Los e-readers imitan a las mariposas para coger color

Tema en 'Curiosidades' iniciado por Jes5888, 17 Feb 2012.

  1. Jes

    Jes5888
    Expand Collapse
    Sargento

    Mensajes:
    253
    Me Gusta recibidos:
    65
    [​IMG]
    China y Corea le han dado una nueva vuelta de tuerca a los libros electrónicos en color. Mientras en Europa y EEUU la tinta electrónica monocromo y la tecnología LCD compiten por convencer al usuario de que su tecnología es la mejor, en estos países comienza a extenderse un nuevo sistema que parece llamado a revolucionar la lectura en color a medio plazo. Se trata de Mirasol, una tecnología creada por la compañía estadounidense Qualcomm y que compite con la tinta electrónica E-Ink para ofrecer color de la forma más eficiente. Estas pantallas consiguen el color de una forma similar a como lo hacen las mariposas con sus alas. Igual que estas están compuestas por miles de escamas que al interactuar con la luz consiguen los colores, las pantallas Mirasol incluyen pequeños espejos que logran el color en cada píxel al reflejar la luz.
    La lectura a través de los e-readers sigue siendo una actividad minoritaria en España. No obstante, según el último Barómetro de Hábitos de Lectura 2011 de la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE), el número de personas que disponen de un dispositivo de este tipo se ha incrementado un 129% con respecto a 2010. El 3,9% de la población española cuenta con un lector digital. Teniendo en cuenta los datos del segundo semestre de 2011, el ascenso es mayor, situándose en un 4,8%. En EEUU, ese porcentaje se sitúa en un 19%, según un estudio de Pew Internet.
    El número de españoles con un lector digital subió un 129% en 2011
    La pantalla Mirasol se ha integrado por ahora en cuatro lectores: Jin Yong, Bambook, Kyobo y Hanvon c18. El mercado está limitado por el momento a Oriente, aunque Qualcomm especifica que está trabajando con una serie de clientes internacionales para lanzar esta tecnología más allá de esas fronteras. Este hecho no se producirá antes de final de año, ya que será ahí cuando se completará la próxima fábrica de producciónque tiene prevista la compañía. Todos los lectores Mirasol lanzados por el momento tienen un formato de pantalla táctil de 5,7 pulgadas, 1024 x 768 píxeles y 223 puntos por pulgada de resolución. La interfaz es una aplicación personalizada sobre la base de Android, el sistema operativo de Google que también es mayoritario en tabletas.
    El aspecto más importante al adquirir un e-reader es fijarse en la tecnología de su pantalla. Si se trata de un dispositivo monocromo lo más probable es que incorpore una de tinta electrónica E-Ink. Su escala de grises es la desventaja más evidente pero a cambio se lee como si fuera papel, incluso a plena luz del sol, al contrario de lo que sucede con las tabletas LCD, cuyos reflejos pueden impedir la lectura.
    El primer e-reader con pantalla Mirasol en lanzarse al mercado fue Kyobo, presentado a finales de noviembre del año pasado. Ya entonces, Qualcomm y Kyobo, nombre homónimo de la librería más grande de Corea, ambicionaban un dispositivo capaz de ofrecer "libros, revistas y vídeos con una pantalla táctil que aporta un color brillante con condiciones de luz solar directa". Y es que hasta ahora la lectura a través de un e-reader ha tenido que limitarse a libros en blanco y negro. Los cómics, las revistas, la navegación en color y, por supuesto, la visualización de vídeos, son un imposible en los dispositivos de tinta electrónica estándar. El e-reader Kyobo se comercializa por 235 euros en Corea del Sur. Aunque en España se puede adquirir un dispositivo de lectura a partir de 70 euros, muchos de los que incorporan tecnología de tinta electrónica monocromo llegan a alcanzar los 170 euros.
    El e-reader con color Kyobo se vendepor 235 euros en Corea del Sur
