Culturas prehispánicas cautivan al mundo en 2011

Tema en 'Foro Libre' iniciado por Poto, 29 Dic 2011.

  1. Pot

    Poto
    Expand Collapse
    Coronel
    Usuario destacado

    Mensajes:
    3.356
    Me Gusta recibidos:
    435
    http://i2.esmas.com/2011/12/10/313868/esculturas-olmecas-exhibidas-en-tepoztlan-610x430.jpg
    [​IMG]

    [h=2]México mostró en 2011, a través de diversas exposiciones, el esplendor y poderío de culturas prehispánicas en países como Francia, Estados Unidos, Japón y Colombia[/h] CIUDAD DE MÉXICO, México, dic 27, 2011.- México refrendó sus lazos de amistad e intercambio cultural con naciones como Alemania, Francia, Estados Unidos, Japón, Colombia y España, a través de diversas exposiciones organizadas por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH-Conaculta) en el extranjero, que permitieron mostrar el esplendor y desarrollo de culturas prehispánicas como la olmeca, maya o teotihuacana; varias de ellas continuarán en exhibición durante 2012.
    La sociedad y el tiempo maya. Esta exposición aborda tanto el conocimiento matemático, astronómico y de escritura que los mayas tuvieron durante los periodos Clásico y Posclásico (250 a 900 d.C. y 900 a 1550 d.C.), así como la monumentalidad de su arquitectura y el desarrollo de calendarios, a partir de la observación de los astros, para pronosticar cambios en el tiempo y organizar actividades cotidianas y rituales.
    La muestra se exhibe en el Museo del Oro, en Bogotá, Colombia, desde el 27 de octubre de 2011, hasta finales de febrero de 2012; se compone de 96 piezas prehispánicas de cerámica, metal, concha, jade y piedra, procedentes del Museo Regional de Yucatán "Palacio Cantón", en la ciudad de Mérida de esta entidad.
    Además, muestra una maqueta de la Pirámide de Kukulkán de la Zona Arqueológica de Chichén Itzá, para representar el fenómeno del equinoccio, que se acompaña de diversas fotografías.
    Asimismo, la exhibición aborda el tema de las predicciones mayas, con el propósito de desacreditar los falsos augurios sobre el fin del mundo, ya que esta antigua cultura sólo aludió al término de una era con base en su concepción cíclica del tiempo. Con tal intención se presentan tres ruedas calendáricas de madera, que representan tres formas de conteo del tiempo que desarrollaron los antiguos mayas: el calendario año civil (Haab'), el sagrado (Tzolk'in) y el de cuenta larga (Tziikhaab).
    Los mayas. Secretos del mundo antiguo. Relevantes piezas arqueológicas con alrededor de mil 500 años de antigüedad, como la Máscara de la Reina Roja (600 a 900 d.C.), hallada en 1994 en el Templo XIII, y el Trono del Templo XXI, ambos de la Zona Arqueológica de Palenque, Chiapas, son admirados, desde el 19 de noviembre, en el Museo Real de Ontario, Canadá, donde permanecerán hasta abril de 2012; posteriormente se exhibirán en el Museo de la Civilización, en Quebec, de mayo a octubre de 2012.
    Con alrededor de 250 piezas del periodo Clásico (250-900 d.C.), entre esculturas, objetos cerámicos, máscaras, joyas, atuendos y rostros de los gobernantes realizados en estuco, se da testimonio del poder, cosmogonía, comercio, política, guerra y sacrificio de esta antigua cultura, y las nociones del tiempo que logró dominar.
    Del total de piezas, 132 proceden de colecciones del INAH, principalmente de los museos de sitio de Palenque y de Toniná, en Chiapas, y de los Regionales de Tuxtla Gutiérrez -en el mismo estado- y de Yucatán "Palacio Cantón". El resto pertenecen a los museos Británico (Londres), de Arte de la Universidad de Princeton (Estados Unidos), Gardiner y Real de Ontario (Canadá).
    Visiones contrastantes en los virreinatos de América. Conformada por 181 obras de México y Perú, que datan de los siglos XV al XIX, esta exposición se encuentra en el Museo de Arte del Condado de los Ángeles, Estados Unidos, hasta el 29 de enero de 2012; después llegará a México para presentarse en el Museo Nacional de Historia "Castillo de Chapultepec", de julio a octubre de 2012.
    La muestra aborda la visión comparada de los dos principales virreinatos españoles en América: el de Nueva España (a partir de 1521) y del Perú (1548), además refiere los orígenes prehispánicos de las culturas inca y mexica, sus continuidades y rupturas a través del tiempo, y la intersección del arte y el poder en el mundo colonial hispanoamericano, al examinar las estructuras política e ideológica y las tradiciones artísticas prehispánicas y coloniales.
    Se exhiben pinturas, esculturas, códices, manuscritos, queros (vasos ceremoniales), textiles, metalurgia, biombos, y diversas obras de arte plumario que dan testimonio de la conquista, la evangelización, el mestizaje y el desarrollo de esas sociedades; 40 de las piezas pertenecen a colecciones del INAH, Conaculta y particulares; el resto provienen de Francia, Alemania, Italia, Chile, Perú, Estados Unidos y España.
