sabés que el domingo fuí al departamento de la viudita del 4º C y me dió vuelta, y el martes me encamé con la separada del 7º A y es una víbora en la catrera, y esta noche tengo arreglado visitar a la pelirroja de la planta baja...
      - Eeeeh!!! Don Carlos! - le responde el encargado... - AL FINAL ENTRE USTED Y SU MUJER SE ESTAN VOLTEANDO A TODO EL EDIFICIO.

    110. Mismos habitantes

      Yo nací en un pueblito donde el número de habitantes nunca cambiaba...
      Cada vez que una chica quedaba embarazada, alguien salía corriendo.

    111. La miel no es para los asnos

      Había un tipo con muy mal aspecto, borracho, desaliñado, en una fiesta, e invita a una bella joven a bailar, y ella le responde:
      - Señor, la miel no está hecha para la boca del asno.
      El señor muy cortesmente le responde:
      - Señorita, yo solamente le pedí que bailemos, no que me la chupara.

    112. Lorito bravo

      Un lorito que viajaba en un avión, en primera clase, llama a la azafata:
      - A ver, prostituta de ******... vení a atenderme.
      - ¿Qué desea, Señor Loro? - responde ésta.
      - Traeme un whisky, guacha.
      - Si Señor Loro, en un instante se lo traigo.
      El señor que estaba sentado al lado del lorito aprovecha cuando se acerca la azafata a traerle el whisky, y le dice:
      - Señorita ¿Y a mí podría traerme un café?
      - Cuando tenga tiempo se lo traigo - Le responde la azafata de mala gana.
      Media hora más tarde, el lorito vuelve a dirigirse a la azafata:
      - A ver, trolita barata, traeme otro whiscacho.
      - Si Señor Loro, de inmediato se lo traigo.
      - A mi tráigame por favor el café que le pedí hace media hora, señorita - insiste el hombre.
      - Usted espere, y no me apure señor - responde la azafata malhumorada.
      Media hora más tarde, el lorito vuelve a dirigirse a la azafata:
      - Che, putarraca, traeme otro whiscardo.
      - Si Señor Loro, de inmediato - musita la azafata.
      - ¿Y mi café, señorita? - pregunta ya un poco enojado el hombre.
      - Usted espere, señor ¿No ve que estoy muy ocupada?
      Entonces el hombre, no soporta más, y le dice al loro:
      - Oiga ¿Cómo hace para que lo atiendan tan bien, que le traigan tres whiskies, y yo no consigo que me traigan un miserable café?
      - Muy simple señor - responde el loro - Yo se lo pido con firmeza, la trato mal, para que vea quien es el que manda, y quien el que obedece.
      - ¡¡¡Ahhhhh ...... a ver, voy a probar con su método, a ver si funciona!!!
      Y dicho esto, comienza a gritar:
      - ¡¡¡A ver, azafata del orto, si me traés el puto café que te pedí hace como una hora, trola reventada!!!
      Ante esto se acerca muy enojado el comisario de a bordo, los agarra del cogote al señor y al lorito, y los tira del avión.
      Cuando los dos van cayendo, el loro le dice al hombre:
      - ¡¡¡Hay que ser muy macho para ofender a la azafata y no saber volar eh!!!

    113. Dos amigos van caminando y de pronto ven un perro que estaba lamiendo sus propios genitales. Uno de los hombres dice:
      - Vaya, me gustaría poder hacer eso.
      El otro replica:
      - Pues yo preferiría darle un hueso y una palmada en la cabeza...

    114. Cambio de sexo

      Un hombre decide convertirse en mujer y va a una clínica especializada en cambios de sexo. Al entrar le preguntó a un señor:
      - ¿Es aquí donde hacen operaciones de cambio de sexo?
      - Sí, así es.
      - ¿Y usted es el doctor?
      - No, soy la enfermera...

    115. Big Leroy

      New York, el Bronx, dia de sol, calor infernal.
      Dos sujetos entran en un apartamento pequeño, caliente y húmedo, arrastrando un muchacho flaquito y debilucho por los brazos. Adentro Big Leroy, un negro enorme, sudado, hediondo, con cara de mala gente, palillo en la boca, limpiándose las uñas con un machete de cortar coco.

      Uno de los hombres dice:
      - Oye Big Leroy, el jefe mandó que le hagas el culo a este sujeto... Dijo que es para que él aprenda a no querer hacerse el valiente con la gente del barrio.

      La víctima grita desesperada e implora por el perdón. Pero Leroy apenas asiente con la cabeza, ignorando los lamentos del hombre:
      - Pueden dejarlo ahí en ese rincón, en un momento me encargo de ese ************.

      Cuando los dos hombre salen, el muchacho dice:
      - Sr. Leroy, por favor, no me haga eso, déjeme ir que yo no le digo a nadie que Ud. me dejó ir sin castigo...

      Leroy dice:
      - Cállate la boca y quédate quieto ahí!

      Cinco minutos después, llegan los dos hombres arrastrando otro individuo:
      - Big Leroy, el jefe mandó que le cortes las dos piernas y le saques los ojos a este elemento para que aprenda a no llevarse el dinero del jefe.

      Leroy con voz grave:
      - Déjenlo ahí en ese rincón, que ya resuelvo ese asunto.

      Poco después llegan los mismos hombres, arrastrando a un tercer muchacho:
      - Big Leroy, el jefe dijo que le cortes el pito a este tipo, para que aprenda a nunca más meterse con la mujer del jefe. Ah!, y dijo que también le cortes la lengua y todos los dedos para que no haya la mínima posibilidad de que pueda tocar otra mujer en su vida.

      Leroy con voz más grave aún:
      - Ya resuelvo eso. Ponlo allí en el rincón junto a los otros dos ************* esos.

      Cuando se retiran los tipos el primer muchacho que había llegado dice entonces en voz baja:
      - Señor Leroy, con todo respeto, solo para que Ud. no se vaya a confundir, yo soy el del culo, se acuerda no...???

    116. Una rubia sumamente atractiva y con una cortísima minifalda sube por unas escaleras mecánicas. Detrás de ella va un señor inclinando la cabeza, tratando de ver algo más arriba de la minifalda. La rubia se da cuenta y le recrimina:

      - Usted no es un caballero!

      Y él responde:

      - ¡Y usted no es rubia!

    117. El buen dentista

      Un hombre y una mujer se conocieron en un bar. Se estaban llevando realmente bien, así que decidieron ir a tomar un trago al departamento de ella. Varios tragos más tarde, él se quita la camisa y se lava las manos. Luego, se quita los calcetines y se lava las manos. Ella se queda mirándolo y le dice:

      - Tú debes ser....odontólogo.

