¿Exitante?

Tema en 'Presentaciones' iniciado por Seich, 2 Abr 2013.

  1. Sei

    Seich
    Expand Collapse
    Recluta

    Mensajes:
    1
    Me Gusta recibidos:
    1
    Quiero comenzar por presentarme, mi nombre es Nicolas y tengo 27 años y les quiero contar una experiencia que tube ya hace algun tiempo con una amiga de mi hermana.

    Para ese entonces yo tenía 22, ese día tube uno de esos días en que sientes que todo va de la fregada, en la universidad había reprobado dos departamentales porque no había tenido tiempo de estudiar ya que el trabajo que tenía me robaba mucho tiempo y traia una de esas desveladas en las que si te descuidas olvidas dónde dejasté la cabeza, llegue a casa muerto de sueño y mi hermana de 14 tenía una pijamada con sus amigas de clase, odio que las invité porque me molesta el ruido y sus estupidos comentarios y ricitas, al entrar hicieron ese típico ruidito que indica que le gustas a alguna, me fastidia, tontas.

    Subí a mi habitación y caí muerto, al parecer las otras retaron a una de ellas a subir a hablar conmigo, era una de esas niñas que ves y ni tienen chiste; de al rededor de 1.55 de estatura, guerita, pelo castaño con pecas por toda la cara, traía una pijama blanca medio transparente, entro y me dijo "hola" pausadamente, le contesté y ella se pusó roja y tembló con la mirada entre el suelo y la mía, le pregunté si estaba bien y ella se agitó, no sé porqué pero me excité, noté en ella que estaba nerviosa, le pedí que cerrará la puerta y al darse vuelta ahí estaban, el par de nalgas más ricas, amplias y tiernitas que te imagines y la silueta tenue de su calzoncito, cerró la puerta y le pregunté su nombre, Valeria, le pedí que se sentará en la cama conmigo, se acercó con la mirada baja y roja a morir, se tiro de golpe a unos 50 cm de mí, le pregunté si le gustaba, se rio levemente y apenas alcancé a oír un "sí" de su boquita, me incliné a ella, la tome de la cara con mi mano derecha y me acerqué a su boca, ella paró su respiración, en ese momento sentía lo húmedo que estaba, parecía que ya había eyaculado, la besé y ella se recostó lentamente mientras dejaba escapar el aliento que había estado conteniedo, la seguí besando y bajé mi mano por su cuello hasta llegar a sus pechos, eran pequeños pero redonditos y duros, seguí bajando y pasé por debajo de la ropa interior hasta su vagina, no tenía nada de bello y estaba más mojada que el agua, pasé por su pequeño clitoris y ella gemió, la veía mientras la besaba, respiraba como loca y hacia movimientos extraños, metí mi dedo y ella perdió el aliento por unos cinco segundos, llegué al fondo y no sé que me pasó que volví a repetir, comenzó un extraño frenesi en mí, fui cada vez más rápido y brusco, quería ver qué hacia, qué seguiría haciendo, intenté meter dos dedos a la vez y ella se recorrió, pareció doler.

    Tenía la más solida erección que jamás allá tenido algún hombre, el mismo pantalón me lastimaba, le pedí sutilmente que se recorriera ya que estabamos en la orilla de la cama, me puse de rodillas frente a ella en medio de sus piernas y le quité la parte inferior de la pijama, ella sólo me veía con los ojos entre abiertos, la boca medio abierta y respirando pausadamente, le pedí que se volteará y lo hizó rápidamente y ahí estaban nuevamente, el sólo ver esa pati reventar al intentar cubrir ese gran par de nalgas me agitó, me bajé el pantalón con todo y ropa interior hasta las rodillas y dejé salir mi pene, estaba tan duro que sentía que si lo golpeba contra la pared la abollaría, me aproximé, toqué, cada mano cubría una a la vez, era como tocar dos pelotas duras y a la ves flexibles, estaban calientes, las caminé una y otra vez, las apreté y sentía como se acomodaban a la forma de mi mano pero aún así sabía que nunca las podría cambiar de forma, se pusieron rojitas, estaba tan centrado que derrepente noté un gemido, ella estaba contraida, abrazando mi almohada, seguramente gritando en ella, tenía las piernas fuertemente cerradas y tembrando, le bajé los calzones rápidamente apenas le descubrieron las nalgas tomé mi pene por el centro, me coloqué sobre ella he intente penetrar por el centro, estaba dura y ella igual, abrazando la almohada, me acerqué a su cuello y le pedí que se relajará y comencé a empujar, sentía como mi esperma comenzaba a cubrir al rededor de mi pene y yo seguía intentando, de repente entró toda de golpe y ella guardo silencio y alzó la vista mientras yo soltaba el aliento, no me pude contener y comencé a darle duro, sentía como sus dos nalgas apricionaban mi pene con fuerza mientras yo perdía el control y le daba duro, con mano en cada nalga y ella bajándolas con fuerza, perdí control de mí, la golpeaba fuertemente contra mí y me olvidé de ella, derrepente las aflojó y fue allí donde sentí que terminaba y fui gimiendo cada vez más, más fuerte mientras terminaba dentro de ella, sentía como todo se mojaba hasta que terminé, con mi pene hasta el fondo y mi cara contra su espalda y ella llorando.

    No sé porque lo hice si sinceramente no me exitan las niñas de secundaría, me gustan mayores, pero para ser sincero no he vuelto a enloquecer así en mi vida.
     
    A P E L O T U D O le gusta esto.
  2. Red

    RedMetabee
    Expand Collapse
    Capitán

    Mensajes:
    792
    Me Gusta recibidos:
    61
    gracias por la info men, pero tengo una duda que asi nomas entro a tu habitacion y con solo decirte su nombre ya al sexo ? :lol:
     
  3. Mav

    MavericksZ
    Expand Collapse
    Comandante
    Usuario destacado

    Mensajes:
    2.912
    Me Gusta recibidos:
    14
    Otro level pes brother.
     
  4. Som

    Sombra de Alfredo
    Expand Collapse
    Sargento

    Mensajes:
    257
    Me Gusta recibidos:
    1
    La wea ilogica
     
  5. Man

    ManveL
    Expand Collapse
    Sargento

    Mensajes:
    221
    Me Gusta recibidos:
    96
    Deve haber presentaciones Sexuales jajajaja , las pijamadas de las hermanas siempre sale 1 ganando jajaja xD !
     
  6. mas

    maslox
    Expand Collapse
    Sargento

    Mensajes:
    373
    Me Gusta recibidos:
    11
    buen artículo lo e leído todo :D
     

Compartir esta página