Cómo sobrevivir a lo peor!

Tema en 'Foro Libre' iniciado por Heartbreaker, 8 Feb 2009.

  1. Hea

    Heartbreaker
    Expand Collapse
    Sargento

    Mensajes:
    220
    Me Gusta recibidos:
    0
    Cómo sobrevivir a lo peor

    Sobrevivir a un accidente catastrófico o a una enfermedad, ¿es solo cuestión de suerte? Luego de entrevistar a cientos de sobrevivientes y expertos en el tema por todo el mundo, llegué a la conclusión de que para superar la adversidad se requiere una combinación de factores. Le explicamos aquí cómo incrementar sus chances de sobrevivir y contar el cuento.


    [​IMG]


    Salga vivo de un accidente de aviación
    Seguro que el tema se le cruzó por la cabeza durante un vuelo agitado: ¿cuál es el asiento más seguro en caso de que el avión se venga abajo? ¿Es mejor estar sentado adelante o atrás? ¿Pasillo o ventanilla? Luego de revisar más de 100 accidentes de avión y sus secuelas de acuerdo al asiento que ocupaba cada pasajero, el Profesor Ed Galea de la Universidad de Greenwich, Inglaterra, dice que no se trata de las filas de adelante o de atrás sino que, en cambio, se debería seguir la regla de las cinco: Los asientos más seguros son los ubicados a menos de cinco filas de cualquiera de las salidas. Este el límite típico entre la vida y la muerte en un accidente, agrega Galea.

    Los asientos más seguros están en la fila junto a la salida o a una fila como máximo. Aunque todos los asientos son probablemente más seguros de lo que usted piensa. La tasa de supervivencia en los más graves accidentes de avión es sorprendentemente alta —76,6 por ciento— según el análisis que la Junta Nacional de Seguridad del Transporte de los EE.UU. hizo sobre todos los accidentes sufridos por aviones comerciales en los que hubo sobrevivientes entre 1983 y 2000.

    Escape de un hotel en llamas
    La próxima vez que se aloje en un hotel —o visite un edificio de oficinas— considere este hecho: la mayoría de las escaleras de los carros de bomberos se extienden, como máximo, 80 pies en altura. Esto significa que para poder treparse a la escalera del camión, usted debería encontrarse no más allá del séptimo piso.

    Deje el hospital vivito…
    Si debe internarse en un hospital hágalo un día de semana, pues es mucho más seguro que hacerlo sábados y domingos, según el Dr. Chaim Bell, investigador de Toronto. Luego de estudiar millones de admisiones a hospitales, descubrió que entre las personas que mueren de enfermedades graves, la mayoría de los fallecidos había ingresado un fin de semana. El Dr. Bell descubrió que las admisiones de fin de semana estaban asociadas con "tasas de mortalidad significativamente más altas" en 23 de las 100 más importantes causas de muerte. ¿Por qué? Una posible explicación es que en esos días el nivel profesional del personal es menor: los trabajadores presentes tienen menos experiencia y están menos familiarizados con los procedimientos y sus pacientes, según el investigador.

    Y si al final termina siendo admitido, intente dejar en suspenso cualquier resistencia interior. El Profesor Kenneth Pargament de la Bowling Green State University de Ohio estudió un grupo de personas de 55 o más años que fueron hospitalizadas con diversas enfermedades. Las clasificó en dos grupos: aquellos con creencias espirituales positivas, no conflictivas y aquellos que se sentían abandonados, castigados o no queridos por Dios. Luego de analizar los resultados, Pargament concluyó que la mayoría de los pacientes confundidos respecto a sus creencias tenían un riesgo 6 a 10 por ciento mayor de morir que aquellos que mantenían su fe en Dios intacta.

    ...Y no vuelva
    Evite irse de alta del hospital un viernes. El viernes se producen más altas pues los médicos buscan enviar a sus pacientes a casa para el fin de semana. Los investigadores canadienses encontraron que los individuos dados de alta ese día muestran un "riesgo independiente acrecentado de muerte" o de readmisión en el hospital durante los siguientes 30 días, según un estudio realizado sobre millones de registros de altas en una década. ¿Por qué? En el apuro por sacárselos de encima, los pacientes pueden ser dados de alta sin la instrucción adecuada o antes de estar completamente estabilizados. Además, durante los fines de semana los servicios de salud y de asistencia a domicilio son menores.

    Un estímulo inicial
    En un enigmático estudio, investigadores de California analizaron registros de fallecimiento para detectar si había alguna correlación entre las iniciales de las personas y cuánto tiempo vivían. Dividieron a los sujetos en dos grupos según sus iniciales: uno positivo y otro negativo. El grupo de iniciales alentadoras estaba conformado por ACE (“as” en inglés), WIN (“ganar” en inglés), WOW (exclamación en inglés) y VIP (sigla en inglés de Very Important People, Gente muy Importante). Y el grupo preocupante estaba conformado por RAT (“rata” en inglés), BUM (“vago” en inglés), SAD (“triste” en inglés) y DUD (“inútil” en inglés).