      Sorprendido, el hombre le contesta:
      - ¡Así es! Que increíble, cómo llegaste a esa conclusión?
      Ella contestó:
      - Fácil. Te lavas las manos constantemente.

      Bueno, una cosa llevó a la otra, y la pareja se fue a la cama. Finalmente, hicieron el amor. Después que terminaron de hacer el amor, ella comentó:

      - ¡Tú debes ser un odontólogo....excelente!

      El estaba más sorprendido aún y contestó:
      - ¡Sí, sí! Ciertamente que soy uno de los mejores odontólogos que hay. ¡wow! ¡Estoy asombrado! Cómo lo supiste?

      Y ella:

      - Pues muy fácil. No sentí nada...

    118. El monumento

      Un boliviano estaba en Buenos Aires observando "El Obelisco"; en eso se acerca un argentino "re-piola":
      - Che bolita, ¿qué hacés, boludo?
      - Estoy mirando El Obelisco.

      El argentino, que estaba con ganas de molestar, dice en tono fanfarrón:
      - Sabés una cosa, bolita? Este obelisco es un monumento a la verga de mi viejo.

      El boliviano se queda observando admirado El Obelisco; saca una cinta métrica y comienza a medir el diámetro.

      Otra vez se acerca el "piola" con ganas de joder:
      - ¿Y ahora qué hacés, bolita?
      - Estoy midiendo la concha de tu madre!!!!

    119. El joven enamorado a su novia:
      - ¿Soy yo el primero que te pide hacer el amor?
      Y ella contesta llorando:
      - Sí, todos los demás me lo han hecho sin pedírmelo.

    120. Alquien se anima?

      Arriba del escenario hay un hombre y un cocodrilo. El cocodrilo abre grande la boca y el hombre le pone su miembro adentro. Mira al público y dice:
      - ¿Hay alguien que se anime a hacer lo mismo?

      Se levanta una viejita y dice:
      - Yo me animo pero no se si voy a poder abrir la boca tan grande.

    121. El tunel del tren

      Una pareja de novios viajaba en un tren. De pronto entraron en un túnel muy largo y quedaron completamente a oscuras. Cuando transcurrieron bastantes minutos salieron del otro lado, y el novio le dice a su novia:

      - Si hubiera sabido que el túnel era tan largo, te hacía el amor aquí mismo.

      Ella contesta confundida:
      - Pero y entonces, ¿quién fue????

    122. Ventrílocuo

      Un ventrílocuo, de viaje por el interior, se encuentra con un gaucho sentado al frente de la tapera. Está tomando mate con su perro a los pies y algunos animales en el fondo. Después del saludo inicial se produce el siguiente diálogo:

      Ventrílocuo: Lindo perro. Le importa si hablo con el?
      Gaucho: Los perros no hablan!
      Ventrílocuo: Que tal perro, todo bien?
      Perro: Bah! no estoy mal!
      Gaucho: (mirada de enorme espanto)
      Ventrílocuo: Este es tu dueño? (señalando al gaucho)
      Perro: Así es.
      Ventrílocuo: Que tal te trata?
      Perro: No me quejo. Me saca a pasear dos veces por día, me da comida y me lleva a la cañada a jugar una vez por semana. No lo paso mal.
      Gaucho: (mirada de enorme incredulidad)
      Ventrílocuo: Lindo su caballo. Le importa si hablo con el?
      Gaucho: Los caballos no hablan, canejo!
      Ventrílocuo: Como viene la mano, caballo, todo en orden?
      Caballo: Todo tranquilo, gracias.
      Gaucho: (boca abierta y mirada de inmenso asombro)
      Ventrílocuo: Este es tu dueño? (señalando al gaucho)
      Caballo: Efectivamente.
      Ventrílocuo: Y que tal te trata?
      Caballo: No está mal, no está mal. Me cuida bien, me da alfalfa de primera, me cepilla todos los días, me deja en el establo los días de lluvia o frío. No me puedo quejar, la verdad sea dicha.
      Gaucho: (totalmente impresionado y con los ojos como el dos de oro)
      Ventrílocuo: Linda su OVEJA. Le importa si hablo con ella?
      Gaucho: (gesticulando desesperadamente y apenas consiguiendo hablar), le dice: LAS OVEJAS SON TODAS UNAS MENTIROSAS!!!!!!!!

    123. Condones

      Un mudo entra en una farmacia a comprar condones y comienza a buscarlos por las estanterías, pero no los encuentra.

      El farmacéutico le pregunta qué desea pero el mudo no consigue hacerse entender con gestos, así que, harto ya, se saca el miembro y lo pone encima del mostrador al lado de un billete de cinco pesos.

      De repente el farmacéutico también se saca el pene, lo compara con el del mudo y se guarda el billete en el bolsillo.
      Entonces el mudo comienza a hacer gestos de enfado con las manos, a lo que el farmacéutico le responde:

      - Eh tranquilo, no te enfades. Si no sabes perder, la próxima vez no apuestes.

    124. Caperucita va por el bosque, el lobo la sorprende y la viola.

      Después de hacerlo, fumando un cigarro, Caperucita dice:
      - Le voy a decir a mi abuela que me han sorprendido en el bosque y me han violado dos veces.
      - ¡Ey! -dice el lobo- ¡yo sólo te violé una vez!
      - Que... ¿Estás apurado?

    125. Método eficaz!

      Un hombre paseando por la calle ve a un amigo a lo lejos, tiene cara de dolorido y lleva las dos manos en una mejilla. Al acercarse le pregunta:
      - ¿Qué te pasa Javier?
      - Tengo un terrible dolor de muelas, no puedo aguantar más, tendré que ir al dentista, con el pánico que me da.
      - Eso no es nada. Ayer tenía yo un dolor de muelas más grande que el tuyo. Fui a mi casa. Le eche un buen polvo a mi mujer, y aquí me ves, como si nada, no hay nada mejor.
      - ¡Buenísimo! ¿Y dónde puedo encontrar ahora a tu mujer?

    126. El barril del placer

      Un día iban saliendo seis marineros en un barco, pero les hacía falta un marinero más, así que decidieron llamar a Esteban.

