Curiosidades variadas (parte 1)

Tema en 'Curiosidades' iniciado por Nemesis, 22 Abr 2008.

  1. Nem

    Nemesis
    Expand Collapse
    Sargento

    Mensajes:
    363
    Me Gusta recibidos:
    0
    Bueno en breve sale la parte 2 primero disfruten esta.... (QUE LA HICE CON IMAGENES!!!) saben que soy un bago y no me gusta :D pero weee :arriba:







    ¿Qué tan difícil puede ser encontrar vida extraterrestre?
    [img=http://img237.imageshack.us/img237/9774/extraterrestre54235qs3.th.jpg]
    Los seres humanos, desde hace más de un siglo, hemos soñado con la posibilidad de encontrar que no estamos solos en el Universo. Nuestro planeta comienza a quedarnos pequeño y la tentación de pensar que aún queda mucho más por descubrir hace volar nuestra mente hacia la infinitud del cosmos.

    Sin embargo, por cada fantasía que arribe a nuestra mente, siempre habrá un científico con afán de romperla. Siguiendo el estudio del británico Andrew Watson de la Universidad de East Anglia, la probabilidad de que los seres humanos encontremos otra raza inteligente en el Universo son verdaderamente escasas.

    Watson parte de la base que de por sí, el número de planetas similares a la Tierra es infinitamente minoritario respecto al grueso de los planetas. Eso acorta y mucho las posibilidades. Sin embargo, el mayor reto se constituye en una carrera contra el tiempo.

    Pongamos por caso a la Tierra. Nuestro planeta ha cumplido ya sus primeros 4.000 millones de años, mientras que los seres humanos aparecimos sobre su superficie hace apenas 200.000 años. La raza humana evolucionó sobre el final del período habitable de nuestro planeta, que se calcula en alrededor de 5.000 millones de años.

    Es decir, toma tanto tiempo la evolución de la vida en adquirir la forma de seres inteligentes que casi alcanza el período habitable de un planeta con las características necesarias para su desarrollo.

    A la vez, la raza humana también tiene su propia limitación. Si queremos encontrar vida extraterrestre, debemos estar vivos para hacerlo. Es decir, nos quedan menos de 1.000 millones de años para poder ello, a menos que logremos habitar otro planeta por fuera del Sistema Solar.

    Sin embargo, aún guarden sus esperanzas los fanáticos de la ciencia ficción, pues escasas probabilidades no significa que un suceso sea imposible. Escasas son también las posibilidades de que estemos aquí en este momento, yo escribiendo y tú leyendo este mismo artículo, y sin embargo, quién lo diría, aquí estamos.




    La bomba de hidrógeno y el asombroso poder de recuperación de los corales
    [img=http://img254.imageshack.us/img254/6478/bombabg5.th.jpg]
    El primero de marzo de 1954 los EEUU lanzaron en las Islas Marshall (compuestas por dos archipiélagos y algunos arrecifes que suman 1.152 islas sobre el Pacífico, al noroeste de Australia) una bomba de hidrógeno, 1.000 veces más potente que la bomba de fusión lanzada sobre Hiroshima.

    Los efectos fueron devastadores. 15 megatones de energía desintegraron tres islas por completo e hicieron elevar la temperatura del mar a unos 55.000 grados, destruyendo por completo los atolones cercanos y dejando un gigantesco cráter de dos kilómetros de diámetro y 73 metros de profundidad.

    A más de medio siglo del ensayo nuclear, un equipo de investigadores ha viajado a Bikini a estudiar la biodiversidad de la zona. Lo que hallaron fue verdaderamente fascinante.

    Lo que esperaban era un verdadero paisaje lunar, pero en cambio se toparon con que un 70% de los corales de Bikini se había sobrepuesto completamente a la devastación provocada por la bomba de hidrógeno.

    Es verdad que al menos 30 especies han desaparecido, en comparación con diversos estudios realizados antes del estallido de la bomba de hidrógeno y de otras 22 bombas atómicas arrojadas allí entre 1946 y 1958. Sin embargo, al menos 12 especies se han identificado allí por vez primera.

