¿Por qué se inventaron las rayas de la pasta de dientes y para que sirven?

Tema en 'Foro Libre' iniciado por Kazuya, 10 Sep 2009.

  1. Kaz

    Kazuya
    Expand Collapse
    Mayor

    Mensajes:
    872
    Me Gusta recibidos:
    1
    ¿Alguna vez te has preguntado cómo se forman las líneas de colores del dentífrico tan perfectas al salir del tubo?

    No se trata de dos compartimentos separados. El tubo se llena de la pasta de dientes, que normalmente es blanca, hasta un cierto nivel. Llegados a ese nivel, el tubo posee un mecanismo que forma las rayas, que suelen ser rojas, azules o verdes. Ambos materiales son bastante viscosos para que no se mezclen.

    [​IMG]

    Ahora el truco está en dejar esas dos sustancias separadas, pero que salgan al mismo tiempo. La boca del dentífrico, no es solamente un agujero en su parte final; por el contrario, consta de un compartimento que circunda todo el tubo en el último centímetro superior del mismo.

    El compartimento consta de unos agujeritos en la parte de la boca del tubo, casi a la salida, con tantos agujeros como líneas queramos que haya en la pasta de dientes. Al presionar el tubo, hacemos que la pasta blanca entre en ese compartimento exterior y salga por los agujeritos, pero esta vez ya coloreada.

    ¿POR QUÉ SE INVENTÓ?

    La patente del método de producir las rayas en tubos de dentífrico, fue comprada por Lever, por aquel entonces llamada Unilever, a un inventor de Nueva York en 1958, Leonard Lawrence Marraffino, que lo había inventado con el propósito de asemejarlo a un palo de caramelo. Los números de las patentes fueron el 2.789.731 en Estados Unidos y el 813.514 en Reino Unido.


    [​IMG]
    En 1960, la pasta de dientes con rayas se introdujo en el mercado americano. Unos años más tarde, en 1965, se introdujo como la marca “Signal” en Reino Unido y posteriormente en Europa. La pasta de dientes a rayas lideraba el 8% del mercado en su segundo año a la venta, y desde entonces fue decayendo.

    Empezaron a haber problemas técnicos, y en 1961, uno de cada tres tubos dentífricos no producía bien las rayas de colores. Lever empezó a estar por detrás de sus competidores, Procter, Colgate e incluso Beechams, que acababa de sacar la línea Macleans, símbolo de blancura.

    Algunos diseños de la boca del dentífrico que estaban preparados para producir diferentes clases de lineas con diferentes colores, causaron una gran disputa entre marcas registradas a finales de los 90. Colgate Palmolive, en su patente estadounidense 4.969.767, creo un sistema para combinar dos clases diferentes de líneas de color.

    Aunque las rayas están por un efecto óptico, contienen diferentes componentes. Por ejemplo, el tubo principal contiene la base, la línea roja añade flúor, y la otra línea le otorga el fresco aroma a menta. Aun así, no es necesario que los componentes tengan que estar separados.

    Fuente : Pichicola

    :adios:
     

Compartir esta página