    Luego hicieron corresponder las iniciales con la duración de sus vidas y buscaron alguna correlación. Los resultados obtenidos fueron llamativos (y se debatieron acaloradamente): Las iniciales de una persona pueden influir efectivamente en el momento y la causa de la muerte. "Un símbolo tan simple como las iniciales de una persona puede agregar cuatro años a su vida o quitarle tres", escribió el investigador. Especularon con el hecho de que iniciales negativas puedan ser irritantes o tensionantes y que a lo largo de la vida de la persona puedan sumar y contribuir a agravar problemas de salud.

    En otras noticias relacionadas se dice que los apellidos que empiezan con las últimas letras del alfabeto pueden asociarse con un fenómeno que los investigadores escoceses denominan "prejuicio alfabético". Detectaron que, cuando los equipos médicos de un centro de rehabilitación para enfermos neurológicos discutían los casos, los pacientes cuyos apellidos estaban alfabéticamente al principio de la lista, recibían tres o cuatro minutos más de atención que los últimos. La diferencia podría ser crítica. Los investigadores aseguran que "el mayor tiempo dedicado a los primeros casos resulta en una mejor calidad de atención puesta en ellos".

    Sobreviva a un ataque al corazón
    Padecer un ataque cardíaco nunca es bueno, pero si le sucede, uno de los mejores lugares para sufrirlo es un casino de Las Vegas. Las chances de superarlo dependen de la rapidez con que lleguen los paramédicos y puedan estabilizar su ritmo cardíaco mediante compresión torácica o desfibrilación. En Las Vegas, las cámaras de seguridad y los guardias están escudriñando permanentemente las salas de juego para detectar tramposos, ladrones y alborotadores. Si un visitante tiene un colapso, alguien dará aviso inmediatamente. El personal de seguridad está entrenado en el uso de desfibriladores y sabe realizar las maniobras que, en dos o tres minutos, pueden salvar una vida. Como resultado, la proporción de supervivientes a un ataque al corazón en Las Vegas es del 53 por ciento. Compárelo con las tasas de Seattle, con uno de los mejores sistemas de respuesta del país, donde se salva el 16 por ciento o con Chicago donde solo se llega al 2 por ciento.

    Aléjese de un accidente automovilístico
    Nadie se quiere sentar en el poco confortable asiento del medio, pero los expertos dicen que es, en realidad, el más seguro. Investigadores de la Universidad de Buffalo examinaron aquellos accidentes fatales de autos en los Estados Unidos entre 2000 y 2003 en los que hubo atrás, en el medio, algún pasajero sentado. Factorizando variables —entre ellas, las condiciones del tiempo y la antigüedad y tipo de vehículos— descubrieron que el asiento medio trasero era un 16 por ciento más seguro que cualquier otra plaza. Encontraron en general, que viajar atrás es entre un 59 y un 86 por ciento más seguro que viajar adelante y que la posición central trasera es un 25 por ciento más segura que la posición junto a cualquiera de las ventanas traseras.

    Y para aquellas personas sentadas en el lugar del conductor: si está buscando un vehículo entre los más seguros, debe evitar los autos pintados con colores oscuros. En un estudio sobre accidentes ocurridos con automóviles durante 17 años, que ocasionaron muertes, lesiones y daños graves, investigadores australianos encontraron que los autos blancos tenían menos probabilidad de verse involucrados que los de cualquier otro color. Comparado con autos blancos —circulando en horas del día— los autos negros tienen un riesgo 12 por ciento mayor de sufrir un choque, los color plata un 10, y los azules y rojos un 7 por ciento. Al amanecer o al anochecer, los autos negros tienen un riesgo 47 por ciento mayor de accidentes que los blancos, los grises un 25 por ciento y los plata un 15.

    Cruce la calle con cuidado
    Los tres días fatídicos para un peatón son el 1 de enero, el 23 de diciembre y el 31 de octubre.

    Cuídese de su cumpleaños
    Las mujeres son más propensas a morir la semana siguiente a sus cumpleaños que en cualquier otra semana del año, mientras que el pico de fallecimiento de los hombres se produce antes de esa fecha, según el profesor David Phillips de la UC de San Diego, quien analizó millones de actas de defunción. La fecha del cumpleaños, teoriza, puede funcionar, para muchas mujeres, como una soga a la que aferrarse, un objetivo a superar, mientras que en el caso de los hombres puede tratarse de un plazo de entrega.


    Fin del Post si les gusto amigos espero que comenten y dejen gracias! :arriba:
     
  2. lyl

    lylat
    Expand Collapse
    General
    Usuario destacado

    Mensajes:
    6.272
    Me Gusta recibidos:
    8
    Respuesta: Cómo sobrevivir a lo peor!

    buen post aunque prefiero vovor la vida simple y no con miedo ni pensando que algo me va a pasar

    saludos
     
  3. Ayu

    Ayudante de Santa
    Expand Collapse
    Teniente Coronel
    Usuario destacado

    Mensajes:
    1.793
    Me Gusta recibidos:
    0
    Respuesta: Cómo sobrevivir a lo peor!

    Yo tmb quiero pensar que nada me va a pasar xq si pensas que te va a pasar algo te pones nervioso alpe2
     

Compartir esta página