Onceava edición de la Cumbre Mundial de Viajes y Turismo

Tema en 'Foro Libre' iniciado por Poto, 20 May 2011.

  1. Pot

    Poto
    Expand Collapse
    Coronel
    Usuario destacado

    Mensajes:
    3.356
    Me Gusta recibidos:
    435
    En la nación el problema de la violencia no es tan grave como se percibe, sostiene en EU

    [​IMG]

    Los "únicos shots (tiros)" que recibieron los springbreakers en México fueron de tequila y nada pasó, afirmó el presidente Felipe Calderón en su afán de demostrar que la violencia no afecta al turismo.

    Único presidente participante en la Cumbre Mundial de Viajes y Turismo, argumentó que los delitos graves padecidos por turistas en el país "se pueden contar con la mano" y equivalen a una tasa de 0.001. Sin embargo, después reconoció que la gente en Estados Unidos sí tiene miedo.

    En su tercera visita a Estados Unidos en menos de cinco meses, insistió en que el problema de la violencia es de percepción, ya que la criminalidad impacta sólo algunas zonas fronterizas, como Ciudad Juárez, pero el resto del país es "apacible".

    De hecho aludió a las advertencias provenientes del gobierno de Texas que recomendaban a los jóvenes que no viajaran a México, porque podrían morir a causa de la violencia.

    -¿Se refiere al Departamento de Seguridad Pública de Texas? -le preguntó el periodista especializado en turismo, Peter Greenberg.

    -Sí, sabe de quién hablo. Vi a miles de springbreakers divirtiéndose en México y yo tengo entendido que los únicos shots que recibieron eran de tequila, y muchos de ellos, y nada pasó. Y me ha contado eso gente de confianza.

    Primera gira de un presidente mexicano a Las Vegas

    Con un escenario de fondo que recreaba los hoteles y casinos de Las Vegas, Calderón -primer presidente mexicano en hacer una visita de trabajo a esta ciudad- comentó que México es más seguro que muchos países del Caribe y hay un millón de estadunidenses que viven aquí y que pueden confirmarlo.

    En el Aria Resort & Casino, en City Center, la sede de esta cumbre turística, hizo una férrea defensa de su estrategia contra la delincuencia y aseguró que en las zonas turísticas hay "muy pocos casos de violencia". Resaltó que el año pasado se recibieron 22 millones de extranjeros.

    Al mencionar las ventajas de México en materia turística afirmó: "tenemos lo que quiere su cliente para sus vacaciones" y aprovechó para enumerar diversas cifras sobre cómo ha mejorado la calidad de vida de los mexicanos.

    Desde el principio fue cuestionado con insistencia sobre el tema de la violencia, al grado de que Greenberg le mencionó que se tienen registrados más de 34 mil muertos en la lucha contra la delincuencia, con el consecuente impacto en la imagen del país.

    Resaltó que los turistas "se la están pasando muy bien" en México, lo mismo que él cuando va con su familia a Cozumel.

    Cuando se le preguntó sobre las advertencias del Departamento de Seguridad Interior acerca de México, consideró que es un "error", porque la tasa de homicidios en el país es más baja que en Washington, Pittsburgh, Atlanta o Nueva Orleáns.

    Puso de ejemplo Quintana Roo, que tiene la misma tasa de homicidios que cualquier otro lugar en el Caribe, incluyendo Puerto Rico. Lejos de que el turismo haya disminuido, aseveró, el año pasado aumentó 6 por ciento y el estadunidense 10 por ciento.

    Cuando se le insistió si México es un buen lugar para invertir a pesar de la criminalidad, explicó que su gobierno ayuda a las empresas a que obtengan ganancias.

    Reiteró sus críticas hacia Estados Unidos, porque existen 8 mil tiendas de armas en la frontera con México que usa la delincuencia en nuestro país. Además exclamó: "Mi vecino es el mejor cliente consumidor de drogas y todos quieren venderle drogas por medio de mis puertas y mis ventanas".

    Otro punto que cuestionó es que Estados Unidos tiene problemas financieros relacionados con el seguro médico y por eso recomendó seguir el ejemplo del Seguro Popular mexicano para resolverlo. Al final el michoacano recibió un reconocimiento por haber sido el primer mandatario en el mundo en haber participado en el Golden Book, en febrero pasado.

     

Compartir esta página