trucos para acelerar google chrome,firefox,opera y safari

Tema en 'Guías y Tutoriales' iniciado por lylat, 14 May 2009.

  1. lyl

    lylat
    Expand Collapse
    General
    Usuario destacado

    Mensajes:
    6.272
    Me Gusta recibidos:
    8
    google chrome

    [​IMG]

    El navegador de Google, aunque se encuentre en la infancia, ha demostrado ser una alternativa ligera, muy rápida y bastante eficiente comparada con los demás navegadores. Por supuesto sigue siendo una propuesta un tanto limitada, al menos por ahora. Además, solo está disponible en Windows, aunque se trabaja para portarlo a otras plataformas. En esta entrada te comentamos algunos trucos para acelerar, aún más, la navegación con Google Chrome.
    Desactiva el filtro anti-phishing

    Si eres un usuario común, es mejor no tocar esta opción. Pero si eres un usuario relativamente avanzado y distingues la página de tu banco de la página de la pescadería de abajo, puedes desactivar esta opción y ahorrar algo de tiempo, CPU y ancho de banda. Vete a las Opciones de Chrome y en la pestaña Avanzadas desmarca la opción “Habilitar protección contra phishing y software malintencionado”.Desactiva la precarga de DNS

    En la misma pestaña que el truco anterior, puedes desmarcar la opción “Utilizar la precarga de DNS…”, que guarda datos sobre las páginas web que visitas para poder tardar menos en acceder a ellas en posteriores visitas. Normalmente es recomendable mantenerlo, pero si notas que tu navegador empieza a responder de manera lenta pueddes deshabilitar esta caché.Desactiva las estadísticas de uso

    Si bien se recomienda dejarlo para facilitar la vida a los desarrolladores, es un hecho que es una actividad paralela que añade algo innecesario a nuestro navegador. En la misma pestaña de los dos trucos anteriores puedes encontrar esta opción.Elimina datos de navegación con regularidad

    [​IMG]
    Si bien Chrome no permite todavía hacer una limpieza automática de tu historial, en cualquier navegador que he probado esto es indispensable si quieres evitar que se degrade. Vete al menú de herramientas (el de la llave inglesa) y elige la opción “Eliminar datos de navegación”. Eso sí, acuérdate de escoger en la caja “Eliminar datos de este periodo” la opción “Todo”, si no estarás eliminando solamente lo último y dejando el historial viejo. Repite este paso de vez en cuando, cada semana o cada mes, como prefieras.
    Desactiva funciones innecesarias

    Todos los trucos siguientes se basan en opciones que puedes indicar en el lanzador de la aplicación. Para ello, crea un icono de acceso directo en el escritorio o en el menú de inicio, o simplemente edita el que sueles usar. Para editarlo, haz click derecho sobre el icono y elige la opción Propiedades.
    En la caja Destino se indica la dirección del ejecutable, que será lo que cambiemos para añadir las opciones. Por ejemplo, para desactivar Java la caja deberá quedar tal que así si usas Vista:

    C:\Users\%username%\AppData\Local\Google\Chrome\Application\chrome.exe -disable-java

    O así si usas Windows XP:

    "C:\Documents and Settings\%username%\Local Settings\Application Data\Google\Chrome" -disable-java

    Ahora ya puedes escoger qué opción usas de entre todas las posibles:
    -disable-dev-tools para desactivar las herramientas de desarrollador, si ni siquiera sabes qué son puedes deshabilitarlas perfectamente.
    -disable-logging para desactivar los archivos de registro que guardan información sobre lo que pasa en tu navegador (sobre todo si algo sale mal). Un usuario normal lo puede desactivar sin problemas, de hecho puede que note una ligerísima mejoría. Ten en cuenta que las versiones normales esto ya está desactivado, pero en las versiones “beta” está activado, así que solo te será útil si usas una novísima versión.

    -disable-metrics para desactivar el sistema de estadísticas de uso. Lo puedes desactivar perfectamente.

    -disable-metrics-reporting para desactivar el envío de estadísticas, pero no la recopilación. Completamente inútil si no eres un desarrollador, ya que el envío también se desactiva con la opción anterior.

    -disable-java para desactivar Java. Como ya dijimos en otras entradas del especial, Java es hoy en día un lastre para la web que raramente se utiliza pero que puede ralentizar tu navegador. Así que muy recomendable.
    -disable-javascript para desactivar Javascript. Algo nada recomendable si no sabes lo que estás haciendo, ya que la mayoría de sitios usa esta tecnología. Incluso algunos de forma intensiva, como los propios servicios de Google, que dejarán de funcionar si Javascript no está activado. Si entiendes estos problemas, es posible que te sea útil si eres un fanático de la privacidad o si quieres ahorrar ancho de banda.