    Se cree que el milagro se debe a la contribución del vecino atolón de Rongelap, que ha donado parte de la biodiversidad que hoy habita en Bikini, gracias a la afluencia de potentes corrientes marinas que han arrastrado una gran diversidad de especies de uno a otro atolón.

    Esto demuestra el particular poder de resilencia (capacidad de volver a su estado original) que presentan los corales. Que en sólo 50 años, existan en una zona de especial actividad nuclear, enormes brazos de coral de más de ocho metros de alto es algo verdaderamente asombroso.



    Apophis: La probabilidad de impacto podría estar mal calculada por la NASA
    [img=http://img237.imageshack.us/img237/1779/meteorotv3.th.jpg]
    ¿Quién tendrá razón al respecto? ¿La NASA o Nico Marquardt? Nico es un niño prodigio de 13 años que colabora con el Instituto de Astrofísica de Potsdam. Conocido mundialmente por su trabajo titulado “El asteroide asesino Apophis”, que contradice la teoría sostenida por la NASA de que la probabilidad de que el gigantesco asteroide colapse contra la Tierra es de 1 en 45.000.

    La teoría del genio alemán incorpora un dato que la NASA no ha tomado en cuenta y es que Apophis podría llegar a colisionar con uno o varios de los 40.000 satélites que se encuentren próximos a la Tierra el 13 de abril de 2029.

    Si esto fuera así, cambiaría la trayectoria de Apophis de manera que podría chocar con nuestro planeta en el año 2036, en su próximo paso cercano a la Tierra.

    De esta manera, Nico Marquardt sostiene que la probabilidad de que el meteorito impacte contra la Tierra se incrementaría hasta 1 en 450. Una diferencia no menor con las proyecciones de al NASA. Este trabajo no sólo le valió el primer premio de un concurso regional, sino también, la aceptación de la Agencia Europa del Espacio.

    Sin embargo la NASA, terca en su argumento, se niega profundamente a modificar sus previsiones y sostiene que todos los factores relevantes han sido tenidos en cuenta a la hora de efectuar el cálculo. Ojalá que tengan razón y que el joven genio esté equivocado, pues que la habitabilidad del planeta dependa de una probabilidad de 449 en 450 es demasiado baja para las consecuencias que acarrearía la pérdida.



    La disyuntiva entre más lluvias o menos enfermedades en las plantas
    [img=http://img237.imageshack.us/img237/2912/lluviayn2.th.jpg]
    Quien piense que el clima es completamente independiente de los organismos vivos es porque se ha quedado atrapado en las teorías que se defendían hace cincuenta años.

    El clima está, sin lugar a dudas, relacionado con la biosfera del planeta. No hay nada más claro para defender esta apreciación que el proceso de formación de las precipitaciones.

    Para que veamos la nieve y la mayor parte de las lluvias caer es necesario que se forme hielo en la atmósfera de la Tierra. Para que esto suceda, deben existir partículas que actúen como los núcleos sobre los cuáles se construyan los copos.

    Tanto el polvo como las partículas de hollín pueden actuar como núcleos de hielo, pero cuando se trata de núcleos biológicos, el proceso de cristalización se realiza a temperaturas más cálidas. Es decir, si existen importantes cantidades de agentes biológicos en las nubes, las precipitaciones se activarían con mayor facilidad.

    El problema es que muchas veces, esas partículas biológicas son agentes patógenos que afectan a los vegetales. Es decir, básicamente gérmenes que dañan los cultivos y por ello, no pueden ser inyectados en las nubes de forma artificial, dado el inmenso daño económico que causarían.

    También traería un daño irreparable la eliminación total de los patógenos. Por más que las plantas estarían agradecidas por una mayor salud, prontamente verían como desciende el nivel de precipitaciones y en consecuencia, vuelve a ponerse en riesgo su salud y permanencia.



    Investigando el mito de Newton y la manzana
    [img=http://img254.imageshack.us/img254/3749/newtonbx1.th.jpg]
    Una de las historias científicas más difundidas del mundo entero es sin lugar a dudas la de Isaac Newton y la peculiar manera en la cuál concibió su famosa teoría de la gravitación universal, un enunciado que 200 años después, continúa sin ser refutado.

