Toei Animation y sus travesuras

Tema en 'Cine y Televisión' iniciado por Enkh, 21 Nov 2011.

  1. Enk

    Enkh
    Expand Collapse
    Teniente Coronel

    Mensajes:
    1.474
    Me Gusta recibidos:
    66
    [​IMG]

    Hola, que tal les va. Bien, me presento. Mi nombre es Carlos y he sido un visitante activo de esta pagina desde hace mucho tiempo, pero aparte de escribir noticias también he querido dedicarme a reflexionar un poco del frío ambiente que estamos viviendo en Latinoamérica en el mercado del anime (nada nuevo bajo el sol XD), pero también darle énfasis en la búsqueda de los problemas que actualmente nos afectan.


    Bien, quería empezar con una compañia que muchos conocemos y a la vez, hemos empezado a odiar con todas nuetras fuezas en los últimos 5 años en esta región del planeta al sur del Río Grande que llamamos Latinoamérica: Toei Animation. Si, si adivinaron sabrán talves de todo lo que explicaré a continuación, pero primero, pensemos por un momento que Latinoamérica, como mercado para la animación japonesa, es una selva peligrosa en el cualquier movimiento en falso significaría la ruina. Con esto en mente, comencemos.


    Para empezar: ¿Qué es Toei Animation? Es el estudio de animación japonesa más antiguo (fue fundado en 1948) y a la vez, más presente en el mercado mundial, por no decir que es sumamente prestigioso con sus producciones. Toei ha producido alrededor de 100 series de Tv y varias películas a lo largo de su historia. Sin embargo, su potencial se encuentra también en la forma en que sus series terminan distribuyéndose alrededor del mundo casi con la misma fórmula. Entre sus series encontramos las archiconocidas Dragon Ball, Saint Seiya, Sailor Moon, Digimon, Magical Doremi, Candy Candy, Mazinger Z, Pretty Cure, One Piece, entre otras, las cuales han tenido éxito en Japón y otros lugares del mundo de forma monstruosa.


    En Latinoamérica Toei nos veía como un mercado amigable, capaz de aceptar con rapidez el éxito de una serie con solo emitirse en televisión y sacar ganancias bastante buenas, algo que otras compañias japonesas, salvando Nippon Animation y TMS Entertainment, no lograban explotar cabalmente. Para distribuir sus series, en un principio, Toei forjó una alianza con las distribuidoras latinoamericanas ZIV International y Candicy International, las cuales hicieron populares las series de Mazinger Z, Candy Candy y El Festival de los Robots (la unión de cuatro series de anime de mechas en un solo programa), entre otras. Pero la edad de oro de Toei en Latinoamérica llegó en los 90, cuando la compañia decidió establecer un acuerdo con una distribuidora norteaméricana como distribuidor y licenciatario exclusivo de sus series en las dos Américas (anglosajona y nosotros), la mítica Cloverway Inc.


    Aunque Cloverway trabajaba en ambas Américas, las trabajaba de forma distinta. La anglosajona, un mercado dificil por sus políticas idiotas de censura por parte de USA y por poca popularidad por parte de Canadá, era bastante traumante para vender y licenciar series de anime, por lo que siempre se las vendía a distribuidoras mediocres que terminaban por masacrar el producto original y por lo tanto, no tenía éxito. En cambio, Latinoamérica era un mercado más libre y en donde el anime triunfaba con mucha aceptación, por no decir de que ya había experiencias previas. Es obvio que Cloverway siempre veló por este lado del charco y así las series que distribuia de Toei terminaban por ser bien aceptadas.


    Fue así como conocimos Caballeros del Zodiaco, Dragon Ball, Sailor Moon, Digimon, Magical Doremi, Slam Dunk, Dr. Slump, Mikami, Marmalade Boy, Nube, entre otras series que recordamos con mucho cariño. Sus doblajes eran bien cuidados y fieles a su versión original, a tal punto que uno se saca el sombrero frente a ellos. Si, todo se ve bonito, pero ¿Qué pasó? El año 2004, por políticas de la rama central en Japón y con la decisión de fomentar el mercado yanqui, Toei acabó su trato con Cloverway y decidió establecerse por sí misma en las dos Américas, con su filial Toei Animation Incorporated (TAI).


