La sexualidad : faces erotismo

Tema en 'Sexualidad' iniciado por Slevingjk, 24 Sep 2008.

  1. Sle

    Slevingjk
    Expand Collapse
    Sargento
    Usuario destacado

    Mensajes:
    380
    Me Gusta recibidos:
    0
    Porqué los hombres siempre quieren tener sexo

    Cuando se habla de igualdad sexual entre el hombre y la mujer, desde el punto de vista de que ambos tengan los mismos derechos para expresar libremente su sexualidad, no se tiene en cuenta que entre ambos existen demasiadas diferencias.
    La sexualidad de un hombre es biológica, psicológica y culturalmente diferente a la sexualidad de la mujer y debe ser vista y analizada desde esos puntos para poder entenderla.
    No es necesario explicar que el hombre es biológicamente distinto a la mujer, pero si destacar ciertas ventajas que ofrece el tener los genitales en forma externa.

    Cuando comienzan las primeras erecciones el hombre comprende perfectamente lo que le sucede ya que ve como se produce la erección ante un estímulo sexual, también ve como sale el semen durante la eyaculación y de inmediato aprende como obtener placer tocando sus genitales.
    La sexualidad de los hombres tiene la particularidad de ser visible, nada está oculto, eso hace que rápidamente se familiarice con sus órganos sexuales y vaya conociendo las diferentes maneras de lograr más placer.
    Cuando llega el momento de expresar esa sexualidad con otra persona ya conoce las sensaciones, tal vez sienta temor de no hacer un buen papel o un nerviosismo lógico de enfrentar una situación nueva, pero sabe lo que puede esperar de ese contacto sexual.
    El hombre no tiene ningún inconveniente con la virginidad, para el la primera vez sólo tiene la importancia de sentirse hombre por haber tenido una relación sexual, no tiene himen, ni miedo a que una zona de sus genitales se desgarre y le cause dolor, por lo tanto va a intentar tener sexo de a dos lo antes posible.
    Para terminar tenemos lo más importante, los hombres no quedan embarazados y esto es fundamental a la hora de dar rienda suelta a su sexualidad, saben que no va a haber consecuencias directas para su propio cuerpo y esto les proporciona una libertad mental absoluta.
    Si miramos la sexualidad de los hombres desde el punto cultural y social, nos encontramos con la aprobación unánime para que el hombre comience con sus actividades sexuales desde muy temprana edad.
    Este mandato cultural hace que se incentive y aliente a los varones jóvenes a mantener contactos sexuales, tanto por parte del grupo de amigos como de la propia familia.
    Todos conocemos historias de algún tío o primo muy ansioso quien al ver que el chico no encontraba oportunidad de debutar sexualmente por sus propios medios, lo lleva con prostitutas y paga de su propio bolsillo con tal de ver al niño convertido en hombre.
    Esa aprobación para que el varón tenga una sexualidad activa no proviene únicamente de los otros hombres, las mujeres también aprueban y apoyan esta conducta, o acaso no sabemos lo orgullosas que se ponen las madres de que su hijo varón sea un ganador con las mujeres.
    Hasta aquí tenemos que el hombre conoce sus genitales, sabe como obtener placer y todos lo alientan para que tenga sexo, por lo tanto psicológicamente no tiene barreras que le impidan disfrutar a pleno de su sexualidad, no hay tabués, no hay temores, no tiene la sensación de estar haciendo algo malo ya que por el contrario es alentado y aplaudido para que tenga sexo.
    Es por estas razones que el hombre no reprime la excitación sexual, por el contrario la incentiva y la disfruta, de la misma forma que disfruta de una relación sexual en pareja, su cerebro está programado para tomar el sexo como algo bueno que causa placer y satisfacción y no como algo que se deba reprimir o evitar.
    En artículos siguientes hablaremos de porqué la mujer tiene una visión muy distinta de la sexualidad.
     
  2. Sle

    Slevingjk
    Expand Collapse
    Sargento
    Usuario destacado

    Mensajes:
    380
    Me Gusta recibidos:
    0
    Las fases del acto sexual

    El acto sexual o coito comprende varias fases; exitación, meseta, climax y resolución.
    * La fase de excitación es provocada por el aumento del deseo sexual o libido.
    El tiempo que dura la exitación es variable, puede ser de algunos minutos o de horas.

    La característica de esta fase en el hombre es la tensión psíquica, provocada por el deseo sexual y la erección del pene.
    La erección se produce cuando los cuerpos cavernosos del pene se llenan de sangre.
    En la mujer la exitación se caracteriza por un mayor flujo de sangre en el clítoris y los labios menores, produciendo en ellos una especie de inflamación.

    * En la segunda fase o meseta en la mujer se produce un aumento en el tamaño se los senos, hay erección de los pezones, se humedece el canal vaginal y también la entrada de la vagina a través de las glándulas de Bartholín.
    En la fase de meseta es cuando se lleva a cabo el coito introduciendo el hombre el pene erecto en la vagina de la mujer y realizando movimientos que producen estimulación en los órganos genitales.
    La tensión física y psicológica va aumentando progresivamente hasta llegar al climax.

    * El climax es el momento en que se llega al orgasmo.
    El orgasmo en el hombre se caracteriza por la eyaculación, que es la expulsión del líquido seminal a través de la uretra provocada por las contracciones de las paredes del epididimo, los vasos deferentes, vesículas seminales y el músculo bulbocavernoso.
    El orgasmo en la mujer consiste en contracciones rítmicas de la vagina, el útero y las trompas de Falopio.

    * La fase llamada resolución es la que sigue al orgasmo, los músculos se relajan, los órganos genitales recuperan su tamaño normal y sobreviene un estado de lasitud mental y física.
     