    -disable-plugins para desactivar todos los plugins. No es muy recomendable porque dejarías de poder usar Flash, y por tanto miles de sitios entre ellos Youtube serían inservibles. Si comprendes estas limitaciones, adelante.
    -disable-images para desactivar todas las imágenes. En condiciones normales no tendría mucho sentido volver a una web de solo texto, pero puede serte útil desde conexiones lentas. Por ejemplo, si de vez en cuando usas una conexión GPRS/3G esta opción te ahorrará muchísimo ancho de banda.
    -disable-hang-monitor no está documentado, y el código fuente no lo deja muy claro, que dice literalmente: suprime el monitor de cuelgues en procesos “renderer”. Creo que significa que desactivarías la recuperación de pestañas congeladas, de cualquier modo no parece una buena idea usarlo y no lo recomiendo.

    --new-http utiliza una nueva pila HTTP que aún está en pruebas. Puedes intentar cambiarlo y ver si notas alguna mejoría, si no olvídate de él.
    Por supuesto las opciones pueden añadirse una detrás de otra si dejamos un espacio en blanco entre ellas. Como veis, aún es muy poco usable la personalización del navegador, muy parecido a Safari, y a años luz de Firefox y Opera. Esperemos que en un futuro, con el desembarco en todas las plataformas, mejore también en este aspecto.


    mozilla firefox


    [​IMG]

    A la hora de navegar por páginas web, el mayor porcentaje de responsabilidad en lo que a velocidad se refieres es, obviamente, de la conexión que tengamos contratada. Ahí no podemos hacer nada para acelerar la experiencia excepto contratar una línea más potente; pero hay otros campos donde sí podemos actuar sin gastarnos un duro de más.
    Y es que, aunque en un porcentaje mucho menor, del navegador que empleemos también dependerá la velocidad de apertura de las webs que visitemos. A ese respecto, Firefox ya ha demostrado ser bastante rápido “de serie”, pero con ciertos extras es posible ganar algunas valiosas décimas por página. A continuación os presento una colección de trucos varios que podéis emplear para hacer aún más veloz al navegador de Mozilla.

    Sin pretender asustaros, es importante precisar que no todos ellos tienen por qué dar buenos resultados, y que algunos pueden resultar hasta contraproducentes en equipos de poca capacidad, o suponer un empeoramiento de otras capacidades del navegador. Siendo pues plenamente conscientes de estas circunstancias, aquí empiezo con la primera tanda de consejos, que ampliaré más adelante:

    Habilitar el uso de pipelining: Grosso modo, el pipelining es una técnica de procesamiento que permite acelerar la transferencia de datos al encadenarlos y enviarlos de manera simultánea, en lugar de uno tras otro. Firefox permite emplear esta funcionalidad, pero por defecto viene desactivada. Para activarla hemos de acceder a la configuración tecleando en la barra de navegación about:config, tras lo cual nos aparecerán gran cantidad de opciones. Buscamos las tres siguientes: Network.http.pipelining, Network.http.proxy.pipelining y Network.http.pipelining.maxrequests, las dos primeras con valor False y la tercera con valor 4. Haciéndo doble click sobre las dos primeras, las pasaremos a True, y a la última aumentaremos su valor hasta 8.

    Aumentar el tamaño de la cache: Posiblemente hayáis oído hablar alguna vez de la memoria cache, pero quizás no sepáis lo importante que ésta resulta. Básicamente, sirve para almacenar datos relativos a procesos ya realizados (en este caso, datos de páginas visitadas), con el fin de no tener que cargarlos desde la fuente de origen cada vez que se repita el proceso (en este caso, abrir una página). A mayor tamaño de la cache, mayor número de datos tendremos almacenados en nuestro equipo, evitando así tener que descargarlos nuevamente desde un servidor externo. Para llevarla al máximo de su capacidad, volvemos acceder a about:config y hacemos click derecho > Nuevo > Entero; a continuación, en el campo nombre introducimos browser.cache.memory.capacity, y en el campo valor 65536.

