NVIDIA G-Sync: Monitores sin micro-tartamudeo

Tema en 'Ciencia y Tecnología' iniciado por GALUMIS, 21 Oct 2013.

  1. GAL

    GALUMIS
    Expand Collapse
    Teniente Coronel

    Mensajes:
    1.569
    Me Gusta recibidos:
    32
    [​IMG]

    Nueva tecnología de Nvidia para monitores de gama alta, compatible con los GPUs Kepler.
    Hace algunas semanas Epic Games comentaba que Nvidia estaba trabajando en “algo grande” y no era un GPU, comentario que muchos pensamos hacía referencia a la plataforma PC gamer de gama alta GeForce GTX Battlebox; pero al parecer se trataba de la recién presentada G-Sync.


    El micro-tartamudeo es un problema que en mayor o menor medida afecta a todos los GPUs de la industria, siendo más evidente en las configuraciones multi-GPU tanto internas (tarjetas de video dual-GPU) como externas (2/3/4-Way SLI/CrossFireX). Si bien de momento, fabricantes de GPUs como Nvidia (Adaptive V-Sync) y AMD (Frame Pacing) poseen tecnologías destinadas a reducir la percepción este efecto, no lo eliminan.


    G-Sync es una tarjeta propietaria de Nvidia equipada con un microprocesador (desconocido) y 256MB de memoria DRAM, el cual deberá ser instalado en el interior del monitor (este debe poseer interiormente una ranura compatible con el módulo G-Sync); dotándolo de nuevas funcionalidades:




    [​IMG]


    [​IMG]




    [​IMG]




    Como se aprecia, G-Sync funciona únicamente con salidas DisplayPort, a las que dota de un rango de frecuencias de refresco de entre 30 y 144Hz, las que pueden controlarse tanto desde el propio monitor, como desde los controladores gráficos GeForce de Nvidia.


    El módulo trabaja en conjunto con el monitor y la tarjeta de video (esta deberá estar basada en la arquitectura gráfica Kepler de Nvidia), forzando a que ambos sincronicen sus tasas de refresco, eliminando el efecto de tartamudeo, al eliminar casi por completo la llamémosla “falta de sincronización” entre las tasas de refresco del monitor y del GPU (Nvidia no ha proporcionado detalles específicos de cómo logra ello).


    De momento ASUS es el primer fabricante de monitores en anunciar su apoyo a G-Sync, pero se espera que la lista de fabricantes crezca en los próximos meses. El único punto negativo que podemos mencionar de G-Sync, es que únicamente funciona con GPUs Nvidia Kepler, por lo que usuarios con tarjetas de video basadas en GPUs de otras marcas e incluso los propios usuarios de GPUs Nvidia Fermi y anteriores, no podrán disfrutar de los beneficios de G-Sync.


    Link: NVIDIA.
     

Compartir esta página