      Al rato llegó Esteban y por fin pudieron salir en su travesía.
      Al día siguiente de haber salido, Esteban llama al capitán aparte y le pregunta:

      - Capitán, Capitán necesito decirle algo.
      - Que es?? dime..., - contesta el capitán.
      - Lo que pasa es que la travesía va a ser muy larga y estaba pensando que no podré tener sexo, y eso me va a matar capitán.. estoy acostumbrado a hacerlo diariamente.. como hago??, porque mi pito se me va a morir.
      - No te preocupes Esteban nosotros no somos tan tontos, hace mucho tiempo nos dimos cuenta de ese problema y ya lo hemos solucionado. Mira Esteban ¿ves aquel barril que está allá? Bueno, ese barril tiene un agujero por la parte trasera y nosotros cuando no resistimos, vamos hasta el barril, metemos el pito por el agujero y a coger!!!! Pero hay un problema Esteban, puedes utilizar el barril las veces que quieras, a la hora que quieras, menos los Jueves ¿ok?
      - Bueno, Capitán, pero, ¿por qué los jueves no? ¿qué pasa los jueves? ¿por qué no puedo coger al barril los jueves?

      - Es que los jueves, Esteban, te toca a vos estar dentro del barril..

    127. Una dura posición

      Un encuestador para a un hombre por la calle y le pregunta:
      - ¿Usted que opina de la posición ServoBosnia?

      Y el otro le responde:
      - No se, ni idea, mis preferidas son estilo perrito y el 69 !!! :D

    128. Llega un tipo a una tienda de disfraces y pide el mejor disfraz.
      El dueño le ofrece un disfraz de Batman.
      - ¿Cuánto cuesta?
      - $ 380
      Al hombre se le hace caro y pregunta por uno más barato.
      - Tenemos el de Robin por $350. - le ofrece el propietario del negocio.
      - ¿No tiene algo más económico?
      El dueño, algo desesperado, le pregunta:
      - ¿Cuánto dinero trae?
      - $5.
      - Cinco... Está bien, veamos... un disfraz de $5....
      Entonces el dueño le acerca una maraca y el cliente dice sorprendido:
      - ¿¡Una maraca!? ¿De qué me puedo vestir con una maraca?
      - Es muy sencillo, te metes la maraca por el culo y ya está!!! ¡Sos una víbora de cascabel!

    129. Un hombre pequeño va en el ascensor y en un piso sube un tremendo negro que se pone al lado suyo. Este mira al hombrecillo y ofreciéndole la mano, le dice:
      - 2,10 metros, 125 kilos, un pene de 30 cm, dos testículos de 200 gramos cada uno. Cubano. Mi nombre: Dante Lapuerta.

      El hombrecillo se desmaya y el hombre negro, sorprendido, lo levanta y lo despierta abofeteándole. Entonces le pregunta:
      - ¿Tienes algún problema?

      A lo que el hombrecillo le contesta:
      - ¿Podría repetir despacio lo que ha dicho?

      El negro le mira desde arriba y le vuelve a decir:
      - 2,10 metros, 125 kilos, un pene de 30 cm, dos testículos de 200 gramos cada uno. Cubano. Mi nombre es Dante Lapuerta.

      Entonces ve que el hombrecillo da un suspiro y dice:
      - Gracias Dios mío, pensé que había dicho "Date la vuelta".

    130. Chicas sin suerte

      Dos madres se encuentran en la puerta del edificio y una le dice a la otra:
      - ¿Qué tal tu hija?
      La otra contesta:
      - Uy, de maravilla, después de hacer la entrevista para ese trabajo que encontró, en 2 semanas la ascendieron de administrativa a jefa de sección, el jefe le dio un coche de la empresa y ahora le va a alquilar un departamento cerca de la oficina para que tarde menos en llegar al trabajo. ¿Y la tuya?
      - Y... la mía igual de **** pero con menos suerte.

    131. Lorito saunero

      Una mujer quería una mascota para que le hiciera compañía. Fue a la tienda de mascotas y escogió a un loro. El vendedor le advirtió que el loro había vivido en un prostíbulo y acostumbraba a decir cosas subidas de tono, pero a la mujer le gustó tanto el pájaro que decidió comprarlo de todos modos.
      Ya en su casa, la mujer puso la jaula en la sala y esperó a que el loro hablara. El animal observó la sala y dijo muy solemne:
      - Nueva casa, nueva madame.

      A la mujer le hizo gracia la ocurrencia del loro y decidió esperar a que llegaran sus hijas adolescentes. Cuando ellas entraron, el loro exclamó:
      - Nueva casa, nueva madame, nuevas mujerzuelas.

      Tras su sorpresa inicial, las muchachas se rieron con su madre y esperaron a que llegara el papá. Por la noche, cuando el hombre llegó a su casa, el loro gritó:
      - Nueva casa,
      nueva madame,
      nuevas mujerzuelas,
      mismos clientes...
      ¡Hola, Juan!!!

    132. El alien pervertido

      Querido terrícola:

      Soy un extraterrestre de una galaxia muy lejana donde podemos adoptar cualquier forma.

      En estos momentos estoy convertido en este texto y, a través de tus pupilas, te estoy metiendo un dedo en el culo.

      Se que te está gustando porque veo que estás sonriendo.

      Por favor, envíame a otras personas porque, en verdad, ando buscando más culos.

      Y ya dejá de reirte que se van a dar cuenta!!

    133. La lombríz

      El abuelo y su nieto estaban rastrillando el patio. El nieto encuentra una lombriz tratando de volver al agujero de donde salió, y le dice a su abuelo:
      - Abuelo, te apuesto a que soy capaz de meter la lombriz dentro de su agujero.
      - ¿Si?... Te apuesto 5 dólares a que no puedes. La lombriz es muy blandita y flexible, no vas a poder meterla en un orificio tan chico.

      El nene acepta la apuesta, corre hacia el interior de la casa, y vuelve con un aerosol de spray de cabello. Rocía al invertebrado, y éste queda recto y durito. Inmediatamente procede a introducirlo al orificio sin ningún problema.
      El abuelo, aceptando la derrota, le paga los 5 dólares.

      Inmediatamente el abuelo se mete a la casa con la lata de spray. A la media hora sale y le da otros 5 dólares al nieto.

      - Pero abuelo, ya me diste los 5 dólares.
      - Sí, pero estos te los manda tu abuela.

    134. Estaba Caperucita Roja paseando por el bosque y de repente se encuentra con el Lobo Feroz, y éste le dice:
      - Caperucita, ¿qué llevas en la canastita?
      Caperucita responde:
      - Unos bizcochos para mi Abuelita.
      El lobo le dice:
      - ¿Me dejas ver?
      - Sí.
      El lobo empieza a mirar y le dice:
      - Pero Caperucita, tienes pelos en el bizcocho.
      Y ella le responde:
      - Pues claro, no ves que tengo quince añitos.

    135. Super Promo !!!

      Un camionero de Coca Cola va por la ruta, una chica espectacular le hace dedo, el camionero la recoge y cuando estaban llegando, la chica recaliente, le agradece eternamente y le ofrece su cuerpo como pago por el favor de llevarla.

