Los barracones de Carlos Tévez

Tema en 'Foro Libre' iniciado por devilzeekR, 29 Jul 2011.

  1. dev

    devilzeekR
    Expand Collapse
    Mayor

    Mensajes:
    888
    Me Gusta recibidos:
    11
    Trome ingresó al “Fuerte Apache”, el barrio más temido de Buenos Aires, donde nació y creció el delantero.

    [​IMG]

    “¡Al “Fuerte Apache”, no voy!” Es el tercer taxista que se niega a llevarme al barrio donde nació Carlitos Tevez, el jugador del pueblo, como lo llaman en Argentina. Hace mucho frío en Buenos Aires, pero estoy entusiasmado. Me siento un “Indiana Jones”. Me digo a mí mismo: “Si entro, será una excelente nota”.
    Como nadie quería jalarme, llamé a mi contacto. ““Estrella” (así le dicen todos), ningún carro quiere ir al “Fuerte Apache” No boludo (se ríe), así jamás te van a traer. Diles que vas al cruce de General Paz con Beiró. Allí te espero Clic”.
    Desde el centro hay una hora de distancia. El tipo que maneja es un hombre conversador. Preguntas, tras preguntas, y termino revelando mi verdadero destino. Por el retrovisor, me lanza una mirada ingenua: “Bueno, anótame la página web de tu diario que quiero leer el reportaje Si es que sales vivo, claro”. Lanza una carcajada media tétrica.
    Bajo del auto y allí estaba mi contacto. Nos saludamos y empezamos a entrar al lugar donde vivió uno de los futbolistas más grandes del mundo. “Estrella” camina seguro, como si estuviera en su casa. Doy una rápida mirada y me siento como en “Los Barracones” del Callao o en una favela de Río de Janeiro. “Nada de mirar fijo a un lugar, menos fotografiarlos. Acá odian eso. Y a los gendarmes (militares) que están al ingreso, solo salúdalos y pasa rápido”, me dice mi guía. Ha llovido en la noche y el barro inunda las calles. Un hombre exageradamente sucio pasa por nuestro lado y apenas nos mira. “Qué pasteleada se ha metido… No hermano, acá no se vende base (PBC). Adentro hay códigos, dicen que esa droga es más destructiva que cualquiera. Solo te puedes “falopear” (drogar) con cocaína o marihuana”.
    En el corazón del “Fuerte Apache” sale una mujer, echa agua sucia en la pista y casi nos moja. “¿Peruchitos, no?... ¡Qué andan buscando por acá!” Se ríe y se aleja. Empecé a ponerme nervioso. “Tranqui, “loco”. Acá me conocen”, dice “Estrella”. Llegamos a la imagen que han pintado de Tevez en el block donde nació. “Ese sitio es sagrado para nosotros. Carlitos siempre viene a regalarnos cosas, a darnos aliento y jugar con los muchachos. Allí está pintado con la camiseta de Argentina, porque ese lugar se ha convertido de puros hinchas de River Plate”, comenta un chico, de 19 años, que tiene cara de no haber dormido.
    Parece que las personas jugaran al miedo, a crearte zozobra. “Todos vienen, porque es el barrio del “Apache”. Él nos ha construido una canchita, para que los pibes jueguen. Los grandes pagan, los pendejos (chiquillos) lo hacen gratis. Esa fue la orden que dejó”, cuenta un señor con aroma a alcohol.
    Dos mujeres salen a buscar cartones. Pero antes, también me hablan de Carlitos. “Él jugaba en la pista, siempre menudito, risueño y a todas nos saludaba con cariño. Era el mejor del barrio. Los más grandes, los que ya estaban perdidos en el trago y la droga, lo cuidaban”, cuenta una de ellas.
    La otra añade: “Lo hacía contra chicos mayores y cuando lo pateaban fuerte, se paraba y no les tenía miedo. Una vez le metió una “piña” (puñete) a mi hijo y después me pidió disculpas a mí”. Grandes y chicos, todos lo admiran. “Él es mejor que Messi, es como Maradona. De niño la rompía, era capitán de su equipo. Dieguito me gustaba decirle. Lástima que su hermano no es así, ese es jodido, delincuente. Maneja bandas acá”, me dice un anciano encorvado de unos 60 años. Intento hacer mis últimas fotos. Pero varios ojos miran de todos lados. Ya corrió el rumor que un periodista entró a la zona prohibida.
    Ha pasado media hora. Aprendí a manejar mis temores. He caminado por “Los Barracones” y ya tenía experiencia. Salí orgulloso del lugar. “Loco, entraste donde nadie lo hace, sino es acompañado por la (policía) Federal”, me abraza “Estrella”. Antes de dar el último paso en este lugar, una señora me toma del brazo: “Poné que Carlitos es un enviado de Dios, en Navidad manda camiones con víveres”. Le suelto una sonrisa. Gracias a Dios salí del “Fuerte Apache”. Podré mandarle mi reportaje al taxista que me llevó al lugar…

    Fuente: http://trome.pe
     
  2. Enk

    Enkh
    Expand Collapse
    Teniente Coronel

    Mensajes:
    1.474
    Me Gusta recibidos:
    66
    wow gran historia :eek:ooh: buen post man
     
  3. dev

    devilzeekR
    Expand Collapse
    Mayor

    Mensajes:
    888
    Me Gusta recibidos:
    11
  4. iDe

    iDerick
    Expand Collapse
    Subteniente

    Mensajes:
    445
    Me Gusta recibidos:
    22
    Buen post broder el apache teves
     

Compartir esta página