La movilización fue una fiesta

Tema en 'Foro Libre' iniciado por Silver-21, 21 Jul 2008.

  1. Sil

    Silver-21
    Expand Collapse
    Soldado Raso

    Mensajes:
    99
    Me Gusta recibidos:
    0
    La manifestación mundial contra el secuestro en Colombia fue una celebración que congregó a millones.
    La movilización mundial contra el secuestro, realizada este domingo en más de 1.000 ciudades colombianas y varias capitales extranjeras, terminó convertida en una fiesta que congregó a millones de personas y se prolongó por muchas horas.
    La fiesta corrió por cuenta de las orquestas, los músicos y los cantantes que participaron en los conciertos que se habían organizado desde hace meses para recordar el 198º aniversario de la Independencia de Colombia de España.
    En la celebración participaron todo tipo de grupos, desde la Orquesta Filarmónica de Bogotá y la Sinfónica de Colombia, bandas como Aterciopelados y agrupaciones populares.
    Al mediodía, desde el estadio de Leticia, en el Amazonas, Shakira y Carlos Vives cantaron para todo el país frente a los presidentes de Brasil, Colombia y Perú, y simultáneamente empezaron los demás conciertos en el resto del país.
    Shakira pidió libertad no sólo para los secuestrados, sino también "para los desplazados que no tienen la posibilidad de elegir dónde vivir".
    La famosa cantante también les habló a los guerrilleros: "Que se liberen ellos mismos de su propio secuestro, porque ellos también están secuestrados en las tinieblas de la selva, desmovilícense, se los pedimos con el corazón en la mano".
    Mientras el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula Da Silva, recitó un poema y pidió la "libertad para todos", su colega Alan García, de Perú, dijo: "Hoy puedo decir, como quien ha vivido largos años en esta querida tierra, que cesa la horrible noche, que se abre el camino de la victoria del pueblo colombiano y de su proyecto independiente de libertad".
    Llamado de Betancourt
    A miles de kilómetros de allí, desde París, la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt se dirigió a Alfonso Cano, el nuevo máximo jefe de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que la tuvieron seis años y medio secuestrada.
    "Vea a esta Colombia, vea la mano tendida del presidente Uribe. Entienda que ya no es hora de derramar más sangre", dijo Betancourt, quien fue rescatada el pasado 2 de julio junto a otros 14 rehenes y asistió al concierto donde cantaron Miguel Bosé y Juanes.
    En Bogotá, donde hubo siete movilizaciones, BBC Mundo vio a grupos de seguidores de Uribe recogiendo firmas de respaldo a un proyecto de referendo popular que quiere reformar la Constitución para permitir la segunda reelección del mandatario.
    Observadores, como Guillermo Hoyos del Instituto Pensar de la Universidad Pontificia Javeriana de Bogotá, le había dicho a BBC Mundo que temía que la movilización fuera cooptada por "el uribismo, a favor de otra reelección".
    Sin embargo, el presidente Álvaro Uribe guardó silencio sobre temas políticos, y se limitó a agradecer a los cerca de 120 mil artistas que participaron en los conciertos que hubo en todo el país.
    "Muchas gracias por la compenetración de todos los colombianos y de la comunidad internacional con este 20 de julio", dijo Uribe en Leticia, donde cientos de personas desfilaron con camisetas blancas.
    "El esfuerzo es del pueblo colombiano, de nuestros héroes de la fuerza pública, este país tiene que salir adelante para ser un país sin terrorismo, sin secuestro, sin droga, con inversión, con fraternidad, con prosperidad social", añadió.
    Shakira admitió que la de este domingo era "la manifestación masiva más importante y la más grande que hemos tenido en nuestra historia común como colombianos. Debemos estar muy orgullosos de eso. Colombia está viviendo épocas de activismo social y de compromiso".
    BBC Mundo.com - Todos los derechos reservados. Se prohíbe todo tipo de reproducción sin la debida autorización por escrito de parte de la BBC.
     

Compartir esta página