      Sin perder tiempo el camionero frena y se le tira encima... pero ella amaba la naturaleza y quería hacerlo a pleno sol. Nuevamente y a toda velocidad el tipo saca la lona de Coca Cola del camión, agarra 4 cajones con botellas, pone uno en cada punta de la lona para que no se la lleve el viento, la chica se quita la poca ropa que llevaba, se tira en medio de la lona y el camionero se pone a darle.

      Tan mala suerte tuvo el tipo, que en medio del asunto, la chica se desmaya y el camionero huye despavorido temiendo que lo acusen de asesinato, sin darse cuenta que solo era un desmayo, dejando a la chica tirada al sol.

      A los cinco minutos frena un auto con 4 tipos y al ver la situación se fornican repetidamente a la pobre chica desmayada.

      Mientras se tomaban una Coca Cola del cajón, uno le dice al resto:

      - Estas SI son promociones, no como la cagada de Pepsi con esas tapitas de ******...

    136. El tamaño sí importa

      Se encuentra un señor con el amigo y este le cuenta:
      - La otra noche me levanté una mina en el boliche, luego de algunas copas nos fuimos a mi casa, pero he ahí mi sorpresa... cuando nos desnudamos para tener sexo me di cuenta que era un hombre!!!
      - ¡No!, no me digas, y? que hiciste?
      - Y..., como la de él era más grande, tuvimos que usar esa. :(

    137. El Toro y las Vacas

      Había un granjero que tenia una vaca color café y una vaca blanca y quería que tuvieran crías.
      Entonces, pidió prestado a un vecino su toro semental para que las preñara y lo soltó libremente en el corral junto con las vacas.
      Luego le dijo a su hijito de ocho años que le avisara cuando el toro hubiera terminado.
      - OK papá - dijo el niño.
      Después de un tiempo, el niño entra al living donde sus padres hablaban con unos amigos.
      - ¡Papá, papá, el toro ya se cogió a la vaca café!
      El papá muy avergonzado salió con el niño fuera de la habitación pidiendo disculpas a sus invitados.
      Ya estando afuera le dijo a su hijo:
      - Hijo, no uses ese bocabulario frente de las visitas. Mejor puedes decir: "El toro sorprendió a la vaca café". ¿Comprendes? Ahora ve afuera y avísame cuando el toro "sorprenda" a la vaca blanca...
      El papa regresó a la sala. Después de un rato el niño entró corriendo y gritando.
      - Papá, papá...!!!
      - Sí, hijo. ¿Sorprendió el toro a la vaca blanca?
      - ¡Y vaya que la sorprendió, porque se volvió a coger a la café!

    138. El departamento

      Una pareja que tuvo su primera cita decide concurrir a un hotel alojamiento para concretar el comienzo de una relación amorosa.
      Cuando están camino al hotel el caballero advierte que no lleva dinero en efectivo y acuerda con la dama que ella se haga cargo de los $300 que costaría la cita amorosa, y que al día siguiente él se los reintegra.
      Efectivamente, al día siguiente tal cual lo prometido, el caballero decide enviarle un cheque a través de su secretaria, pero para que ésta no se entere de la relación que hubo entre los dos, le da a entender que el dinero es en pago por el alquiler de un departamento.

      Sin embargo, decide enviar un cheque sólo por $200 en lugar de los $300 acordados, y le expone las siguientes razones:

      "Estimada señora:
      Le envío $200 en vez de los $300 acordados en pago del departamento que alquilé, pues esperaba otra cosa:
      1) Esperaba un departamento sin estrenar.
      2) Que tuviera calefacción.
      3) Que fuera pequeño y resultó todo lo contrario, pues estaba usado, era frío y ancho.

      Atentamente,
      Sr. Disconforme."

      Al recibir esto, la joven señora le contesta:

      "Estimado caballero:
      Le devuelvo su dinero pues en verdad no lo necesito, pero debo decirle con referencia a lo que dice su carta, que usted tenía que saber:
      1) Que un departamento tan bonito no podía estar sin estrenar.
      2) Que con seguridad usted no supo encender la calefacción.
      3) Que yo no tengo la culpa de que usted no tenga suficientes muebles para llenar el departamento".

      Atentamente,
      La Dueña."

    139. El truco de la salchicha

      Dos borrachos que no tenían un peso y estaban locos por tomarse un trago conversan:
      - Oye Pepe, tengo unas ganas de tomarme un trago...
      - Yo también, Manolo, pero no tenemos un peso.
      - Bueno Pepe, yo tengo una idea. Fíjate bien, compramos una salchicha grande y nos vamos a un bar. Empezamos a tomar y cuando el barman nos venga a cobrar yo me meto la salchicha por el pantalón y me la saco por la bragueta y tu empiezas a mamar como si fuera una polla. De seguro que nos echan del bar por inmorales y no pagamos, ¿qué te parece?
      - Fantástico, Manolo, vamos a hacerlo!
      - Sí Pepe, pero yo empiezo con la salchicha, yo fui el de la idea.
      - Bien Manolo, lo que tu digas.
      Se fueron a un bar y toma que toma hasta que estuvieron medio borrachos. Cuando vieron que el barman les venía a cobrar, Manolo se sacó la salchicha por la bragueta y Pepe se agachó a mamar. El barman exclamó:
      - ¡Inmorales, maricones, fuera, fuera de mi bar! - y salieron riendo a la calle y sin pagar.
      Así estuvieron toda la noche de bar en bar tomando de gratis usando el truco de la salchicha.
      Cuando estaban en el bar numero siete y preparados para hacer el truco otra vez Pepe le dice a Manolo:
      - Oye Manolo, ya estoy cansado de ser yo siempre quien coja la salchicha para mamar, ahora en este bar pásame la salchicha a mi y ponte tu a mamar.
      Y Manolo le responde:
      - ¿Qué salchicha Pepe?, ¡la salchicha se me cayo al piso en el primer bar!

    140. Muñeca?

      Una señora viajaba con su hija en auto después de recogerla de la escuela, cuando recordó que tenía que ir a pagar las cuentas. Como la espera sería larga y estaban cerca del edificio donde trabajaba su esposo, decidió dejarla ahí, para que acompañara a su padre. Llegó al edificio, saludó a su amiga la recepcionista, y le pidió que llevara a la niña con su padre.
      Luego salió de prisa. Más tarde, durante la cena la niña pregunta:
      - Papá, te ví con tu secretaria. ¿Por qué le decís "muñeca"?
      Sintiendo la fría mirada de su esposa sobre él, el hombre contesta:
      - Bueno, es que es muy trabajadora. Teclea rápidamente, conoce los sistemas de cómputo y es muy eficiente.
      - Ah, -dice la pequeña niña, - yo creí que era porque cierra los ojos cuando la recostás en el escritorio...

