Varios chistes Buenazos

Tema en 'Humor' iniciado por jimylu, 8 Mar 2008.

  1. jim

    jimylu
    Expand Collapse
    Cabo

    Mensajes:
    133
    Me Gusta recibidos:
    3
    Confusión telefonica

    Un hombre lleva a su mujer a una clínica para ser sometida a una
    intervención quirúrgica. Como fue una larga operación, el tipo regresa
    a su casa para atender a sus hijos que habían quedado solos. Más
    tarde, llama a la clínica para enterarse del resultado de la
    operación.
    "Buenas tardes, ¿Quién habla?"
    "Hola, ¿es la clínica?"
    "Sí señor".
    "Le habla Pedro Ripiales. Quiero saber cómo salió mi esposa..."
    Pero en ese momento, el teléfono se liga con un taller de reparaciones
    que estaba hablando con un cliente por el arreglo de una motocicleta.
    "Hola, hola, ¿me están oyendo?"
    "Perfectamente, señor. En cosa de dos días se la entregaremos".
    "Entonces, ¿todo va bien?"
    "Sí, ¡pero qué problemático fue! La desmontamos toda por dentro. Tenía
    muchísimas cosas en mal estado, pero ya las cambiamos y dentro de dos
    días va a poder montarla".
    "¿Montarla?"
    "Sin miedo alguno. Le cortamos el tubo de admisión porque lo tenía muy
    largo. ¡Se ve que usted le da duro!"
    "Pero, señor..."
    "El desgaste de las paredes nos lo demuestra. Usted debería engrasarla
    más a menudo".
    "¡Eso es demasiado señor!"
    "Además, debo decirle que su pistón está muy usado. No vale nada. Como
    usted comprenderá, le introdujimos un pistón más grueso que el suyo y
    hemos quedado sorprendidos del resultado. También le ampliamos el tubo
    de escape que estaba abollado".
    "¿Del escape?"
    "Sí, por donde salen los gases. Estaba casi completamente tapado, pero
    ahora quedó que da gusto".
    "¿Pero, qué ******?"
    "No se inquiete, que ahora todo marcha bien. Yo mismo la probé.
    Después la hemos montado siete y con todos se ha portado
    maravillosamente".

    El dúo dinámico

    Batman y Robin se fueron a una fiesta de los Superamigos. A la hora de
    irse Batman le pide a Robin:
    "Robin, maneja el batimóvil porque yo estoy hecho ******".
    Robin, muy emocionado, comienza a manejar por primera vez el
    batimóvil. Le mete primera, segunda, tercera, cuarta, quinta y se va a
    toda velocidad. Llegan a la baticueva y Batman le dice:
    "Robin, dame un beso".
    "¿Qué pasa, Batman? ¿Se te ha subido la cerveza a la cabeza?"
    "No te hagas el huevón, Robin. ¡Tú bien sabes que el batimóvil es
    automático y no tiene palanca de cambio!"
    ------------------------------------
    Para festejar los 90 años del abuelo le organizaron una fiesta los
    hijos, nietos, bisnietos, sobrinos, amigos y demás.
    A eso de las once de la noche, ya casi todos alcoholizados, ven que el
    abuelo se va de lado en la silla.
    "¡Eh, el abuelo se cae!", gritó uno.
    Y todos corrieron a enderezarlo.
    Al rato, otra vez el abuelo se va de lado en la silla.
    "¡Eh, miren! ¡Cuidado, el abuelo se cae!"
    Y otra vez a enderezarlo.
    Por tercera vez ven al abuelo inclinarse y al enderezarlo, éste dice
    con voz temblorosa:
    "¿Es que no van a dejarme tirar un pedo tranquilo?"

    Dos enanos

    Dos enanos deciden irse de vacaciones a Las Vegas. En el bar del hotel
    conocen a dos hermosas mujeres y cada uno la lleva a su cuarto.
    El primer enano queda decepcionado porque no consigue alcanzar una
    erección. Su depresión aumenta por el hecho de que desde el cuarto
    contiguo escucha gritos de ¡UNO, DOS, TRES... UPA! durante toda la
    noche.
    En la mañana el segundo enano le pregunta al primero, "¿Cómo te fue?"
    El primero le contesta: "Fue algo muy penoso. Simplemente no pude
    conseguir una erección..."
    El segundo enano se le queda viendo y le dice:
    "¿Tu crees que eso es penoso? ¡Yo ni siquiera pude subirme a la cama!"

    Unos compadres iban a cruzar la frontera y como ya lo habían intentado
    varias veces y no lo lograban, decidieron disfrazarse de vaca entre
    los dos. Al pasar la frontera el compadre que venía detrás le dice al
    otro:
    "Compadre, compadre, apriete el paso que ahí viene un poli".
    "¡Compadre, apriete el culo que ahí viene un buey!", le responde el
    otro.

    El general pasa lista:
    "Gabriel".
    "¡Presente!"
    "Fernando".
    "¡Presente!"
    "Eduardo".
    "¡Presente!"
    "Eustaquio".
    "¡Ay, presente, papacito...!"
    "¡A mí me gustan los hombres!", grita enfurecido el general.
    "¡Ay, q coincidencia pues a mí también!" :D

    Resulta que en pleno diluvio universal, el arca de Noé se movía para
    todos lados, y el patriarca Noé no encontraba explicación a ello.
    Un día decide ir a visitar la cubierta de los animales, y he ahí el
    problema: todos los animales hacían el amor.
    Noé enfadado les grita: "¡paren, esto no puede ser! Les salvo la vida,
    ¿y es así como me pagan? Me van a hundir el arca.
    Todos los animales lo obedecieron, pero a Noé le dio lástima y les
    dijo: "le daré una ficha a cada pareja, en ella estará el día y la
    hora en que pueden hacer el amor, si no respetan esto, los tiro por la
    borda".
    Pasaron los días y andaba el mono molestando a la mona; le decía: "¡el
    miércoles a la 4 de la tarde vas a sufrir!" Y durante tres días le
    dijo lo mismo. La mona muy enfadada lo fue a acusar con Noé.
    "Mira Noé, sabe que el mono hace tres días que me anda molestando. Me
    dice que el miércoles a las 4 de la tarde voy a sufrir. Yo sé lo que
    va pasar ese día, ¡pero no puede andar gritándolo por todas partes!
    ¿Qué van a decir mis amigas?"
    Noé enojado mandó a buscar al mono y le reclama: "¡mira mono hijo
    de...! ¿Por qué andas molestando a la mona de esa manera? ¿Qué es eso
    de que va a sufrir? A ver, dime por qué".
    "Es que... ¡perdí mi ficha jugando póker con el burro!", contesta el
    mono.

    Llaman al médico de urgencias:
    "¡Doctor, mi hijo se ha tragado un preservativo, venga corriendo!"
    "Sí, sí, voy ahora mismo!"
    El doctor estaba recogiendo el maletín, cuando, de repente, vuelve a
    sonar el teléfono:
    "¿Doctor?"
    "¿Si?"
    "Soy la que le llamó antes. Que ya no hace falta que venga, ya
    encontramos otro preservativo."
     

Compartir esta página