    Nuestros profesores de historia y de física nos hablaron de una prodigiosa manzana que en una tarde soleada, cayó sobre la cabeza de un pensativo científico y mientras éste se recuperaba del golpe, dio en meditar acerca de los principios que dieron origen a tal desdichado suceso y a partir de allí, logró enunciar no sólo la manera en que ese preciso fruto cayó desde el árbol, sino también, por qué cualquier cuerpo es atraído por la superficie terrestre.

    Un consejo aplicable en la vida cotidiana: cuando alguien nos cuenta una historia increíblemente azarosa que da origen a una gran revolución en materia del pensamiento, yo desconfiaría. Hay muchos locos y poetas sueltos que gustan de dotar de interés literario a las hazañas que no por interesantes e importantes son divertidas y fascinantes.

    Veamos el caso de la historia de Newton. En primer lugar, no existe documentación alguna al respecto. Nadie jamás, en la época de Newton, escribió nada acerca del suceso de la manzana, ni siquiera el propio Newton. El primero en hacerlo fue un tal John Conduitt, 60 años después de que supuestamente sucediera el evento.

    Aún suponiendo que Conduitt no tuvo la intención de modificar la realidad por maldad, puede que su intención fuera la de crear una metáfora que ilustrara la idea de la gravedad para un público menos inteligentes que él. Llaman la atención la vaguedad con la que hace referencia al hecho y de qué manera lo utiliza después para ejemplificar la propia teoría al más básico nivel.

    Quizás la inspiración de Newton no haya sido una manzana que cae en su cabeza mientras descansaba en un parque, sino montañas y montañas de apuntes sobre su escritorio y una nube de fórmulas matemáticas en pequeños trozos de papel, en una fría habitación, luego de años y años de estudios ininterrumpidos sobre el movimiento de los cuerpos.




    El árbol más viejo del planeta tiene 9.550 años de edad
    [img=http://img237.imageshack.us/img237/9751/arbolpi7.th.jpg]
    Cuando hablamos de árboles antiguos, estamos teniendo en cuenta especímenes cuyas raíces se encuentran aferradas al suelo desde hace más de 5.000 años. Si queremos hallar al árbol más antiguo del mundo tendremos que realizar un exhaustivo viaje por la provincia de Dalarna, en Suecia, junto al Dr. Leif Kullman.

    Allí, a 910 metros de altura, tendremos la oportunidad de conocer una pícea solitaria de Noruega (el árbol que normalmente se utiliza para decorar los hogares europeos en la Navidad), cuyo tronco de cuatro metros tiene 600 años de edad y sus raíces, más de 9.550 años.

    El árbol debe esa edad a su capacidad para clonarse a sí mismo. Mientras que su tronco tiene una vida útil de alrededor de 600 años, sus raíces son capaces de continuar con vida y recrear el tronco ni bien perece.

    Si bien, éste es el árbol más viejo que se ha encontrado con vida sobre la Tierra, hay muchos especialistas que sugieren la posibilidad de que los pinos de Huon, ubicados en la isla australiana de Tasmania, puedan haber superado ya los 10.000 años de edad.




    ¿Cómo se vincula el Arca de Noé con el surgimiento de la agricultura?
    BUENO LA **** IMAGEN NO SE ME GUARDO PERDON
    Un misterio que aún despierta polémica entre los investigadores es la manera en la cuál los seres humanos comprendieron la posibilidad de asentarse en un territorio y vivir de la actividad agrícola. Al parecer, una nueva teoría podría aportar mucho a esclarecer esa incógnita.

    Hace alrededor de 8.000 años tuvo lugar en la Tierra una de las más importantes inundaciones que ha sufrido este planeta. El colapso de la capa de hielo de Norteamérica elevó en más de 1,4 metros el nivel del mar, dando origen al mito del Arca de Noé, entre otras tantas leyendas que datan del mismo período.

    Esa inundación ocasionó un desborde del Mar Mediterráneo que a través del Estrecho del Bósforo, alcanzó al Mar Negro. Hasta ese entonces, este último, era un lago de agua dulce. En los próximos 34 años, las aguas ennegrecieron unos 73.000 kilómetros sobre las costas, obligando a que las poblaciones avanzadas que allí practicaban actividades agrícolas y ganaderas, tuvieran que desplazarse rumbo al oeste.