    Emplear TraceMonkey: Con este nombre se conoce al potente intérprete de Javascript que traerá de serie la versión 3.1 de Firefox, y que permite hacer mucho más ágil la carga de páginas webs que empleen esta tecnología (como por ejemplo Gmail). ¿Y si no queremos instalar una versión beta de Firefox, pero a pesar de ello queremos disfrutar ya de este aliado en la versión actual del navegador? Muy fácil, lo primero será descargarlo desde aquí; una vez instalado, volvemos a acceder a about:configjavascript.options.jit.content y javascript.options.jit.chrome. Eso sí, tened en cuenta que aún no es muy estable que digamos.

    Usa Toonel.net para descargar datos comprimidos: El empleo de esta artimaña es especialmente recomendable para conexiones particularmente lentas o móviles con limitación de tráfico, pues lo que hace es descargar los datos de las webs que visitemos desde el servidor de Toonel.net ya compromidos, lo cual implica que pueden apreciarse algunas pérdidas de calidad, especialmente en las imágenes. Pero funciona, eso tenedlo por seguro. Para usarlo, lo primero será descargar el archivo que corresponda a nuestro sistema operativo; tras ejecutarlo, vamos a Preferencias > Avanzado > Red y clickamos en Configuración para introducir manualmente el proxy 127.0.0.1 con puerto 8080.

    Reduce el tiempo de espera a de actividad: Firefox está configurado para que, en caso de no detectar actividad del usuario en un determinado intervalo de tiempo, se reduzca su velocidad de respuesta ante los periféricos (ratón y teclado) a cambio de destinar más músculo a la descarga de páginas. Este intervalo puede acortarse si se desea ganar algo de velocidad: accediendo, como ya explicamos anteriormente, a about:config, hacemos doble click y seleccionamos Nuevo > Entero, para introducir el parámetro content.switch.threshold, para asignarle a continuación el valor 250000.

    Desactiva la intervención de usuario durante la carga: Este último truco es probablemente el más contundente de cuantos os he planteado, por lo que valdrá para quienes el fin (navegación web más rápida) justifique cualquier medio. Básicamente, la idea es impedir que podamos interactuar de cualquier manera con una página web que está siendo descargada, para agilizar el proceso en su conjunto. Ya os dije que era contundente. Para ello, volvemos a acceder a about:config y realizamos click derecho para seleccionar Nuevo > Lógico, generando en este caso el campo content.interrupt.parsing con valor False.


    opera


    [​IMG]

    Opera es uno de los navegadores más potentes y rápidos que podemos encontrar, y sin embargo no termina de despegar entre el gran público como otros navegadores alternativos. A pesar de ello, gracias a sus posibilidades de personalización, podemos modificar un poco las opciones para conseguir navegar a una mayor velocidad.
    Evita un segundo al cargar

    Al mostrar una página, Opera espera un segundo para descargar contenido y luego mostrarlo, para evitar que lo veas feo. Otra vez, si tienes una conexión potente, puedes evitarte ese segundo. Vete a , pestaña Avanzado, sección Navegación. En el apartado “Cargando páginas” elige la primera opción, la que dice “Ver mientras se carga”. Ya que estás, puedes desactivar la carga de iconos, te salvará algunos segundos pero a lo mejor no te merece la pena, tú eliges.

    [​IMG]
    Aumenta el límite total de conexiones

    Como la mayoría de navegadores, Opera tiene limitadas el número de conexiones para evitar aglomeraciones. Pero si tienes un buen ADSL, ese número puede resultarte muy bajo, así que te aconsejo subirlo. En las Preferencias (Herramientas->Opciones en Windows, Opera->Preferencias en Mac, Editar->Preferencias en Linux), vete a la pestaña Avanzado y elige la sección Redes. En ella busca la opción “Máx. absoluto de conexiones” y sube su valor de 20 hasta cuanto quieras, por ejemplo 64. Dale a guardar y la próxima vez que reinicies notarás una diferencia al visitar varias páginas a la vez.Desactiva el completado de nombres

    Al escribir en la barra de navegación, Opera realiza varias comprobaciones que gastan CPU y que puede que nos sean inútiles, como autocompletar una dirección o buscar en la red local. En las Preferencias, vete a la pestaña Avanzado y elige otra vez la sección Redes. Dale al botón “Completar nombre del servidor…” y en la ventana que aparece desactiva todas las opciones.