    141. Un día, un culo se desprende y camina hacia adentro.
      Se encuentra con los intestinos y les pregunta:
      - ¿Cómo se llaman ustedes?
      Responden:
      - Somos los intestinos.
      Más arriba se encuentra al hígado y le hace la misma pregunta.
      Responde:
      - Yo soy el hígado.
      Sigue caminando y se encuentra al corazón.
      Le pregunta:
      - ¿Cómo te llamás?
      - Yo soy el corazón.
      Y el culo grita:
      - ¡¡AJAAAAAAAAA!! ¡¡A vos te andaba buscando!! ¡¡Desgraciado!! ¡mal nacido!!, HIJUEPUTA!!!
      El corazón aturdido y asombrado le dice:
      - ¿Pero por qué? ¿qué te hice?
      - ¿Como que qué te hice? pedazo de cabrón!!!! Claro... a vos te enamoran y a mi me garchan!!!!

    142. Chinitos

      Eran una vez dos matemáticos chinos que andaban de viaje por N.Y.; esa noche decidieron ir a un table dance y deleitar sus diminutos ojos con la belleza de la mujer de occidente.
      Siendo economistas y para no pagar la entrada en vano, acordaron que solo uno de ellos iba a entrar y si estaba bien el ambiente, avisaría al otro por medio del mesero.
      Cuando entró el chinito, se maravilló con el lugar: música, bebidas, nudistas. No sólo utilizó la vista, sino que aparte de la barra libre, había libertad de "meter las manos en la masa". Después de una hora, finalmente, le mandó al amigo una nota con el mesero que decía: 61, 31, 41, / + 31, + 41, 20, 20, 20.
      Cuanto el chinito vio esto entró corriendo al lugar. El mesero se había quedado sorprendido de que solo con números hubiera entendido y fue a preguntarle a los chinitos que significaban, a lo que respondieron:
      - Ah! Lespuesta muy sencillo... 61, 31, 41, / + 31, + 41, 20, 20, 20 significa: se senta uno, tenta uno, calenta uno, entre más tenta uno, más calenta uno. vente, vente, vente !!!

    143. La báscula

      Estaba una mujer en el aeropuerto esperando la salida de su vuelo....
      En eso ve una báscula y le da por pesarse.
      Saca una moneda y la deposita; la báscula le habla y le dice:
      - Tu peso es 53 Kgs. y tu futuro es el siguiente: Al bajarte de la báscula te vas a tirar un pedo.
      La mujer exclama sorprendida:
      - ¡Lo que hay que oir! ¡ ahora resulta que hasta una báscula me va a predecir el futuro !!!
      Al bajarse de la báscula, con el esfuerzo, la mujer se tira un pedo, se queda sorprendidísima y dice:
      - ¡No lo puedo creer! ¡Esto es una maravilla....! Yo me vuelvo a pesar...
      Saca otra moneda, la deposita y la báscula le dice:
      - Tu peso es de 52.95 (por el pedo que te has tirado) y tu futuro es el siguiente: Al entrar al baño te vas a encontrar a tu ex-novio y vas a hacer el amor en el baño de pié.
      La mujer exclama:
      - Aayy...... por faavooor! ¡¿Como me voy a encontrar a mi ex en el baño de mujeres y aqui en el aeropuerto??!
      En eso al entrar al baño se encuentra a su ex y sin pensárselo dos veces, se echan un rapidito de pié y la mujer sale del baño diciendo:
      -¡No puede ser....esta báscula es una maravilla... yo me vuelvo a pesar..!!!!
      Deposita otra moneda y la báscula dice:
      - Tu peso es de 52.5 Kgs (por el desgaste del rapidito) y tu futuro es el siguiente:
      Por pedorra, **** e incrédula,
      ¡¡¡¡ ACABAS DE PERDER EL AVION... ZORRAAAA !!!!!

    144. Un tipo va a una casa de tatuajes y le pide al tatuador que le tatúe un billete de 100 dólares en la punta del pene.
      El tatuador le aconseja que elija otro lugar porque allí sería muy doloroso.
      El hombre se muestra firme y dice que quiere el billete tatuado en la punta del pene por tres razones:

      1 - Soy empresario y me gusta ver mi dinero crecer.
      2 - Mi mujer es contadora y le gusta sentir el dinero entrar y salir.
      3 - Por último, para acordarme que mi amante me chupa toda la guita.

    145. Pérdidas!!

      La señorita profesional de la noche acude al ginecólogo por molestias, y éste, tras revisarla le pregunta:
      - ¿Ud. tiene fuertes pérdidas durante el período menstrual?
      - Y... sí doctor, calculo que unos mil quinientos mangos... massomenos...

    146. Secretaria ROBOT

      Dos amigos se encuentran en la ultramoderna oficina de uno de ellos.
      - Hola Juan, ¿ cómo te va ?
      - De maravillas Carlos, muchas gracias, a propósito, te felicito, qué hermosa secretaria tenés.
      - Pues ahí como la ves, es un robot.
      - Ah, ¿Un robot? a ver, explicame.
      - Mirá, le apretás una teta y toma dictado, le apretás la otra y escribe en la computadora, Word, Excel o Power Point o lo que le digas, le lengüeteás la oreja derecha y te sirve café y eso no es todo... hace el amor, mejor que cualquier mujer de carne y hueso.
      - ¡ No me digas !
      - Si, es una maravilla... es más... si querés te la presto un rato para que te ayude.
      El hombre acepta y se la lleva supuestamente a su oficina. A los pocos segundos, desde el baño, se escuchan unos gritos desesperados...
      - ¡ Aaayyy !, ¡ Aaaayyy !, ¡ Aaauuuuuxiiiliooo !, ¡ ¡ ¡ aaayúúúdenmeée por favooorrr ! ! !
      El amigo dueño del robot corre al baño gritándole al otro...
      - ¿ Carlos ! ¡ Carlos ! ¡ Se me olvidó decirte que por detrás es un sacapuntas !

