en la derecha israelí por la posibilidad de un plan de paz presentado por Obama

Tema en 'Foro Libre' iniciado por Sabru, 20 May 2009.

  1. Sab

    Sabru
    Expand Collapse
    Teniente Coronel

    Mensajes:
    1.061
    Me Gusta recibidos:
    3
    Algunos medios afirman que el presidente de EE.UU. propondría un proyecto de paz, confeccionado junto al rey de Jordania, imposible de rechazar.

    Barack Obama, el presidente de los EE.UU., propondría en su próxima visita en Egipto, un plan de paz que daría solución al conflicto de Israel con sus vecinos palestinos y árabes, según afirma el buen diario árabe El Kutz El Arabi, que aparece en Londres.

    Los detalles del plan habían sido adelantados días atrás por el rey Abdallah de Jordania, quien sirve de asesor de Obama en la elaboración del plan, pero tras la reunión de Obama con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, quedó en claro que sólo una intervención exterior podrá hacer mover adelante al gobierno de la derecha en Israel.

    Cuando Netanyahu aún intentaba describir como un éxito su reunión del lunes pasado con el presidente estadounidense, alabando los acuerdos a los que se había llegado para seguir discutiendo los temas en los que no acordaron, la noticia sobre el anuncio del programa de paz en El cairo tomaron Netanyahu y a la derecha israelí desprevenidos, ya que tiene señales de "una propuesta imposible de rechazar".

    Según fuentes árabes y norteamericanas, la propuesta que se elevaría en El Cairo, incluiría seis puntos principales:

    - Los refugiados palestinos recibirían ciudadanía en sus países de residencia y serían compensados económicamente por un organismo con apoyo internacional.
    - Quienes deseen regresar a territorios palestinos podrán hacerlo pero solo dentro de las fronteras del Estado Palestino, en Cisjordania y Gaza.

    - Se proclamará un Estado palestino desmilitarizado pero con una fuerte presencia policial, cuya capital será Jerusalén Oriental.

    - Israel tendrá paz con 57 países árabes y musulmanes, incluyendo el establecimiento de relaciones diplomáticas, banderas.

    - La ciudad antigua de Jerusalén y los lugares santos estarán bajo soberanía internacional y control de las Naciones Unidas.

    - Las fronteras definitivas se establecerán en base a intercambio de territorios acordados.

    Si bien todavía no hay confirmación oficial acerca del anuncio del programa de paz de Obama, en Israel comenzaron ya las reacciones. Uno de los primeros en reaccionar fue Silvan Shalom, canciller durante el anterior gobierno de de la derecha y hoy vicejefe de Gobierno que reemplazará a Netanyahu durante el viaje a Washington: "Arabes y norteamericanos deben tomar en cuenta que Jerusalén no será dividida. Pero para que realmente no lo sea, no podemos decir que no a toda concesión".


     

Compartir esta página