Historia de Maple Cap.22 "El Grito del Balrog" 2da Parte

Tema en 'MapleStory' iniciado por mandrax, 29 Oct 2009.

  1. man

    mandrax
    Expand Collapse
    Soldado Raso

    Mensajes:
    67
    Me Gusta recibidos:
    0
    Historia de Maple Cap.22 "El Grito del Balrog" 2da Parte

    “El Crujir de los huesos, el frió que roba tu aliento y te envuelve en tu congelada tumba, porque soy hijo de la escarcha, en mis venas solo corre el aire gélido de estas tierras, es la fuerza que empuño, bajo la cual mis enemigos caen abatidos…en silencio…como la roca…un susurro y la muerte rompe el aire y la quietud de la noche, para dar descanso final a las almas en pena a los seres asquerosos e impíos que amenacen mi pueblo, soy hijo de la escarcha..”


    La Electro Red se empezó a debilitar, ya no podía contenerla más tiempo, los demonios llegaban en enjambres y caían electrocutados, Fhelmus estaba cansado y decidimos detener el hechizo, use mi IceStrike para atacar a la enorme cantidad de Balrogs que se habían conglomerado, en la parte baja los WhiteKnights estaban siendo asfixiados, decidí ir a ayudarlos, los Priests disipaban toda la corrupción que podían y alentaban a nuestras fuerzas con su Vitalidad, me vi rodeado de esas asquerosas criaturas y enseñe porque era el líder de mi grupo, la energía malévola de los Balrogs no me afectaba en lo absoluto, concentre mi magia a mi alrededor e inicie mi hechizo La Sangre De Hielo, de mi cuerpo un gélido aire empezó a dispersarse por el campo, los Balrogs intentaron escapar pero quedaron congelados en el acto, el campo se cubrió de mi mortal hechizo, las bestias eran presas fáciles para los Crusaders de Xevaus…”Quiero que todos cubran a Thelius lo mas que puedan olvídense de todo lo demás cubran sus espaldas a como de lugar” ordeno Betle en lo alto de las murallas, la oscura marea estaba siendo aniquilada por mi hechizo, los Hermits estaban acribillando a los Balrogs que revoleteaban peligrosamente sobre las murallas, los Jefes Bandidos cargaron con potencia contra otra oleada de Balrogs, La Hoja Resplandeciente estaba acorralada en un extremo del campo de batalla…Fhelmus fue en su ayuda…mi hechizo cobraba aun mas fuerza porque la energía negativa del campo es absorbida y devuelta en forma de hielo, justo en el momento en que Fhelmus se dirigía en ayuda de los Crusaders una centella maligna lo alcanzo, el Mage cayo de bruces al intentar levantarse los Balrogs lo atacaron, todo se volvió un caos, La Orden del Dragon hacia bien su trabajo, varios Priest intentaron ayudar a Fhelmus pero fue en vano los demonios aniquilaron a mi amigo, Betle y sus hombres tenían mi espalda bien cubierta, Grecus arremetió en contra de los asesinos de Fhelmus con toda su ira, el Dragon Knight los acabo a todos pero seguían cayendo sobre nosotros, Kliem segundo al mando en la Orden del Dragon pedía refuerzos y los Guerreros del Viejo León fueron a por ellos, las potentes cargas elementales de los White Knights no podían ser superadas tan fácilmente, mi hechizo seguía aniquilando a las bestias y mi niebla asesina empezaba a subir como una serpiente hasta la parte alta pero un potente golpe a mis espaldas me derribo, sentí que yacía en un charco de sangre…

    ”Thelius ha caído…ayúdenlo inmediatamente…” intente levantarme pero fue imposible un Balrog me ataco pero detuve su golpe aun en el suelo, de improvisto alguien me levanto y me alejo de los demonios, era el Night Lord y sus hombres…haciendo destrozos en las filas enemigas…”Hoy no es el día de tu muerte hermano, has asesinado tantas bestias como para ganarte mis respetos” dijo el hombre enmascarado…las flechas cayeron sobre las victimas que mi hechizo dejo como estatuas en todo el campo y se volvieron mil pedazos, los Dragones Sagrados de los Priests limpiaron el lugar de demonios pero la llegada de Balrogs no se detenía…”Firmes! Una Columna conmigo Priest a la retaguardia” gritaba Xevaus quien lucia extasiado por la lucha, la tormenta no se detenía y el valor de los combatientes de Ossyria no decaía, Los Dragon Knights rugieron una y otra vez empujando a las bestias hasta donde los del Diamante Negro las Aplastaban con sus martillos, empezaba a perder el conocimiento, entre las sombras de la noche potentes explosiones doradas iluminaron el cielo, allí estaban las Cenizas del Tiempo…las explosiones calcinaban demonios en cantidades…no veía a Flenaris en ningún lado, los demonios voladores cayeron agonizantes debido al veneno esparcido por Daenia y sus seguidoras que habían vertido sus magias en las nubes enfurecidas, la batalla seguía el Diablo no se detenía…pero nuestra gente no se rendiría ante nada ni nadie…


    “Antigua Diosa Bendice a nuestro valientes guerreros a que vuelvan vivos a casa, bañados en victoria, Antigua Diosa de Orbis a ti nos encomendamos…”

    Por Thelius Líder De La Oscura Escarcha.