    147. El 69

      Una chica lleva a casa a su novio, se meten en la habitación e inmediatamente ella le sugiere hacer un "69".
      - ¿Qué es eso? - le pregunta el inocente novio.
      La chica, al darse cuenta de la inexperiencia del muchacho, le responde:
      - Yo pongo mi cabeza entre tus piernas y tu pones la tuya entre las mías.
      Sin entender nada de lo que había dicho ella pero no queriendo arruinar el momento, el novio acepta.
      En el preciso instante en que están en posición, a la chica se le escapa un pedo demoledor. El novio, tosiendo y arrastrándose como puede, se echa a un costado de la cama. La chica, apenada, le pide que la disculpe, que no va a volver a suceder. Nuevamente, toman la posición de ataque y, cuando van a comenzar, a la chica se le escapa otro pedo. El novio se levanta, mareado y "turulato", y comienza a vestirse.
      - ¿Qué te pasa?... ¿por qué te vas? - le pregunta la novia.
      Y él le contesta:
      - Si piensas que me voy a tragar los otros 67, ¡¡¡ESTAS LOCA...!!!

    148. Una niña le pregunta a su mami:
      - Mamá, ¿cómo se hacen los niños?
      - Ehmmm............ Neena, a los hijos los trae la cigüeña.
      - Wow!... Entonces, ¿papá se coje a la cigüeña????

    149. Luego de la luna de miel, Adolfina visita a su amiga Berta.
      - Picarona, ¿cómo te fue de luna de miel?
      - Ay, Adolfina, dentro de lo que cabe... bien, pero donde no cabe...¡cómo duele!

    150. Menos de un dolar

      Un rico hacendado se casó con una mujer muy pobre. Para ayudarla le dió casa, auto y empleó a todos los familiares de ella.
      Todos estaban muy felices: el padre, la madre y los hermanos, muy agradecidos.
      Cierto día, la mujer buscó a su familia y les dijo:
      - No aguanto mas a mi marido, creo que me voy a separar de él.
      A lo que el padre le replicó:
      - Él es un hombre muy bueno hija mía, él te ama y te cuida.
      A lo que ella respondió:
      - Mi marido solo quiere hacer sexo anal, y no aguanto mas. No puedo agacharme para recoger nada que enseguida viene él y me abrocha!! Cuando me casé, mi "fundillo" parecía una monedita de esas antiguas de 1 centavo, ahora parece una moneda de esas grandotas de 1 dólar.
      Y el papá:
      - Ay, hija.... y vas a armar tanto lío por US$ 0.99?

    151. - ¿Sabes la diferencia entre un polvo de 5 minutos y una mamada de 5 minutos?
      - No.
      - ¿Tenés 10 minutos?

    152. Ya no soy virgen

      La familia comía tranquilamente..., era una familia normal y respetuosa... cuando de pronto la nena de 12 añitos comenta tristemente:
      - Les tengo una mala noticia. ¡¡¡ya no soy virgen!!!
      Un silencio sepulcral hasta que entre los padres comienzan las recriminaciones mutuas... El padre arranca...
      - Vos, hija de ****!! (señalando a su esposa) eso es por ser como sos!!! Por andar de coqueta como **** barata... con cualquier boludo que llega a casa enseguida se te moja hasta el culo y claro ese es el ejemplo que la nena tiene que ver todo el día. O de vos (señalando a la hija mayor de 25) como andas manoseándote en el sofá y franeleando con el conchudo ese de arito y pelo largo, que hasta maricón debe ser!!! Todo delante de la nena!!!, (y la nena estaba con cara de asombro y los ojos desorbitados).
      Y la familia continua..... la madre no aguanta más y recrimina a todo grito:
      - Aaaahhh, si??? Y quien es el imbécil que se gasta medio sueldo en putas!!!... y se despide de ellas en la puerta de casa!!! O es que vos crees que la nena y yo somos ciegas, desgraciado!!.... O es que crees que no se te ven las bolas llenas de colorete barato!! Además qué ejemplo puede tener si desde que se compró la televisión esa, por cable, te la pasás viendo películas porno todo el fin de semana!!! ahhh??? Y vos crees que la nena no ve eso acaso???...
      Y siguieron los reproches... Que no cuidas lo suficiente a la nena! ¡Cómo es posible que esto nos pase Dios Mío!!!!!....
      Desconsolada y al borde de un colapso, la madre con los ojos notablemente encharcados y con la boca temblorosa toma tiernamente las manos de su hija y en voz baja pregunta:
      - ¿Pero como fue? Te lo hicieron vaginal?, anal? .. te forzaron???
      Y entre sollozos la nena contesta:
      - No mami, lo que pasa es que la profesora me sacó del pesebre!!

    153. ¿Sabías que el pito puede ser masculino o femenino?
      Si mide mas de 12 cm. es un PENE.
      Pero si mide menos de 12 cm....... es una PENA.

    154. El leoncito y el burrito

      Estaban el León y el Burro en la selva y después de mucho tiempo sin compañía femenina deciden hacer un pacto y hacerse "favores" uno al otro.
      Al momento de decidir quién lo hace primero el Burro le dice al León:
      - Señor León, ya que Usted es el rey de la selva le concederé el primer turno.
      El Burro se da vuelta y deja que el León comience con lo suyo.
      Luego de unos minutos y no sentir nada, se da vuelta y ve al León untando algo en su miembro y le pregunta que está haciendo. El León le dice:
      - Ya que usted ha sido tan generoso conmigo, me voy a untar vaselina para que no le duela la colita.
      Luego que el León termina con lo suyo y le toca el turno al Burro, este comienza a untar algo en su miembro y el León al verlo le dice:
      - Porque está untando su miembro con dos vaselinas distintas????
      Y el Burro le contesta:
      - La mitad de atrás es vaselina para que no le duela la colita y la mitad de adelante es Amoxidal 500 para que no le duela la garganta...

    155. Promesas

      Un joven, al estar con su novia en un parque, dentro de un auto, le ruega, lloriquea y pide por lo que más quiera que se deje hacer el amor, pero la chica no accede. Finalmente el joven le dice:
      - Vamos... sólo te voy a meter la mitad...!!
      La mujer por fin convencida, acepta diciéndole:
      - Bueno, pero sólo la mitad... Prometémelo!
      El joven acepta y se lanza sobre ella desesperado e introduce todo lo que tiene.
      La chica, al sentir la embestida, goza tremendamente y le dice a su novio:
      - Metémela toda!!!
      El novio, algo avergonzado, tratando de salvar su orgullo le dice:
      - Ah no!!.... promesas son promesas...!

    156. Alergia

      - Mi amor, por qué cuando hacemos el amor te la pasas estornudando?
      - Querido... atchis!!! sabes lo alérgica que soy al polvo...

    157. Preservativo

      Una mucama recién llegada a la ciudad de un pequeño pueblito del interior trabajaba en una casa muy elegante. En su primer día de trabajo le tocó recoger botellas, canapés, prendas íntimas, etc.. ya que la señora había tenido una fiesta la noche anterior, hasta que encuentra un preservativo.
      La muchacha asustada, pregunta:
      - Señora... que es esto?
      - Ay!, ¿es que en tu pueblo no hacen el amor?
      - Sí, sí señora... pero no hasta que se nos caiga el pellejo!!...