    Esa expansión llevó consigo el conocimiento y las técnicas a un gran número de culturas y poblaciones dispersas por todo el continente, compuestas mayoritariamente por cazadores y recolectores. De esta manera, debe entenderse ese período como uno de los más revolucionarios para la raza humana.




    Rompiendo mitos sobre Albert Einstein
    [img=http://img237.imageshack.us/img237/4023/einsteinel3.th.jpg]
    Hoy voy a destruir una imagen que muchos han construido y que lamentablemente, no tiene punto de conexión con la realidad. Se trata de un mito (como otros tantos) que el paso de los años fue creando respecto al más importante científico del Siglo XX, es decir, el mismísimo Albert Einstein.

    Sobre él suelen decirse miles de cosas, unas, enaltecen su prodigiosa inteligencia y lo muestran como el genio que realmente fue, tanto como matemático o como físico, autor de la Teoría General de la Relatividad y máximo exponente de la ciencia que le propició un fuerte empujón hacia el progreso y la comprensión del Universo.

    Una historia que miles de veces he escuchado repetir es que Einstein, en su temprana juventud, era un pésimo estudiante, que luego de largos y tediosos esfuerzos, fue capaz de aprobar un examen de matemática básica que le costó sudor y lágrimas. Esta visión de Einstein muchas veces, es empleada para demostrar que el verdadero potencial de cada uno no es tan fácil de vislumbrar y que el hecho de que algo tranque nuestro presente no quiere decir que nuestro futuro esté condicionado.

    Sin embargo, aunque el discurso sea sumamente inspirador, la verdad es la verdad y debe primar por sobre todas las cosas. Einstein jamás fue una persona normal. Desde muy joven se destacó precisamente como el mejor alumno de su generación, con notas intachables en el área de las matemáticas. Es más, incluso decidió abandonar los cursos pues consideraba que limitaban su potencial, estudiando por su cuenta matemática avanzada y salvando los exámenes con las mejores calificaciones.

    Este mito surge de la serie de revistas Believe it or not! de Robert Ripley. Ripey no se caracterizaba por ser una fuente fidedigna, pues sus noticias eran producto, las más de las veces, de su prodigiosa imaginación.




    Más engaños en el mundo científicos: Alan Sokal y el postmodernismo
    [​IMG]
    Como segunda entrega de los engaños más grandes de la historia de la ciencia les traigo el caso de Alan Sokal, muy conocido en el mundo científico pues revolucionó la relación entre los científicos y la prensa especializada, avivando la llamada “guerra científica”.

    Alan Sokal es un brillante físico y matemático, profesor de la Universidad de Nueva York. Este científico, estaba a la vez relacionado con los estudios de la cultura postmoderna a mediados de la década de los ’90, colaboró en esa línea con la revista especializada Social Text, publicada por la Universidad de Duke.

    En el año 1996, Sokal envió un artículo muy particular a la revista. En él, escribía en jerga científica afín a las teorías más modernas y ambiciosas, palabras inconexas que no tenían un sentido global ni completaban una mínima idea al respecto, bajo el título de “Trasgrediendo las fronteras: Hacia una hermenéutica transformativa de la gravitación cuántica”.

    La idea de Sokal era probar que una revista era capaz de publicar un artículo sin sentido que sonara bien y estuviera cargado por la misma ideología que los editores compartían. Al parecer estuvo en lo cierto pues el artículo fue publicado por la Social Text, al mismo tiempo que otro, en la revista Lingua Franca, en el que el autor daba a conocer el porqué de su publicación y reconocía que se trataba de un engaño.

    La actitud despertó el enojo no sólo de los editores y suscriptores sino también, el de buena parte de la comunidad científica que tildó como una falta de respeto a la prensa y sus propios colegas la elaboración del artículo.



    Entrena tu cerebro jugando
    [img=http://img254.imageshack.us/img254/2595/juegosyt2.th.jpg]
    Mucho se habla de los ejercicios físicos y de cómo ayudan a mejorar nuestra salud y principalmente, nuestra calidad de vida. Sin embargo, hay un componente de nuestro cuerpo que necesita también un importante ejercicio o sino, corremos el riesgo de perder calidad de vida y mucho más que eso.

