Estudios sobre lipoquinas pondrían fin a los problemas de obesidad

Tema en 'Foro Libre' iniciado por MavericksZ, 19 Sep 2008.

  1. Mav

    MavericksZ
    Expand Collapse
    Comandante
    Usuario destacado

    Mensajes:
    2.912
    Me Gusta recibidos:
    14
    [​IMG]

    Científicos de la Harvard School of Public Health (HSPH) han determinado en ratones qué son las lipoquinas y de qué modo podrían ayudar a paliar dos trastornos relacionados con la obesidad: la resistencia a la insulina y la acumulación de grasa en el hígado.
    Las lipoquinas son un tipo de hormonas descubiertas recientemente y aún se desconocía de qué molécula se trataba. Gracias al análisis de centenares de lípidos presentes en la sangre, el tejido adiposo, el músculo y el hígado de los ratones, el equipo del profesor Gökhan Hotamisligil ha conseguido identificar entre todos ellos a las lipoquinas.
    Se trata del palmitoleato, un lípido producido por las células adiposas que viaja a través del torrente sanguíneo al músculo y al hígado.
    En estos tejidos la hormona mejora dos situaciones asociadas con la obesidad: aumenta la sensibilidad a la insulina y bloquea la acumulación de grasa en el hígado.
    Además de estos efectos, el palmitoleato también detiene la inflamación, un proceso que, según estudios previos realizados por Hotamisligil y otros colaboradores, sería un factor importante para el desarrollo de enfermedades metabólicas.
    Para realizar estos experimentos los científicos utilizaron unos ratones transgénicos incapaces de depositar la grasa procedente de la comida, por lo que la grasa que estos animales acumulaban en el tejido adiposo era la que ellos mismo producían.
    Los investigadores observaron que esa grasa intensificaba la señal de la hormona recibida por el músculo y el hígado, que mejoraban en consecuencia su sensibilidad a la insulina y la absorción de nutrientes.
    Los ratones manipulados genéticamente resultaron estar más sanos que los normales, seguramente debido a los efectos beneficiosos del palmitoleato sobre el control del metabolismo: no desarrollaron diabetes ni enfermedades cardíacas y tampoco acumularon grasa en el hígado a pesar de estar sometidos a una dieta rica en grasas.
    La obesidad se ha convertido hoy en uno de los mayores problemas en las sociedades desarrolladas porque incrementa el riesgo de padecer enfermedades metabólicas como la diabetes o la aterosclerosis, dos alteraciones que incrementan las tasas de mortalidad y morbilidad entre la población.

    Fuente : EFE

     

Compartir esta página