Siguiendo el rastro del exoplaneta más joven jamás encontrado

Tema en 'Ciencia y Tecnología' iniciado por GALUMIS, 28 Ago 2010.

  1. GAL

    GALUMIS
    Expand Collapse
    Teniente Coronel

    Mensajes:
    1.569
    Me Gusta recibidos:
    32
    o [​IMG]
    Muy interesane.es

    Un planeta de menos de un millón de años es un auténtico bebé aún en formación. Los científicos ya han clasificado desde la década de los 80 hasta ahora centenares de exoplanetas, es decir planetas que se encuentran fuera del Sistema Solar. Un equipo de investigación formado por personal del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) y del Centro de Astrobiología (CSIC-INTA) tiene pruebas para considerar que el objeto clasificado como TRM-1C en el año 1985 es el candidato ideal a convertirse en el planeta más joven jamás detectado.

    La historia comenzó en el año 1998, cuando la NASA anunció que habían detectado el primer planeta extrasolar gracias a las imágenes del telescopio espacial Hubble. La investigación la firmaba Susan Terebey y sostenía que había hallado una estrella binaria (un sistema estelar compuesto de dos estrellas que orbitan en torno a un centro de masas común) a las que llamó TRM-1A y TRM-1B. Esto es muy común en el Universo y no representaba ninguna novedad científica. Lo interesante era que a ese sistema se le asociaba un planeta al que se llamó TRM-1C que tendría unas diez veces la masa de Júpiter. Este cuerpo planetario estaría unido a las estrellas por un cordón de gases. Todo el sistema descrito se encuentra en una zona de nacimiento estelar en la Constelación de Tauro donde existe una gran cantidad de nubes moleculares y de estrellas en formación.

    El investigador principal de este descubrimiento es Eduardo Martín Guerrero, que actualmente trabaja para el CAB CSIC-INTA pero que ha desarrollado gran parte de su labor investigadora en el IAC. Martín Guerrero explica que en ese año estaba trabajando como profesor de la Universidad de Hawaii y eso le suponía un acceso muy sencillo a todos los telescopios de ese observatorio. "Una noche excelente en el telescopio Canadá-Francia-Hawaii, terminé de hacer la observación programada y se me ocurrió sacar imágenes de ese objeto porque me seguía pareciendo interesante", explica el investigador que dejó esos datos obtenidos en "la gaveta que tenemos todos los astrofísicos".

    En 2009, trabajando con la pakistaní Basmah Riaz, Martín Guerrero volvió a indagar sobre el misterioso objeto. Los resultados de esta observación fueron sorprendentes pues TMR-1C había cambiado y era tres veces más brillante y mucho más azul que cuando se detectó por primera vez en 1998. El cambio supone que se trata de un objeto muy joven porque la variabilidad es un comportamiento típico de los cuerpos en formación y lo descartaba como estrella de fondo
    MR-1C sería el exoplaneta más joven detectado hasta la fecha y que es miembro de la asociación de las dos estrellas binarias TMR-1A y TMR-1B. Sin embargo, aún quedan algunas dudas por resolver. Una de ellos es que el objeto se encuentra muy caliente, algo que Eduardo Martín Guerrero y Basmah Riaz interpretan como que se trata de un planeta rodeado de un disco de polvo caliente.

    FUente
    Muy interesane.es
     

Compartir esta página