Un ranking advierte que diez países latinos pueden convertirse en "Estados fallidos"

Tema en 'Foro Libre' iniciado por ElChoe Aaron, 24 Oct 2008.

  1. ElC

    ElChoe Aaron
    Expand Collapse
    Coronel
    Usuario destacado

    Mensajes:
    3.943
    Me Gusta recibidos:
    23
    Según un trabajo de la publicación Foreign Policy y la ONG norteamericana Fondo para la Paz (Fund for Peace) Haití, Colombia, República Dominicana, Venezuela, Guatemala, Paraguay, Perú, Honduras, Ecuador y Cuba corren el riesgo de convertirse en "Estados fallidos".

    El diario argentino La Nación publica que el ranking evalúa la performance de los países en 12 indicadores económicos, sociales, políticos y militares entre los cuales figuran las presiones demográficas, el desarrollo económico desigual, la criminalización o la deslegitimación del Estado, el deterioro económico y la violación de los derechos humanos.

    En los primeros 20 puestos -en los que figuran países latinoamericanos como Haití, Colombia y República Dominicana, en un ranking en el que se destaca la presencia de países africanos y asiáticos como Irak, Afganistán y Yemen- el factor común que existe es que los gobiernos han perdido el control de su territorio y el monopolio del uso de la fuerza.


    "Este es claramente el caso de Colombia, donde además existen los problemas del narcotráfico, de la desigualdad económica, y una rebelión armada que se resiste a los cambios", dijo la presidenta de Fondo para la Paz, Pauline H. Baker, en diálogo telefónico desde Washington con La Nación.


    Baker reconoció que los países latinoamericanos pueden subir próximamente en el ranking, dada la ola de inestabilidad que afecta a la región. "En el corto plazo no veo progresos y muchos países están enfrentando grandes desafíos -comentó-.


    En Bolivia es tan grande la brecha entre ricos y pobres que no habrá estabilidad a menos que hagan algo al respecto." El estudio dice que el desarrollo desigual es el "síntoma más común de fracaso del Estado entre todos los analizados, sugiriendo que la injusticia y no la pobreza es el mayor determinante de inestabilidad".
     

Compartir esta página