Padre e hija, de 68 y 34 años, viven como Marido y Mujer

Tema en 'Foro Libre' iniciado por marsigst, 30 Sep 2008.

  1. mar

    marsigst
    Expand Collapse
    Teniente Coronel

    Mensajes:
    1.359
    Me Gusta recibidos:
    2
    Padre e hija, de 68 y 34 años, viven como marido y mujer

    Según los vecinos, la mujer tiene una hija de 18 años, quien se fugó de la casa; el otro tiene 14 años y está ciego. El único hombre que vive en la humilde vivienda es el padre de la mujer, de 68 años. Cuatro niños murieron y cinco viven con alguna discapacidad física. Las víctimas son los niños, fruto de la ignorancia y el incesto.

    Padre e hija, de 68 y 34 años, viven como marido y mujer en una humilde vivienda de está comunidad distante unos 150 kilómetros de Ciudad del Este. Al menos cuatros hijos de la pareja murieron al nacer y otros dos tienen problemas congénitos. Este caso es muestra del abandono en que se encuentra está población ubicada a orillas del lago de Itaipú.

    La mujer identificada como Olga Aguilera, de 34 años, comparte una precaria vivienda con su padre y al mismo tiempo su supuesta pareja, José Aguilera, de 68 años. Olga se encontraba con tres de sus seis hijos, de los cuales dos sufren ceguera congénita, uno de catorce y otro de dos años. Además hay otra menor de seis años, pero con apariencia de tres años.

    [​IMG]

    Al ser consultada, Olga desmiente la acusación pero admite que hace tiempo los vecinos rumorean que mantiene relaciones íntimas con su padre; asimismo expresó que desconoce el motivo de la malformación de sus hijos y culpa de esta situación al uso de los agroquímicos en las plantaciones de soja, maíz y trigo.




    Click para agrandar
    Esta es la única pieza de la humilde vivienda. Los niños son víctimas de la extrema pobreza y sufren todo tipo de necesidades.
    “Mi papá no tiene quién lo cuide y como desde siempre vivo sola con él, los vecinos dicen que vivimos juntos”, dijo sin mostrarse asombrada por la pregunta.

    Ella asegura que en total tuvo ocho hijos, de los cuales dos perdieron la vida al nacer, aunque los vecinos afirman que en total son cuatro los hijos de Olga que nacieron sin vida.

    Los vecinos aseveran que hace tiempo tienen conocimiento de la terrible situación, pero que no todos se animan a denunciar por consideración a los menores.

    El episodio salió a luz cuando una comitiva integrada por responsables del Departamento de Vigilancia Epidemiológica de la Décima Región Sanitaria se trasladó al lugar para verificar una denuncia de supuestas intoxicaciones por agroquímicos. Los técnicos no detectaron la contaminación.

    Ana María Barrios, vecina de la supuesta pareja, manifestó que es testigo de la relación de pareja que mantiene José con su hija Olga y que todas las criaturas nacieron con alguna malformación a causa de esa terrible relación.

    [​IMG]

    “Soy la primera testigo de que viven como pareja, hace más de seis años que descubrí cuando fui a la casa en busca de leña y verifique al verlos juntos”, relató.

    Agregó, además, que por la situación de aislamiento en que se encuentran les imposibilita trasladarse hasta la capital departamental para hacer la denuncia correspondiente. “Queremos que las autoridades hagan algo para evitar que sigan naciendo niños con discapacidad, además de que es muy feo que vivan de esa manera”, dijo.

    Por otra parte, señaló que la hija mayor de Olga, una joven de 18 años, se habría escapado por no soportar una situación similar.

    “Su hija se fue hace aproximadamente tres años, jamás volvió porque su abuelo también le hizo algo y ella misma llegó a contar que ya no soportaba, hasta que se escapó”, expresó.

    Fuente: abc
     

Compartir esta página