    La pantalla LCD es similar a las que llevan los ordenadores portátiles. Desde el punto de vista energético, su ineficiencia es absoluta cuando se compara con los e-readers, ya sean en color o en monocromo. Además, la tecnología de pantalla de los e-readers es reflectiva (frente a las pantallas retroiluminadas de los LCD), por lo que pueden ser leídos con cualquier luz. Estos rasgos hacen a los e-readers perfectos para leer. "Hasta ahora, esa duración de la batería y esa visibilidad parecida a la del papel tenía el coste del color y de la interactividad", explican en Qualcomm.
    La tecnología Mirasol quiere aunar las ventajas de la tinta electrónica con las de las pantallas LCD. De estas últimas toma el color, mientras que de las primeras incorpora que no cansa la vista, no refleja los brillos, se lee desde cualquier ángulo, no incorpora retroiluminación y su batería dura semanas.
    Cómo se forma el color
    Las pantallas Mirasol no están iluminadas
    Las pantallas Mirasol no son las primeras que ofrecen color en los e-readers. El fabricante de pantallas de tinta electrónica E-Ink ya presentó una tecnología denominada Triton que también integraba el color en estos dispositivos. "La tinta electrónica y Mirasol son tecnologías completamente diferentes", puntualizan en Qualcomm. Mientras que las Mirasol son mecánicas (espejos microscópicos que se flexionan para abrirse y cerrarse según la situación), las E-Ink funcionan atrayendo polvo blanco o negro a cada una de las cápsulas que componen la pantalla. Con la integración del color esas cápsulas contienen además subcápsulas con polvos de colores rojo, verde, azul y blanco. Los expertos criticaron en su lanzamiento que los colores se mostraban apagados, "casi como si fuese una fotografía descolorida", publicó The New York Times.
    Las pantallas Mirasol, a diferencia de la tinta electrónica en color, reflejan el color seleccionado por cada píxel mediante pequeños espejos, lo que significa que para producir los colores no se añade "un filtro a la tecnología base, algo que reduciría la calidad de brillo y color", añaden fuentes de Qualcomm. Al contrario de lo que sucede con las E-Inken color, cuya pantalla no logra realizar los movimientos tan rápidos como requiere la reproducción de vídeo, Qualcomm sí ha conseguido que su pantalla pueda reproducir imágenes en movimiento. "La pantalla sólo necesita una pequeña cantidad de energía y su velocidad de cambio es de microsegundos, por lo que se puede reproducir vídeo y contenido interactivo y son táctiles, lo que no ocurre con otras tecnologías reflectivas", explica la compañía.
    Qualcomm equipara su proceso de creación de color con el sistema "que hace brillar las alas de una mariposa, que aprovechan la luz ambiental para hacer brillar los colores de sus alas, ofreciendo siempre un espectro de colores vivos y puros". Los ingenieros de la compañía aclaran que las alas de las mariposas están compuestas por cientos de miles de diminutas escamas que se superponen unas sobre otras. Su forma y distribución modifica la interacción con la luz y, por tanto, la aparición de los colores.
    E-Ink presentó otra tecnología con color en 2010, pero los tonos eran apagados
    Es lo que en Qualcomm han llamado un proceso técnico de microelectromecánica de modulación interferométrica (IMOD), que ha dado lugar a la tecnología MEMS (sistema microelectromecánico, por sus siglas en inglés), basada en sistemas con capacidad para crear color a partir de luz ambiental reflejada. Si parte de la tecnología Mirasol se basa en el reflejo de la luz ambiente, ¿significa que la imagen se ve diferente en función de la luz que haya? "La mayor parte de la luz ambiental contiene el espectro de color completo. Cuando una habitación parece que sólo es blanca o amarilla, en general es por efectos visuales. La pantalla reflejará el espectro completo de color en prácticamente cualquier situación", añaden en Qualcomm.

    • fuente:publico
     
    A adeoxis le gusta esto.

Compartir esta página