  3. Sle

    Slevingjk
    Expand Collapse
    Sargento
    Usuario destacado

    Mensajes:
    380
    Me Gusta recibidos:
    0
    El erotismo en la sexualidad de la pareja

    El erotismo es un componente fundamental en la sexualidad de la pareja, dificilmente se puede mantener encendidos el deseo y la pasión si se pierde o no existe el erotismo en la intimidad.
    Es frecuente escuchar que se ha perdido el deseo, que no se siente excitación o no alcanza para llegar al orgasmo y los problemas de erección se convierten en algo tan común que se llegan a considerar normales.
    Seguramente también hemos oído las quejas de alguno o ambos miembros de la pareja sobre lo esporádicos e insatisfactorios que son los encuentros sexuales.

    Se culpa al poco tiempo, al cansancio luego de largas jornadas laborales, cuidado de los niños, tareas domésticas, preocupaciones económicas e infinidad de problemas agobiantes.
    No hace falta tener dotes adivinatorias para imaginar que esas relaciones sexuales carecen totalmente de erotismo y se reducen a un contacto casi sin preámbulos, como una especie de trámite a cumplir en lugar de ser un momento que se disfruta.
    Se puede pensar que la falta de erotismo en la pareja es algo que llega con el tiempo y no es así, muchos hombres y mujeres nunca tuvieron erotismo en sus relaciones sexuales, en cambio otros lo han mantenido e incentivado a lo largo de los años lo cual les proporciona el goce de una sexualidad satisfactoria.

    Como se logra el erotismo en la pareja

    * El erotismo es la forma de incentivar el deseo en la otra persona y demostrar el propio, con miradas, gestos, caricias y palabras.
    Una mirada cargada de erotismo puede despertar los deseos de la pareja sin necesidad de decir una sola palabra, en cambio una mirada indiferente puede ser un balde de hielo que apaga la pasión.

    * Las caricias en la intimidad tienen que tener un toque de erotismo que las diferencie de otros momentos, puede ser erótico el simple hecho de acariciar el cuello o las mejillas si se realiza sensualmente con lentitud, mirando a la pareja a los ojos.

    * Nada más erótico que un beso suave y prolongado, es necesario que haya besos en los contactos sexuales, muchas parejas se limitan a los besos rápidos con lo cual se pierde gran parte del placer.

    * El lenguaje erótico es poco utilizado durante las relaciones sexuales ya sea por pudor, inhibiciones, temor a lo que piense el otro o simplemente porque nunca se habla en esos momentos.
    Decirle al otro lo mucho que se lo desea y emplear palabras cargadas de erotismo para describir las sensaciones o las fantasías que van cruzando por la mente es algo muy placentero para quien lo escucha y difícilmente se olvide al día siguiente de lo que oyó.

    * El erotismo también se demuestra en detalles como la ropa interior bonita, unas gotas de perfume, las luces tenues, tomar juntos una copa, todo lo que ayude a crear un clima íntimo y sensual diferente al resto de los momentos del día.

    * No es lo más importante la frecuencia de las relaciones sexuales ni la cantidad de tiempo disponible para el encuentro sino la calidad de esos momentos de intimidad entre la pareja.
    De lo satisfactorios o no que resulten estos momentos depende el resto del relacionamiento en las cosas cotidianas.
     
  4. Sle

    Slevingjk
    Expand Collapse
    Sargento
    Usuario destacado

    Mensajes:
    380
    Me Gusta recibidos:
    0
    Estímulos que producen excitación sexual

    La excitación sexual es la respuesta mental y física del cuerpo ante estímulos eróticos.
    Los estímulos capaces de lograr excitación sexual pueden llegar a través de la vista, el tacto. el oído, el gusto o el olfato, pero también pueden ser de carácter emocional o mental.
    La vista es uno de los sentidos que provoca una excitación más intensa, la mayoría de la personas se excitan viendo un cuerpo desnudo, un gesto sensual o cualquier tipo de imagen que refleje erotismo.

    El hombre tiene una respuesta sexual más rápida que las mujeres ante los estímulos externos, predominantemente los estímulos visuales, la mujer también responde a ellos pero en forma más lenta.
    El tacto es el otro sentido que puede causar una excitación sexual casi inmediata simplemente con la aproximación de otro cuerpo, el contacto con la piel de otra persona y aumentar la excitación hasta llegar al orgasmo mediante las caricias y los besos.
    El oído, a menudo no es valorado como estimulador sexual por desconocer la excitación que se puede obtener mediante susurros, frases eróticas o descripciones de momentos sexuales que activen las fantasías de quienes escuchan.
    El olfato puede ser capaz de responder con una intensa excitación sexual sin ser conscientes de la causa que produjo este fenómeno.
    Esto se debe a las feromonas, unas partículas microscópicas que se desprenden de la piel y penetran por la naríz estimulando una parte del cerebro que reacciona con una respuesta sexual intensa e inmediata.
    Tal vez pueda pensarse que el gusto es el sentido que menos puede estimular la excitación, sin embargo, cada piel tiene un sabor particular que es percibido a través de los besos y el contacto de la lengua, ese gustito especial es capaz de producir fuertes respuestas sexuales.
    Si bien los 5 sentidos proporcionan comunmente la mayoría de los estímulos eróticos que recibimos, puede producirse excitación sexual sin que intervenga ninguno de ellos.
    La mente, en si misma, puede proporcionar potentes estímulos sexuales a través de la imaginación, las fantasías, los recuerdos de un encuentro sexual placentero o anticipándose a una próxima relación sexual y proyectándo imágenes sobre como se va a desarrollar la misma.
    Por último, los más importantes, los estímulos sexuales provocados por las emociones, los sentimientos y el amor, estos son los más completos y engloban a todos los demás.
     

Compartir esta página