    158. Le pedí a Dios una flor y me dio un jardín.
      Le pedí un árbol y me dio un bosque.
      Le pedí buen sexo y me dio tu número de teléfono.
      De tí depende que siga siendo creyente.

    159. EL PAISANITO Y SU PERRA

      Llega un paisano al bar del pueblo y deja atada a un árbol a la perra que traía con él.
      Al instante una jauría de perros armó un despelote de novela tratando de conquistar a la perra.
      Al ver lo que sucedía, un policía entra al bar y pregunta de quién es la perra.
      Entonces el paisano, que se estaba agarrando una curda de aquellas, responde:
      - La Perra es mia!...
      - Mire señor, su perra está alzada.
      - Mnnmm no puede ser... si yo la deje en el suelo!!
      El policía quiere ser un poco más claro...
      - Lo que pasa es que su perra está en celo hombre!!!
      - Mire oficial... no puede ser.. pues yo nunca le di motivo para que esté celosa!!
      El policía se estaba poniendo nervioso... pero no quería perder la paciencia, entonces replica:
      - Sr.!!... Su perra está caliente!!!!
      - Como va a estar caliente si la he dejado a la sombra!!!
      Finalmente cansado de tratar de hacerle entender la situación, el cana le dice:
      - Oiga, su perra... lo que quiere ... es coger!!!
      - Aaaah, bueno... déle agente déle, en casa siempre quisimos tener un perro policía.

    160. EL CUPÓN

      Un hombre se queja con un amigo:
      - La próxima semana es el cumpleaños de mi mujer, y no se qué regalarle. Tiene joyas, ropa elegante, flores, perfumes...
      - Tengo una idea. Para que vea que te preocupás por ella, dale un cupón canjeable por sesenta minutos de sexo excelente. Verás que quedará encantada.
      A la semana siguiente los amigos se reúnen de nuevo.
      - ¿Seguiste mi consejo?
      - Sí, lo hice.
      - Y a ella le encantó, ¿verdad?
      - Sí, ya lo creo que sí: se levantó de un salto, me dio un beso en la frente y salió con el cupón, gritando: "¡Vuelvo en una hora!".

    161. VACACIONES EN ÁFRICA

      Un hombre regresa de unas vacaciones en Africa. Se encuentra con un amigo que le pregunta:
      - ¿Qué tal las vacaciones?
      - Terribles. El primer día estuvo bien, pero el segundo fuimos a la selva a ver a los gorilas, y uno de ellos se me acercó, y en un descuido me sujetó y abusó de mí.
      - Nooo... ¡Qué horror! Quedaste traumatizado, no?
      - Y sí, fijate que él quedó allí, yo aquí, no me llama, ni me escribe...

    162. Un joven se sienta en la barra de un bar y el camarero le pregunta:
      - Que va a tomar?
      - Quiero 6 tequilas.
      - ¿¡6!? Esta celebrando algo?
      - Sí. Mi primera mamada.
      - Bueno, en ese caso deje que le invite al séptimo para darle la enhorabuena.
      - No se ofenda, pero si con 6 no me he quitado este sabor, no me lo quitaré con nada.

    163. Diálogo entre un pie y un pene

      El pie mira para arriba y ve que el pene lo estaba mirando, entonces le pregunta:
      -¿Cómo andás?
      - Como el orto, siempre colgado cabeza abajo. ¿Y a vos como te trata?
      -Excelente, fijate que en las mañanas para que no toque el suelo frío me pone unas chancletas, se mete a bañar me lava muy bien entre todos mis deditos, después me seca muy bien, me pone mi talquito, luego la fundita y el zapato. Luego nos vamos a caminar todo el día, por la noche; que todo me duele, me mete en agüita caliente, me da masajitos con cremita, y me deja descansar durante toda la noche. ¿Y a vos cómo te trata?
      -¡Y no te digo loco, conmigo es un hijo de puuutaaa!!! Te cuento: Por las mañanas me cachetea varias veces y me dice: "Bueno huevón, párate". Luego me mete todo chueco en el calzoncillo y ando con un dolor de cabeza todo el día. ¡Ah, pero eso sí, en la noche quiere que esté bien firme, pero lo peor de todo es cada vez que vamos a la cueva, no sabés como me jode su indecisión!!
      -¿Cuál cueva? ¿Qué indecisión?
      -¡No se de que! Si apenas entro en la cueva, me mete, me saca, me mete, me saca...
      -¿Entonces que pasa?
      -¡Y que te parece bolú!, me MAREO, VOMITO y me DESMAYO!!!

    164. Todo un Lord Inglés

      Un conocido lord inglés reunía a sus amistades a tomar el té a la hora señalada todos los martes de cada semana en su palacio de Bloodshire.

      Cierto martes, el puntualísimo caballero no apareció y los invitados estaban intrigados.

      En cierto momento aparece el mayordomo y dice a los presentes, con típico "british accent":

      - Señores, milord les pide disculpas por la demora y les anuncia que después de mucho tiempo, se ha reencontrado con su vieja y querida amiga Lulú, de París. Que si puede, dentro de una hora estará con ustedes, y si no puede, dentro de cinco minutos. Muchas gracias.

    165. Dos enanos se van de farra y se levantan dos rubias impresionantes.
      Cuando al fin logran llevarlas a las respectivas habitaciones, uno de los enanos tuvo el problema de que no le respondió cierta parte importante de su anatomía. Mientras trataba de activarlo sin Viagra, se oía del cuarto vecino al otro enano:
      - Uno, dos, tres.... uf! ... Uno, dos, tres.... uf! ... Uno, dos, tres.... uf!
      Al día siguiente, se cuentan las historias de guerra, y uno le dice al otro:
      - Que cagada, loco, no se me paró en toda la noche, fue una vergüenza...
      - Y!?!?
      Dice el otro:
      - Vergüenza? Crees que eso es vergüenza?.... Yo no logré ni subirme a la cama!!!!

    166. Ojos morados

      Un hombre llega a su empleo con los dos ojos morados.
      Su jefe le pregunta qué le sucedió, y el hombre respondió:
      - El domingo estaba en misa, y cuando nos pusimos de pie noté que a la señorita que yo tenía enfrente, la falda se le había metido entre las nalgas, así que se la saqué. Ella se volvió y me dio un cachetazo en un ojo.
      - Ah, ya veo, pero ¿y el otro ojo?
      - Bueno, es que como ella se había enojado, puse la falda donde estaba...

