Obama ya puede volver a usar su Blackberry

Tema en 'Foro Libre' iniciado por lylat, 28 Abr 2009.

  1. lyl

    lylat
    Expand Collapse
    General
    Usuario destacado

    Mensajes:
    6.272
    Me Gusta recibidos:
    8

    [​IMG]

    Ha vuelto a ganar. Obama ha vencido definitivamente su batalla personal para conservar la Blackberry como teléfono móvil de uso personal. Aunque la noticia saltó hace unos meses, el presidente de los Estados Unidos ha tenido que esperar 100 días hasta recuperar su terminal Blackberry y regresar a la entretenida afición de enviar mensajes de texto a sus allegados. Desde el nombramiento hasta el día de hoy, Obama ha utilizado el Sectera Edge, un dispositivo móvil altamente seguro fabricado para los servicios secretos y el ejército estadounidense.

    [​IMG]
    En cualquier caso, la Blackberry que Obama tiene entre sus manos es el modelo 8830, equipado con un software cifrado del que se encarga la Agencia Nacional de Seguridad y una empresa llamada Genesis key inc. Para la ocasión han instalado en el teléfono, varias medidas de seguridad, aunque sin llegar a los límites de la antigua Sectera Edge.


    Obama sólo podrá llamar a las personas que dispongan del mismo software instalado en su móvil, entre las que obviamente estarán sus familiares y por supuesto, los más estrechos colaboradores de su tecnologica administracion.


    Por otro lado, la pasión de Obama por su Blackberry debe estar celebrándose en la sede del fabricante del móvil. Nunca antes habíamos visto una campaña de publicidad tan grande por un producto de consumo de manos de la figura política más importante del Planeta. El mismísimo Presidente de los Estados Unidos. Los expertos calculan que el valor de su demostrada pasión, por la que no cobra ni un dólar, podría situarse en los 25 millones de dolares. Habría que averiguar si entre los donantes de su campaña electoral está cierta empresa canadiense llamada RIM. Y conocida por ser el fabricante de un móvil bautizado como Blackberry…


    fuente: El Mundo
     

Compartir esta página