    Así, Toei decidió establecer su propia filial para el mercado latino, pero compartido con el anglosajón, y en vez de ser lo que todos habriamos pensado (que sería una buena distribuidora por tener sus propias políticas acá mismo), comenzó la desgracia: una serie de políticas incompetentes que uno piensa que los ejecutivos a cargo o son verdaderamente imbéciles o tuvieron un trauma, ya que todo lo que han hecho ha estado mal. Las desgracias comenzaron el año 2006, cuando Toei le entregó la licencia de One Piece a Televisa y Cartoon Network, canales que decidieron que la versión que emitirían de la obra de Eichiro Oda sería la de 4Kids Entertainment, la cual masacró la serie a tal punto de que esta ni siquiera merece el nombre de One Piece y los de Toei accedieron sin problemas. "4Piece", como muchos la conocen, terminó por ser un fracaso, pero Toei, hasta el dia de hoy insiste en distribuirla y mantenerla con vida, cuando muchos saben que lo que necesita One Piece es una versión redoblada desde cero, en base a su version original japonesa y sin o casi sin censura, pero Toei ni siquiera ha querido mandar a "4Piece" a su planeta de origen para que muera en el camino y establecer una verdadera alianza con un canal que SI emitirá la serie para su verdadero estreno.


    Pero las tragedias no solo se enfocan en One Piece y más series llegarían con faltas de respeto al fan. La reconocida Saint Seiya, más concretamente su última saga animada en OVAs, la de Hades, iba a llegar a Latinoamérica con los actores originales de la serie de Tv, pero en el último momento Toei decidió que las voces serían completamente nuevas, lo cual fue rechazado por el público. Afortunadamente, Towers Entertainment se ganó los derechos de editarla en DVD y mandar a doblar las OVAs con el cast original paralelamente mientras se doblada el de Tv. Sin embargo, esto no terminaba acá. Luego tendriamos a Digimon Data Squad con mal doblaje y Op robado, Pretty Cure pasada en Televisa a las 4 de la mañana con solo 26 caps y lo que colmó la paciencia de todos: el polémico cambio de voces de Dragon Ball Kai, la cual iba a tener al cast de DBZ y que finalmente llegaría con otras voces y con censura. Con esto sumamos un montón de políticas idiotas que prácticamente dejan en claro algo: Toei no sabe distribuir sus series en Latinoamérica por su propia cuenta. Nos falta el respeto, nos decepciona y sobre todo, tal vez ni existimos para ellos. Los problemas de distribución de Toei se enfocan en este tipo de cosas:


    1) Mala elección de clientes: a excepción de algunas compañias realmente competentes (por ejemplo, Towers y ETC TV), los clientes que Toei elige son bastante malos y terminan por destruir sistemáticamente las chances de éxito de sus series. Es bien sabido que Televisa ya no es una buena opción para emitir anime, pero Toei insiste con ellos. Toei es capaz de rechazar a cualquier cliente realmente bueno con tal de hacer tratos con Televisa y Cartoon Network, los cuales solo terminan por emitir sus series en malos horarios y con censura, a tal punto que uno piensa que esta es la única lista de canales que tienen en su cabeza.


    2) Relacionado con lo anterior, el hecho de que sus series son excesivamente caras y ningun canal realmente bueno y potencialmente excelente para que mis series sean un éxito pueda comprarlas por tener poco presupuesto. Si, esto vale en la demanda, pero cuando me doy cuenta que nadie quiere mis series, tengo que hacer algo: REBAJAS!! Lamentablemente, acá en Latinoamérica, ningun canal grande querrá mis series, solo los pequeños y si no hago lo necesario, tendré que quedarme con una bodega llena de cintas de series que quizás nunca vean la luz.