    167. El eco

      Había una reunión de tres personas (un español, un brasilero y un cordobés) hablando del eco, la primera dice:
      - En Essspaña tenemos la montaña másss grande del mundo, tú gritas ¡viva essspaña!, y diessss vosssezzz te contestan ¡VIVA ESSSPAÑA!
      El otro dice:
      - En brazzil tenemos la montaña mais grande du mundo, tu gritas ¡viva brazzil!, y veinte voses te contestan ¡VIVA BRAZZIL!
      Por último salta el cordobés y cuenta:
      - Nosotro hayá en córdoba, tenemo una grutita, si gritay ¡Viva Coordoba!, cincuenta voses te contestan, ¡DEJÁ CULIÁ TRANQUILOOOOO!!!

    168. En casa de un matrimonio:
      - María, tráeme una naranja.
      - ¿Te la pelo?
      - ¡Bueno! Pero después me traes la naranja.

    169. Prostituta piola

      Un tipo conoce a una prostituta en un antro y después de varias copas el muy galán se la lleva a un hotel y practican largas horas de sexo sin escalas.
      Al otro día en la mañana se levanta el hombre y en tono de desprecio le dice:
      - ¡Bueno me voy, no volverás a verme, pero a lo que te salga en 9 meses ponele Gerardo!!
      Y ella con voz burlona le dice:
      - ¡Y vos, a lo que te salga mañana ponele penicilina !!!

    170. El ginecólogo le pregunta a una paciente:
      - ¿Con cuántos hombres ha tenido relaciones sexuales?
      - Cuatro o cinco...
      - Ah, no son muchos.....
      - Sí... Esta semana estuve floja.

    171. Primera experiencia

      - ¡Papá, estoy felíz: acabo de tener mi primera experiencia sexual!
      - Qué bueno Álvaro, sentate y contame todo.
      - Mejor de pie porque no me puedo ni sentar!

    172. Asi sucedió, Sr Juez

      Durante el juicio:
      Abogado Defensor: -Cuál es su edad?
      Viejita Indefensa: -Tengo 86 años.
      Abogado Defensor: -Podría decirnos, en sus propias palabras qué fue lo que sucedió?
      Viejita Indefensa: -Allí yo estaba, sentada en la mecedora en el porche de mi casa en una agradable noche, cuando un joven se acercó y se sentó junto a mí.
      Abogado Defensor: -Usted lo conocía?
      Viejita Indefensa: -No, pero el se mostró bastante amigable.
      Abogado Defensor: -Qué sucedió después de que él se sentó?
      Viejita Indefensa: -El comenzó a acariciar mis piernas.
      Abogado Defensor: -Usted lo detuvo?
      Viejita Indefensa: -No, yo no lo detuve.
      Abogado Defensor: -Por qué?
      Viejita Indefensa: -Se sentía muy bien, nadie me había hecho eso desde que mi esposo murió hace 30 años.
      Abogado Defensor: -Qué sucedió después?
      Viejita Indefensa: -El comenzó a acariciar mis senos.
      Abogado Defensor: -Usted lo detuvo entonces?
      Viejita Indefensa: -No, yo no lo detuve.
      Abogado Defensor: -Por qué?
      Viejita Indefensa: -Bueno, señor Juez, sus caricias me hicieron sentir viva y excitada. No me había sentido asi en muchos años.
      Abogado Defensor: -Qué sucedió después?
      Viejita Indefensa: -Bueno yo me estaba sintiendo tan caliente y excitada que simplemente abrí mis piernas y le dije: hazme tuya jovencito, tómame, hazme el amor.
      Abogado Defensor: -Entonces, él... la tomó?
      Viejita Indefensa: -No!!! El sólo gritó "Felíz Día de los Inocentes" y fue allí cuando le vacié el cargador al muy ************.

    173. La última moda en inversiones

      Tatúese un Dólar en su pene, tiene múltiples ventajas:

      1º.- Verá crecer su inversión.
      2º.- Disfrutará tocando su dinero.
      3º.- Con solo meter su mano en el bolsillo hará sus movimientos.
      4º.- No le importará que su mujer u otra dama se coma sus ahorros.

    174. Organícense

      En una orgía donde todos estaban amontonados y enredados de repente sale un tipo y grita:
      - Organícense!
      Y se vuelve a meter al montón. Al cabo de unos minutos vuelve a salir y grita:
      - Organícense !!!
      Y se vuelve a meter al montón. Al cabo de otros tantos minutos vuelve a salir y grita de nuevo:
      - Organícense ******! Hay 16 mujeres y 4 hombres y van tres veces que me dan por culo a mí!

    175. Mascota

      Una mujer entra a un local de mascotas. Después de mirar un poco se da cuenta que todas las mascotas son carísimas y le dice a un vendedor:
      Quiero comprarle una mascota a mi marido, pero...todas salen muy caras.
      - Hmmm, sí. Pero, tengo una rana gigante en la bodega por solo $100.
      - ¿Quiere verla?
      - ¿$100 por una rana?
      - Es que es una especie muy especial... la rana petera....
      La mujer lo piensa y decide comprarla.
      La lleva a su casa y le explica al marido cómo funciona. Esa madrugada, a las 2:00 AM., a la mujer la despierta el ruido de cacerolas y sartenes de la cocina. Al ir a la cocina, ve que su marido y la rana están sentados en la mesa hojeando libros de cocina.
      - ¿Que están haciendo mirando los libros de cocina a estas horas de la madrugada?
      Su marido la mira y le dice:
      - Si logro que la rana cocine... ¡te vas a la ******!

    176. Rifa

      Estaba Ezequiel en la casa de la novia esperando que ésta termine de cambiarse, mientras tanto conversa cálidamente con su futuro suegro, al que le dice:
      - Señor, la verdad que si usted hiciera una rifa, y su hija fuera el premio, yo compraría todos los números.
      - ¡Ajá! Así que lo que usted quiere es sacársela, ¿verdad? -le dijo el papá de la jovencita.
      - No señor.... ¡aaal contrario!
     
  2. Skr

    Skraxz
    Expand Collapse
    Sargento

    Mensajes:
    262
    Me Gusta recibidos:
    0
    men se ve que lo que isiste fue copear y pegar
     
  3. ioe

    ioelro
    Expand Collapse
    Soldado Raso

    Mensajes:
    51
    Me Gusta recibidos:
    0
    kAPO OTRA VEZ LA HICISTE
     
  4. OXr

    OXrodrigoXO
    Expand Collapse
    Recluta

    Mensajes:
    44
    Me Gusta recibidos:
    0
    Bien hecho men
     

Compartir esta página