Súper LHC: Se planea un "upgrade" del LHC

Tema en 'Foro Libre' iniciado por MavericksZ, 27 Sep 2008.

  1. Mav

    MavericksZ
    Expand Collapse
    Comandante
    Usuario destacado

    Mensajes:
    2.912
    Me Gusta recibidos:
    14
    [​IMG]

    Efectivamente, parece que el Large Hadron Collider, la máquina de la que tanto hemos hablado en los últimos meses, no alcanza para realizar todos los experimentos que tienen en mente los físicos. Los científicos ya están pensando en el llamado "Súper LHC", una versión turbo capaz de realizar 10 veces más colisiones de partículas que el actual.
    En realidad, no se trata de que el LHC sea obsoleto, ni mucho menos. ¡Si ni siquiera ha comenzado a trabajar! Es que, tal como pasa con nuestro ordenador o coche, siempre nos parece que es posible tener uno mejor o más grande. El diseño actual de la máquina es capaz de analizar aproximadamente 1.000 millones de colisiones por segundo, gracias al superordenador que posee (y que fue hackeado no hace mucho). Pero como los científicos han necesitado décadas para construir este modelo de LHC, muchas de las partes que han empleado ya están, por decirlo de alguna manera, obsoletas. Y como pasa con el ordenador de casa, cuando esto ocurre hay que hacer una actualización.

    El nuevo LHC debería ser capaz de recoger, cada segundo, diez mil millones de datos. El acelerador original costó 6.000 millones de dólares y no puede descartarse así nomás, por lo que, en lugar de construir otra máquina desde cero, se impone una actualización de la existente. Los científicos creen que con “solo” unos 200 millones de euros podrían disponer de un LHC recargado. La reforma implica detener los experimentos que se estén realizando por unos cuantos meses, así que una de las tareas más complicadas es encontrar un “hueco” en la agenda del acelerador. Se estima que al menos hasta el 2013 será imposible meter mano en el LHC.
    Es posible que también se comience a trabajar en una nueva máquina destinada a reemplazar por completo al LHC actual. Por supuesto, eso no significa que ya se comiencen con las obras. Pero dado que la complejidad de este tipo de acelerador es enorme, y los tiempos implicados en el diseño y la construcción de estos aparatos se miden en décadas, los ingenieros deben ponerse a trabajar ya mismo para tener, dentro de 20 o 30 años, una máquina capaz de continuar con los experimentos en el momento en que el LHC les “quede pequeño”.
     

Compartir esta página