El Nuevo E Insolito “deporte Suicida”

Tema en 'Foro Libre' iniciado por GALUMIS, 21 Jun 2009.

  1. GAL

    GALUMIS
    Expand Collapse
    Teniente Coronel

    Mensajes:
    1.569
    Me Gusta recibidos:
    32
    Internet sigue provocando fenómenos mundiales sumamente preocupantes, como el de los jóvenes que se filman desafiando a los trenes en actitudes casi suicidas

    Internet sigue provocando fenómenos mundiales sumamente preocupantes, como el de los jóvenes que se filman desafiando a los trenes en actitudes casi suicidas, y luego suben los videos a la red para mostrar sus “hazañas”.

    Hay un nuevo e increíble deporte: reemplazar la tabla de surf por un ferrocarril. Se llama trainsurfing y existe desde que los primeros trenes se pusieron a andar. Pero esta práctica es ahora un grave problema, por ejemplo en Sudáfrica, donde varios jóvenes han resultado muertos o heridos en accidentes.

    Aunque no existen cifras oficiales, el metro de Londres puso en ejecución una campaña de publicidad contra el “tube surfing”. Sí, allí lo hacen bajo tierra, en los túneles del subte (en Inglaterra llaman “tube” al subterráneo).
    En Alemania el deporte se hizo popular en la televisión en la década de 1990. Allí se llama “S-Bahn Surfing”. Poco a poco la antigua cultura trainsurfing fue cambiando y se integra a la cultura del graffiti alemán.

    El fenómeno casi se había olvidado hasta que en 2005 fue redescubierto por un grupo de Frankfurt, Alemania.
    El líder de esta secta se hacía llamar “el trainrider” y ha surfeado el Inter City Express, el tren más rápido de Alemania, adosado con ventosas a su parte trasera. Un video de Internet afirma que murió un año después de una incurable forma de leucemia.

    Un surfer de la India se electrocutó en vivo ante las cámaras de la prensa en una estación de Nueva Delhi, al tocar un cable de alta tensión cuando caminaba sobre un vagón luego de haber surfeado.

    En Argentina, un surfer de trenes adolescente murió decapitado por un golpe contra un puente en noviembre de 2006.

    Lo mismo ocurrió con el danés Martin Harris el 12 de mayo de 2007. Tras el incidente, fue lanzada una campaña contra el surf ferroviario por dos arrepentidos.
    Pero los desafíos al tren no terminan allí. Muchos jóvenes se filman esquivando por milímetros un tren. Se paran en la vía y solo saltan a un costado cuando este está por embestirlos. Algunos hasta hacen lo mismo manejando autos, esquivando las barreras y arrancando en el momento preciso.

    Otros se acuestan sobre las vías y se filman cuando el tren les pasa por arriba.

    Obviamente, a varios les ha salido mal y han filmado su propia muerte, por lo que la preocupación de las autoridades crece ante este fenómeno mundial que se cobra de forma absurda cada vez más víctimas. A la muerte no se la desafía así nomás, y menos buscando popularidad.
     

Compartir esta página