    Teotihuacan: Ciudad de los Dioses. Fue una de las exposiciones con mayor auge internacional visitada por alrededor de 880 mil personas, durante más de dos años de itinerancia en recintos de Francia, Suiza, Alemania, Italia y España (2009-2011), además de Nuevo León y el Distrito Federal, en México (2008 y 2009). La muestra exhibió una amplia colección de 469 piezas arqueológicas que mostraron la grandeza y poderío de esta antigua civilización prehispánica que floreció entre los años 150 a.C. a 650 d.C.
    Los objetos de la exposición, hallados a lo largo de un siglo de exploraciones en la Zona Arqueológica de Teotihuacan, Estado de México, revelaron al público 800 años de su historia, entre ellos tesoros arqueológicos provenientes en su mayoría de colecciones mexicanas, y el resto de museos etnográficos alemanes y del Quai Branly, de Francia.
    Entre los objetos se exhibieron pinturas murales, esculturas en piedra, estatuillas de obsidiana, además de hallazgos recientes efectuados en las pirámides del Sol y la Luna y en el Templo de la Serpiente Emplumada; todos ellos ofrecieron una visión del estilo de vida, cosmogonía teotihuacana y poderío de la antigua urbe. Tal es el caso de esculturas emblemáticas como el Gran Jaguar de Xalla, el Disco Solar con el dios de la Muerte y la Máscara de Malinaltepec.
    La muestra finalizó su recorrido por Europa este año al exhibirse en la Caixa Fórum de Madrid, España, donde permaneció hasta 13 de noviembre de 2011 y tuvo una afluencia de 106 mil visitantes.
    Obras colosales del mundo olmeca. La muestra se presentó en los museos extranjeros de Artes, de Los Ángeles, y de Bellas Artes, de San Francisco, Estados Unidos, desde el 26 de septiembre de 2010 al 13 de mayo de 2011, donde fue visitada por alrededor de 250 mil personas. Posteriormente, llegó a México para exhibirse en el Museo Nacional de Antropología hasta finales de octubre de este año.
    La exposición estuvo conformada por 118 obras, entre las cuales destacaban dos cabezas colosales con un peso superior a cuatro toneladas y tres mil 200 años de antigüedad, representativas de la cultura madre mesoamericana que floreció de 1,800 a 400 a.C.; los objetos de diversos materiales iban desde los majestuosos monumentos de metro y medio realizados en basalto, hasta pequeñas figurillas y ornamentos en jadeíta, serpentina, granito, jade, cerámica y madera, provenientes de museos de Veracruz, Puebla, Chiapas, Tabasco y Yucatán.
    Esplendor de la cultura antigua de México. Los Olmecas. Con 130 piezas que incluyeron cabezas colosales, figurillas humanas y fantásticas, máscaras y hachas elaboradas en jade, representativas de la vida cotidiana y del arte escultórico monumental de la cultura olmeca, se presentó esta exposición en cinco museos de Japón durante 2010 y 2011, en el contexto de la celebración de los 400 años de amistad entre este país asiático y México.
    Su primera sede fue el Museo de Kyoto, posteriormente el de Culturas Orientales de Ikebukuro en Tokio, luego el "Inochi no tai" de Kitakyushu, en el sur de Japón, después el Municipal de Nagoya, en el centro de país, y finalmente se presentó en el de Cultura Reimeikan de Kagoshima, donde permaneció hasta el 4 de septiembre de 2011. La exposición mostró a más de 150 mil visitantes asiáticos la grandeza y complejidad de esta antigua cultura prehispánica que se asentó en el Golfo de México, en lo que hoy es Veracruz, Tabasco y Chiapas, entre 1800 a 400 a.C.
    La temporalidad de la cultura olmeca, la más antigua de Mesoamérica, coincide con la de la cultura japonesa Jomon, por lo que presentan algunas similitudes en rasgos estilísticos y prácticas culturales como la caza, el cultivo del maíz, la pesca y la arquitectura en barro y palma, mismas que fueron mostradas al público a través de videos y dibujos.
    Piscina de fuego: los mayas y el mar místico. Dicha exposición versaba sobre la importancia que tuvo el océano para la cultura maya, la relevancia del agua en su cosmogonía, en su interpretación de lo sobrenatural y en sus relaciones comerciales y de poder. Esta civilización prehispánica se desarrolló desde el sureste mexicano hasta Honduras, incluyendo los actuales territorios de Guatemala, Belice y El Salvador.
    La muestra se presentó en los museos Peabody Essex, en Salem, Massachusetts; de Arte Kimbell, en Forth Worth, Texas; y de Arte de San Luis, Missouri, Estados Unidos, donde permaneció hasta 8 de mayo de 2011.
    Para dicha exposición, el INAH prestó 22 piezas procedentes de diferentes museos, y en reciprocidad el Museo Peabody Essex otorgó objetos para la exposición Moana: los mares del sur, que se presentó en el Museo Nacional de Antropología del 16 de abril al 30 de junio del 2010.
     

Compartir esta página