    Historia de Maple Cap.23 "El Grito del Balrog" 3ra Parte

    “Incinera mi alma y llénala de inmortalidad, porque el fuego nunca muere…no se extingue no importa lo mucho que el viento sople sobre el, que la ceniza sea el trofeo y el símbolo de nuestra gloria, sea lo que ilumine los corazones y lo que calcina lo nauseabundo…lo que deambule en la oscuridad, es mi sangre y es mi espíritu…es parte de mi por eso en el nunca me quemare y nunca moriré…soy la llamarada destructora que titila entre los oscuros bosques de estas tierras, soy ira y destrucción…lo que destroza el glaciar en mil pedazos…es el fuego mi génesis y mi muerte…estoy atado a su voluntad para siempre…a la llama eterna…el fuego ancestral…”

    Al llegar la enorme cantidad de Balrogs me dejo atónito, los gritos de furia se confundían con los de las bestias malditas sedientas de muerte y sangre…ordene ataque total…nos internamos entre las partes mas infestadas de Balrogs y usamos la Explosión…caían calcinados…Los Hermits no dejaban que los demonios se acercaran demasiado a nosotros, Xevaus dirigía magistralmente a sus hombres contra la marea demoníaca, en lo alto pude ver a Betle…aun después de tanto tiempo su maldita puntería seguía intacta no fallaba un tiro con su ballesta, “formados de frente avancen junto a mi aplasten a estos engendros” grito Kliem de la Orden del Dragon que embestían con toda su potencia contra el enemigo, Daenia enveneno las nubes cercanas a los Balrogs voladores y estos cayeron agonizantes e indefensos para que los Bandidos los exterminaran…la llegada de Balrogs no se detenía…mis hombres y yo seguíamos atacando con la furia del fuego, un ataque demoníaco me quito el balance así que decidí atacarlo…esquive sus garras y tambien sus centellas…me teletransporte a sus espaldas y lo acabe con mi Composición Mágica, los Balrogs empezaron a rodearme…uno me tomo por el cuello…apoye mis piernas en el pecho del demonio y me impulse…enseguida se incorporo y me ataco de frente propinándome un fuerte apretón…sentí como crujían mis huesos y como se cortaba mi respiración…”estupido animal” pensé y libere mi “Peste Aurora” el Balrog se volvió solo polvo y desapareció entre el fuerte viento…use mi Explosión para salir entre los Balrogs…los guerreros lucían agotados, no dudaba del corazón de los hombres sino de sus cuerpos…Los White Knights estaban exhaustos…al igual q la Orden Del Dragon…los Crusaders estaban desgastados…Betle tenia serios problemas así que fui en su apoyo…junto al Night Lord…sus secuaces luchaban al lado de varios de mis hombres y tambien junto a varios Mages de la Ultima Centella, aun así la batalla no acababa…”esta durando demasiado estos hombres deben tener horas luchando mucho antes de que nosotros llegáramos”

    La lucha seguía y el cansancio nos empezó a golpear mucho más fuerte que la ira del Diablo, los Priest no podían seguir siendo tan eficaces…el combate se había alargado demasiado…varios gritos de guerra sonaron a mis espaldas…”gracias a los ancestros” dije para mis adentros, Rodden el líder del Escudo Roto…los Crusaders que Xevaus mando al exilio hace años…algunos llevaban enormes escudos mientras que otros balanceaban poderosas hachas negras…sus cabellos desaliñados y sus enormes barbas los hacían verse mas amenazantes…fueron de frente contra todos los demonios…destrozando todo a su paso…una oleada vital baño el campo…Mhina y sus Priests…”La Redención” llegaron al campo…como si la luz entrara en los corazones agobiados de los hombres que combatían…la marea oscura empezó a cesar…hasta que se detuvo por completo y la tormenta parecía haber terminado…habíamos resistido el primer ataque masivo de la Guerra, empezaron a auxiliar a los heridos…y a llevarnos a los valientes combatientes que murieron…vi a Thelius gravemente herido de rodillas sosteniendo entre sus brazos ensangrentados el cuerpo sin vida de Fhelmus, el Mage lloraba desconsolado y no dejaba que nadie lo apartara de su viejo amigo, cerca Xevaus estaba sentado sosteniendo su espalda en uno de los pilares su casco yacía en el piso junto a su enorme espada…el legendario guerrero tenia las manos en su cara intentando no mostrar su llanto…Grecus se veía en la distancia…justo en el medio del campo…inexpresivo con su mirada puesta en las nubes que se iban despejando…el rumor de viento iba desapareciendo…era reemplazado por gritos y llanto, en todos lados se veían muestras de dolor…lagrimas…pena…cerré mis ojos y ore…


    “Antigua Diosa De Orbis a ti nos encomendamos, guíalos por la senda de la vida y la paz eterna”

    Por Pika Antiguo Líder De Las Cenizas del Tiempo.
     

Compartir esta página