Creen que las armas robadas en Campo de Mayo son para el mercado negro

Tema en 'Foro Libre' iniciado por jkpo14, 24 Jul 2009.

  1. jkp

    jkpo14
    Expand Collapse
    Sargento

    Mensajes:
    271
    Me Gusta recibidos:
    2
    Cuatro hombres vestidos con uniformes militares redujeron anoche a 5 soldados y huyeron con tres fusiles FAL y cargadores. Sospechan que están destinados a bandas pesadas dedicadas a asaltos de blindados o bancos.

    Cuatro asaltantes vestidos con uniformes militares, irrumpieron anoche en el regimiento de Campo de Mayo, redujeron a dos suboficiales y tres soldados que estaban de guardia, y escaparon llevándose tres fusiles FAL y nueve cargadores con municiones. El hecho ocurrió anoche, cerca de las 23.40. Los ladrones entraron al lugar y sorprendieron a los militares del puesto de guardia "Banco de Sangre", ubicado a pocos metros del Hospital Militar. La banda redujo a los cinco militares y lograron hacerse de tres FAL (Fusil Automático Liviano) completos y nueve cargadores, cada uno con 20 municiones calibre 7.65. Interviene en la investigación personal de Gendarmería Nacional y el juez federal de San Martín, Alfredo Bustos.

    Fuentes judiciales, del Ejército y de Gendarmería citadas por Télam, indicaron que los asaltantes estaban vestidos con pasamontañas y ropa color verde oliva, similar a la militar. La banda se acercó a la puerta 1, entrada ubicada en las vías del ferrocarril Manuel Belgrano y la calle Rawson. Según un comunicado del Ejército, "tomaron por sorpresa a un soldado voluntario que se encontraba de guardia y, simultáneamente, abordaron al puesto reduciendo al personal que permanecía en el mismo, apuntándoles con armas de puño".

    Allí había otros cuatro militares -dos suboficiales y dos soldados- que fueron reducidos por los asaltantes. "Los malvivientes rompieron la radio y les quitaron los celulares personales, imposibilitando la comunicación con el resto del sistema de seguridad. Luego se dieron a la fuga a campo traviesa, presumiendo que un vehículo los estaría esperando", señala el comunicado. El primer soldado sorprendido "fue golpeado". Ninguno de los militares alcanzó a verle el rostro a los ladrones por que estaban encapuchados.

    Los investigadores hallaron un agujero en un alambrado por el cual, según se presume, entraron los asaltantes. La principal hipótesis es que se trató de una banda "pesada" que necesitaba robar los fusiles para concretar golpes importantes, como asaltos a bancos, blindados o secuestros extorsivos. Los investigadores tampoco descartan que se trate de una banda dedicada al mercado negro de armas. Hace dos años, tres asaltantes habían logrado ya robar cinco fusiles de un puesto de guardia en Campo de Mayo.

    Ese hecho ocurrió el 9 de junio de 2007. Los ladrones llegaron al puesto de vigilancia en un Volkswagen Pointer robado. En el baúl del vehículo llevaban cautivo al dueño, Santiago Lardit Rocha. El hombre había sido sorprendido esa misma tarde. Una vez que encerraron al hombre en el baúl, la banda asaltó el puesto de vigilancia ubicado en la Puerta 4 de Campo de Mayo, Teniente Agnetti, una de las entradas ubicada en Camino del Buen Ayre y Soler. Tras reducir a un soldado, los ladrones robaron cinco fusiles automáticos livianos (FAL). Quinces días después, fueron detenidos tres sospechosos durante varios allanamiento realizados en San Miguel y Tres de Febrero.

    Los investigadores, además, secuestraron entonces cinco fusiles FAL calibre 7,62 y una pistola calibre 9 milímetros. Para octubre de 2007, dos de los detenidos entonces, Claudio Alberto Osuna y Gustavo Alejandro Dorado fueron procesados con prisión preventiva por "robo calificado por el uso de arma, y acopio de armas de fuego y municiones de guerra".

    Fuente : http://www.clarin.com/

    Echo ocurrido : Argentina buenos Aires.

    Att: Jkpo14:D
     

Compartir esta página