    3) El mal trato de sus series. Si sus series son excesivamente caras, ¿no deberían llegar con la máxima calidad posible? Lamentablemente no es así. Si yo cobro por una versión ultramutilada de One Piece que ni merece el nombre, obviamente tendría que ser barata, pero Toei extorsiona con sus series con la más baja calidad vista en el mercado. Por culpa de esta baja calidad, sus series pasan por peores momentos. Si cobro por Pretty Cure una cuota altísima solo para que Televisa la emita, tengo que mandarla a doblar bien y con TODOS sus capítulos!! No la mitad. A esto sumamos el hecho de que sus series llegan con serios problemas legales (ejem, version de One Piece descontinuada, ejem, Op de Digimon Data Squad robado, ejem, loops de Laura Torres como Goku en DBKai sin pagar, ejem, banda sonora de DBKai plagiada de Avatar, ejem).


    4) Poca importancia al fan: si, puede que les de lo mismo y prefieran al que tiene más billetes, pero la aceptación del público es vital. Si los fans no están de acuerdo (y no hablo del fan imbecil tipo otaku anti-todo que se queja hasta de la falta del honorífico en X serie subtitulada, sino del fan que SI está dispuesto a pagar por sus series), estos son capaces de hacer fracasar una serie y esto conlleva a la pérdida de dinero. Si One Piece está ultra descargada es porque no traen la versión que deberían, ya que el fan latino no va a decir "aceptamos lo que nos den". Vivimos en un mercado exigente que pende de un hilo si no das lo que piden.


    Si Toei actúa así ¿Por que entonces decidieron distribuir sus series acá? Porque si es para sacar plata, no lo consiguen. Solo hacen cosas idiotas que se convierten en malas jugadas y que les hace perder dinero a raudales. Si, está bien, podrían decir "hacemos lo que queremos" como lo decía el viejo Cartoon Network por un tiempo, pero acá no funciona esa clase de políticas. Acá no hay gente amable. Si no distribuyes bien, te comerán como los lobos. Rechazar a ZAZ o ETC TV como canales que emitirán tus series y las convertirán en éxitos es algo que compañias que Fox y Disney pueden darse el lujo de hacer cuando se les de la gana, pero no Toei. Distribuyen anime: un género que está en crisis y necesita de canales buenos y estos no pueden ser rechazados (y hablo de canales no solo televisivos, sino también de otros canales de comunicación como internet o home video). Puede funcionar como excusa el decir "no hacemos las cosas por caridad", pero acá se trata de supervivencia.


    Volviendo a la introducción: Latinoamérica es como una selva peligrosa para la distribución de anime. Acá no hacer bien las cosas es sinónimo de caer en arenas movedizas de las cuales no saldrás jamás o ser devorado por animales salvajes. Tengo que sobrevivir como sea y con políticas inteligentes o sino, no sirvo para esto. ¿Cuál es mi recomendación para Toei Animation? Podrían ser muchas, pero en 5 años de políticas idiotas, solo puedo decirles esto: QUE SE LARGUEN DE LATINOAMÉRICA!!.


    Suena cruel, pero si antes con Cloverway todo funcionaba a la perfección, ¿por qué no volver a la antigua forma de distribución? Actualemente hay compañias que hacen un buen trabajo como Capital 8/Towers (que estan haciendo un buen trabajo con Sailor Moon) o Comarex. También hay canales como ZAZ y ETC TV. Las opciones son muchas, pero Toei mientras tenga una posición equilibrada (osea, no están en Latinoamérica, pero si presente a la hora de liberar licencias de sus series), tendrá buenos resultados en la región. Tal vez en un futuro lejano tengamos el verdadero estreno de One Piece, Pretty Cure completa y con más temporadas, Dragon Ball Kai con las voces originales de Z o el regreso de viejas joyas que Toei no ha prestado atención oportuna como Magical Doremi o Candy Candy. En fin, el tiempo lo dirá. Saludos a todos y nos vemos en otra columna.
     

Compartir esta página