¿Cómo nace un agujero negro?

Tema en 'Ciencia y Tecnología' iniciado por F e n i x, 27 Abr 2011.

  1. F e n i x

    F e n i x
    Expand Collapse
    Comandante
    Usuario destacado

    Mensajes:
    2.510
    Me Gusta recibidos:
    84
    [​IMG]
    Uno de los temas más fascinantes de la astrofísica moderna es todo lo relacionado a los agujeros negros. Estos extraños objetos estelares se tragan todo lo que encuentran a su paso, incluyendo su propia luz. Es por esto que se los llamó así, porque no pueden ser observados de ninguna manera, hasta ahora.
    El trabajo de investigación más importante sobre el origen de los agujeros negros es el realizado por el renombrado astrofísico Stephen Hawkink. Intentaremos resumir su trabajo para explicar cómo nace un agujero negro:
    Toda estrella tiene una energía cuya duración es limitada. La vida de una estrella puede llegar a durar muchos miles de millones de años. Cuando su energía se termina, la estrella se apaga comenzando el proceso de formación de un agujero negro.
    La fuerza gravitatoria que poseía la estrella comienza a ejercer fuerza sobre sí misma dando lugar a lo que se llama una enana blanca. Una masa altamente concentrada en un volumen muy pequeño.
    A partir de ese momento la enana blanca se contrae sobre sí misma concentrando su masa cada vez más y más, hasta que en determinado momento colapsa, transformándose entonces en un agujero negro. Esto se conoce con el nombre de “colapso gravitatorio” y significa el nacimiento de un agujero negro.
    El agujero negro comienza a devorar todo cuerpo celeste que tenga cerca, disparándose una reacción en cadena irreversible en la que la gravedad aumenta de forma exponencial. Desde ese momento, el agujero negro comienza a crecer y a tragarse todo lo que encuentre a su paso.
    Pero no siempre la muerte de una estrella significa el nacimiento de un agujero negro . También existen otros objetos en el espacio como los pulsares, las supernovas y las estrellas de neutrones que comparten algunas características con los agujeros negros.




    Fuente



     

Compartir esta página