    [​IMG]
    Desactiva el historial

    De todos los navegadores que he probado, ninguno trata de manera aceptable el historial de navegación. Sí, en principio al guardar más datos navegarás más rápido, ya que guardas imágenes o archivos que te servirán para sucesivas visitas. Pero la velocidad de inicio y la responsividad del navegador se degrada muy rápidamente, y en mi opinión no merece la pena. Vete a las Preferencias->Avanzado y elige la sección Historial. Allí puedes poner las direcciones a 0, dar a “Limpiar”, desmarcar “Recordar el contenido de…” y, si quieres, marcar “Vaciar al salir” para limpiar la caché del programa cada vez que salgas, y ampliarla ligeramente hasta 100MB. También puedes ampliar la caché de imágenes subiendo el número de horas que tienen que pasar para comprobar si se han actualizado, ya que este módulo suele ser más eficiente y nos ahorramos cargar lo más pesado.Borra plugins innecesarios

    Una causa común de problemas en tu navegador son los programas externos. El caso de Opera no es tan extremo como el de Firefox, pero aún así podemos mejorar los tiempos del navegador si filtramos los plugins que tiene que cargar al principio. Vete a la barra de direcciones y teclea opera:plugins. Ahí verás todos los plugins instalados, y dónde están. Puedes elegir si borrarlos directamente o si solo desactivarlos para Opera, en ese caso deberás añadir sus nombres al archivo plugin-ignore.ini en el directorio principal donde esté instalado Opera.
    [​IMG]
    Si deseas desactivar todos los plugins de manera temporal, vete al menú rápido (F12) y desmarca Activar Java y Activar conectores. Normalmente, incluso si quieres tener los demás plugins activados (como el de Flash o los de vídeo), desactivar Java es una genial idea, ya que rara vez se utiliza y sin embargo es uno de los componentes más pesados.
    Deshabilita la protección anti-fraude

    Una opción muy buena para principiantes, pero si llevas un tiempo en internet y sabes distinguir la página de tu banco de la de un príncipe nigeriano, puedes deshabilitarlo y ahorrarte el tiempo y ancho de banda gastado por esta detección. Vete a las Preferencias->Avanzado->Seguridad y desmarca “Activar la protección anti-fraude”.Activa Opera Turbo

    En las últimas versiones beta de Opera 10, ya puedes probar esta funcionalidad, Si tu conexión es especialmente lenta, por ejemplo vía GPRS/3G o tienes una conexión rural, este modo te va a venir de perlas.
    [​IMG]
    Como vemos, minimizará el número de datos que tienes que bajarte al comprimir el contenido, sobre todo las imágenes. Por tanto apreciaremos una pérdida de calidad en las mismas, pero es un bajo precio a pagar por una mejor experiencia de navegación. Para activarlo, haz click en el botón de abajo a la izquierda. Si aún quieres bajar más los datos recibidos, puedes desactivar las imágenes por completo en los botones de abajo a la derecha.
    Desactiva el correo y el lector de feeds integrados

    Si bien estos añadidos pueden serte útiles (sobre todo si tu conexión es lenta), si notas que Opera se degrada pueda verse debido a estos añadidos. Por supuesto, puedes probar a usar alternativas online (Gmail, Google Reader) o específicas de escritorio, y si ves que estabas mejor con Opera, volver a habilitarlo.
    Para deshabilitarlo, simplemente vete a Herramientas->Cuentas de Correo y Chat, y deshabilita tu cuenta. Si decides que no vas a usarlo más, puedes borrarla directamente. Para las fuentes RSS, vete a Fuentes->Administrar Fuentes y desmarca todas. Si decides que no las quieres, puedes eliminarlas desde ahí.


    safari


    [​IMG]

    Aunque todos los navegadores web sirven para lo mismo, hoy en día cada uno de ellos es un mundo bastante aislado del resto. La elección del navegador web es muy personal y puede ser tomada por unos u otros factores. Pero algo importante y común a todos los navegadores, es la posibilidad de mejorar su rendimiento a la hora de navegar por la red.
    Tras Firefox y Opera, le toca el turno a Safari, un navegador de sobra conocido por los usuarios de Mac, ya que viene integrado dentro del sistema operativo de Apple, y menos por los usuarios de Windows, ya que el uso de su versión para la plataforma de Microsoft no está muy extendido.
    Pero en AnexoM queremos cubrir todas las posibilidades, así que vamos a dar unos pequeños consejos para hacer que el funcionamiento de Safari sea más fluido, lo cual siempre es de agradecer.
    Resetear Safari

