¿Y las matemáticas para qué?

Tema en 'Ciencia y Tecnología' iniciado por GALUMIS, 29 Ago 2010.

  1. GAL

    GALUMIS
    Expand Collapse
    Teniente Coronel

    Mensajes:
    1.569
    Me Gusta recibidos:
    32
    Para muchos de nosotros existen momentos complicados y cruciales durante el proceso de formación y aprendizaje de nuestros hijos, particularmente cuando nos abordan con preguntas difíciles.

    Tuve esa experiencia por primera vez hace unos días, no fue precisamente aquella pregunta que siempre se ha manejado con el uso de metáforas clásicas de cigüeñas o de abejas y flores. En mi caso la temida pregunta era un poco más simple pero igual de existencial: "¿Papá, y para qué sirven las matemáticas?" Sin mucho titubeo, respondí lo que alguien me había enseñado hace muchos años: "son importantes para todo en nuestras vidas, ningún área del saber ni del hacer, ni la ciencia ni la tecnología serían posibles sin la existencia de los sistemas y estructuras lógico matemáticas".

    La pregunta volvió a revivir una idea que siempre ha estado latente sobre, cómo la enseñanza tradicional de las matemáticas siempre parece haber estado desconectada de la realidad y de las otras ciencias, y ha sido considerada una colección de contenidos insulsos y sin aparente aplicación.

    Observando cualquier tecnología moderna y la ciencia que la soporta, es fácil encontrar ejemplos que sustentan la importancia de las matemáticas. Por ejemplo, ¿qué sería de las comunicaciones celulares sin los estudios de Fourier o la teoría de la información de Shannon? Pocos saben que el mundo moderno debe la seguridad de las transacciones bancarias electrónicas y del internet a los trabajos de matemáticos como Niels Abel, Evariste Galois y John Tate, ganador este año del premio Abel (el equivalente al premio Nobel para los matemáticos).

    Algunos días después, otra pregunta curiosa de un colega, me sirvió para encontrar una conexión directa entre las matemáticas y la realidad. Esta vez, una inquietud que pareciera trivial, generó un argumento imposible de debatir con respecto a la importancia y aplicación de las matemáticas en la vida diaria. Mi estimado amigo acababa de adquirir el álbum del mundial de fútbol Fifa 2010 y simplemente quería saber cuántos sobrecitos debería comprar para llenarlo, o en términos más mundanos, cuánto dinero iba a gastar en el intento. Este problema que pareciera de fácil solución, requiere muchas horas de estudio y la ayuda de un computador para su solución. Otro caso famoso es el problema del "Agente Viajero", cuya solución de por si nada fácil de obtener, tiene aplicaciones en robótica, planeación de rutas aéreas y diseño de circuitos electrónicos.

    Sin matemáticas no hay tecnología y sin tecnología no hay aplicación concreta de las matemáticas, por lo cual debemos pensar que ambas van de la mano. Pocos pueden imaginar cuantos cálculos se necesitan para construir un nuevo tipo de automóvil, para determinar el número de revoluciones que el motor debe realizar para alcanzar cierta velocidad optimizando al mismo tiempo la cantidad de combustible consumida. Las matemáticas son necesarias para prever la máxima temperatura que puede ser tolerada por el material del que está hecha el ala de un avión así como el tiempo de desgaste de los distintos elementos de las turbinas. En pocas palabras, se necesitan miles de cálculos para darle vida a las tecnologías que usamos hoy en día.

    Las matemáticas poseen una naturaleza bastante misteriosa: las usamos a diario aún sin ser conscientes de ello. Tienen una faceta pragmática pero también profundamente filosófica. El más humilde de los comerciantes las usa para sus tareas cotidianas al igual que el científico que desea sustentar una complicada investigación o crear una tecnología revolucionaria.

    Javier Villamizar
     

Compartir esta página