Las computadoras del futuro, más cerca

Tema en 'Ciencia y Tecnología' iniciado por Poto, 16 May 2012.

  1. Pot

    Poto
    Expand Collapse
    Coronel
    Usuario destacado

    Mensajes:
    3.356
    Me Gusta recibidos:
    435
    [​IMG]

    El transistor más pequeño del mundo está constituido por un único átomo de fósforo en un cristal de silicio. Aunque los transistores de este tamaño en realidad no son una novedad, lo extraordinario es la precisión con que se logró posicionar el átomo sobre el sustrato, consiguiendo un engranaje perfecto.

    Mediante un microscopio de efecto túnel, investigadores de la Universidad Nueva Gales del Sur, Australia, dirigidos por el doctor Martin Fuechsle, lograron colocar con una precisión sin precedentes un átomo de fósforo sobre una capa de silicio, el material del que están hechos los chips informáticos. Para llevar a cabo su logro, definieron primero un grupo de seis átomos de silicio. Después, reemplazaron uno de ellos por un átomo de fósforo, y todo con una precisión superior a medio nanómetro (recordemos que un nanómetro es la millonésima parte de un milímetro).

    De acuerdo con el estudio que publica Nature Nanotechnology, el átomo de fósforo insertado entre los de silicio cumplió el rol de un transistor, de la misma forma que lo hacen los utilizados en la electrónica clásica. El 'transistor atómico' serviría como interruptor o amplificador de una señal eléctrica. Además, conservaría una parte de sus propiedades cuánticas, lo que abre un camino virtualmente ilimitado hacia otras aplicaciones.

    El dispositivo microscópico incluso tiene pequeñas marcas visibles grabadas en su superficie para que los investigadores puedan conectar los contactos de metal y aplicar una tensión, dice Fuechsle.

    Este experimento, que demuestra la precisión atómica con que se puede producir el bloque de construcción básica de las computadoras cuánticas, podría apuntalar el camino hacia los equipos informáticos del futuro, basados en los principios de la mecánica cuántica e infinitamente más rápidosque los actuales.

     

Compartir esta página