    Así es, me refiero a nuestro cerebro. Está demostrado científicamente que a partir de los 25 años de edad la actividad cerebral tiende a decrecer si no estimulamos nuestro cerebro de forma debida.

    Realizar ejercicios cerebrales y estimular nuestra actividad cognitiva es sumamente necesario para quienes vivimos de lo que nuestra mente produce, como así también, para todos aquellos que quieran llegar a sus últimos años de vida con una mente despierta y con plena conciencia de lo que sucede a su alrededor.

    Es por ello que el Dr. Paul Nussbaum se ha embarcado en un emprendimiento verdaderamente interesante. A decir verdad, hace mucho tiempo que la neurología ha arribado a la conclusión de que la mejor manera de realizar ejercicios mentales es a través de una serie de juegos especialmente enfocados para desarrollar unas u otras funciones cognitivas.

    El proyecto del Dr. Nussbaum se llama Fit Brains, un sitio web que nos ofrece un importante número de juegos que ejercitarán distintas habilidades cerebrales como la memoria, el lenguaje, la concentración, funciones ejecutivas y nuestras habilidades visuales y espaciales.

    Para ingresar a los juegos debemos registrar nuestro perfil, para que cada vez que juguemos, el sitio haga un seguimiento de nuestra evolución y grafique los resultados en función del tiempo.



    El miedo y qué tanto tienen que ver los genes al respecto
    [img=http://img254.imageshack.us/img254/2576/miedoud7.th.jpg]
    Todos los seres humanos sentimos miedo alguna vez. Miedo a la oscuridad, miedo a lo desconocido, miedo a las arañas o miedo a ir al dentista. El miedo es parte de nuestra naturaleza y como tal, debemos comprenderlo y saber a qué nos estamos enfrentando.

    Un reciente estudio reconoce que existen elementos genéticos que nos hacen proclives a determinados miedos, e incluso, que esos temores evolucionan con el correr de los años hasta transformarse en nuevas fobias.

    El estudio rastreó el desarrollo de 2.490 gemelos desde los 8 a los 20 años, pidiéndoles que contestaran periódicamente una serie de preguntas sobre cuánto miedo les producían 13 fenómenos potencialmente (o culturalmente) aterradores; entre ellos, las alturas, las arañas, la oscuridad, los relámpagos y hasta las visitas al dentista.

    Las observaciones llevaron a demostrar que durante la niñez existe una mayor probabilidad de que un gemelo idéntico sienta temor a lo mismo que su hermano; una relación que se hace menos evidente en los gemelos no idénticos pero que igual aparece manifiesta. Esto indica que existe un componente genético en el miedo.

    Sin embargo, un hecho curioso es que a los veinte años, las personas no sienten los mismos miedos que a los ocho; e incluso, allí la relación entre los temores de los gemelos comienza a romperse.

    Una observación interesante que puede llevar a la implementación de tratamientos diferentes de las fobias o los miedos excesivos por parte de la psicología moderna.





    Bueno algo pobre el post ... pero algo es algo ... leanlo.... si no lo entienden releanlo:estudiando:


    Como sea... pero no jodan:blush:



    Saludos y suerte para todos los viciosos y adictos a GLZ



    wiiiii





    :abajo:edit: BUENO NO SE QUE ****** PASO CON LAS IMAGENES...
    QUEDA AHI YA FUE ME ENVENENE
    :martillo::dry::notsure::???:
     
  2. ic3

    ic3br34k
    Expand Collapse
    Capitán

    Mensajes:
    770
    Me Gusta recibidos:
    0
    see

    :¬¬::¬¬::¬¬:...un poco largo :D pro igual vale :arriba::arriba::arriba:
     
  3. Ema

    Ema2099
    Expand Collapse
    Recluta

    Mensajes:
    22
    Me Gusta recibidos:
    0
    Puede ser q lo sacaste de algun lado, oh puede ser q lo escribiste, pero si lo escribiste vale la pena
     

Compartir esta página