    A medida que damos uso a Safari, este va acumulando datos de las páginas que vamos visitando. Estas páginas quedan registradas en el historial de navegación, todas las cookies que hemos ido aceptando se guardan en nuestro ordenador al igual que los logins y passwords que hemos solicitado que Safari recuerde por nosotros para mayor comodidad. Llega un momento que los ficheros creados para guardar toda esta información pueden ralentizar la carga de las páginas haciendo que Safari invierta más tiempo en procesar estos ficheros, por lo que es recomendable en estos casos hacer un reseteo de Safari e incluso limpiar la caché. Ambas opciones se encuentran en la barra de menú dentro del menú Safari si estamos en Mac o haciendo clic sobre el icono de la tuerca si estamos en Windows.
    [​IMG]
    Desactivar los plug-ins

    Al igual que Firefox, Safari cuenta con pequeños añadidos, conocidos como plug-ins, que le proporcionan nuevas características adicionales a la hora de navegar. Si usamos muchos plug-ins, el rendimiento de Safari se resentirá y con ello su velocidad de navegación, sobre todo si dichos plug-ins no han sido programados por Apple, y por lo tanto no están optimizados al cien por cien. Podemos desactivar a voluntad el uso de los plugins y así liberar de esta carga a Safari. Para ello sólo hay que entrar en las preferencias y entrar en la pestaña “Seguridad”, en donde podemos desmarcar la opción ‘Activar plug-ins’. Tras reiniciar el navegador, Safari funcionará como si no tuviera instalado ninguno de estos plug-ins.
    [​IMG]
    Desactivar el autocompletado de formularios

    La verdad es que es muy cómodo que Safari (y prácticamente todos los navegadores modernos) recuerden por nosotros los logins y passwords que introducimos en los formularios de las páginas que lo requieran, pero también es verdad que esto añade un tiempo extra en la carga de estas páginas. Lo que hay que hacer para evitar este tiempo extra de carga es desactivar el autocompletado de los formularios por parte de Safari. En caso de que sea una función que consideremos fundamental para nuestro trabajo, podemos añadir excepciones para que sólo autocomplete los formularios de ciertas webs que nosotros le indiquemos. Esto se hace a través del boton “Edit…” situado al lado de la opción “Other forms”.
    [​IMG]
    Desactivar Top Sites

    La última versión de Safari ha cambiado sustancialmente su aspecto para añadir nuevas y vistosas funcionalidades. Top Sites es una de ellas. Se trata de una elegante muestra de las páginas que más visitamos. Visualmente es una maravilla, pero en ordenadores Mac antiguos hace que el rendimiento baje considerablemente, así que una opción a tener en cuenta es no usar esta funcionalidad. Tenemos dos opciones, cambiar las preferencias de Safari para que la página de inicio no sea Top Sites o, sólo si estamos en Mac, podemos deshabilitar completamente esta opción abriendo un terminal y escribiendo lo siguiente en él

    defaults write com.apple.Safari DebugSafari4IncludeTopSites -bool NO.

    Tras reiniciar Safarai, Top Sites desaparecerá completamente. Si queremos volver a activarlo sólo hay que volver a escribir el comando cambiando NO por YES.
    [​IMG]
    Desactivar el autocompletado de direcciones Web

    Es una funcionalidad realmente útil, sobre todo si solemos visitar las mismas páginas webs habitualmente, pero también consume bastante recursos en un momento realmente crítico, cuando estamos escribiendo la dirección de la web que queremos visitar. En Macs con pocos recursos se puede ralentizar el proceso y provocar el dichoso desfase entre el tecleo y el momento en el que aparece el texto en la pantalla. Para desactivar el autocompletado y evitarnos esta faena, hay que abrir de nuevo un terminal y escribir esto:

    defaults write com.apple.Safari DebugSafari4IncludeGoogleSuggest -bool NO

    De nuevo habrá que reiniciar Safari para que surja efecto el cambio. Y de nuevo, si deseamos volver a activar esta opción, sólo hay que reescribir el comando cambiando NO por YES.
    Safari, con su última versión (la 4), ciertamente ha mejorado notablemente su velocidad de navegación frente a otros navegadores tan extendidos como Firefox, eso, unido a que se trata de un software terriblemente cerrado, no permite personalizarlo con vistas a incrementar más aún su rendimiento. A pesar de ello, los trucos que os hemos comentado aquí os servirán para mejorar el uso de este navegador, elegido por la mayoría de los usuarios de Mac como el mejor.
    y ponemos en True los valores


    creditos:google :p

     

Compartir esta página