Ecuador tramita extradición de colombiano asesino en serie de niños

Tema en 'Foro Libre' iniciado por iTzSkyper, 30 May 2011.

  1. iTz

    iTzSkyper
    Expand Collapse
    Teniente Coronel

    Mensajes:
    1.003
    Me Gusta recibidos:
    11
    Ecuador tramita la extradición del colombiano Luis Alfredo Garavito -condenado en su país por la violación y asesinato de al menos 142 niños- para que responda en un juicio por el presunto homicidio de dos menores ecuatorianos, anunció el lunes la Corte Nacional de Justicia (CNJ) .

    El tribunal envió la solicitud al ministerio ecuatoriano de Relaciones Exteriores el pasado 4 de mayo "a fin de alcanzar la extradición" de Garavito, señaló la CNJ en un comunicado, anotando que el asesino en serie, detenido en abril de 1999, "estaría a punto de recobrar su libertad".

    La cancillería debía remitir el pedido a su par de Colombia, explicó a la AFP una fuente de la CNJ, que manifestó desconocer si ese trámite ya se cumplió.

    Garavito tiene pendiente en Ecuador un juicio "como presunto autor del delito de asesinato", añadió la Corte, que se declaró a la "espera de la decisión de las autoridades de Colombia".

    Alias 'La Bestia', sentenciado en su país a 40 años de cárcel, es sospechoso de haber dado muerte a dos niños ecuatorianos en 1998, año en que, según medios locales, frecuentó las localidades de Santo Domingo de los Tsáchilas y Chone (oeste) .

    La senadora colombiana Gilma Jiménez aseguró recientemente que Garavito estaría cerca de recobrar la libertad, al haber logrado reducir su pena a 24 años de prisión por cooperar con las autoridades en la ubicación de los cadáveres de algunas de sus víctimas.

    Según la congresista, 'La Bestia', que confesó haber iniciado su actividad criminal en 1992, podría obtener otra rebaja por buen comportamiento y pedir la libertad condicional cuando cumpla las tres quintas partes de la condena.

    De acuerdo con la confesión y las investigaciones colombianas, Garavito se hacía pasar por indigente, monje o vendedor para engañar a niños a quienes ofrecía dinero y regalos, para luego abusar de ellos y asesinarlos.
    Fuente:
    El Comercio
     

Compartir esta página